Read Microsoft Word - Escenarios.doc text version

Oghmios - Taller de escritura Relatos Homoeróticos

La descripción literaria

Por: Aurora Seldon Este artículo pretende proporcionar algunos lineamientos básicos, producto de la experiencia de varios autores, que puedan enriquecer nuestro modo de trabajo, tanto en fanfiction como en historias originales. La escritura creativa es una forma de escribir donde prima la creatividad sobre las letras. Este tipo de escritura comprende a la literatura y sus géneros, de los cuales nos concentraremos en la narrativa y el cuento. Cuando narramos una historia escribimos un conjunto de hechos y situaciones que les ocurren a los personajes. Al narrar, muchas veces necesitamos incluir descripciones, que permiten detener la acción y preparar el escenario de los hechos. Es una forma de compenetrarse con el lector, trasmitiéndole nuestra percepción del entorno de la historia. Los amantes de la ciencia ficción recordarán perfectamente la magistral descripción del planeta Trántor, corazón del Imperio Galáctico, en la novela Fundación, de Isaac Asimov, la cual permite hacerse una idea de la magnitud y poderío del imperio, así como de su diversidad cultural. Dentro del género policial, la descripción del páramo de Dartmoor de la novela El sabueso de los Baskerville, de Sir Arthur Conan Doyle, permite adentrarse en el ambiente de misterio que rodea la obra. Y en de obras más modernas, como las Crónicas Vampíricas de Anne Rice, las descripciones de las ciudades de Nueva Orléans, en Entrevista con el Vampiro y Roma en Oro y Sangre, permiten compenetrarse mejor con los protagonistas, retratando la época y el entorno en el que se desarrollan los hechos. ¿Qué hace atractiva una descripción? La respuesta es simple y a la vez complicada: una descripción es atractiva si tiene la medida justa. Es decir, gradual y sin excesos, permitiendo al autor adentrarse en lo descrito. Profundizaremos este tema a lo largo del artículo.

¿Qué es una descripción?

Comenzaremos por definir la descripción en la literatura. Una descripción es la acción de describir, definida por la RAE (en sus tres primeras acepciones) como:

1. tr. Delinear, dibujar, figurar algo, representándolo de modo que dé cabal idea de ello. 2. tr. Representar a alguien o algo por medio del lenguaje, refiriendo o explicando sus distintas partes, cualidades o circunstancias. 3. tr. Definir imperfectamente algo, no por sus predicados esenciales, sino dando una idea general de sus partes o propiedades.

Una descripción literaria es básicamente lo mismo, pero cumple el propósito de ambientar una narración. En otras palabras, al describir, el autor busca que los lectores vean en su imaginación lo que él está visualizando en la suya. Describir es hacer ver, no explicar. Es

Oghmios - Taller de escritura Relatos Homoeróticos predisponer a los hechos o darlos a entender, mediante los elementos descritos. Este tipo de descripción busca crear una atmósfera que haga más creíbles los hechos que se narran. Muchas veces, las descripciones contribuyen a detener la acción y preparar el escenario de los hechos que siguen. Una buena descripción literaria permite que los lectores vivan la historia y enriquecen la narración Por el contrario, una pobre descripción puede hacer que el lector pierda el interés, y una excesiva descripción puede causar que se aburra o pierda el hilo de la narración. Pero no sólo se describen aspectos físicos, sino que también se suele describir el aspecto psíquico y espiritual, como los sentimientos de los personajes respecto a su percepción de los hechos.

Describir está bien. Pero ¿qué describir?

