Read EL CUIDADO DE LOS HAMSTERS text version

EL CUIDADO DE LOS HAMSTERS HIGIENE Junto con la alimentación, la higiene es uno de los aspectos más importantes para que el hámster gocen de un buen estado de salud. Cuantas más medidas se tomen para prevenir cualquier enfermedad, más a salvo estarán de contraerlas, y la higiene es una condición necesaria para que puedan evolucionar y desarrollarse adecuadamente. Los hámsters, por naturaleza, son animales muy limpios y no despiden olores, pues con frecuencia se limpiamos el pelaje con sus patitas y también el hocico después de las comidas. De todas formas, estos hábitos no serán suficientes para prevenir posibles enfermedades. Los cuidados de su dueño/a y la atención que éste les brinde ayudarán notablemente a que se desarrollen dentro de unas condiciones higiénicas perfectas. Hay que someterlos, por lo tanto, a un control riguroso de higiene y sanidad. Para ello, es necesario tener en cuenta las siguientes observaciones: 1. Se les limpiará la jaula una o dos veces a la semana, junto con los comederos y bebederos con agua caliente y en todo caso un lavavajillas suave. Si se utiliza lavavajillas debes tener cuidado en aclarar todo perfectamente y que no queden restos de jabón pues puede ser peligroso para ellos. 2. Al menos una vez a la semana se limpiarán los barrotes de la jaula con un estropajo o un cepillo, para que no se depositen en ellos parásitos y no se conviertan en una fuente de microbios; ya sabes lo que les gusta roer los barrotes. 3. A diario se limpiarán los comederos y bebederos, y se cambiarán el agua y los alimentos. 4. A diario también se limpiará el rincón donde tengan costumbre de orinar y se limpiarán las deposiciones y se rellenará esta parte con lecho para la jaula. 5. Para el suelo de la jaula, se utilizará arena, tierra gruesa, virutas de madera o heno, estos materiales se limpian con facilidad. Se puede utilizar también la famosa arena para gatos que se adquiere en tiendas especializadas, pero a ellos no les gusta mucho porque reseca sus patitas y les produce heridas. Tampoco se debe utilizar papel de periódico porque les encanta desmenuzarlo y la tinta es tóxica. 6. Les deberás cepillar el pelaje con asiduidad con un cepillo adecuado que, puede encontrarse en los comercios especializados. 7. La habitación donde coloques la jaula de tu hamster deberá tener una correcta ventilación, así como estar a una temperatura ambiente. 8. Tienes que vigilar el no exponerlos a corrientes de aire, ni tampoco a cambios bruscos de temperatura, ya que ello podría perjudicar su salud. 9. Una vez al mes tienes que desinfectar toda la jaula para evitar que se depositen parásitos en ella. Para ello se pueden adquirir en las tiendas especializadas los desinfectantes más adecuados. 10. Durante el verano resguardarás la jaula del cálido sol, pues los fuertes rayos podrían ocasionarles insolación. Baño No es aconsejable bañarlos ya que son propensos a resfriarse, además son muy limpios y se asean varias veces al día para mantener su pelaje en buenas condiciones. Si huelen mal, probablemente sea porque la higiene de la jaula es inadecuada. Si limpias su hogar como es debido el problema desaparecerá. En caso de ensuciarse mucho y tener la necesidad de bañarlos, se les puede lavar con agua tibia, sin mojar la cabecita y sin jabón. Inmediatamente después envolverlos en una toalla limpia y frotarnos suavemente hasta que estén bien secos. Luego hay que dejar la jaula en un lugar cálido y sin corrientes de aire durante varias horas porque es peligroso que se resfríen teniendo el pelaje húmedo, esto podría ocurrir. Consejos Ahora te preguntarás: "y ¿qué hago yo con mi hamster mientras limpio su jaula?". Pues bien, te proponemos algunas ideas: En las tiendas especializadas venden unas bolas de plástico transparente especiales, donde puedes meter a tu mascota y que corra libremente por la casa sin estropear nada y sin lastimarse. A ellos les encanta porque pueden explorarlo todo y hacer ejercicio como en la rueda. Pueden estar dentro un máximo de 20 minutos, pues aunque tiene muchas aberturas de ventilación, los hámsters son muy activos y con su respiración se forma vapor de agua y no da tiempo a renovarse el aire. Puedes meter a tu mascota en un cajón grande de madera lleno de arena. Les encanta escarbar, no se cansarán de hacerlo mientras tu limpias la jaula. Además la arena limpiará su pelaje. Si tienes en casa un distribuidor o un pasillo sin muebles, puedes cerrar todas las puertas y dejarle corretear por este lugar. Eso sí, avisa a los demás habitantes de la casa que puedan estar que lo has dejado allí. Muchos hámsters son aplastados sin querer por algún miembro de la familia. En verano, cuando la temperatura es elevada, los hámsters, también se achicharran de calor y ya que no pueden abanicarse, pues ... Puedes colocar un recipiente ancho lleno de agua para que puedan darse un bañito a diario. También les gusta darse un chapuzón de vez en cuando para refrescarse. Estas "bañeras" o "piscinas" pueden encontrarse en los establecimientos especializados. Pueden ser de plástico, vidrio o cerámica; no deberán ser demasiado profundas para que no corran peligro de ahogarse y lo suficientemente anchas para que al subirse no las vuelquen. El agua se cambiará diariamente y deberá estar siempre fresca para que se sientan a gusto cuando la utilicen. No hay que olvidar que la jaula deberá estar siempre protegida de las corrientes de aire, ya que después del baño, estando mojaditos, son más propensos a coger resfriados u otra enfermedad. ¿Se asean solos o hace falta que se les bañe?. Ellos mismos cuidan la limpieza de su pelaje. Este les protege de las enfermedades y del frío y el mismo pelo en sí, está recubierto, al igual que en otras especies, de una capa que con el lavado demasiado frecuente se podría eliminar. También son animalitos muy propensos a los resfriados,'por lo tanto, no es aconsejable bañarlos, salvo casos de necesidad, pero no por higiene rutinaria.

