Read Cancer Prevention Issue #13 text version

NOTICIAS DEL INC

LOS CIENTÍFICOS EXAMINAN LA CONEXIÓN ENTRE CALORÍAS Y EL CÁNCER ¿Podría la cantidad de energía de los alimentos que usted ingiere cada día ayudar a determinar sus probabilidades de desarrollar cáncer? Es una hipótesis que ha estado ganando terreno en los últimos años, numerosos estudios en animales sugieren que la restricción calórica a largo plazo podría evitar un número de enfermedades y aumentar notablemente la esperanza de vida. Ahora, parte de un importante proyecto financiado por el Instituto Nacional del Cáncer de los EE.UU. tratará de descubrir si la reducción de la ingesta diaria de calorías puede reducir el riesgo de cáncer en los seres humanos. Como se ha descrito el 14 de julio en el Boletín de Cáncer del INC, la iniciativa Transdisciplinaria de Investigación en Energía y Cáncer (TREC, siglas in inglés) de $ 54 millones y 5 años, es una colaboración entre los nutricionistas, biólogos moleculares, epidemiólogos y otros, se centró en los nexos entre la dieta, el ejercicio y el cáncer. La restricción calórica "es la intervención dietética más potente en términos generales en calidad de que sabemos que realmente previene el cáncer en modelos experimentales", le dijo el Dr. Stephen Hursting, ex subdirector de la División de Prevención del Cáncer del INC y ahora director del Departamento de Ciencias de la Nutrición de la Universidad de Texas, al Boletín. Como parte de la iniciativa TREC, los Dres. Cornelia Ulrich y Anne McTiernan del Centro de Estudios de Cáncer Fred Hutchinson, Seattle, están investigando si las mujeres que se someten a meses de restricción calórica muestran alteraciones de determinados marcadores ligados al cáncer en la sangre. A las mujeres en la parte de dieta del estudio se les pedirá que consuman entre 1,200 a 1,500 calorías por día ­ muy por debajo de las típicas 1,700 a 1,800 calorías diarias por día consumidas por las mujeres de mayor edad en la

continúa en la página 5

CÁNCER ORAL EN LA INDIA: APRENDIZAJE DE LAS DIFERENTES POBLACIONES

El cáncer oral es un grupo heterogéneo de cánceres que surgen en diferentes partes de la cavidad oral, con diferentes factores de predisposición, prevalencia y resultados al tratamiento. Es el sexto cáncer entre los más comunes reportado a nivel mundial con una incidencia anual de más de 300,000 casos, de los cuales 62% se originan en los países en vías de desarrollo. Hay una diferencia significativa en la incidencia de cáncer oral en las diferentes regiones del mundo. Las tasas ajustadas por edad del cáncer oral varían de más de 20 por 100,000 habitantes en la India, a 10 por 100,000 en los EE.UU., y menos del 2 por 100,000 en el Oriente Medio.1 En comparación con la población de EE.UU., donde el cáncer de la cavidad oral representa sólo el 3% de las neoplasias malignas, representa más del 30% de todos los cánceres en la India. La variación en la incidencia y de los patrones de cáncer oral se debe a las diferencias regionales en la prevalencia de factores de riesgo. Pero, como el cáncer oral tiene bien definidos los factores de riesgo, estos pueden ser modificados ­ ofreciendo una esperanza real para la prevención primaria.

Impacto Del Tabaco Sin Humo

El consumo de tabaco y el alcohol son factores de riesgo conocidos para el cáncer de la cavidad oral. En la India el 57% de todos los hombres y el 11% de las mujeres entre 15-49 años de edad utilizan algún tipo de tabaco. Además de fumar, el uso de tabaco sin humo es muy prevalente. El uso de betel (PAN) ­ que consiste en piezas de nuez de areca, procesada o tabaco sin transformar, acuosa de hidróxido de calcio (cal apagada) y algunas especias, envuelto en la hoja de parra Piper betel ­ es muy común y es aceptada social y culturalmente en muchas partes de la India. Además, Gutka, zarda, kharra, Mawa y khainni son mezclas secas de cal, hojuelas de nuez de areca y la acostumbrada mezcla de tabaco en polvo por los vendedores. En los últimos años, sobres premezclados de la nuez de areca, cal, catechu, condimentos, con o sin tabaco en polvo disponibles en el mercado se han vuelto muy populares, especialmente entre los jóvenes indios. Normalmente,

continúa en la página 9

Betel quid

Prevención del Cáncer también tiene una página. Por favor visítenos en www.nypcancerprevention.org

N ú m e ro # 1 4 2 0 1 0

UN BOLETÍN NACIONAL Y UNA PÁGINA DE INTERNET DEL NEWYORK-PRESBYTERIAN HOSPITAL

CARTA DE LOS EDITORES

Mientras estamos aquí sentados hoy en día, la nación está paralizada por el encarnizado debate en el gobierno federal en los diversos proyectos de ley para remediar la crisis del cuidado de la salud. Parece que nadie niega que hay una crisis, aunque hay argumentos legítimos acerca de las formas para reformar el sistema. Algunos de los problemas que se derivan de la proliferación de las pruebas sin la validación adecuada y directrices claras, y con una eficacia no demostrada o poco clara, pero con grandes y crecientes costos. Un ejemplo clásico de este problema es el diagnóstico y el tratamiento del cáncer de próstata, donde la controversia rodea cada paso del proceso, de si la detección de antígeno prostático específico (PSA) debe realmente hacerse, en qué circunstancias se debe hacer, qué nivel de PSA debe considerarse lo suficientemente positivo como para justificar una biopsia de diagnóstico, si los cánceres de próstata, incluso deben ser tratados si se diagnostican, y qué variedad de las modalidades de cirugía y radioterapia, cada vez más costosas, deben ser utilizadas como tratamiento primario. Mientras todo esto conduce a una mayor morbilidad significativa (y más gastos), hay incertidumbre en cuanto a los beneficios. Dos grandes ensayos aleatorios, el estándar de oro de la investigación clínica médica, se llevaron a cabo más de una década atrás, con un total combinado de más de 200,000 hombres participando y ambos publicaron sus primeros resultados recientemente. La suerte quiso que sus resultados parezcan estar en conflicto, y el estudioso de este tema, probablemente está en la libertad de creer lo que quiera. En este número de nuestro boletín, se presenta un debate en pro y en contra de los estudios y damos a nuestros lectores una idea del debate. I

Los Editores: Dr. Alfred I. Neugut, PhD Profesor Myron M. Studner de Investigación de Cáncer Profesor de Medicina y Epidemiología Director Asociado de Ciencias de Población Centro Amplio de Cáncer Herbert Irving Columbia University College of Physicians and Surgeons and Mailman School of Public Health Co-Director del Programa de Prevención de Cáncer Centros de Cáncer del NewYork-Presbyterian Dr. Andrew J. Dannenberg Profesor de Medicina Familiar Henry R. Erle, MD-Roberts Director del Centro de Cáncer Weill Cornell Medical College Co-Director del Programa de Prevención de Cáncer Centros de Cáncer del New York-Presbyterian

DR. MARGARET FOTI: UN COMPROMISO PERMANENTE CON LA PREVENCIÓN DEL CÁNCER

Dr. Margaret Foti, Ph.D. (h.c.), directora ejecutiva de la Asociación Americana para la Investigación del Cáncer, no descansa. Ella actúa con una urgencia que se deriva de llevar una guerra contra el cáncer que aún no ha sido ganada. A pesar de los importantes avances en la investigación, el diagnóstico, el tratamiento y la prevención, se prevé que 84 millones de personas morirán de cáncer entre 2005 y 2015 a menos que esta pandemia se anule con la detección temprana, nuevos productos terapéuticos y la prevención. "La prevención en todas sus subdisciplinas, que utiliza estrategias de investigación de vanguardia, de translación, clínica y epidemiológica, es una de las principales claves para reducir la incidencia global del cáncer", dijo Foti. "La AACR fomenta las interacciones trans-disciplinarias en el ámbito de la prevención, que incluyen el estudio de factores genéticos, conductuales y del medio ambiente, nuevas tecnologías de imagen no invasivas que ofrecen una promesa para la detección temprana, los nuevos agentes preventivos para personas de alto riesgo y las opciones de tratamiento para el cáncer en etapas tempranas y pre-cáncer". La reunión del grupo Fronteras en la Investigación de la Prevención del Cáncer de la AACR, es la más completa reunión del mundo con enfoque en todos los aspectos de la investigación de la prevención del cáncer. En la conferencia del 2008, el presidente de la Reunión de la Investigación de Prevención del Cáncer entregó a Foti un premio en reconocimiento a su visión pionera, su liderazgo y su apoyo en el ámbito de la prevención del cáncer. Además, la AACR colabora con el Instituto Nacional del Cáncer y la FDA en la identificación de nuevas y prometedoras esferas de la prevención del cáncer. El año pasado, el Think Tank de la AACR-NCI, "Trazando el Futuro de la Prevención del Cáncer", reunió a las mejores mentes en materia de prevención básica, investigación clínica y trasnacional, para examinar el estado actual de la prevención del cáncer y trazar el curso para acelerar los avances en la investigación de la prevención del cáncer.