La descripción literaria tiene como fin provocar una impresión o un sentimiento, mostrando lo que describimos de manera que cause la impresión o sentimiento que nos hayamos propuesto. También busca crear en la mente del lector el ambiente en el que se desarrolla la historia, sobre todo si trabajamos en el género de la ciencia ficción o fantasía. Esto significa que sólo debemos describir lo que sea relevante para la historia. Por ejemplo, en el libro Harry Potter y la piedra filosofal de J. K. Rowling, se hace una detallada descripción del juego de Quidditch, ya que este juego forma parte del Universo de Harry Potter. Esta descripción no sería necesaria si se tratase de un juego real y conocido, como el fútbol. Para hacer una descripción se necesita observar y seleccionar los detalles más importantes y hacer una descripción gradual. Se aconseja ir desde lo general a lo particular o viceversa, situando los objetos en el espacio/tiempo con precisión. Se puede describir objetos, lugares y entornos, y personajes en un contexto que sea importante para el lector. Stephen King, en Mientras escribo, lo define de la siguiente forma:

«La descripción convierte al lector en partícipe sensorial de la historia. A describir se aprende, que es una de las razones principales de que sólo puedas hacerlo bien si lees y escribes mucho. Resulta que no es cuestión sólo de cómo, sino de cuánto. La respuesta al cuánto te la dará la lectura, y la del cómo, páginas y páginas de escritura. Sólo aprenderás practicando.»

Descripción de objetos Las descripciones de objetos en las narraciones dirigen la atención del lector hacia los detalles importantes y dan verosimilitud al relato. Debe describirse sólo los objetos que

Oghmios - Taller de escritura Relatos Homoeróticos sean relevantes. Para describir un objeto se señalan sus rasgos característicos: forma, tamaño, impresión que produce. Si el objeto consta de partes, se enumeran y detallan ordenadamente. Una técnica usada para describir objetos consiste en comparar un objeto con otro. Al comparar se puede utilizar las semejanzas y diferencias de un objeto con otro, considerando siempre que se debe comparar variables análogas y que se debe llevar un orden. Por ejemplo, primero las semejanzas y luego las diferencias. Una vez descrito el objeto, es aconsejable leer la descripción y evaluar su fluidez. Una buena descripción de un vehículo terrestre de manufactura espacial, utilizado en el mundo de Solaria, de la novela El sol desnudo, de Isaac Asimov, muestra las características de dicho objeto a través de los ojos del protagonista, un terrícola llamado Elijah Baley:

«Baley miró con curiosidad a su alrededor. El vehículo terrestre no tenía nada de particular: poseía dos asientos, uno detrás de otro, cada uno de los cuales tenía capacidad para tres personas. En cada extremo de dichos asientos había sendas puertas. Las partes transparentes y brillantes, que de ordinario hubieran sido ventanillas, eran negras y opacas como resultado, probablemente, de una adecuada polarización. Baley estaba al corriente de esta particularidad. El interior del vehículo estaba iluminado por dos lámparas redondas empotradas en el techo, que difundían una luz amarilla. Lo único que causó extrañeza a Baley fue el transmisor situado en el espacio intermedio justo delante del asiento delantero y, desde luego, el hecho de que no existieran mandos visibles.»

En esta descripción se compara el vehículo terrestre solariano con los vehículos terrestres que conoce el protagonista, enumerando al inicio las semejanzas y finalmente las diferencias. Pero no sólo se puede describir un objeto enumerando sus partes. También se puede hacerlo enfatizando los sentimientos que produce. Una buena descripción de un objeto con estas características podemos hallarla en La Torre Oscura 3: Las tierras baldías, de Stephen King, donde uno de los personajes, Eddie Dean, tiene una visión de una rosa, uno de los elementos simbólicos más importantes de la saga:

«... Durante unos instantes, Eddie vio una rosa; una triunfante rosa roja que hubiera podido florecer en el amanecer del primer día de aquel mundo, un objeto de insondable e intemporal belleza. Su ojo vio, y se le abrió el corazón. Fue como si todo el amor y toda la vida hubieran brotado repentinamente de aquella cosa muerta que Rolando llevaba encima; estaba ahí en el fuego, ardiendo triunfal, lanzando un maravilloso e incipiente desafío, proclamando que la desesperación era un espejismo y la muerte un sueño.»