¿Se les puede bañar si se ensucian?. Si por alguna razón hubiese que limpiarlos se pueden lavar, con agua templada y una toalla y luego envolverlos inmediatamente evitando las corrientes de aire. Estos animalitos son muy propensos a los resfriados. Luego cepillarles el pelo con un cepillo de los que venden especiales para ello. Sin embargo se aconseja que no se les bañes a no ser que sea necesario. En verano y cuando el calor aprieta, se les puede poner unos recipientes con agua fresquita (que se deberá cambiar a diario), estos recipientes se conocen como "bañeras" o "piscinas" y son bajitas y anchas, para evitar que el hamstercillo las vuelque. Les encanta refrescarse. Si se les pone su piscina, hay que tener cuidado que la jaula este en un lugar sin corrientes de aire. ALIMENTACIÓN La dieta adecuada para el hámster: En este apartado les hablaré de lo que más les gusta y de lo que es bueno y malo para los hámsters. Tienes que saber que la mayoría de las razas de hámster viven en desiertos y estepas, espacios vitales que sólo proporcionan comida abundante durante un período muy corto y ofrecen durante el resto del año muy pocos alimentos. Con sus grandes abazones, en los que pueden transportar gran cantidad de comida, se adaptan a está situación. Es como si fuesen a hacer la compra al supermercado y lo trajesen en bolsas. En almacenes subterráneos almacenan para el resto del año los alimentos que puedan encontrar durante un breve período. Al seleccionar la dieta para tu hámster debes recordar cómo viven en la naturaleza. Una dieta rica en fibra y más bien pobre en grasas es muy ventajosa, especialmente para los hámsters enanos de Roborowski, los grises que viven en el desierto. Para prevenir deficiencias hay que procurar que tengan una dieta variada. Los cereales y semillas sirven para cubrir las necesidades de hidratos de carbono y de fibra. La fruta y la verdura ayudan a satisfacer sus necesidades de liquido y vitaminas. Las proteínas animales son un constituyente vital. Es perjudicial darles restos de comida para personas porque los hámsters no toleran la sal, las especias, ni la grasa. Lo dulce les gusta mucho pero al igual que para las personas, no es muy saludable. Los animales en contra de lo que se suele creer, no siempre saben lo que es bueno para ellos y poden llegar a ingerir alimentos indigestos. CEREALES Y SEMILLAS La dieta natural de un hámster esta compuesta en gran parte de semillas. Los cereales por lo general son muy ricos en hidratos de carbono, por lo que son muy recomendables como "dieta base". La comida para hámsters que se comercializa en las tiendas zoológicas y en los supermercados, no es muy buena. Muchos ingredientes son rechazados. Quien tenga hámsters enanos no llegará a ningún sitio con este tipo de comida porque la mayoría de los componentes son demasiado grandes para estos pequeños. Es mucho más barato y mejor que prepares la mezcla de cereales tu mismo. Para los hámsters dorados, puede usarse comida para cobayas mezclada con aproximadamente un 20% de comida para periquitos comunes y un 10% de comida para canarios añadiendo un poco de comida para perros como fuente adicional de proteínas y vitaminas. Para hámsters enanos la proporción de semillas finas en cualquier caso ha de ser bastante más alta: · Para hámsters enanos grises y de Roborowski: aproximadamente un 40% de comida para periquitos comunes, un 40% de comida para canarios, un 10% de copos para perros y un 10% de comida para cobayas. · Hámsters enanos chinos: un 30% de comida para periquitos comunes, un 30% de comida para canarios, un 30% de comida para cobayas y un 10% de copos para perros. Procura que la comida para cobayas no contenga demasiados ingredientes ricos en grasas. Los cacahuetes y las pipas de girasol nos encantan pero no son buenos para la "línea" ni para su intestino especializado en una dieta pobre en grasas. Los cereales pueden complementarse perfectamente con pan seco, pero nunca mohoso, pan sueco y copos de avena. Los pellets son adecuados para la cría. Éstos contienen todos los elementos vitales excepto el agua pero suponen una dieta muy monótona y sólo sirven como complemento vitaminado. Las barras para roer con diferentes gustos son un alimento bueno y al mismo tiempo les sirven de entretenimiento, aunque son relativamente caras. FORRAJE FRESCO Para cubrir las necesidades de liquido de aquellos hámsters que no reciban agua hay que ofrecerles alimentos jugosos. Para una dieta óptima en lo que respecta a las vitaminas se les ha de administrar una gama lo más amplia posible de frutas y verduras. LA VERDURA Apio, remolacha roja, judías, maíz, patatas (sin brotes venenosos) y calabacín. En pequeñas cantidades también se les puede ofrecer endibias y rapónchigo. La lechuga verde no es demasiado recomendable porque suele estar tratada con pesticidas. También es mejor desistir de darles verduras flatulentas como cebolla, col y puerros. Lava perfectamente toda la verdura y la lechuga con agua tibia y ofrecela después de secarla bien. También recuerda que la comida fresca debe estar a temperatura ambiente, nunca puede estar recién sacada de la nevera (frigorífico) porque les pondría hacer daño. LA FRUTA Muy adecuados son las manzanas, las peras y los plátanos y en pequeñas cantidades bayas como frambuesas, fresones o uvas.

