Read dossier_415.pdf text version

La misión de los jóvenes en la Iglesia y en la sociedad

Mercedes Baxzos - Darío Rizzuto Coordinadores Nacionales Pastoral de Juventud Argentina Como Iglesia joven proclamamos que nuestra misión, "en comunión con toda la Iglesia, es evangelizar a todos los jóvenes con la pedagogía de Jesús (enseñar, escuchar, aprender, respetar, hacer crecer, acompañar, corregir, denunciar) que permita una formación integral (Crecimiento en lo personal, en lo comunitario, en lo social y político, en la fe) optando por los pobres, débiles, sufrientes, excluidos y marginados (Desde su realidad, compartiendo su lucha por la dignidad)"1. Esta misión es desafiante y la palabra "todos" suena grande en sociedades fuertemente secularizadas, pero con una intacta sed de trascendencia. Como Iglesia animada por la fuerza del Espíritu queremos compartir "La alegría que hemos recibido en el encuentro con Jesucristo... deseamos que llegue a todos los hombres y mujeres heridos por las adversidades"2. La misión implica salir de las propias fronteras. Para cada uno y para cada comunidad la frontera puede estar representada por diferentes realidades interpelantes que nos invitan a caminar en fidelidad a nuestra misión de anunciar y testimoniar al Dios de la Vida. Como Iglesia de América Latina y Caribe nos sentimos llamados a vivir y como discípulos y misioneros. Discípulos que cada día se configuran más con la figura de Jesús, maestro, camino, verdad y vida. Misioneros, personas activas que se comprometen a seguir a Jesús construyendo la civilización del amor, jóvenes llamados a evangelizar la profundidad de la cultura. Aprender con los jóvenes En tiempos de cambios profundos y acelerados, nuestra propuesta pastoral y misionera con los jóvenes implica salir de las fronteras, de los espacios conocidos, de algunas estructuras que nos instalan y no nos permiten ver las semillas del Reino en las nuevas realidades temporales y en cada persona. Esa semilla-sueño busca ser germinada para ser vida en plenitud. Tenemos que re-aprender a discernir evangélicamente, dejarnos embarrar por las realidades de que nos duelen, por las realidades que escuchamos, por las realidades silenciadas de muchos jóvenes, niños y familias que hoy se encuentran en peligro. Para aprender es necesario hacer experiencia. Maestro es quien sabe suscitar experiencias a tiempo para favorecer el aprendizaje. Aprender en Pastoral de Juventud es dejarse tocar y alcanzar por los jóvenes, así... "como están", "donde están" y caminar juntos, no con el imaginario de joven que a veces construimos sino con el joven real para

1

Pastoral de Juventud Argentina. Un mapa para navegar mar adentro. Orientaciones para planificar una Pastoral de Juventud transformadora. Conferencia Episcopal Argentina. p.24. 2 V Conferencia General del Episcopado Latinoamericano y del Caribe. Aparecida Documento Conclusivo.

www.pastoraldejuventud.org.ar/instituto

acompañarlo en el encuentro con Cristo vivo. Los agentes pastorales tenemos que hacernos aprendices de ellos y con ellos. Como Pastoral de Juventud queremos construir una Iglesia que "está inserta en el corazón de la sociedad con una actitud de reconocimiento y apertura a los valores de cada cultura; anuncia con la vida los valores del Evangelio y es capaz de transformar desde adentro las estructuras de muerte que puedan existir 3. Las realidades juveniles nos ofrecen múltiples fronteras que franquear para salir al encuentro con la riqueza del otro, especialmente del joven, fuente de riqueza. Estamos invitados a descubrir a los jóvenes también desde sus riquezas. ¿Qué realidades nos interpelan? ¿Qué realidades nos invitan a salir al encuentro más allá de nuestros miedos? ¿Qué semillas del verbo vemos en las nuevas realidades juveniles? ¿Cuáles son nuestras nuevas fronteras?

Protagonistas y profetas en nuestro tiempo Los jóvenes no son destinatarios pasivos de nuestra acción pastoral. Creemos en una Pastoral de Juventud orgánica que favorece el protagonismo, la participación y el profetismo juvenil en la sociedad y la Iglesia 4. Estos caminos necesitan ser acompañados para que los jóvenes en este proceso puedan discernir y construir un proyecto de vida comprometido con el cuidado de la vida especialmente cuando se encuentra amenazada. En estos tiempos es necesario organizar voluntades al interior de la Iglesia y también articular con otras organizaciones al servicio de la vida de los jóvenes, para abordar alternativas conjuntas ante la desigualdad social, el suicidio, la desocupación, la violencia, la droga, la precarización laboral, discriminación que afecta a miles de jóvenes en nuestro país.

3

Pastoral de Juventud Argentina. Un mapa para navegar mar adentro. Orientaciones para planificar una Pastoral de Juventud transformadora. Conferencia Episcopal Argentina. Principios p.24.

4

cfr. Un mapa para navegar mar adentro, p. 27 y 28.

www.pastoraldejuventud.org.ar/instituto

"...necesitamos favorecer el diálogo y el trabajo en red con los jóvenes de otras organizaciones de la sociedad civil, para así juntos buscar el Bien Común a través del protagonismo juvenil y el compromiso transformador de las diferentes estructuras sociales"5 El protagonismo es una forma de participación que involucra a los jóvenes en las decisiones y criterios en función de conversión personal y la transformación comunitaria y social. El protagonismo cristiano es profetismo que anuncia y denuncia que en diálogo con la historia, con su pueblo y con Dios haciendo de cada uno de los lugares en donde se encuentra lugar de misión y que encuentra en la comunidad la fuerza para la conversión permanente y la transformación de las estructuras que matan la Vida. El protagonismo es una construcción colectiva donde la palabra y la riqueza es valorada, asumida y puesta en común como don que se comparte y crece. "Precisamos también incentivar una actitud crítica y prospectiva frente a la realidad, denunciando proféticamente las situaciones de injusticia que viven los jóvenes" 6. Queremos tener una mirada desafiante ante la realidad que nos interpela y espera de la Iglesia Joven una respuesta Esa respuesta no esta en cuidar lo poco que nos queda frente al avance del individualismo, el egoísmo, el hedonismo y otras características de este tiempo que atentan contra la participación de los jóvenes en la Iglesia y otros espacios sociales. Debemos ser valientes, "No tenemos miedo, con Cristo alimentamos la esperanza" fue el lema de el último Encuentro Nacional de Responsables de Pastoral de Juventud (Gualeguaychú 2003). Ese Espíritu nos anima a salir y proponer el mensaje de Jesús que libera de la esclavitud de la moda, la droga y la violencia, de los dolores de esta vida que duelen y mucho y ayuda a que cada joven tome la vida en sus manos y despliegue un proyecto de vida que lo transforme y lo anima a transformar la sociedad y construir la Civilización del Amor.

5

Pastoral de Juventud Argentina. Un mapa para navegar mar adentro. Orientaciones para planificar una Pastoral de Juventud transformadora. Conferencia Episcopal Argentina. Desafío p. 38. 6 Idem

www.pastoraldejuventud.org.ar/instituto

Information

3 pages

Find more like this

Report File (DMCA)

Our content is added by our users. We aim to remove reported files within 1 working day. Please use this link to notify us:

Report this file as copyright or inappropriate

674574