Read Serie de Estudio El Apocalipsis - Transcripciones de Estudios Impartidos por el Apóstol Dr. Othoniel Rios Paredes text version

Permitida su Diseminación y Publicación Gratuíta Para la Edificación del Cuerpo de Cristo Presentamos la Serie de Estudios del Apocalípsis Transcripciones de Estudios Impartidos por El Apóstol Dr. Othoniel Rios Paredes

MAS QUE VENCEDORES 01/O5/88 INTRODUCCION: Génesis 19:14 Entonces salió Lot, y habló a sus yernos, los que habían de tomar sus hijas, y les dijo: Levantaos, salid de este lugar; porque Jehová va a destruir esta ciudad. Mas pareció a sus yernos como que se burlaba. Me llama la atención que cuando Lot platicó del escape a sus yernos, sabemos que los yernos eran burladores, y lo que me llama la atención es que hasta los burladores tendrán su oportunidad de escapar; y esa es misericordia de Dios, porque nosotros los dejaríamos allí sentados, pero Dios en su misericordia todavía les habla a los burladores a través de Lot, pero no aprovecharon la oportunidad.

Y David los hizo alabar a Dios, los enseñó a conocer al Dios que se alaba. Y de ahí escogió a sus valientes, eso quiere decir que de la Alabanza, el Señor va a escoger a los valientes del final. Dios trata sólo con lo "salvable", lo demás será destruido; notemos que no trata de salvar el sistema mundial, o sea de salvar al mundo. Eso es tremendo, porque el mundo no se va a salvar; eso no quiere decir que se fracasaría en el intento, pero no es así, porque el no va a salvar al mundo. Al contrario, El ya condenó al mundo; ese sistema ya está condenado y lo que va a salvar es lo salvable, porque en Sodoma salvó lo salvable: Génesis 19:12 Y dijeron los varones a Lot: ¿Tienes aquí alguno más? Yernos, y tus hijos y tus hijas, y todo lo que tienes en la ciudad, sácalo de este lugar: Génesis 19:13 Porque vamos a destruir este lugar, por cuanto el clamor de ellos ha subido de punto delante de Jehová; por tanto Jehová nos ha enviado para destruirlo. Dios se prepara a incursionar en el mundo, para salvar al tesoro que El dejó escondido, y por eso comprará al mundo entero, para deshacerse de lo que no le sirve. Por eso Dios reveló a Noé, el juicio de agua, y salva a ocho, nada más, y no se ocupó del resto. Pero aún ahí todavía hubo aviso general, pero en Sodoma que es otro prototipo, hubo aviso a lo salvable; no hubo campaña general en el parque de Sodoma, ni campaña evangelística de sanidad y de salvación. Lo que hubo fue: ¿Dónde están los que hay que salvar? Y otra cosa, el mensaje salvador del final será transmitido por hombres, aunque habrá ayuda angélica y Dios intervendrá sobrenaturalmente, porque Dios revela lo que va a hacer, así como lo hizo en Sodoma. Pero notemos que el mensaje dado a los de Sodoma fue humano, porque a la familia que iba a salvar Dios, le fue avisado por ángeles, pero no así a Sodoma, porque a lo salvable de Sodoma, fue avisado por Lot, que era un hombre. Porque hay gente tan soberbia que dice: - "Bueno, si Dios me habla, si Dios me avisa, entonces si voy a creer" -; pues allí que espere sentado, hasta el día que caiga el fuego del cielo, porque Dios también va a usar medios humanos para probar el orgullo humano también. 1 Corintios 16:22 El que no amare al Señor Jesucristo, sea anatema. Maranatha. El que no se consagre por amor al Señor, será apartado para juicios, que eso quiere decir anatema; porque estamos viviendo tiempos, que todo el mundo cristiano dice que ama al Señor, pero hay dos evidencias que gritan, que no es así: Juan 14:23 Respondió Jesús, y díjole: El que me ama, mi palabra guardará; y mi Padre le amará, y vendremos a él, y haremos con él morada. Juan 14:24 El que no me ama, no guarda mis palabras: y la palabra que habéis oído, no es mía, sino del Padre que me envió. Eso quiere decir que no todos los que dicen que le aman, le aman, porque la primera evidencia es que no se consagran, no se dan enteros al Señor, como prioridad; y la segunda es que no practican su palabra, porque dice: 1)El que me ama, mi palabra guardará y la otra es: 2) El que me ama, se me da entero. Porque el Espíritu Santo quedó para que usted y yo vengamos enteros al Señor, que no es otra cosa, que la interpretación de consagración. El que no ama al Señor sea anatema, quiere decir sencillamente: sea puesto aparte para ver juicios. 2 Juan 1:7 Porque muchos engañadores son entrados en el mundo, los cuales no confiesan que Jesucristo