Abstente de ofrecer mucha fruta ácida como los cítricos y kiwis porque los pequeños roedores toleran muy mal este tipo de fruta, aunque se les pueden dar pequeños trocitos de naranja o mandarina de vez en cuando.. PROTEINA ANIMAL La ingestión complementaria de proteínas es muy importante porque los hámsters no son animales herbívoros solamente. Estudios de campo han demostrado que los hámsters enanos de Roborowski ingieren durante determinadas épocas hasta un 6080% de alimento animal. En cautividad no es necesario un porcentaje tan elevado de proteínas, pero ello demuestra que muchos supuestos "vegetarianos" también comen "carne". Las galletas para perros, huesos para morder y huesos de buey sirven de fuente de proteínas y de posibilidad para roer. También les encanta y además es aconsejable darles pequeñas porciones de requesón, yogur o queso blando suave. Los gusanos de harina y diversos insectos que se ofrecen como alimento vivo para los animales de terrario son unos bocados exquisitos y una excelente fuente de proteínas. Este tipo de alimento requiere un mantenimiento especial, porque los gusanos de harina deben guardarse en lugar fresco y seco y tener cuidado de retirar los gusanitos muertos (debes evitar a toda costa darle a tu hámster gusanos muertos). A las hembras en período de gestación o de lactancia también se les puede dar un poco de carne picada magra de buey y yema de huevo hervida. Hay que vigilar que coman en seguida los insectos y los alimentos que se estropean. COMPLEMENTOS Sobre todo a los hámsters enanos les gusta comer de vez en cuando buen heno. Hay una especie de mazorcas para hámsters que tienen frutas o miel, se cuelgan en los barrotes de la jaula y además de encantarles porque lo pueden roer, les alimenta y distrae. Para desgastar sus dientes y también para comer les puedes dar ramas de haya, abedul, avellanos y árboles frutales. Es sorprendente cómo les gustan estos "palitos". Por supuesto estas ramas deben haber crecido lejos de los gases de escape de los autos, de pesticidas y de un ambiente contaminado. En tal caso también se les puede ofrecer el follaje o la alfalfa. VITAMINAS ADICIONALES Si la dieta es variada no es necesario añadir preparados vitamínicos. Sin embargo aconsejaría espolvorear la comida cada dos o tres días con un complemento de vitaminas, calcio y minerales, o en caso de ser líquida, añadirlo al agua del bebedero, siempre cuidando de no sobrepasar la dosis recomendada. Estas vitaminas se pueden adquirir en las tiendas especializadas de mascotas, procura seguir las instrucciones del prospecto para no pasarte con la dosis. Las mezclas vitamínicas utilizadas en la medicina humana en la mayoría de los casos son demasiado concentradas y una sobredosis con frecuencia puede ser peor que una carencia. Además, hay muchas vitaminas que los roedores no necesitan. CANTIDAD DE COMIDA Es casi imposible dar datos exactos acerca de la cantidad "ideal" de comida porque la necesidad de alimento depende de la edad, del tamaño y de las características individuales de cada animal y de la temperatura ambiente. Si por los hámsters fuera, toda la del mundo estaría bien, porque les encanta almacenar y almacenar comida. Pero una dieta correcta con pocos ingredientes grasos no hará engordar a tu hámster. Un método razonable, que los humanos suelen poner en práctica, es el de administrar una cantidad fija de comida (cereales y forraje fresco) de tal forma que al día siguiente sólo sobre un resto muy pequeño. En cualquier caso tendrás que observar si tus hámsters entierran una parte de la comida o la esconden en algún almacén. Al cabo de poco tiempo habrás descubierto cuánta comida necesita tu hámster. Al igual que cualquier ser vivo, los hámsters tienen sus preferencias, a algunos les encanta lo que otros rechazan totalmente. NECESIDADES DE LÍQUIDO En las estepas y los desiertos de Asia, el lugar de su origen, hay muy pocas posibilidades de beber agua, por lo que cubren sus necesidades de liquido a través del forraje fresco. Sin embargo, hay muchos "amigos de los animales" que afirman que es un tormento si no se les ofrece agua. Piensan desde el punto de vista del ser humano que no pueden sobrevivir sin agua para beber. Incluso hembras gestantes o en período de lactancia pueden criar sin ningún tipo de problema a sus crías sin disponer de agua para beber. Incluso durante estos períodos es posible cubrir sus necesidades mayores de líquido mediante el suministro de (suficiente) comida jugosa (fruta y verdura). A quien para su propia tranquilidad no quiera prescindir del bebedero de agua le aconsejo utilizar únicamente agua hervida o filtrada porque el agua del grifo en general contiene mucho cloro y metales pesados.

Cuadro resumen de alimentos ACONSEJABLES Verduras: Guisantes frescos con su vaina, las puntas de los nabos, lechuga, achicoria, berros, pepino, hinojo, remolacha roja, judías, maíz, patatas (¡sin brotes venenosos!), calabacín tomates. En pequeñas cantidades también se nos puede ofrecer endibias, rapónchigo y zanahoria. Frutas: Manzanas, melocotones, peras, albaricoques, ciruelas, plátanos. En pequeñas cantidades: Mandarinas, uvas, fresas, fresones y cerezas. Frutas secas: Avellanas, nueces, cacahuetes, castañas, almendras y bellotas, todas ellas en crudo, sin tostar ni salar. Semillas: Avena, cebada, trigo, soja y girasol.

NO ACONSEJABLES Zanahoria: Si se abusa de ella puede ocasionar trastornos en el hígado del animal. Remolacha: Este alimento contiene azúcar en grandes cantidades, por lo que no es recomendable abusar de él.

Hierbas: Trébol fresco.

Chocolate: A estos roedores les gusta mucho; sin embargo, puede ocasionarles alteraciones en el intestino.