Margaret Foti, M.D.

"Nada de esto hubiera sido posible si no fuera por Margaret Foti", dijo Tyler Jacks, Ph.D., presidente de la AACR. "Ella encarna la misión de AACR para prevenir y curar el cáncer a través de la investigación, la educación, la comunicación y la colaboración. El notable compromiso personal de Margaret a la AACR y su esfuerzo incansable en nombre de la organización han sido las claves del ascenso de la organización a la fama." Para Foti, la lucha contra el cáncer es una misión permanente. Como nativa de Philadelphia y graduada de la Universidad de Temple, empezó un ascenso meteórico en las filas de la AACR, la organización científica más grande y antigua del mundo concentrada en la investigación del cáncer. A los 24 años de edad, se convirtió en la editora más joven del país de una revista científica de gran envergadura, cuando fue promovida a directora gerente de la publicación Cancer Research, la revista insignia de la asociación en ese momento. Cuando la dirección de AACR designado a Foti como la primera jefa ejecutivo en 1982, la asociación estableció de manera permanente a Filadelfia como su base.

continúa en la página 12

Prevention

CANCER

TEMAS & CONSIDERACIONES

ESTATINAS: EVALUACIÓN DE SUS EFECTOS SOBRE EL RIESGO DE CÁNCER

Existe un considerable interés en la posibilidad de que los inhibidores de reductasa HMG-CoA, reductores del colesterol (comúnmente conocidos como estatinas), los cuales han probado que reduce significativamente el riesgo de eventos cardiovasculares, también pueden tener efectos preventivos contra el cáncer. Este concepto se basa en observaciones realizadas en la década de 1960 de que algunas células cancerosas son capaces de sintetizar preferentemente grandes cantidades de colesterol, y en datos posteriores que demuestran que las estatinas pueden prevenir la formación de carcinomas de colon en modelos basados en roedores destinados a carcinógenos.1,2 Por otra parte, también ha habido preocupación de que las estatinas puedan aumentar el riesgo de cáncer debido a ciertos estudios preclínicos y los resultados secundarios de algunos ensayos clínicos de prevención cardiovascular, como el estudio de la simvastatina y ezetimiba en estenosis aórtica (SEAS).3,4 En ese estudio, hubo un aumento del 50% en el cáncer y un aumento del 70% en la mortalidad asociada al cáncer en pacientes que tomaban la combinación simvastatina/ezetimiba en comparación con los que tomaban placebo4. A pesar de un compendio de cada vez mayor de artículos académicos desde estudios de laboratorio, clínicos y de población, una respuesta definitiva a la cuestión de los riesgos y los beneficios de las estatinas para la prevención del cáncer aun permanece. membranas celulares de los tejidos del hígado y en los que no son del hígado, mientras que las estatinas hidrofílicas, tales como pravastatina y rosuvastatina, no pueden cruzar las capas de la memErnest Hawk, MD, MPH brana celular de los lípidos y por lo tanto requieren moléculas llamadas transportadores de aniones para entrar en las células del hígado.5 Los estudios preclínicos han demostrado que las estatinas tienen una amplia variedad de efectos sobre las células y los tejidos que son relevantes para la prevención del cáncer más allá de simplemente embotamiento de la biosíntesis del colesterol. A fin de bloquear el desarrollo de nuevos vasos sanguíneos que alimentan el crecimiento de tumores, inhibiendo el crecimiento celular, invasión y propagación que modifican las conexiones entre las células, y el fomento de la muerte de las células precancerosas.6 analizaron 42 estudios que incluyeron 17 ensayos controlados aleatorios, 10 estudios de cohortes, y 15 estudios de casos y controles.7 Los mismos llegaron a la conclusión de que las estatinas no tuvieron ningún efecto sobre el riesgo general de cáncer (mediana RR = 0.96; rango = 0.72-1.2), ni en los riesgos específicos de cáncer de pulmón, próstata o cáncer de mama. Sin embargo, el uso de estatinas puede estar asociada con una reducción de 30-40% en el riesgo de cáncer de estómago, cáncer de hígado y linfoma, y con hasta un 50-60% más de riesgo de melanoma o cáncer de piel no melanoma.7 Los meta-análisis disponibles ­ así como muchos de los estudios en los que éstos están basados ­ notan varias limitaciones, incluyendo: el poder estadístico limitado debido al tamaño relativamente pequeño de la muestra, la corta duración del seguimiento (normalmente menos de 5 años), y la juventud de la población estudiada que resulta en un pequeño número de eventos de cáncer; la frecuentes dependencia a la exposición auto reportada y/o los datos de los resultados, la heterogeneidad de las poblaciones implicadas, así como la falta de información detallada sobre la estatina específica/s o los detalles del régimen (por ejemplo, dosis, frecuencia, duración) que se utilizaron. Evidentemente, las primeras fases de los ensayos clínicos son necesarias para profundizar en las acciones de las estatinas y progresión tumoral en los pacientes con riesgo de cáncer, con lo que se pueda construir o disminuir el caso de los ensayos definitivos de las estatinas en la prevención del cáncer. Dos de esos ensayos clínicos de fase temprana están actualmente en curso. La fase I/II de la atorvastatina en mujeres con mayor riesgo de cáncer de mama está estudiando sus efectos frente a un panel de tejido y biomarcadores con base sanguínea, y un segundo ensayo de fase II está evaluando la lovastatina en pacientes con focos de criptas aberrantes colorrectales. Recientemente, un estudio de fase III adyuvante de la rosuvastatina ± aspirina versus placebo en pacientes sometidos a tratamiento quirúrgico endoscópico o definitivos para el cáncer colorrectal ha sido también previsto, aunque la premisa para tal juicio es controversial.

continúa en la página 8

Un vistazo a los Datos

Las estatinas han sido investigadas por su eficacia en la reducción del riesgo cardiovascular durante casi dos décadas, conduciendo a su uso generalizado en la población occidental incluyendo los de venta sin prescripción médica que se expenden en el Reino Unido. Este conjunto de datos ha proporcionado la base para numerosos estudios observacionales, revisiones sistemáticas y meta-análisis de las estatinas y su posible asociación con los riesgos de cáncer o sus beneficios. Hasta la fecha, ha habido al menos ocho revisiones sistemáticas publicadas y/o metaanálisis de la recopilación de datos de ensayos clínicos y estudios de observación. Aunque cada uno ha incluido diferentes estudios y la aplicación de métodos diferentes, todos están de acuerdo en forma general en que los datos disponibles no muestran ni daños significativos ni beneficios preventivos relacionados con el uso de estatinas y el cáncer. Como un ejemplo, la mayoría de los meta-análisis recientes de Kuoppala, et al.

Cómo Funcionan

Actualmente hay siete estatinas aprobadas por la FDA en el mercado en los EE.UU. ­ atorvastatina (Lipitor), fluvastatina (Lescol), lovastatina (Mevacor), pravastatina (Pravachol), rosuvastatina (Crestor), simvastatina (Zocor), y, más recientemente, pitavastatina (Livalo) ­ y todas actúan por medio del bloqueo de la velocidad de emisión de enzima en el metabolismo del colesterol conocidos como inhibidores de la HMG Co-A reductasa. Las estatinas, funcionalmente, se distinguen por su relativa naturaleza "lipofílicas" o "hidrofílicas". Estatinas lipofílicas, como la atorvastatina, fluvastatina, lovastatina y simvastatina, se disuelven fácilmente en los lípidos (moléculas grasas) y por lo tanto puede atravesar las capas de lípidos de las

Para información sobre las referencias, por favor vaya a nuestro sitio Web: www.nypcancerprevention.org

3

ENFOQUE...............................