Oghmios - Taller de escritura Relatos Homoeróticos Todo el mundo conoce como es una rosa roja. Lo importante en esta descripción es que esta rosa es especial. Es una rosa mística que despierta una serie de sensaciones y que es usada como símbolo a lo largo del relato. Descripción de lugares Al describir un paisaje o un lugar cualquiera, los escritores suelen ofrecer primero una visión general del lugar y después van localizando en dicho lugar distintos elementos. Y, sobre todo, procuran transmitir la impresión que produce el lugar. Stephen King, en Mientras escribo, lo define así:

«El primer paso de la descripción es la visualización de lo que quieres hacer vivir al lector, y el último, trasladar a la página lo que ves en tu cabeza. Fácil, lo que se dice fácil, no es. Repito mi pregunta de antes: ¿quién no ha oído un comentario así: «Fue genial [o espantoso, rarísimo, divertidísimo...]. ¡Es que no puedo describirlo!»? Si quieres ser buen escritor, estás obligado a poder describirlo, y de una manera que comunique reconocimiento al lector. Si sabes hacerlo te pagarán tus esfuerzos, y te lo habrás merecido. Si no, coleccionarás notas de devolución y es posible que te plantees hacer carrera en el fascinante mundo del telemárketing.»

Una buena descripción de lugares se puede encontrar al inicio de Rebecca, de Daphne Du Maurier:

«Anoche soñé que había vuelto a Manderley. En mi sueño me encontraba ante la verja del parque, pero durante algunos momentos no pude entrar. Estaba cerrada la puerta con candado y cadena. Llamé en sueños al guarda, pero nadie me contestó, y cuando miré detenidamente a través de los barrotes mohosos de la verja, vi que la caseta estaba abandonada. No humeaba la chimenea, y las ventanucas y sus celosías bostezaban en su abandono. Entonces, como todos los que sueñan, me sentí de repente dotada de una fuerza sobrenatural, y atravesé como un espíritu la barrera que me detenía. Serpenteaba el camino ante mí, retorcido y tortuoso como siempre, pero según avanzaba, noté que había cambiado; ahora era estrecho y estaba descuidado, no como yo lo había conocido. Al principio me extrañó y no comprendía lo que había pasado, pero cuando tuve que bajar la cabeza, para no tropezar con una rama que cruzaba el camino, me di cuenta de lo ocurrido. La naturaleza había reconquistado lo que fue suyo y, poquito a podo, con sus métodos arteros e insidiosos, había ido invadiendo el camino, extendiendo por él sus dedos largos y

Oghmios - Taller de escritura Relatos Homoeróticos

tenaces. El bosque, siempre amenazador, incluso en tiempos pasados, había triunfado al fin. Oscura y salvaje, la vegetación llegaba hasta los bordes del camino. Las hayas, de tronco blanco y desnudo, se inclinaban las unas hacia las otras y entrelazaban sus ramas en un extraño abrazo, formando sobre mi cabeza una bóveda como nave de iglesia. Vi otros árboles mezclados con las hayas, que no reconocí; robles achaparrados y olmos retorcidos que habían nacido de la tierra silenciosa, junto a plantas y arbustos disformes de los que tampoco me acordaba. El camino había quedado reducido a sendero, ya sin grava, ahogado de hierbas y musgo. Abundaban en los árboles las ramas bajas que estorbaban el paso; las raíces retorcidas parecían dedos de esqueletos. Aislados, entre la maleza, pude reconocer algunos macizos, que en nuestros tiempos se destacaban graciosos y cuidados, como aquel de hortensias de tallos elegantes, cuyas flores azuladas llegaron a adquirir cierto renombre. Nadie las cultivaba ahora y se habían vuelto silvestres, creciendo desmesuradas, incapaces ya de florecer, negruzcas, feas, como los parásitos anónimos que crecían junto a ellas.»