ALOJAMIENTO Una vez que tienes a tu hamster, lo que debes hacer es buscarle una casita, un lugar independiente donde pueda vivir y se encuentre a gusto y protegido. Habrá que disponer una casa adecuada a sus finalidades morfológicas y un hábitat que cumpla las necesidades que tienen los hámsters. El hámster deberá estar a gusto y en ningún momento sentirse incomodo y extraño dentro de sus nuevas paredes. La casa deberá ajustarse lo más posible a su hábitat natural, para que no dejen de realizar y desarrollar los hábitos y las actitudes que mantendrían en estado salvaje. Numerosas son las jaulas o casas que venden en las tiendas especializadas -hay en el mercado de todos los tipos-, pero no todas son las más adecuadas ni todas se ajustan a lo que necesitan. Lo más recomendable es que tu construyas una casa a la medida, con los accesorios necesarios para que se encuentren a gusto en ella. Características de la "casa" En muchos casos y por las razones que sea, no es posible construir ese "chalecito adosado", por lo que entonces es recomendable acudir a una tienda especializada y comprar allí una jaula adecuada. La jaula es la casa más divulgada y utilizada y las hay de diversas medidas y formas, aunque mejor es que no sea de dimensiones reducidas para que puedan realizar sus movimientos con soltura y libertad. Las medidas más comunes no deberán ser inferiores a los 50-60 cm. de longitud por 25 cm. de altura y de anchura. La distancia entre las rejas para hámsters dorados ha de ser de 10 mm., para hámsters enanos como máximo de 5-6 mm. No ha de tener una reja de base; si hay una segunda planta dentro de la jaula ésta ha de ser de plástico o de madera. Es imprescindible que los alambres de la jaula sean horizontales porque a ellos y a sus primos los hámsters enanos chinos les encanta trepar. El techo de la jaula dependerá de la forma de ésta y puede ser redondeado, plano o bien ovalado. Esta característica no reviste la mayor importancia si la jaula es lo suficientemente amplia para que tu hámster se encuentre a gusto en su interior. Y una cosa más y muy importante, no los metas en una jaula para pájaros, OK?, como su nombre indica son "para pájaros". Clases de "casas" Diversos son los modelos de casas y diversos son también los precios, aunque no son excesivamente caras; todo dependerá del tamaño y de los accesorios que contenga. Uno de ellos es la jaula de la que dije algunas cosas antes y otras podrían ser las siguientes: El recipiente de cristal Para los pequeños hámsters de Roborowski y los hámsters enanos grises los recipientes de cristal son más adecuados que las jaulas con rejas. Los pequeños hámsters apenas trepan, por lo que no aprovecharían las rejas. Se pueden utilizar recipientes de cristal, acuarios viejos o terrarios con cristales corredizos y otras superficies de ventilación. En el caso de acuarios que sólo están abiertos por arriba hay que procurar que la altura del recipiente no sea mayor que la anchura. En un acuario demasiado alto y estrecho muchas veces se forma agua de condensación y proliferan las bacterias porque el aire dentro del tanque no circula bien. Los acuarios pueden taparse con un marco de madera con rejilla metálica; en el caso de hámsters enanos de Roborowski, de Campbell y los enanos grises no es absolutamente imprescindible. En el caso de utilizar terrarios normales concebidos para reptiles hay que procurar que las rejas de ventilación (laterales y superiores) y las guías de los cristales corredizos sean de material que no puedan roer. También es posible tener a los hámsters dorados y enanos chinos en recipientes de cristal. Una superficie de base más grande que la de una jaula normal compensa la falta de posibilidades para trepar. El tamaño orientativo recomendable para hámsters enanos de Roborowski y grises es de: 50 x 30 x 25-30 cm (largo x ancho x alto). Para hámsters dorados el recipiente ha de ser un poco más grande: 80 x 40 x 30-40 cm y en el caso de los hámsters enanos chinos: 50-60 x 40 x 30-40 cm. Si se tienen pequeñas colonias de hámsters compatibles hay que alojarlos en recipientes más grandes. Las dimensiones que hemos dado aquí sólo valen para uno o dos animales. Por supuesto un recipiente nunca puede ser lo suficientemente grande, hacia arriba no hay limites de tamaño, sólo los del espacio del que usted disponga. Una jaula hecha en casa Construir un alojamiento para los Hamsters no es demasiado difícil; solo basta con un poco de habilidad para las manualidades. Placas de tablero aglomerado revestido de unos 12-15 mm de espesor se atornillan de manera que formen una especie de caja.