DR. JOHN D. POTTER, PHD

Miembro y Asesor Principal División de Ciencias de Salud Pública Fred Hutchinson Cancer Research Center, Profesor de Epidemiología University of Washington School of Public Health & Community Medicine Seattle

hol, el tabaquismo y la obesidad, así como los que reducen el riesgo, tales como vegetales y sus componentes, la vitamina E, ácido fólico, calcio, la actividad física, y la aspirina. En colaboración con sus colegas del Fred Hutchinson Cancer Research Center (FHCRC) y el Dr. Marty Slattery en la Universidad de Utah, Potter se ha centrado también en la manera en que los riesgos asociados a tales exposiciones específicas podrían ser modificados por la variabilidad metabólicas hereditarias. Ellos han demostrado que la variación genética hereditaria en la química del cuerpo modifica la medida en que algunas de las exposiciones que aumentan el riesgo (por ejemplo, la carne y tabaquismo) y algunos que disminuir el riesgo (por ejemplo, ácido fólico - una vitamina B que se encuentra especialmente en verduras de hoja verde) modifican el riesgo en algo de manera diferente, dependiendo de la composición genética subyacente. Agentes farmacéuticos preventivos, como la aspirina, también están sujetos a los procesos metabólicos: Potter y sus colegas han demostrado que, aunque en general la aspirina reduce el riesgo de cáncer colorrectal y los pólipos del colon, algunas personas no están protegidas por la forma en que metabolizan y excretan este medicamento. Ellos continúan trabajando sobre la naturaleza del metabolismo de los antiinflamatorios no esteroideos (AINE) como la aspirina y han demostrado que variaciones genéticamente determinadas en los procesos inflamatorios que son el objetivo de la aspirina están a su vez también asociadas con variaciones en el riesgo de cáncer colorrectal. Potter, Slattery, y sus colegas también han demostrado en una serie de estudios que el tabaquismo es un importante factor de riesgo para un tipo de lesión precursora pre maligna en el colon (pólipos hiperplásicos y, probablemente, los relacionados adenomas), pero no para otro tipo (pólipos adenomatosos) y, en

En los últimas tres décadas, nuestra comprensión científica del cáncer colorrectal ha crecido de forma exponencial, arrojando luz sobre una enfermedad oscura y de alta letalidad. Gran parte de la iluminación proviene de una fuente singular: la incansable labor innovadora del Dr. John D. Potter. Potter recibió su título de médico en 1971 y su doctorado en 1984, ambos de la Universidad de Queensland en Australia. Trabajó en CSIRO División de Nutrición Humana, Adelaide, Australia (1977-86), con un corto período en la Universidad de Adelaida durante ese lapso de tiempo. Posteriormente, fue parte de la facultad de la Escuela de Salud Pública de la Universidad de Minnesota, durante ocho años (1986-94) antes de unirse al Fred Hutchinson Cancer Research Center en la Universidad de Washington en 1994. De 2002 a 2007, Potter fue Vice Presidente y Director de la División del Centro Hutchinson de Ciencias de la Salud Pública, el mayor programa de investigación sobre etiología y prevención del cáncer en cualquier centro de prevención de cáncer en el mundo. Potter ha participado en el estudio del cáncer colorrectal y de sus precursores premalignos (pólipos) desde finales de 1970, cuando emprendió el primer estudio de caso-control basado en la población de este cáncer. Potter y sus colegas subsecuentemente han contribuido de manera constante, a lo que sabemos sobre el papel de una variedad de factores dietéticos y otros que aumentan el riesgo de cáncer colorrectal, incluyendo proteínas, carne, azúcar, alco-

John D. Potter, MD, PhD

paralelo, para un subgrupo de cánceres de colon y no a otros tipos. Más generalmente, esto agrega peso a un creciente cuerpo de evidencia de que los diferentes tipos de cánceres humanos en el mismo órgano resultan por causas específicas en el medio ambiente y en el comportamiento de las personas: es decir, que hay variaciones específicas y predecibles en los patrones de los factores ambientales que aumentan el riesgo de determinados subtipos biológicos de cáncer de colon ­ un patrón que también es cierto para el cáncer de mama. Con Tony McMichael, Potter propuso por primera vez que las hormonas femeninas protegen contra el cáncer de colon, una hipótesis que él posteriormente ha probado en una variedad de formas, mostrando un menor riesgo de cáncer de colon y pólipos asociados con los aspectos de la historia reproductiva y con los primeros anticonceptivos orales de dosis altas de hormonas como con hormonas post-menopáusicas.

continúa en la página 8

Noviembre es el Mes Nacional de Concienciación Sobre el Cáncer Del Pulmón. Durante el año 2009, habo unos 219,440 nuevos casos de cáncer de pulmón, lo que representa aproximadamente el 15% de todos los diagnósticos de nuevos cánceres. Y las muertes por cáncer de pulmón ­ aproximadamente 160,000 por año ­ representan el 29% de todas las muertes por cáncer. El cáncer de pulmón es, por mucho, la principal causa de muerte por cáncer tanto entre los hombres como en las mujeres. Más personas mueren de cáncer de pulmón que de cáncer de colon, mama y próstata, combinados. Una de las claves del éxito en la reducción del número de estas muertes es la prevención. En general, la probabilidad de que un hombre desarrolle cáncer de pulmón en su vida es de 1 en 13, para una mujer, el riesgo es de 1 en 16. Estas cifras incluyen tanto a los fumadores como a los no fumadores. Para los fumadores, el riesgo es mucho mayor. Entre el 85-90% de las muertes por cáncer de pulmón se deben al tabaquismo.

Prevention

CANCER

UNA ALTERNATIVA MÁS SEGURA, Y EFICAZ A LA CIRUGÍA DEL ESÓFAGO DE BARRETT

La ablación por radiofrecuencia funciona bien en contra de esta condición precursora del cáncer del esófágo

De la misma manera que los pólipos adenomatosos pueden ser precursores de cáncer de colon, los cambios en el tejido esofágico, conocido como el esófago de Barrett, pueden preceder el desarrollo de adenocarcinoma del esófago. La cirugía puede ser utilizada para erradicar estas células "displásicas" o "metaplasias", pero implica un alto grado de riesgo y deja al paciente sin un esófago que funcione apropiadamente. Al mismo tiempo, la incidencia de adenocarcinoma de esófago se ha quintuplicado en los últimos 40 años, y la enfermedad mata actualmente a cerca de 15,000 estadounidenses cada año, según la Sociedad Americana del Cáncer. Así pues, el problema de cómo tratar con seguridad el esófago de Barrett, especialmente aquellos con displasia, nunca ha sido más urgente. Es por eso que un ensayo multicéntrico reciente, publicado a principios de este año en el New England Journal of Medicine, ha enviado una oleada de emoción a través del campo. El estudio, dirigido por el Dr. Nicholas J. Shaheen, del Centro de Enfermedades del Esófago y del Tragado en la Escuela de Medicina de la Universidad de Carolina del Norte, Chapel Hill, se centró en una técnica mínimamente invasiva, la ablación por radiofrecuencia, que ya se usa ampliamente para tratar otros tipos de cáncer o lesiones precancerosas. La técnica utiliza un dispositivo de ablación para enfocar ondas de radio de alta energía hacia las lesiones sospechosas, calentándolas de manera eficaz y destruyendo las células en un área determinada. El nuevo estudio involucró a 127 adultos con displasia del esófago de Barrett, y se llevó a cabo en 19 centros en todo los EE.UU. Los pacientes fueron seguidos durante un año después de recibir la terapia de ablación por radiofrecuencia o un procedimiento de "simulación". El resultado: "La mayoría de los pacientes que fueron tratados con ablación por radiofrecuencia tuvieron una completa erradicación de la metaplasia y displasia intestinal y un menor riesgo de progresión de la enfermedad a los 12 meses", escribió el equipo en el NEJM. Y, un poco sorprendente, las tasas de erradicación y la progresión de la enfermedad fueron similares si los pacientes tenían displasia de bajo grado (tasa de erradicación del 90.5%) o las lesiones de grado superior (81%). El equipo también observó una menor tasa de cáncer del esófago en el grupo tratado versus el no tratado, durante los 12 meses de seguimiento, pero subrayó que el número de pacientes estudiados fue demasiado pequeño para que estos resultados sean estadísticamente fiables. Los efectos secundarios fueron poco frecuentes e incluyeron dolor torácico y un caso de hemorragia digestiva ­ muy lejos de la tasa de complicaciones de un 40 y 50%, observados con la esofagectomía, según el autor del editorial, Dr. Jacques Bergman, del Academic Medical Center, Amsterdam. Los resultados de este ensayo riguroso lo convierten en "un importante estudio en este campo", escribió Bergman ­ el cual podría cambiar la práctica estándar para el tratamiento del esófago de Barrett. Basándose en los resultados, "la cirugía para las displasias de alto grado ya no debe ser ofrecida de forma rutinaria", concluyó Bergman, con la ablación por radiofrecuencia siendo considerada en su lugar. Y la (antigua) alternativa a la cirugía ­ una mirada endoscópica en el esófago cada 3 o 4 meses ­ que también tenga que ser examinada de nuevo, especialmente "cuando tres o cuatro sesiones de la ablación pueden resolver el problema de manera permanente", escribió él.

