Read MINI RELATOS ERÓTICOS text version

MINI RELATOS ERÓTICOS

Olivia Ardey

MINI RELATOS ERÓTICOS

Olivia Ardey

© Montse Yedra

1

[email protected]

MINI RELATOS ERÓTICOS

Olivia Ardey

Secretos Inconfesables

Arrodillada para él, la mirada al frente, respirando agitada al verlo avanzar hacia mí. Y esa sensación, ese dulce dolor en los pechos, los pezones henchidos y el liviano roce al jadear que de tan suave llega a doler. Se aproxima con una cadencia rítmica. Como el intenso latir entre mis muslos. Cada paso suyo, un golpe de tacón en el mármol, y un latigazo en mí. Con la punta de la lengua me recorro los labios para acabar frenada entre los dientes. Tan difíciles de soportar las punzadas entre las piernas que ni apretando los muslos pude detener la urgente necesidad. Cuando quiero darme cuenta mi mano baja desde el regazo y se entretiene en mecerme donde mi cuerpo tiembla. Al abrir la portezuela, se sienta y yo apenas puedo susurrar junto a la celosía la consigna ritual. --Perdóneme padre, porque he pecado.

*****

Secretos confesados

Cerré la puerta sin hacer ruido y fui a acostar a los niños, dispuesta a lidiar con juguetes desordenados y ropas revueltas. --Venga niños, mamá está cansada. A qué quejarme, cuando no hay momento en el día más dulce que el ritual del cuento y el beso. --Dulces sueños, mis dos tesoros; mamá vela por vosotros. Entorné con cuidado y retorné escaleras abajo. Cuando entré, él padre Martín contemplaba las fotografías de los niños. --Buenos muchachos, estará orgullosa --sonrió con timidez e hizo una breve pausa--. ¿Vamos a ello? Asentí en silencio y antes de arrodillarme ante él repetí la consigna de rigor. --Suelo cobrar por adelantado, padre. Es la costumbre.

*****

© Montse Yedra 2 [email protected]

MINI RELATOS ERÓTICOS

Olivia Ardey

Inocente Caramelo

No pares ahora, no pares. Déjame disfrutar, abandonado sobre tu sofá como un crucificado, y déjame ver como atrapas mi glande entre tus labios, niña golosa. Disfruta de mí dentro y fuera de tu boca, como cada domingo cuando juegas con la aceituna de tu Martini. Déjame cerrar los ojos. Mientras oigo chasquidos de celofán, déjame alargar el placer de la curiosidad insatisfecha. Y oler la menta, menta salvaje y picante. No te apartes ahora. Sin mirar, sin tocar, quiero adivinar por qué tanto entrechocar de dientes. Qué chupas, escandalosa, mientras araño el frío cuero del sofá. Y ahora un helor que me quema desde tu boca. Lo siento arder y tiemblo. Dame tu lengua y hazla danzar en círculo. Golpea tu caramelo contra el mío. Como a ti te gusta. "Menta y eucalipto, pican tanto que hacen llorar", me dices. Pues no llores, que yo sonrío.

*****

Compras Cotidianas

Hacendosa panadera, tú y yo lo sabemos. Que te pido siempre las barras de abajo y tu me haces arder cuando te agachas. Que quiero que te acodes en el mostrador y me ofrezcas tu escote. Muerde la punta y mastica lento sin dejar de mirarme. Y mientras rebusco entre las monedas, sueño con tumbarte sobre sacos de harina. Sueño que me haces feliz, enroscada a mi cintura vas y vienes. Yo empujo, tú me recibes oscura y jugosa, y tus pechos danzan bajo mis manos mientras te amaso. Solos tú y yo al calor del horno, quiero que me ciñas, sentir que me atrapas en un abrazo firme y al compás mientras yo me derramo en ti. Acaricia mi pene, porque es la fuente de la vida, y tus pechos mi sustento. Quiero morderte hasta saciarme, quiero saber a qué sabes, quiero que me mires sin tocarme mientras me entregas el cambio. Déjame soñar y sé mi sueño.

*****

© Montse Yedra 3 [email protected]

MINI RELATOS ERÓTICOS

Olivia Ardey

En la cola del cine

¿Cuándo vas a dejar de provocarme? Sabes muy bien lo que haces, te gusta jugar a ser mala y a mí fingir que soy bueno. Deja ya de moverte, porque seré un chico malo. Te abriré la camisa y tus pechos brincarán para darme la bienvenida. Ya verás cuanto te gusta, atraparé al vuelo ese par de pezones dulces y duros como caramelos de fresa. Te sobrará la ropa cuando sientas que mi lengua te quema, desde la cintura hasta el cuello, desde el hombro hasta tu ingle. Y bajaré más y más, quiero que supliques para que siga la danza, endureciéndote, humedeciéndote, haciendo palpitar tu oscura humedad. Te haré sufrir con lentas pinceladas y cuando no lo esperes, de un solo golpe rápido y certero me tendrás a tu merced. Aprieta con fuerza y hazme gritar. Fingiré que quiero escapar y tú, posesiva, me atraerás hacia ti. No temas, soy presa fácil; te dejaré ganar.

*****

© Montse Yedra

4

[email protected]

Information

MINI RELATOS ERÓTICOS

4 pages

Report File (DMCA)

Our content is added by our users. We aim to remove reported files within 1 working day. Please use this link to notify us:

Report this file as copyright or inappropriate

479986


You might also be interested in

BETA
12. Jay.indd
http://sala.clacso.org.ar/gsdl/cgi-bin/library?e=d-000-00---0gr
EL PEREGRINO RUSO.PDF
La Odisea