De forma opcional se puede incorporar un cristal en la parte anterior y una tapa de reja de hierro galvanizado o (con algo más de trabajo) se construye una especie de armario con pequeñas puertas de reja (un terrario de madera con la parte anterior de reja). Una franja de cristal o de madera de 15-20 cm de altura colocada en la parte inferior evitará que el material de base en el suelo de la jaula caiga al exterior. En primer lugar, puedes comprar un sólido contenedor con paredes de vidrio o plástico, o bien una con armadura de hierro o de aluminio que tenga como paredes una tela metálica un poco gruesa. El tamaño deberá oscilar entre 1 m. de longitud por 30 cm. de ancho por 35 cm. de alto, aproximadamente. Este contenedor deberá rellenarse de arena mezclada con tierra un poco húmeda. Se colocarán también troncos o ramas verdes, para producir la sensación de que se encuentran en contacto con la naturaleza. A tal efecto se pueden adquirir plantas en las tiendas especializadas. En una "casa" de este tamaño podrán alojarse tres o cuatro hámsters. Esta "casa", además, deberá presentar una ventilación adecuada para que puedan respirar aire limpio normalmente. Una vez construida la casa, se colocarán dentro de ella todos los accesorios necesarios, como son el comedero y el bebedero y todos aquellos objetos que tengan la finalidad de distraerlos y divertirlos. Accesorios Como base para colocar en el suelo de la jaula lo más adecuado son las virutas de madera porque desprenden relativamente poco polvo y son muy absorbentes y ligeras. El aserrín de ebanistería sin embargo suele estar muy sucio y contiene mucho polvo, por lo que es muy poco saludable para los hámsters. Para hámsters enanos grises, de Campbell y de Roborowski también puede utilizarse la arena seca que se comercializa para pájaros y chinchillas. La desventaja de ésta arena es que no absorbe tan bien la humedad y es mucho más pesada y cara. La tierra con frecuencia contiene parásitos o gérmenes, por lo que no es recomendable utilizarla como base para recubrir el fondo de la jaula. Por motivos ecológicos no debería utilizarse la turba (hay que ser respetuosos con el medio ambiente). Para que puedan construir pasadizos en la tierra o en la turba, éstas tendrían que estar húmedas y en tal caso no serian en absoluto adecuadas para ellos que prefieren un ambiente seco. Como escondrijo para muchas especies de roedores han dado muy buen resultado los tiestos o cuencos de cerámica sin esmaltar colocados boca abajo. Los tiestos de cerámica son baratos, se limpian con facilidad con agua caliente y tienen "ventilación incorporada" (agujero de drenaje). Para los hámsters dorados se utilizan tiestos de un diámetro de 12-14 cm, para los enanos, tiestos de unos 8-10 cm. En el caso de hámsters dorados se abre un agujero de unos 5 x 5 cm rompiendo (¡con cuidado!) El borde del tiesto, para los enanos, el agujero sólo ha de medir 2 x 3 cm. Y tienes que lijar un poco los bordes para que no los lastimemos cuando entren y salgan. Al girar el tiesto el agujero funciona como entrada. ¿Ves que fácil?. Las cajas de nidificación de madera que se comercializan para periquitos comunes también son adecuadas para hámsters dorados. La tapa abatible facilita el control del nido y el fondo del nido independiente del de la jaula permite limpiar ésta sin dañar el nido del hámster. Hay que ampliar un poco el agujero de entrada de la caja de nidificación, de lo contrario la hembra gestante tendría dificultades para entrar. Las casotas para hámster que se venden en las tiendas zoológicas son, en la mayoría de los casos, poco prácticas. Frecuentemente son demasiado pequeñas (especialmente para hámsters dorados), casi siempre son de plástico o de madera lacada y muchas veces no se pueden abrir, de manera que no es posible controlar el nido. Las pequeñas astillas de plástico o de madera lacada pueden dañar sus intestinos o ser venenosas. Muchos hámsters enanos prefieren instalarse en el exterior de cualquier escondrijo, como en una esquina de la jaula juntando el material con el que se cubre el fondo de ésta y haciendo su nido encima de este montículo. Estas preferencias son muy individuales, cada uno tienen sus gustos, por lo que tendrás que probar para ver lo que le gusta más a tu hámster. Como material para el nido lo mejor es la celulosa (papel higiénico o pañuelos de papel sin perfumar) y el heno. En el caso de utilizar algodón para hámsters los podemos enganchar en dicho material con las uñas. Si tienes cajas de cartulina o de cartón limpias se las puede dar a tus hámsters para roerlas y esconderse en ellas. Muchas veces los hámsters utilizan las virutas de papel como material para su nido. Y lo que les encantan son los canutillos de cartón de los rollos de papel higiénico. La mayoría de los hámsters son muy ágiles y muy activos. Las ruedas de ejercicio para hámsters les ayudan a satisfacer sus necesidades de correr, es algo así como los aparatos de los gimnasios en las que corremos nosotros los humanos. Ahora bien, las adecuadas para hámsters dorados son demasiado grandes para los enanos grises, de Campbell y de Roborowski. Estas razas pueden satisfacer su necesidad de movimiento en una jaula lo bastante grande. Existen ruedas de ejercicio de metal con pedestal y otras que se han de fijar a la pared. Para tanques de cristal lo más adecuado es utilizar ruedas con pedestal, que pueden engrasarse con mantequilla o aceite de mesa. Las de plástico suelen ser roídas y pierden su utilidad al poco tiempo. Las escaleras también les gustan, suben y bajan por ellas. Con pequeños trozos de ramas o raíces (que no estén podridas) ofrecerá nuevas posibilidades para trepar a sus

hámsters dorados o enanos chinos que vivan en un recipiente de cristal, pero si las coges en el campo, ten cuidado de que cerca no haya ninguna carretera o que no estén fumigadas con algún pesticida. Los mejores comederos son cuencos planos de piedra o cerámica que no puedan ser volcados porque les gusta mucho meterse dentro y al subir suelen desparramar toda la comida. Más adelante explicaré con más detalle que es posible cubrir su necesidad de agua en el caso de todos ellos mediante alimento jugoso. Quien "por si acaso" no quiera prescindir de darles agua fresca ha de utilizar bebederos automáticos o pequeños biberones especiales. En el caso de jaulas de rejas estos bebederos se fijan a través de las rejas desde el exterior. En los recipientes de cristal hay que usar silicona o una cola especial. Atención: los hámsters "entierran" de vez en cuando los cuencos de agua y el agua que rebosa puede llegar a humedecer el material de base de la jaula, lo que es perjudicial para su salud. Consejos · La jaula deberá ser lo suficientemente espaciosa para que podan moverse con libertad. · Evita los cambios bruscos de temperatura, por lo que su casita deberá estar siempre en un ambiente templado y a una misma temperatura, durante todo el año (en el invierno así como en el verano). · Si tienes otro animalitos, aléjalos de ellos, sobre todo de los gatos, pues no les gustan mucho los hámsters y podrían hacerles daño. · Es muy importante que tanto la jaula como la habitación donde estén se encuentre bien ventilada, porque un aire contaminado y poco higiénico podría ser muy perjudicial para ellos. · La jaula debe estar situada en un lugar un poco elevado porque ellos, al igual que muchos roedores, reaccionan con vehemencia al "peligro desde arriba" (aves rapaces, etc.) aunque sólo se trate de la mano benévola de su cuidador. · Como la mayoría de pequeños mamíferos, son muy sensibles a los ruidos, por lo que no es aconsejable colocar la jaula cerca de altavoces ni cerca de una radio. · Evita ubicar la jaula cerca de las cortinas si no quieres que la utilicen como sábana. · A pesar de que muchos hámster son habitantes de los desiertos no les sienta muy bien el calor ni del sol ni de la calefacción. En libertad se protegen del calor desarrollando sus actividades durante la fresca noche y construyendo profundas madrigueras subterráneas. · Las corrientes de aire, la humedad ambiental muy alta y el humo de tabaco son perjudiciales para su salud. · Del mismo modo, si bien la jaula tiene que estar en un sitio tranquilo, demasiada tranquilidad no resulta muy beneficiosa porque a los hámsters les gusta sentirse acompañados por los demás miembros de la familia y saber que formamos parte de ella y que no han sido abandonados en cualquier rincón. · Si en la casa hay niños, ten cuidado de que no les hagan daño con palos y otros objetos. · Hay que vigilar la puerta de entrada de la jaula, algunos de ellos somos capaces de aprender a abrirlas o tu puedes olvidarte de cerrarla (aunque esta se encuentre en el techo de la jaula). · Siempre que sea posible haz que los rodea dentro de la jaula se parezca a su hábitat natural. · Y por último, algo muy importante, no pongas ambientadores, ni perfumadores, ni sustancias aromáticas dentro de la jaula con la finalidad de proporcionar un agradable olor. Esto podría acarrear graves consecuencias a su salud.