LOS CIENTÍFICOS EXAMINAN

LA CONEXIÓN ENTRE CALORÍAS Y EL CÁNCER (CONTINUACIÓN)

viene de la página 1

tos, así como marcadores de inflamación como la interleucina 6, amiloide A sérico y la proteína C-reactiva. Los marcadores anteriores han sido relacionados con un mayor riesgo de cáncer y de peor pronóstico después de un diagnóstico de cáncer. "Queremos saber si los beneficios de salud para el cáncer pueden lograrse si las mujeres hacen ejercicios con regularidad, aunque no pierdan mucho peso o, alternativamente, si la pérdida de peso es esencial, lo cual se logra más fácilmente a través de la restricción calórica", dijo el Dr. Ulrich el Boletín. "También se puede averiguar si la

pérdida de grasa corporal y otros cambios en la composición corporal son fundamentales para reducir los factores de riesgo para el cáncer, o si una mejora en la condición física es igualmente importante." Un estudio previo encontró que el ejercicio vigoroso estaba vinculado a una disminución de la proteína C-reactiva, mientras que los participantes más sedentarios mostraron un aumento en el marcador inflamatorio. El equipo financiado por el INC ­ debe tener más respuestas pronto: los primeros resultados de la prueba TREC con sede en Seattle deben ser reportados a principios de 2010. I

población general, como se señala en una encuesta reciente de los CDC. El objetivo es que las mujeres en la cohorte de restricción calórica pierdan el 10 por ciento de su peso en los primeros 6 meses del estudio, y luego usar muestras de sangre para detectar cambios en los marcadores de daño en el ADN y reparación de los linfoci-

5

El monitoreo mediante la prueba de antígeno prostático específico (PSA) en la sangre es utilizada por más del 60% de los hombres mayores de 50 años de edad. A pesar de esto, se desató una controversia en torno a su utilización con este propósito, derivado de los desacuerdos sobre si se debe o no y en qué medida beneficia realmente a los hombres con respecto al cáncer de próstata, y debido a las importantes consecuencias, tanto físicas como económicas, de un trabajo de diagnóstico y tratamiento para los que son examinados. Dos grandes ensayos aleatorios se realizaron con la esperanza de que sus resultados solucionarían el problema de una manera u otra, pero su reciente publicación ha hecho poco para calmar las preocupaciones y opiniones de las personas en ambos lados. Presentamos los artículos en pro y en contra para esbozar las cuestiones claves a cada lado de este debate.

EL CASO A FAVOR DE LA EVALUACIÓN BASADA EN EL PSA

El pasado marzo, los primeros resultados de los dos grandes estudios de detección del cáncer de próstata en curso, patrocinados por el gobierno, fueron publicados en el New England Journal of Medicine. Estos dos artículos fueron objeto de intensa atención mediática. El Estudio de Próstata, Pulmón, Colorrectal y de Ovario (PLCO, siglas en inglés) patrocinado por los Estados Unidos y el Estudio Europeo de Detección de Cáncer de Próstata (ERSPC, siglas en inglés) lanzó una espesa nube de duda sobre la utilidad de la prueba de sangre PSA y los exámenes rectales en la detección temprana de cáncer de próstata.1,2 El estudio PLCO no mostró ningún beneficio del examen de 7 a 10 años y el ensayo europeo mostró sólo un pequeño beneficio a los 9 años. Estos estudios claramente ponen de relieve algunas cuestiones importantes: 1) menos del 1% de los hombres mueren de cáncer de próstata en un período de tiempo de 10 años, 2) un gran número de hombres debe someterse a prueba (más de 1,000) para evitar una muerte por cáncer de próstata, y 3) cuando el cáncer es encontrado, un gran número de hombres deben ser tratados (alrededor de 50) para evitar una muerte por cáncer de próstata. Así que, si no es una amenaza y, aparentemente, no se puede hacer mucho para prevenir la muerte por cáncer de próstata, ¿por qué nos molestamos en buscarlo? Creemos que hay muchos argumentos válidos para continuar examinando a los hombres por cáncer de próstata. Desde que la detección de la próstata se propagó en la década de 1980, ha habido una disminución muy clara en el número de hombres diagnosticados con cáncer metastásico, cáncer avanzado y se ha producido una disminución en el número de muertes por cáncer de próstata. Alrededor de 40,000 hombres en los EE.UU., mueren cada año de cáncer de próstata en la década de 1990 en comparación con unos 27,000 hombres que mueren ahora.3 Esta reducción del 30 por ciento de las muertes por cáncer de próstata ocurrió en un período de tiempo en que la población total de EE.UU. aumentará en un 20 por ciento, lo que significa una disminución importante de muertes relacionadas con el cáncer que no se ha producido en ningún otro tipo de cáncer. Si bien esto también podría atribuirse a mejores tratamientos para el cáncer, la relación con el hecho de que las pruebas de detección del cáncer de próstata se hicieron más generalizadas, es convincente. Otro punto importante a tener en cuenta es que el cáncer de próstata es de un crecimiento lento excepcional en la mayoría de los casos. Se ha calculado que los exámenes de detección temprana, detectan el cáncer de próstata alrededor de 5 años antes de que un hombre experimente síntomas de su cáncer.4 En general, cuando los síntomas están presentes, la curación de cáncer de próstata es mucho menos probable, pero los hombres por lo general todavía viven entre 3 y 8 años. Esto significa que tanto PLCO como ERSPC son aún demasiado cortos como para detectar una diferencia significativa en un cáncer que se toma una década o más para causar la muerte. Esperamos que estos dos estudios revelen los importantes beneficios de las pruebas de detección de la próstata cuando a los pacientes se les haya dado un seguimiento durante 15 años o más. Los resultados están todavía a muchos años de distancia, así que no debemos ser laxos en la detección hasta que estos estudios hayan realmente terminado. Ambos ensayos apoyan el concepto de que los hombres con menos de 10 años de vida útil puede que no se beneficien de losexámenes de detección de rutina. El altamente respetado Grupo de Trabajo de Servicios Preventivos de los E.U. (Preventive Services Task Force), el cual hace juicios basados en las evidencias sobre todos los tipos de pruebas de detección para la prevención de enfermedades, nunca ha apoyado las pruebas de detección para el cáncer de próstata y ha recomendado que no se no se hagan estas pruebas en hombres mayores de 75 años de edad. También tenemos que ser capaces de distinguir los tipos de cáncer verdaderamente peligrosos de los cánceres de crecimiento lento que rara vez causan problemas. Sólo uno de cada seis hombres diagnosticados con cáncer de próstata en última instancia, muere. Este porcentaje es el más bajo entre todos los cánceres de órganos sólidos. Por ejemplo, el cáncer de pulmón mata a aproximadamente cuatro de cada cinco y el cáncer de colon mata a dos de cada cinco. A los pacientes se les deben presentar los riesgos reales de su cáncer, así como sus otros problemas médicos. Ellos, en algunos casos, se sorprenderían al E. David Crawford, M.D. saber que sus riesgos de alta presión arterial, diabetes y enfermedades del corazón son peores que sus riesgos de morir de cáncer. En los hombres que no tienen riesgo de cáncer, se necesita un mayor empuje de parte de los médicos para una espera vigilante, estudios encaminados a frenar el crecimiento del cáncer y tratamientos menos invasivos para reducir los efectos secundarios y el costo. La gente ha puesto de relieve la necesidad de pruebas más exactas. No hay duda de Paul Maroni, M.D. que éstas serían de utilidad para evitar ensayos innecesarios y potencialmente reducir el costo de los exámenes. Hay que entender que el desarrollo de estas nuevas pruebas se toma un tiempo muy largo. Las mismas tendrían entonces que ser probadas en una forma similar a la PLCO y los estudios ERSPC durante muchos años. No debemos abandonar una prueba que, aunque imperfecta, es útil en la detección de cáncer de próstata y, en última instancia, se demostrará de manera significativa que evita la muerte. I