En esta descripción, vista en primera persona a través de los ojos de la protagonista, nos compenetramos con ella poco a poco mientras se adentra en la descripción comparándola con los recuerdos que tiene sobre el mismo lugar en épocas mejores, hasta llegar al final donde vemos la decadencia del paisaje. Descripción de personas Hay varias formas de describir a una persona. Según se describan sus rasgos recibe distintos nombres. · · · · Prosopografía: Es la descripción de los rasgos físicos de la persona, de su apariencia externa. Etopeya: Es la descripción de rasgos psicológicos o morales del personaje: su manera de ser, de actuar, su carácter. Retrato: Es una descripción combinada en la que se describen las características físicas y morales de la persona. Une la prosopografía y la etopeya. Caricatura: Es un tipo de descripción en la que los rasgos físicos y morales de la persona se presentan de manera exagerada, acentuando los defectos.

El tema de las personas se ha tratado con mayor detalle en el artículo La creación de personajes. Descripción no tangible No sólo se puede describir objetos y lugares. Muchas veces necesitamos describir también elementos no tangibles, como las emociones de un personaje o su percepción particular del entorno, dándole un toque personal y muy particular a la escena. Un buen ejemplo de este tipo de descripción lo volvemos a encontrar en El sol desnudo, de

Oghmios - Taller de escritura Relatos Homoeróticos Isaac Asimov, en una escena donde Elijah Baley abre el techo del vehículo terrestre descapotable y se asoma para ver el exterior. Para comprender esta escena, se debe considerar que Baley proviene de una Tierra en la que las personas viven dentro de bóvedas de acero, en pequeños habitáculos como colmenas y que los espacios abiertos les producen pánico.

«Se había salido con la suya. El techo se deslizaba hacia atrás y por la abertura penetraba a raudales la luz blanca y cegadora del sol de Solaria. Al principio, atemorizado, Baley sintió deseos de cerrar los ojos. Pero luchó contra este impulso y se forzó a sí mismo a pasear la vista por la enorme extensión de azul y verde por aquella superficie bicolor que se perdía en el horizonte. Notó en las mejillas el soplo de la fuerte brisa, pero no pudo distinguir el menor detalle. Un objeto pasó por su lado como una exhalación. Pudo ser un robot, un animal o un objeto impelido por una racha de viento huracanado. El coche lo dejó atrás a gran velocidad. Azul, verde, aire, ruido, movimiento..., y sobre todo ello, cayendo furiosa, implacable y amedrentadora aquella luz blanca provinente de una esfera celeste. Por una décima hito en hito protección del en el nivel más Sol desnudo.» de segundo echó la cabeza hacia atrás y miró de al astro rey de Solaria. Lo contempló sin la vidrio difusor colocado en los miradores situados elevado de las ciudades terrestres. Contempló el

Tipos de descripciones en literatura

Atendiendo al objeto y al sujeto que realiza la descripción, se puede mencionar los siguientes tipos: Descripción pictórica: objeto y sujeto inmóviles. Este tipo de descripción es análoga a la de un pintor ante un paisaje. Un ejemplo de este tipo de descripción, que enfatiza las sensaciones que el objeto produce, lo podemos encontrar en el cuento Tengo miedo torero, de Pedro Lemebel: «Al entrar, escuchó la aguja del pic-up chirriando sorda al final del disco, y más allá, tirado como un largo riel sobre los almohadones, Carlos roncaba profundamente por los fuertes ventoleros de su boca abierta. Una de sus piernas se estiraba en el arqueo leve del reposo y la otra, colgando del diván, ofrecía el epicentro abultado de su paquetón tenso por el brillo del cierre eclair, a medio abrir, a medio descorrer en ese ojal ribeteado por los dientes de bronce del marrueco, donde se podía ver la pretina elástica de un calzoncillo coronado por los rizos negros de la pendejada varonil. Sólo un pequeño fragmento de estómago latía apretado por la hebilla del cinturón, una mínima isla de piel sombreada por el matorral del pubis en el mar cobalto del drapeado blujin. Tuvo que sentarse ahogada por el éxtasis de