ENFERMEDADES Ácaros Los hámsters dorados padecen con frecuencia de acariosis, pero los ácaros causantes de la sarna se hacen prácticamente imposible de reconocer, dado que exteriormente el pelaje suele quedar casi intacto. Sin embargo, sobre la piel se les forman costras y eczemas, que causan un fuerte prurito. En muchos casos se tarda apenas un mes hasta que mueren con la piel completamente llena de costras, sin que los orificios de la sarna se muestren en el pelaje, como sucede con otros pequeños animales. La mayoría de los hámsters dorados, albergan ácaros, los cuales, no obstante, no se hacen patentes ni se multiplican. Sólo cuando su estado general es deficiente estos ectoparásitos se pueden multiplicar mucho, y ello es fácil que ocurra cuando la alimentación es pobre en proteínas de origen animal y hay falta de vitaminas A y E. Los ácaros también pueden ser transmitidos por otros animales domésticos, tales como conejos, ratones, ratas, gatos y perros. El tratamiento únicamente tiene éxito cuando se lleva a cabo en el momento en que aparecen los primeros indicios. El remedio es bañar al hámster enfermito con un preparado especial que debe ser prescrito por un especialista. A continuación se ha de secar cuidadosamente y aportarle calor, ya que de lo contrario, como sabrás, se refrían con facilidad. Los insecticidas por regla general no tienen efectos, o éstos son escasos, sobre estos parásitos. Canibalismo Si la alimentación de los hámsters es pobre en proteínas, puede darse el canibalismo, es decir, que se coman total o parcialmente a sus congéneres, sobre todo a las crías. Los hámsters dorados necesitamos un 25 a 30% de proteínas en su alimentación, y eso con regularidad. Si hay demasiados hámsters en la misma jaula, como a veces se observa en los comercios del ramo, también pueden darse casos de canibalismo. Los animales ya no encuentran reposo y se defienden reaccionando de esta manera. Cuando una madre se come a sus crías, las causas pueden ser parecidas. Pero también puede deberse a otras:

Deficiencia proteínica. La hembra no tiene suficientes alimentos de origen animal en su alimentación. Las proteínas han de formar alrededor de una tercera parte del porcentaje total de su comida. 2. Deficiencia de leche. Principalmente en las hembras muy jóvenes la secreción láctea aún no funciona correctamente. En tal caso también sirve de ayuda la alimentación de origen animal, además del yogurt o la leche en polvo, mezclados con algo de agua y copos de avena hasta formar una papilla, a la que se puede añadir asimismo una gota de un preparado multi vitamínico. Debido al riesgo de que se agrie, esta clase. de comida se debe retirar al cabo de unas horas y sustituirla por una ración fresca. 3. Intranquilidad. Unos días antes del parto hay que dejar tanto a la hembra como a su nido con las crías tranquilas durante los primeros diez días de vida. Tan pronto como la hembra construye el nido para el parto y la cría de los pequeños, ya no se ha de tocar. El olor individual de la madre y el del nido no deben ser trastornados. Durante este período sólo se limpiará el rincón del "retrete" o, lo que es más sencillo aún, se vacía el tiesto que hace las veces de tal. Cuando ya hay crías, no se debe mirar por curiosidad al interior del nido. El cuidador, con el que la madre está familiarizada, se lo permitirá únicamente cuando las crías tengan diez días de edad. Sin embargo, tampoco ahora se cambiará el material del nido ni se cogerán los pequeñuelos con la mano. Eso puede hacerse cuando las crías tengan tres semanas y ya no mamen. Colibacilosis Esta enfermedad intestinal, que deja mojada la cola y toda la región anal, es causada por colibacilos (Escherichia coll). Estas bacterias están presentes en pequeño número en toda flora intestinal sana, pero cuando hay otras enfermedades, un cambio en la alimentación o agua, así como estados de estrés que reducen la vitalidad del hámster, se pueden multiplicar peligrosamente. En este caso aparece una infección que produce diarrea, falta de apetito, apatía, respiración pesada, así como hinchazón del hígado, el bazo y los riñones. A menudo el transcurso de esta enfermedad es tan rápido que cualquier ayuda llega demasiado tarde. Más de la mitad de los hámsters muere en el intervalo de 2 a 3 días, algunos la padecen durante semanas y luego mueren, o también se curan. Sin embargo, también existen animales que no enferman, pero que expelen continuamente estas bacterias, con lo que ponen en peligro a otros animales. En algunos criaderos esto ya ha causado grandes pérdidas hasta que finalmente se reconoció el agente causante. En la actualidad se puede reconocer una colibacilosis por medio del cultivo de las bacterias sobre un sustrato y diferenciarla así de una salmonelosis. Desgraciadamente hoy en día hay muchas cepas de colibacterias que son resistentes a numerosos antibióticos, de manera que sólo hay unos pocos que realmente sirven para algo. Cuando la enfermedad es aguda normalmente no se puede esperar a la evaluación del test, de modo que se suele administrar un antibiótico de espectro amplio confiando en que surtirá efecto. (Recuerda que el diagnóstico correcto y los medicamentos deben ser prescritos por un profesional). Debilidad senil Cuando los hámsters dorados se hacen viejos, aproximadamente hacia los dos años y medio o tres años, duermen mucho más, pierden el apetito y se mueven con dificultad. Apenas perciben ya lo que sucede a su alrededor, y están algo apáticos. Estos síntomas de decadencia unas veces aparecen lentamente, pero otras lo hacen con rapidez. Si el hámster no tiene dolores, deberías proporcionarle todo el bienestar posible en su jaula y nido acostumbrados. Tampoco debes llevarle al veterinario, pues ello significaría un esfuerzo demasiado grande para el animalito. Dale al hámster algunas de sus golosinas preferidas, pero no te intranquilices si ahora ya no hace caso de ellas. Sus energías se extinguen paulatinamente, al igual que sus fuerzas vitales. La mayoría de veces muere tranquilamente.