Dr. E. David Crawford Profesor de Cirugía, Urología & Radiación Oncológica Head, Section of Urologic Oncology, University of Colorado Health Sciences Center Denver Dr. Paul Maroni Profesor Asistente Departamento de Cirugía (Urología) Anschutz Cancer Center University of Colorado Denver

For reference information please go to our Web site, www.nypcancerprevention.org.

Prevention

CANCER

EL CASO EN CONTRA DE LA EVALUACIÓN BASADA EN EL PSA

Aunque es claro que la prueba de PSA es muy eficaz en la búsqueda del cáncer de próstata, no está tan claro que reduce las muertes por esta enfermedad, la verdadera medida en la que debemos juzgar a una prueba de detección. De hecho, los resultados de dos importantes estudios sobre este tema, uno de los Estados Unidos1 y uno de Europe2 juntos no ofrecen evidencia para la prueba de detección rutinaria de los hombres adultos por el antígeno prostático específico (PSA) anualmente. El estudio de próstata, pulmón, colon y ovario (PLCO, siglas en inglés) involucró a casi 77,000 hombres, de entre las edades de 55 a 74 años, de 10 centros en todo Estados Unidos, pruebas de de PSA anual hasta un total de 6 pruebas y exámenes de tacto rectal anual fueron ofrecidos al grupo examinado, el grupo de control recibió la atención habitual.1 Los resultados de las pruebas fueron reportados a los participantes y a sus médicos, quienes tomaron la decisión sobre el manejo posterior. Muchos fueron colocados en vigilancia de PSA regular, aunque por 4 años más que el 80% de los pacientes con pruebas positivas había logrado una resolución (biopsia o PSA que cayeron a niveles más bajos).3 El Estudio Europeo de Detección de Cáncer de Próstata (ERSPC, siglas en inglés) matriculó 182,000 hombres procedentes de Bélgica, Finlandia, Italia, los Países Bajos, España, Suecia, y Suiza2. En todos los países, los hombres entre las Anthony B. Miller, M.D. edades de 55 a 69 años de edad fueron incluidos, en uno de ellos, hombres entre las edades de 50 a 54 años también se incluyeron, y en cuatro países, hombres de hasta 74 años de edad. Dos pruebas de PSA en intervalos de 4 años se les ofreció, excepto en Suecia, donde el intervalo era cada dos años. A aquellos con un PSA anormal se les alentó a que se hicieran una biopsia inmediata, se les administró tratamiento de acuerdo a las normas de la comunidad. En ambos ensayos, no hubo reducción en las muertes por cáncer de próstata en los primeros 7 años después de la randomización en el grupo que recibió las pruebas en comparación con el grupo de control.1,2 En el PLCO, a diez años, con 67% de los inscritos recibiendo seguimiento, hubo 92 muertes por cáncer de próstata en el grupo que recibió las pruebas en comparación con 82 en el de control (una diferencia no significativa). No se reportaron datos más allá de los 10 años para el estudio PLCO. En el estudio ERSPC, a los 10 años, menos de un tercio de los que fueron asignados habían sido seguidos. Sin embargo, en un total de 14 años hubo 261 muertes por cáncer de próstata en el grupo que recibió la prueba en comparación con 363 en el grupo de control, una significativa reducción de 15% de las muertes; para los hombres entre las edades de 55 a 69 años la reducción fue del 20%, lo cual fue significativo. El estudio PLCO se llevó a cabo en un contexto de persistente promoción a largo plazo de la prueba PSA*.4,5 Cuarenta y cinco por ciento de los asignados había tenido al menos una prueba de PSA en los 3 años anteriores a la randomización, y en el grupo de control en general un 52% recibieron una prueba de PSA. Sin embargo, la conducción de la prueba de PSA fue considerablemente mayor en el grupo que recibió las pruebas que en el grupo de control. En el estudio ERSPC, el alcance de la prueba de PSA en el grupo control fue de un 30% en los Países Bajos, no hay datos disponibles para otros países6. Niveles más bajos de corte de PSA se aplicaron en el ERSPC, lo que condujo a mayores tasas de detección de cáncer de próstata y mucho más sobre-diagnóstico que en el PLCO. Se estima que el 66% de los cánceres de próstata detectados por las pruebas en los Países Bajos fueron sobre diagnosticados, es decir, que en ausencia de la detección por la prueba de PSA, los mismos nunca se habrían presentado clínicamente en el curso de la vida que la persona7. Incluso la reducción en las muertes por cáncer de próstata se logró como resultado de un gran esfuerzo, ya que 1,410 hombres habrían de ser sometidos a la prueba y 48 casos adicionales de cáncer de próstata hubieran tenido que ser tratados para evitar una muerte por cáncer de próstata. 2 Además, las diferencias del tratamiento entre los brazos en el estudio ERSPC, que no ocurrió en el PLCO, podrían explicar la reducción en las muertes. Es relevante que la amplia aplicación de las mejoras en el tratamiento del cáncer de próstata es, probablemente, en gran parte responsable de la disminución de la mortalidad por cáncer de próstata en la mayoría de los países8. Las reducciones en la mortalidad por cáncer de próstata han sido mayores en los EE.UU. que cualquier otro país. Esto probablemente explica por qué la mortalidad por cáncer de próstata fue menor en el grupo de control del estudio PLCO que en el grupo que recibió las pruebas en el estudio ERSPC. Es evidente que la prueba de PSA, si es aplicada agresivamente, se traduce en una carga masiva de tratamientos innecesarios y complicaciones para los pacientes, con un mínimo, si acaso, de reducción de la mortalidad por cáncer de próstata. Hay buena evidencia del estudio PLCO que si un hombre tiene un nivel de PSA inferior a 4 ng/ml y tacto rectal negativo, la probabilidad de cáncer de próstata en los próximos 5 años es muy baja.3 Actualmente, por lo tanto, en Norte América, no hay justificación para que la prueba de PSA se intensifique, de hecho, menos pruebas y más cautela en el manejo de los cánceres de próstata detectados es muy deseable.4 I

Anthony B Miller, MD Director Asociado, Investigador Dalla Lana School of Public Health University of Toronto

For reference information please go to our Web site, www.nypcancerprevention.org.

STATINS: EVALUACIÓN DE SUS EFECTOS SOBRE EL RIESGO DE CÁNCER (CONT.)

viene de la página 3

Las cuestiones importantes que deben abordarse en futuros estudios de las estatinas y el riesgo de cáncer incluyen el papel de las clases específicas de las estatinas (por ejemplo, lipofílico versus

hidrofílico), los regímenes terapéuticos (por ejemplo, dosis, frecuencia, duración), la variación genética de la HMG-CoA reductasa ( por ejemplo, algunos estudios tienen mayores beneficios cardiovasculares reportados de las estatinas en subgrupos de población basados en diferencias genéticas en la HMG-CoA reductasa)8,9 y los tipos de cáncer (por ejemplo, algunos datos sugieren un efecto mayor en la prevención del cáncer colorrectal).10

continúa en la página 8

7

SPOTLIGHT ON JOHN D. POTTER, MD PHD (CONT'D)