Oghmios - Taller de escritura Relatos Homoeróticos

la escena, tuvo que tomar aire para no sucumbir al vacío del desmayo frente a esa estética erotizada por la embriaguez...» Descripción topográfica: objeto inmóvil / sujeto en movimiento. Este tipo de descripción podemos hallarlo en La Reina de los Condenados, de Anne Rice, donde el vampiro Lestat tiene una visión en la que se eleva en el cielo, con Akasha: «De repente el mundo se inclinó. Ya no estábamos en el suelo. Ella me sostenía en sus brazos; ascendíamos más allá de los tejados de hojalata; abajo, las mujeres hacían reverencias y saludaban con las manos y con sus frentes tocaban el barro. Contemplad el milagro, contemplad a la Madre, contemplad a la Madre y a su Ángel... Luego, en un momento, el pueblo se convirtió en una diminuta salpicadura de tejados plateados a mucha distancia por debajo de nosotros; toda aquella miseria se transmutó en imágenes; de nuevo viajábamos en el viento. Eché un vistazo atrás, intentando en vano reconocer el lugar concreto, las negras ciénagas, las luces de la ciudad próxima, la delgada cinta que era la carretera donde los camiones volcados aún quemaban. Pero ella tenía razón: en realidad no tenía ninguna importancia. Sea lo que fuere lo que iba a suceder, ya había comenzado, y yo no sabía qué podría detenerlo.» Descripción cinematográfica: objeto móvil / sujeto inmóvil.

Esta descripción se puede emplear cuando se describe un desfile, una obra de teatro, un sueño, u otro elemento móvil mientras el observador está inmóvil. Un ejemplo se puede hallar en Entrevista con el vampiro, de Anne Rice, cuando los vampiros Louis y Claudia asisten a una obra en el Théàtre des Vampires, en París:

«Se apagaban las luces, primero en los palcos y luego a lo largo de las paredes de la planta baja. Un grupo de músicos se habían colocado ya frente al escenario. Y al pie del largo telón de terciopelo, el gas parpadeó, luego ganó intensidad y la audiencia retrocedió como envuelta por una nube gris en la cual sólo brillaban los diamantes sobre las muñecas, los cuellos y los dedos. Y un murmullo descendió como una nube gris hasta que todo el sonido se concentró en una única tos persistente. Luego, el silencio. Y el ritmo lento de una pandereta. A la vez, se oyó la aguda melodía de una flauta de madera que parecía seleccionar el agudo toque metálico de la pandereta y que la conjugaba en una melodía fantasmagórica y medieval. Entonces, el sonido de las cuerdas subrayó a la pandereta. Y la flauta subió y, en esa melodía, expresó algo melancólico, triste. Esa música tenía

Oghmios - Taller de escritura Relatos Homoeróticos

encanto, y toda la audiencia pareció acallada y en comunión, como si la música de esa flauta fuera una cinta luminosa que se desenrollaba en la oscuridad. Ni siquiera cuando se levantó el telón se rompió el silencio. Las luces se encendieron y el escenario no pareció un escenario sino un lugar en un denso bosque; la luz relumbraba sobre los troncos naturales de los árboles y en la espesura de las hojas, debajo del arco de oscuridad que reinaba más arriba, y a través de los árboles se podía ver lo que parecía una ribera baja y de piedra y, más allá, las aguas luminosas del río. Ese mundo tridimensional estaba creado por una pintura en una fina pantalla de seda que se movía suavemente debido a una débil ráfaga de aire.»

Algunas técnicas útiles

El estilo es el sello del escritor. No existen dos estilos idénticos; sin embargo los escritores suelen usar las mismas técnicas de escritura en diferentes grados. Algunas de estas técnicas son: · Usar recursos sensoriales. Cuando sea apropiado, usa los cinco sentidos para proporcionar impresiones más precisas para los lectores. o «El delicioso aroma del pan recién horneado llenó la casa, y nuestros estómagos se llenaron de anticipación por probar su textura crujiente.» o «John sintió las garras de la criatura clavarse en su rostro, sintió la sangre caliente deslizarse por su cuello y entonces, perdió el sentido.»