1.

Diabetes Es muy frecuente en el hámster enano chino. Se trata de una enfermedad hereditaria, muy parecida a la diabetes humana, y que al igual que ésta tiene que ver con el metabolismo de los carbohidratos. Estos hámsters se examinan a conciencia desde hace más de 30 años, para ver qué efectos tiene su alimentación sobre la diabetes. En los experimentos se pudo ayudar a los hámsters enanos chinos con insulina. Sin embargo, esta clase de tratamiento no se puede llevar a cabo cuando se trata de un animal de compañía. El hámster diabético presenta todos los síntomas que aparecen en la enfermedad humana o en otros animales: empeoramiento del estado general, lento adelgazamiento, sed, ascitis, enturbiamiento del cristalino con ceguera en uno o ambos ojos. En el hámster dorado es frecuente que la diabetes aparezca con la edad. En ese caso también se presentan los síntomas descritos más arriba, pero hay que añadir que también se presentan hemorragias internas debido a los vasos sanguíneos dañados, que en la mayoría de los casos producen la muerte. Diarrea Los hámsters que todavía permanecen en el nido pueden sufrir a veces una fuerte diarrea causada por un virus, que siempre termina con la muerte del animalito afectado, así como de sus hermanos de camada. La madre y los demás animales adultos no enferman. Por desgracia, la fuente de la infección es tan desconocida como un medicamento que la cure o un remedio preventivo. Dientes demasiado largos Si tienen muy pocas posibilidades de roer comida dura o madera, los incisivos crecen demasiado y si llegara el momento en que ya

no puedan meterse comida entre los dientes, morirían de hambre. Sin embargo, el veterinario puede acortar los incisivos, siendo aconsejable que sean limados en lugar de cortados con la tenacilla, ya que de lo contrario pueden aparecer grietas longitudinales hasta el alveolo, lo que en determinadas circunstancias puede causar daños permanentes en ellos. Dientes rotos Es raro que a un hámster se les rompa un incisivo. En tal caso, se debe generalmente a una alimentación pobre en sustancias minerales. Los dientes se pueden fortalecer añadiendo al alimento un preparado cálcico, dándoles una alimentación rica en minerales o añadiendo al agua de la bebida un preparado especial para roedores. Dado que al hámster les vuelven a crecer, los dientes rotos no son un problema permanente. Enfermedades hereditarias Entre los hámsters dorados ha aparecido como enfermedad hereditaria la denominada "cabezas de doguillo" (hocico achatado). Asimismo pueden aparecer deformaciones en las patas. Igualmente pueden considerarse enfermedades hereditarias el menor tamaño del hámster pío, arlequín o manchado, su vida más breve y su mayor nerviosismo. La predisposición a la diabetes en el hámster chino rayado y a la diabetes senil en el hámster dorado (véase "Diabetes") también es hereditaria. Fracturas de huesos Cuando un hámster se cae o tiene cualquier otro accidente es fácil que sufra alguna fractura, que con frecuencia cura rápidamente y bien por sí sola. En un caso así, debes alojar a tu hámster en una jaula pequeña sin recipientes, pero con una casita-dormitorio. El lecho debe tener muy poco espesor, a fin de que no pueda amontonar su material. Al cabo de 2 a 3 semanas el hámster estará curado. Si la fractura es complicada, el veterinario la entablillará o vendará fuertemente pero, desgraciadamente, el animalito no tardará en roerlo todo. Incompatibilidad a los antibióticos A los hámsters dorados les sientan mal determinados antibióticos, a saber: estreptomicina, penicilina y penicilina con procaína. A causa de estos medicamentos pueden sufrir la destrucción de la flora intestinal gram-positiva y, con ello, una intoxicación. Meningitis Esta enfermedad, cuyo nombre científico es coriomeningitis linfocitaria (CML), es transmitida por los ratones silvestres. Se trata de un virus que también puede atacar a los hámsters dorados jóvenes, pero sólo hasta la edad de tres meses. Después de la infección casi nunca se observan síntomas, a lo sumo la espalda encorvada, el pelo erizado, apatía, adelgazamiento o conjuntivitis. Raramente hay casos mortales. Es más, al cabo de tres semanas los hámsters vuelven a estar sanos y tampoco siguen transmitiendo continuamente el virus, como desgraciadamente ocurre con los ratones. 0 sea que los hámsters de aproximadamente cuatro meses de edad siempre están libres del virus y ya no representan ningún peligro. Las personas que entran en contacto con los excrementos, la orina o la saliva de las crías infectadas también pueden enfermar. Tras una incubación de una a dos semanas aparecen enfermedades parecidas a la gripe pero, en casos excepcionales, también puede aparecer una meningitis, la cual puede ser de larga duración. Es preferible que las mujeres embrazadas no entren siquiera en contacto con hámsters dorados jóvenes, dado que, en la segunda mitad del embarazo, el virus de la CML puede causar malformaciones fetales o partos prematuros. Sin embargo, tales casos han sido muy raros y se hubiesen podido evitar. Preste atención a que su hámster dorado proceda de camadas libres del virus de la CML. Numerosos criadores han hecho examinar a sus animalitos y, además, los tienen alojados de manera que los ratones no puedan acercarse ni a los hámsters ni a su alimento. El virus no vive mucho tiempo fuera de los animales. Si tanto corrales como jaulas se mantienen limpios y se desinfectan con regularidad, no hay peligro de contagio. No obstante, al manejar hámsters dorados jóvenes hay que observar ciertas precauciones y lavarse las manos a conciencia cada vez que se tocan. Neumonía Los hámster pueden sufrir de neumonía causada por un virus, la cual generalmente se manifiesta por un flujo nasal. La enfermedad no suele ser grave, sobre todo si se procura un alojamiento seco y cálido. No se debe sobrepasar el 40% de humedad ambiental relativa, y la temperatura debe hallarse entre 25 y 27º C. Se recomienda utilizar a intervalos un radiador de infrarrojos del tipo de calor negro. Si no se hace nada y el enfermito permanece en condiciones ambientales demasiado húmedas y frías, morirá en el espacio de una a dos semanas. Parálisis de las patas traseras Cuando un hámster se cae, frecuentemente sufre un shock y queda paralítico de los cuartos traseros. En estos casos el calor y el reposo son lo más importante, y puede que en breve espacio de tiempo el animalito vuelva a estar completamente normal. Si no es así, es preferible acudir a un veterinario, que tal vez pueda ayudarle con una inyección subcutánea de electrolitos. El animal debe recibir 2 a 4 ml, y, además, calor y reposo. Para ello se puede colocar debajo de su nido o de la jaula una botella de agua caliente o una esterilla eléctrica; la temperatura no debe exceder de los 30 °C. Parotiditis