Continued from page 4

Con Slattery, él también demostró que la obesidad (una fuente de estrógenos en mujeres posmenopáusicas) está asociada con un riesgo elevado de cáncer de colon en los hombres, pero no en gran medida en las mujeres. Una colaboración con el Dr. Polly Newcomb en el FHCRC, y otros colegas a través de los EE.UU. y a nivel internacional, ha resultado en el Registro Familiar de Cáncer Colorrectal ­ la mayor colección del mundo de familias con antecedentes de cáncer colorrectal. Además de estudiar el medio ambiente y los genes en el cáncer colorrectal, Potter también se ha centrado en el papel de los alimentos vegetales en la reducción de los riesgo de cáncer y en los estudios destinados a comprender los riesgos y la biología intermedia en el cáncer de mama, de páncreas, colorrectal e infantil, en desarrollar biomarcadores útiles para la detección y el diagnóstico precoz, y al seguimiento de la progresión del cáncer en individuos de alto riesgo. El Dr. Potter sigue estando consciente de la necesidad de facilitar los diálogos interdisciplinarios. Él ha realizado publicaciones sobre la necesidad de una comprensión adecuada del diseño del estudio, y cree que las disciplinas deben aprender los idiomas y culturas de cada una para trabajar juntos en proveer las mejores oportunidades para la realización de investigaciones multidisciplinarias. Entre 1993 y 1997, el Dr. Potter, presidió un panel internacional que produjo el docu-

mento Los Alimentos, la Nutrición y la Prevención del Cáncer: Una Perspectiva Global (Food, Nutrition, and the Prevention of Cancer: A Global Perspective), un informe pionero sobre la viabilidad de reducir la incidencia del cáncer a través de la dieta y otros factores ambientales. Junto con el Dr. Kang Daehee de la Universidad Nacional de Seúl en Corea, el Dr. Potter lidera el Consorcio de Cohortes de Asia. Este proyecto tiene previsto la participación de más de 1 millón de participantes en toda Asia. También es Asesor Principal y Presidente de la Comisión de Administración del Tomorrow Project, un estudio de cohorte en el que participarán alrededor de 300,000 personas en todo Canadá. Las conclusiones de ambos estudios de cohortes ayudarán a generar nuevas formas de prevenir el cáncer y a reducir los riesgos de cáncer para todos. Potter ­ el autor o coautor de más de 500 artículos científicos, capítulos y libros ­ ha recibido numerosos premios, incluyendo el DeWitt Goodman Lectureship de la Asociación Americana para la Investigación del Cáncer por su liderazgo internacional en la investigación sobre la nutrición, el cáncer y la prevención del cáncer, la Medalla de Oro Gopalan Oration de La India por sus contribuciones sobresalientes en el campo de la ciencia de la nutrición y el Premio de la AACR-Sociedad Americana del Cáncer del 2009 por la Excelencia en Investigación de la Epidemiología y Prevención del Cáncer. Potter ha sido miembro de la Junta de Consejeros Científicos del Instituto Nacional del Cáncer y la Junta de Asesores de Ciencia

y de la Junta de Directores de la Asociación Americana de la Investigación de Cáncer. En la actualidad es Miembro y Asesor Principal de FHCRC y Profesor de Epidemiología de la Escuela de Salud Pública y Medicina Comunitaria de la Universidad de Washington, ambos en Seattle, Washington. También recientemente mantenía una posición visitante en el Instituto de Investigación de Cambridge, Cambridge, Reino Unido. Noviembre es el mes Nacional de la Toma de Conciencia sobre el Cáncer de Pulmón. Durante el año 2009, habrá unos 219,440 nuevos casos de cáncer de pulmón, lo que representa aproximadamente el 15% de todos los diagnósticos nuevos de cáncer. Y las muertes por cáncer de pulmón ­ aproximadamente 160,000 por año ­ representan el 29% de todas las muertes por cáncer. El cáncer de pulmón es por mucho la principal causa de muerte por cáncer entre los hombres y las mujeres. Más personas mueren de cáncer de pulmón que de cáncer de colon, mama y próstata combinados. Una de las claves del éxito en la reducción del número de estas muertes es la prevención. En general, la probabilidad de que un hombre desarrolle cáncer de pulmón en su vida es de 1 en 13, para una mujer, el riesgo es de 1 en 16. Estas cifras incluyen tanto a los fumadores como a los no fumadores. Para los fumadores, el riesgo es mucho mayor. El 85-90% de las muertes por cáncer de pulmón se deben al tabaquismo. I

A list of highlighted papers from Dr. Potter's career can be accessed at our Web site, www.nypcancerprevention.org

STATINS: EVALUACIÓN DE SUS EFECTOS SOBRE EL RIESGO DE CÁNCER ( .)

CONT

viene de la página 7

Posibilidades, Promesa

La posibilidad de que las estatinas podrían ofrecer eficacia preventiva contra el cáncer es interesante debido a su relativa seguridad y utilidad en la reducción del riesgo cardiovascular. Una gran variedad de datos relativos a su potencial en la prevención del cáncer se ha generado en los últimos 15 años.

Sin embargo hasta la fecha, los datos no ofrecen un consenso claro o de peso. Los estudios mecanicista y en animales sugieren a menudo la eficacia quimiopreventiva contra el cáncer, aunque los datos clínicos recopilados a partir de aproximadamente 50 observaciones, experimentos y estudios de meta-análisis han sido bastante nulos. Esta situación indica la importancia de los marcadores biológicos de fase II de los estudios impulsados por las estatinas en personas con riesgo de cáncer como la mejor estrate-

gia a corto plazo, así como el continuo desarrollo y validación de biomarcadores de riesgo de cáncer y la respuesta quimiopreventiva anidada dentro de ensayos clínicos de fase III.

Dr. Ernest Hawk, MPH División de Prevención de Cáncer & Ciencias de Población University of Texas M.D. Anderson Cancer Center Houston, TX Sherri Patterson División de Prevención de Cáncer & Ciencias de Población University of Texas M.D. Anderson Cancer Center Houston, TX

For reference information please go to our Web site, www.nypcancerprevention.org.

Enero está designado como el Mes Nacional de la Detección del Cáncer Cervical. El cáncer de cuello uterino fue en una ocasión una de las causas más comunes de muerte por cáncer en las mujeres estadounidenses. Luego, entre 1955 y 1992, la tasa de mortalidad por cáncer de cuello uterino disminuyó en un 74%. La razón principal de este cambio fue el aumento del uso de la prueba de Papanicolau.

Prevention

CANCER

CÁNCER ORAL EN LA INDIA: APRENDIZAJE DE LAS DIFERENTES POBLACIONES (CONT.)

viene de la página 1

el llamado "PAN" o Gutka se mantieneen la mejilla y se mastica o chupa durante 10-15 minutos, con algunos usuarios masticándolo toda la noche. La adquisición del hábito del tabaco se produce normalmente temprano en la vida a través de la imitación de un miembro de la familia o de compañeros. Diversos estudios realizados en todo el país reportan que al menos un tercio de los estudiantes de menos de 15 años de edad han utilizado una u otra forma de tabaco. Sin embargo, con una mejor educación sobre salud pública, la prevalencia de estos factores de riesgo

lengua y 46 controles normales, el VPH16 oncogénico fue detectado en el tejido tumoral de 29 (48%) pacientes con cáncer de lengua, mientras que ninguna de las muestras de control demostró la presencia de VPH16 (Kalavathy et al, datos no publicados). Con la reciente disponibilidad de la vacuna contra el VPH para el cáncer de cuello uterino, puede valer la pena investigar si la vacunación de los machos y las hembras puede afectar las tasas de cáncer oral y faríngeo, junto con el cáncer de cuello uterino, especialmente en poblaciones de alto riesgo, como la de La India.