Usar la descripción en analogías y contrastes. Como ya se ha visto, es útil comparar el objeto descrito con otros análogos. Algunas herramientas básicas de la analogía son el símil y la metáfora. 1. Un símil compara dos cosas diferentes usando como, cual, que, o se asemeja a. o «El viento rugió como un tren de mercancías a través de los desnudos árboles invernales, meciéndolos violemtamente con su fuerza.» o «Sasha avanzó hacia ellos con la arrogancia de un rey frente a sus súbditos.»

o

·

«Los labios de Tommy son rojos como el coral.»

2. Una metáfora compara dos cosas diferentes sin necesidad de usar como, cual, que, o se asemeja a. Las metáforas se diferencian de los símiles en que los dos objetos no están comparados, pero están tratado como idénticos:

o o

«La verdadera sabiduría es una joya rara y preciosa.» «Los labios de Tommy son de coral.»

Cuando se usan apropiadamente, los símiles y las metáforas nos invitan a ver cosas familiares de modo inusual, y cosas inusuales de modo familiar. No sólo ayudan a decorar la historia, sino que ayudan al lector a comprender el mensaje. También se puede usar los contrastes, que sirven para enfatizar las diferencias.

o

«A diferencia de Tommy, que siempre desarrolla un vínculo especial con todos sus amantes, Sasha prefiere no involucrarse. Él sólo usa el sexo como un medio de dar

Oghmios - Taller de escritura Relatos Homoeróticos

y recibir placer.» · Personificación o humanización: Frecuentemente es la aplicación de una metáfora extendida e implica dotar de características humanas a animales, objetos inanimados o abstracciones.

o o

«... el volcán en las últimas cinco semanas había despertado de un siglo y medio de sueño profundo...» «El maquinista alimentó la caldera del tren, que rugió, satisfecha.»

·

Alusiones: Una alusión permite al lector comparar dos cosas: personas, lugares o eventos en pocas palabras. o «Vivir con Tommy requiere la paciencia de un santo.» Citas apropiadas: Las citas se pueden usar para respaldar los argumentos debido a una sintaxis particular de la historia. Ejemplos de esto se pueden citar en la saga Fundación de Isaac Asimov y en la saga Dune, de Frank Herbert, en las cuales cada capítulo comienza con una cita de una fuente ficticia. En el caso de Asimov, esta fuente es la Enciclopedia Galáctica, y en el caso de Herbert, son los libros escritos por la princesa Irulan. Reproduzco aquí la cita del primer capítulo de Fundación: «HARI SELDON -- ... Nació el año 11988 de la Era Galáctica; falleció en 12069. Las fechas suelen expresarse en términos de la Era Fundacional en curso, como ­79 del año 1 E. F. Nacido en el seno de una familia de clase media en Helicón, sector de Arturo (donde su padre, según una leyenda de dudosa autenticidad, fue cultivador de tabaco en las plantas hidropónicas del planeta), pronto demostró una sorprendente capacidad para las matemáticas. Las anécdotas sobre su inteligencia son innumerables, y algunas contradictorias. Se dice que a la edad de dos años... ... Indudablemente sus contribuciones más importantes pertenecen al campo de la psicohistoria. Seldon conoció la especialidad como poco más que un conjunto de vagos axiomas; la dejó convertida en una profunda ciencia estadística... ... La más autorizada fuente de información sobre su vida es la biografía escrita por Gaal Dornick, que, en su juventud, conoció a Seldon dos años antes de la muerte del gran matemático. El relato del encuentro... Enciclopedia Galáctica»

·

¿Qué hacer cuando la descripción no fluye?

La descripción suele fluir de forma natural, pero eso se obtiene y perfecciona con la práctica. En ocasiones, la descripción que intentamos no cuaja del todo y no nos satisface. En estos casos, podemos aplicar un cuestionario sencillo que nos ayudará a enfocar mejor lo que deseamos. Un ejemplo de este cuestionario se detalla en el Anexo.