Esta enfermedad, en la que se inflaman las glándulas parótidas y a veces pueden aparecer hinchazones similares a las paperas o también una inflamación renal, es causada por un virus. En los casos graves se constata una parálisis que progresa de atrás hacia delante. Además de los hámsters también pueden sufrir esta enfermedad los ratones, las ratas y, sobre todo, los cobayas. No hay transmisión de una especie animal a otra. En el hámster dorado dicha infección ni siquiera se suele detectar, tan leve es. Pero también se pueden observar todos los síntomas descritos más arriba. Los animales que sanan quedan inmunizados. Un diagnóstico exacto sólo es posible mediante análisis virológicos y hasta el momento todavía no existe un tratamiento contra la parotiditis. Pulgas y piojos. Parásitos Los hámsters dorados padecen frecuentemente la infestación por pulgas y piojos, que suelen transmitirnos otros animales. Estos parásitos pueden producir infecciones bacterianas, enfermedades cutáneas, prurito y hemorragias, que se añaden a otras enfermedades e incluso pueden causarles la muerte. Contra las pulgas, piojos y otros ectoparásitos es útil una tira insecticida, que se cuelga durante uno o dos días en la habitación. El insecticida que desprende esta tira no es peligroso ni para el hámster ni para otros vertebrados, si se emplea siguiendo las instrucciones del veterinario y del fabricante del insecticida. Síntomas carenciales Los hámsters pueden padecer fácilmente de síntomas carenciales si la alimentación no está equilibrada. Si son nutridos exclusivamente con alimentos ricos en carbohidratos, pueden aparecer enfermedades oculares, un pelaje deficiente y caída de pelo, así como trastornos en el crecimiento de los jóvenes, además de neumonías y esterilidad. Los hámsters que sufren de carencia proteínica pueden volverse mordedores. En tal caso las hembras suelen comerse a sus crías. Cuando hay carencia de vitaminas A y E, también aparece caída del pelo y, con ello, zonas calvas en el pelaje. La piel se vuelve áspera y con el aspecto de una "corteza". En este caso los ácaros, que parasítan muy frecuentemente los hámsters, se multiplican con fuerza, de manera que debido a una deficiencia de vitaminas pueden aparecer enfermedades cutáneas graves. La carencia de vitamina A conduce con mayor facilidad a enfermedades infecciosas, sobre todo diarrea. Si hay un déficit de vitamina E, pueden aparecer esterilidad, crecimiento deficiente de los jóvenes y trastornos circulatorios. La deficiencia de vitaminas del complejo B puede producir pérdida de peso, pero también la pérdida de pelo, una fertilidad reducida y trastornos del sistema digestivo. Un déficit de calcio puede producir la descalcificación de los huesos, pérdida de pelo, diarrea e incluso parálisis. Si hay falta de fósforo, se acompaña también de la de calcio; entonces aparece raquitismo y osteomalacia. Estos síntomas surgen también cuando no está equilibrada la proporción calcio-fósforo que ha de ser 2:1. La deficiencia de sodio puede conducir a trastornos digestivos, alteraciones del sistema hormonal, malos resultados en la cría y enfermedades oculares. Cuando hay déficit de potasio hay sobre todo pérdida de peso, lesiones del miocardio y exceso de líquidos corporales, apareciendo la ascitis. Si el alimento contiene demasiado poco magnesio, ello puede tener como consecuencia nerviosismo, excitabilidad e incluso convulsiones. Asimismo podrían aparecer esclerosis renal, diarrea y pérdida de pelo. Cuando hay falta de hierro aparece anemia, así como trastornos gastrointestinales y enfermedades musculares. Igualmente pueden aparecer infecciones y esterilidad. Si el yodo está en cantidades demasiado bajas, tanto en el alimento como en el agua, pueden surgir enfermedades de la tiroides y otros trastornos metabólicos, como un crecimiento deficiente. Tumores Los tumores sólo cobran significado a una edad avanzada. Antes, los hámsters suelen estar totalmente libres de formaciones tumorales. En la vejez los más frecuentes son los tumores del hígado, de las mamas, de la piel y, sobre todo, de las orejas. En tal caso aparecen neoformaciones en el pabellón auricular que el animal suele rascarse, de manera que sangran y segregan fluido. Es posible operar, pero debido a la avanzada edad del animal apenas tiene sentido.

Information

EL CUIDADO DE LOS HAMSTERS

10 pages

Find more like this

Report File (DMCA)

Our content is added by our users. We aim to remove reported files within 1 working day. Please use this link to notify us:

Report this file as copyright or inappropriate

531353