medad avanzada en comparación con el 40% en los países desarrollados. En consonancia con los pacientes que acuden para recibir atención médica con la enfermedad más avanzada en La India en comparación con los países desarrollados, la supervivencia global también se reduce. La detección temprana no sólo mejora la tasa de curación, sino que también reduciría el costo y la morbilidad asociada con el tratamiento. Es imperativo que pruebas de detección del cáncer oral que sean costo-efectivas e iniciativas de concienciación sean introducidas en las poblaciones de alto riesgo, como las encontradas en La India. Varios, grandes programas de detección del cáncer oral con base en la población se han llevado a cabo, ya sea como proyecciones oportunistas o como exámenes de detección a todo lo ancho de la población. Aunque estos estudios han confirmado la eficacia de las pruebas para detectar el cáncer oral y las lesiones pre-cancerosas, sólo recientemente un estudio de La India ha demostrado que la detección del cáncer oral por los trabajadores de salud capacitados puede reducir la mortalidad de la enfermedad ­ especialmente en los individuos con una historial de uso de tabaco3. En este estudio aleatorio, controlado, de cerca de 192,000 personas, realizado durante un período de ocho años, hubo una reducción significativa de la mortalidad en el grupo de intervención (29.9 casos por 100,000) versus el grupo control (45.4 casos por 100,000), debido a la detección de cáncer oral en una fase temprana. Un análisis de costo-eficacia reveló que una inspección visual de cáncer de boca por parte de un personal de salud capacitado puede llevarse a cabo por menos de $6 dólares por persona. El costo incremental por año de vida que se ahorró fue de 835 dólares para toda la población examinada y de 156 dólares en la población de alto riesgo (personas con hábito de tabaco).4 Nuestro grupo ha investigado la eficacia del auto-examen de la boca, para reducir aún más el costo de la detección y para aumentar la conciencia en una comunidad pesquera de alto riesgo del litoral de La India. En este estudio realizado con 30,530 participantes, una ronda de educación de salud ­ incluyendo un folleto con

continued on page 10

La necesidad de pruebas

A pesar de que la cavidad oral es accesible para el examen visual y de que el cáncer oral y las lesiones premalignas tienen caracterís-

"Con la reciente disponibilidad de la vacuna contra el VPH para el cáncer de cuello uterino, puede valer la pena investigar si la vacunación de los machos y las hembras puede afectar las tasas de cáncer oral y faríngeo, junto con el cáncer de cuello uterino, especialmente en poblaciones de alto riesgo, como la de La India."

está disminuyendo en todo el mundo, incluso en la India2. Un análisis de la incidencia de cáncer oral desde 1990 hasta 2005 en Chennai, La India ha puesto de manifiesto el beneficio de tales intervenciones de salud pública, lo que demuestra una reducción paralela significativa en la incidencia de cáncer oral. Una comparación de la incidencia de cáncer oral en La India y los EE.UU. ha mostrado una tendencia decreciente similar en ambos países. Sin embargo, la reducción es mucho más dramática en La India, donde hay una mayor incidencia de cáncer oral. Recientemente, se ha observado una tendencia hacia una mayor incidencia de cáncer oral entre los adultos jóvenes. Este aumento en la incidencia sólo se observa en pacientes con cáncer de lengua. En un análisis de 482 pacientes consecutivos con cáncer de cabeza y cuello en un centro terciario de atención del cáncer en La India, 135 de los 286 (47%) pacientes con cáncer de cavidad oral no tenía ningún hábito de riesgo conocido (datos sin publicar). Hay informes emergentes que sugieren que el virus del papiloma humano (VPH) juega un papel en el desarrollo de los cánceres de cabeza y cuello. En nuestro estudio de casos y controles, con 60 pacientes con cáncer de ticas clínicas de diagnóstico bien definidas, los cánceres orales se suelen detectar en sus etapas avanzadas. De hecho, en la India, el 60-80% de los pacientes presentan enfer-

9

ORAL CANCER IN INDIA:

LEARNING FROM DIFFERENT

POPULATIONS (CONT'D)

Continued from page 9

y funcionalmente diseñado para facilitar la atención multidisciplinaria integrada con la comunidad oncológica) puesto en servicio recientemente en La India. El soporte

"...en la India, el 60-80% de los pacientes presentan enfermedad avanzada en comparación con el 40% en los países desarrollados."

información sobre el auto-examen de la boca, distribuida por los trabajadores locales de salud identificaron 28 lesiones premalignas y malignas en etapa temprana. Además, esta simple y rentable estrategia tuvo unimpacto significativo en la conciencia sobre el cáncer oral en la comunidad en general. financiero de este programa es un "esquema microeconómico de seguro médico", en el que los agricultores contribuyen con alrededor del 3 dólares por año, lo cual

Narayana Hrudayalaya, la Dra. Devi Shetty ­ es apoyado por el gobierno estatal. MSCC está comprometido con la detección temprana del cáncer de alta prevalencia, y en colaboración con la Universidad de Ciencias de la Salud Rajiv Gandhi (RGUHS), un programa `onco-net' (red oncológica) se ha iniciado en diferentes universidades dentales y médicas afiliadas a RGUHS y hospitales distritales a través de la red de telemedicina. MSCC coordinará la actividad de la `onconet' y también tiene un mandato para formar la próxima generación de médicos en el campo de la oncología. El enfoque del programa de oncología e investigación oral en

Mirando Hacia El Futuro

Con el objetivo de la detección temprana y de la atención de calidad a los pacientes de cáncer, el Mazumdar-Shaw Cancer Center (MSCC) en Ciudad Médica Narayana Hrudayalaya, (un centro de cáncer de gran tamaño con 1,400 camas, estructuralmente

"Es imperativo que pruebas de detección del cáncer oral que sean costo-efectivas e iniciativas de concienciación sean introducidas en las poblaciones de alto riesgo, como las encontradas en La India."

autoriza a la familia a la atención de salud esencial. El plan ­ concebido por la fundadora de los Servicios de Atención Médica MSCC es la detección temprana y la prevención, proporcionar beneficios tangibles a los pacientes de cáncer oral y de la comunidad en general. Todavía queda mucho por hacer. El cáncer oral sigue siendo un problema importante de salud en La India y sólo los esfuerzos dedicados, sostenidos para la detección temprana y la prevención van a reducir la carga de esta enfermedad. I

Vikram Kekatpure, M.D. Consultante Servicios de Cabeza y Cuello Centro de Cáncer Mazumdar-Shaw Bangalore, India [email protected] M. Abraham Kuriakose, M.D., FRCS Profesor & Director Servicios Quirúrgico Oncológicos Centro de Cáncer Mazumdar-Shaw Bangalore, India [email protected]

For reference information please go to our Web site, www.nypcancerprevention.org.

Para obtener información sobre los ensayos clínicos de prevención del cáncer, por favor visite nuestro sitio Web: www.nypcancerprevention.org

Prevention

CANCER

LOS ESFUERZOS DE LA CIUDAD DE NUEVA YORK JUSTIFICAN EL AUMENTO EN LAS PRUEBAS DE COLONOSCOPÍA

En 5 años, la aceptación por parte de aquellos que tiene 50 o más años de edad sube e 42% a 66%

La ciudad que nunca duerme se ha despertado en gran forma a una de las medidas de prevención de cáncer, la colonoscopía, impulsando la incorporación de la prueba que potencialmente podría salvar la vida de los neoyorquinos de 50 o más años de edad, de ser tan sólo el 42 por ciento en 2003 al 66 por ciento cinco años después. ¿Cómo lo lograron? Un esfuerzo concertado que incluyó innovadoras técnicas de divulgación y educación, la ampliación de salas de endoscopia en los hospitales de la ciudad, más referencias de parte de la atención primaria y trabajadores de las clínicas denominados `navegantes' que ayudan a los pacientes a comprender el valor de la colonoscopía y recordaban a los pacientes a medida que su cita para la colonoscopía se acercaba. No sólo la ciudad, impulsó las tasas de detección entre el 2003 y el 2008, pero "también hemos cerrado la brecha [en lo referente a las pruebas de colonoscopía] entre blancos, negros e hispanos", dijo Marian Krauskopf, director del Programa de Prevención y Control del Cáncer del Departamento de Salud e Higiene Mental de la Ciudad de Nueva York. Asegurar altas tasas de detección para todos los grupos es importante, señaló Krauskopf, los mensajes adaptados a las comunidades específicas y un enfoque agresivo de parte de los hospitales públicos de la Ciudad ayudó a terminar con las desigualdades a la hora de la colonoscopía. ¿Podría el éxito de la Gran Manzana ser duplicado en otros lugares? "Creo que cada jurisdicción puede hacer lo que nosotros hicimos", dijo Krauskopf. "Podrían hacer un análisis de dónde están las instituciones, el pueblo, que están más envueltos en este tema" y adaptar iniciativas similares a su ciudad o región. Según cifras del Departamento de salud, 1,600 neoyorquinos murieron de cáncer de colon en 2003, pero ese año sólo 4 de cada 10 residentes de la ciudad de 50 o más años de edad ­ el grupo de edad para los que la colonoscopía se recomienda ­ reportaron que habían recibido la prueba en los últimos 10 años. Krauskopf y sus colegas sabían que algo había que hacer, así que la Coalición de Control del Cáncer de Colon de la Ciudad (5Cs) ­ un consorcio de gastroenterólogos, médicos de atención primaria, organizaciones de defensa, funcionarios de salud de la ciudad, hospitales, planes de salud y otros ­ se formó para ayudar a revertir la situación. Su éxito se ha basado en unos pocos ingredientes claves, dijo Krauskopf: ­ Claridad del Mensaje. Aunque la Sociedad Americana del Cáncer y otros recomiendan una serie de modalidades de pruebas a intervalos diferentes, el mensaje de la Coalición se centra en la colonoscopía para la mayoría de los neoyorquinos de 50 años o mayores, una vez cada 10 años. Este mensaje fue dirigido a grupos étnicos o de barrios con bajas tasas de detección a través del metro y anuncios de radio. La Coalición, incluso empleó la innovadora campaña "Hágase un Chequeo", la cual entregó tarjetas de recordatorio para colonoscopía gratuitas para las personas que asistían a los lugares de cambio de cheques de la ciudad.