Oghmios - Taller de escritura Relatos Homoeróticos

Errores comunes en los usos (y abusos) de la descripción

1. Descripción pobre: Una descripción pobre no transmitirá al lector el ambiente que deseamos crear y por consiguiente, hará que éste pierda el interés en lo que describimos porque simplemente no podrá visualizarlo. Stephen King, en Mientras escribo, lo define así:

«Una descripción insuficiente deja al lector perplejo y miope. El exceso de descripción lo abruma con detalles e imágenes. El truco es encontrar un buen punto medio. También es importante saber qué describir y qué descartar en el proceso principal que es contar algo.»

2. Descripción exhaustiva: Si bien es cierto que las descripciones pobres llevan a la pérdida de interés del lector, las excesivas lo llevan al aburrimiento. Pasar páginas de páginas de un libro para leer la descripción de un paisaje, objeto o entorno puede aburrir al lector más tenaz. Una forma de aligerar el exceso de descripción es utilizar los diálogos, que permiten una descripción más directa desde el punto de vista del personaje. Stephen King, en Mientras escribo, lo define así:

«Para mí, una descripción acertada suele componerse de una serie de detalles bien escogidos que lo resumen todo. En la mayoría de los casos serán los primeros que se le ocurran al escritor. Se trata de un punto de partida muy válido, Luego, si te entran ganas de cambiar, añadir o quitar detalles, adelante, que para eso se ha hecho la revisión, pero creo que en casi todos los casos los detalles que se visualizan en primer lugar son los más fidedignos además de los mejores. Deberías tener presente que en la descripción es tan fácil pasarse como quedarse corto (y, si tienes alguna duda, te lo demostrarán hasta la saciedad los libros que leas). Hasta es posible que sea más fácil lo primero.»

3. Uso de tópicos: El símil y la metáfora son técnicas útiles, pero conllevan el riesgo de caer en tópicos (los cuales suelen deberse a la falta de lectura). Algunos tópicos muy comunes son:

o o o «Sus ojos son azules como el cielo.» «Tenía la valentía de un león.» «Era hermoso como un sol.»

Conclusiones

· · La sencillez es lo mejor. Según King, «La clave de una buena descripción empieza por ver con claridad y acaba por escribir con claridad mediante el uso de imágenes frescas y un vocabulario sencillo.» El único modo de aprender a describir es practicar para buscar claridad y sencillez.

Oghmios - Taller de escritura Relatos Homoeróticos · Leer es fundamental para poder identificar diferentes estilos y practicar nos ayudará a, como tan acertadamente describe Ariadne (escritora de ficción homoerótica), encontrar nuestra propia voz.

Oghmios - Taller de escritura Relatos Homoeróticos Anexo Algunas preguntas que hacerse antes de describir Piensa un momento lo que vas a describir e intenta responder estas preguntas: · · · · · · · · · · · · · ¿Por qué es importante? ¿Qué está haciendo el observador? ¿Qué otras cosas están sucediendo alrededor? ¿Dónde se encuentra el objeto en relación al observador? ¿El entorno te recuerda otros lugares donde has estado? ¿Qué vistas, olores, sonidos y sabores son importantes? ¿Las vistas, olores, sonidos y sabores te recuerdan algo? ¿Qué estás sintiendo en este momento? ¿Te has sentido de ese modo antes? ¿Qué quieres que el lector sienta al leer el escrito? ¿Qué tipo de palabras e imágenes pueden comunicar este sentimiento? ¿Puedes pensar en otra situación que era similar a la que estás describiendo? ¿Cómo puede ayudar a explicar lo que estás describiendo ahora? ¿Hay el suficiente detalle en tu descripción como para crear una imagen mental para el lector?

Information

Microsoft Word - Escenarios.doc

12 pages

Report File (DMCA)

Our content is added by our users. We aim to remove reported files within 1 working day. Please use this link to notify us:

Report this file as copyright or inappropriate

595029