­ Amplios Recursos. Para asegurarse de que la ciudad podría proporcionar la colonoscopía a todos los que la pidieran, la Corporation de Salud y Hospitales, el sistema de hospitales públicos de la ciudad, invirtió capital y personal para ampliar las salas de endoscopia en toda la ciudad. ­ Navegantes para Pacientes. Estos especializados trabajadores de las clínicas ­ empleados en principio para ayudar a los pacientes con cáncer de mama a navegar por el sistema de atención médica ­ fueron una creación del Dr. Harold Freeman de los Hospitales de Harlem. Ahora, los hospitales participantes en la Coalición 5C tienen los navegantes para paciente en sus salas de endoscopía, cuyo trabajo es guiar a los pacientes a través del proceso de la prueba del cáncer de colon. Según Krauskopf, esto podría implicar "la eliminación de las barreras a la prueba" (como la falta de transporte hacia y desde la clínica), recordar a la gente la próxima cita o la explicación de la preparación intestinal necesaria para el procedimiento. ­ La participación de la Atención Primaria. El equipo de la Coalición conformó un innovador sistema de divulgación para los médicos de atención primaria, "para integrar la idea de la remisión directa [para la colonoscopía] en su práctica de rutina", dijo Krauskopf. Esto incluye un talonario para ordenar la colonoscopía la cual los médicos pueden utilizar de la misma forma que lo harían con un talonario de recetas. El éxito del programa sigue aumentando, y con el número de hospitales participantes creciendo desde sólo tres en el 2006 a 18 al día de hoy, la Coalición está en camino de alcanzar su meta de una tasa de 80 por ciento de colonoscopía para todos los neoyorquinos de 50 años o mayores para el 2012. Por su parte, Krauskopf espera que el éxito de la Ciudad de Nueva York se expanda a los distritos a nivel nacional. Cualquier ciudad o región puede construir su propia Coalición 5Cs", dijo, "y luego comenzar a adaptar un esfuerzo que ponga en marcha cualquier recurso que esa comunidad pueda tener".

11

DR. MARGARET FOTI (CONT.)

viene de la página 2

El año pasado, en respuesta a las recomendaciones de los expertos en la materia, Foti lanzó la publicación Cancer Prevention Research, una revista que cubre todos los aspectos de la prevención del cáncer ­ desde la investigación preclínica hasta los

cias científicas mundiales que atraen a miles y sienta las bases para colaboraciones activas, dando lugar a una aceleración de los avances. Además, inició un programa en Washington para educar a los legisladores y a los responsables de crear las políticas, acerca del valor de la investigación del cáncer y abogar por una mayor financiación.

entre los líderes de las comunidades científicas, de sobrevivientes y de lucha por los pacientes. En 2006, la AACR lanzó CR, una revista para los sobrevivientes de cáncer, sus familias, defensores de los pacientes, médicos y científicos que participan en el ámbito del cáncer. Más recientemente, la AACR fue elegida como el único socio científico en el Stand Up To Cancer, un programa de la Entertainment Industry Foundation para apoyar proyectos de investigación traslacional de cáncer que tienen el mayor potencial para producir nuevos tratamientos eficaces para los pacientes en el menor tiempo posible. El Comité Científico Asesor del AACR, encabezado por el premio Nobel Phillip A. Sharp, del MIT, seleccionó cinco "Equipos de ensueños", a los que se le concedieron fondos por tres años que ascienden a un total de 73.6 millones de dólares. A pesar de todo el éxito, Foti, la ganadora de numerosos premios y la titular de tres doctorados honoris causa, dice que hay todavía mucho trabajo por hacer. "Hemos alcanzado logros notables y grandes avances en todos los ámbitos de la ciencia y la medicina del cáncer, pero tenemos que seguir salvando vidas del cáncer a través de los avances en la investigación que den lugar a formas más eficaces para prevenir, diagnosticar y tratar el cáncer para toda la humanidad", dijo ella. I

"La prevención en todas sus subdisciplinas, que utiliza estrategias de investigación de vanguardia, de translación, clínica y epidemiológica, es una de las principales claves para reducir la incidencia global del cáncer..."

ensayos clínicos de prevención. Se une a cinco otras publicaciones de AACR: Cancer Research, Clinical Cancer Research, Molecular Cancer Therapeutics, Molecular Cancer Research y Cancer Epidemiology, Biomarkers & Prevention ­ todo lo cual contribuye a más de 26,000 páginas de literatura científica para el cáncer cada año y más del 20 por ciento de la literatura de cáncer en el mundo. Durante su mandato, Foti, ha ayudado a aumentar el presupuesto de AACR desde 1 millón de dólares a 80 millones y ampliar su membresía de 3,000 a un fondo de cerebros colectivo de cerca de 30,000 científicos básicos, de translación y clínicos en 90 países. Gracias a Foti, la AACR convoca conferen"Margaret Foti, es una fuerza extraordinaria en apoyo de los avances en la investigación del cáncer", dijo el Dr. Raymond N. DuBois, Ph.D., ex presidente de la AACR. "Ella continúa moviendo montañas en todos los frentes ­ desde permitir el progreso de los científicos en las primeras líneas de la prevención y el tratamiento, hasta el apoyo a los sobrevivientes y la sensibilización del público. Para el descubrimiento de nuevos tratamientos, ella ve el poder de las muchas voces y del "enfoque de equipo" como la clave del éxito. Ella sabe que se requerirá de todos nosotros para poder vencer esta enfermedad". En 1999, la AACR lanzó el programa Científicos-Sobrevivientes para crear alianzas

¿Interesado en saber sobre reuniones y eventos sobre y la prevención del cáncer? Por favor visite nuestro sitio en la Internet, www.nypcancerprevention.org, para ver el Calendario de Eventos.

¿Quiere saber más sobre lo que el gobierno Federal y estatal están haciendo para promover la prevención del cáncer? Visite nuestra página en el Internet, www.nypcancerprevention.org, para obtener información sobre legislación sobre prevención del cáncer bajo consideración tanto en el Senado como en la Cámara de Representantes en Washington, DC, así como legislación propuesta y bajo consideración en varios estados. Nuestra página también contiene información (número telefónicos, direcciones de página de Internet y direcciones de correo) sobre como ponerse en contacto con el Congreso, la Casa Blanca y varias agencias Federales, de manera que usted pueda saber más sobre los esfuerzos del gobierno para la prevención del cáncer.

©NewYork-Presbyterian Hospital, 2010, todos los derechos reservados. La información médica en esta publicación es ofrecida como un recurso informativo y no debe ser usada como base de ningún diagnóstico o tratamiento. Por favor consulte con su proveedor de cuidados médicos antes de tomar cualquier decisión sobre su cuidado de salud o para consultar sobre una condición médica específica. El NewYork-Presbyterian Hospital expresamente niega cualquier responsabilidad como resultado de su dependencia en la información en esta publicación. Los fondos para esta publicación fueron provistos por Ciba Foundation.

Information

Cancer Prevention Issue #13

12 pages

Find more like this

Report File (DMCA)

Our content is added by our users. We aim to remove reported files within 1 working day. Please use this link to notify us:

Report this file as copyright or inappropriate

559010