DESARROLLO: Mateo 22:2 El reino de los cielos es semejante a un hombre rey, que hizo bodas a su hijo; Mateo 22:3 Y envió sus siervos para que llamasen los llamados a las bodas; mas no quisieron venir. Vamos a pensar ahora en el imitador, porque el Apocalipsis nos trae lecciones del proyecto verdadero, diáfano y precioso de Dios, para salvar, y el proyecto de error para hundir del imitador. Vamos a enfocar desde ese aspecto, algunos detalles: ¿Cómo es posible que haya escogidos que van a ser desechados al final? ¿Y cómo es posible que haya quiénes no hayan sido tomados en cuenta al principio y después van a ser llamados y escogidos? Recordémonos de la cena que le hicieron al hijo del rey, en la parábola de Mateo 22: En esa cena, se escogió primero, a quiénes invitar, o sea que hay escogidos con invitación especial; todo estaba preparado para ellos, pero no fueron, se excusaron, y ante las excusas se abrió la puerta para llamar a todos, pero se les dijo a aquellos que no llegaron y que habían sido escogidos, que no eran dignos: Mateo 22:8 Entonces dice a sus siervos: Las bodas a la verdad están aparejadas; mas los que eran llamados no eran dignos. Mateo 22:9 Id pues a las salidas de los caminos, y llamad a las bodas a cuantos hallareis. Mateo 22:10 Y saliendo los siervos por los caminos, juntaron a todos los que hallaron, juntamente malos y buenos: y las bodas fueron llenas de convidados. Se les pasó su oportunidad, y luego a todos los llamados (no los escogidos del principio), sino a los escogidos del final, se les dio la mesa, resultaron escogidos ellos, porque los del principio fueron desechados. Y aunque los del final todos eran defectuosos, así fueron escogidos: 1 Corintios 1:27 Antes lo necio del mundo escogió Dios, para avergonzar a los sabios; y lo flaco del mundo escogió Dios, para avergonzar lo fuerte; 1 Corintios 1:28 Y lo vil del mundo y lo menospreciado escogió Dios, y lo que no es, para deshacer lo que es: O sea que, por defectos reconocidos, vamos a venir a aprovechar la mesa. Yo no le voy a decir que benditos los defectos, pero que el Señor utiliza también los defectos para que nosotros vengamos necesitados. Porque muchos veníamos ciegos, mancos, medio destruidos. Y así también David escogió a los de la cueva para ser sus valientes, y éstos eran los desechados, los endeudados, los que estaban descartados de la familia, los que ya no tenían consuelo en la comunidad, y se fueron a la cueva.

1

ha venido en carne. Este tal el engañador es, y el anticristo. Por eso el tema del gran imitador, está en el siguiente aspecto que vamos a ver en el capítulo siete de Apocalipsis, porque la misericordia de Dios aparta gente que va a ser señalada para que guarde su fidelidad en los días de la tribulación. En el capítulo catorce, se marca también gente que fue preparada para los días de la tribulación máxima, y son dos etapas, porque van a haber vencedores de los principios del horno, y vencedores de los finales del horno. Pero el Señor tendrá vencedores: primero los que no pelearán con carne y sangre, pero que pelearán con otra clase de enemigos y pelearán duramente y de tal manera hasta vencerlos: "Seremos más que vencedores", por eso dice: Romanos 8:37 Antes, en todas estas cosas hacemos más que vencer por medio de aquel que nos amó. Entonces hay vencedores y más que vencedores, más arriba que los vencedores, más altos que los que van a vencer. O sea, que va a haber una batalla, una pelea, que es de los que son más que vencedores, porque van a pelear con espíritus. Porque imaginémonos lo que necesita un hombre, toda vez que se enfrente a los demonios y a los espíritus de ese tipo, y vencerlos y volverlos a vencer, y arrastrarlos por el suelo; usted se imagina lo que se necesita, si esos espíritus son más fuertes que los hombres. Los ángeles caídos que acechan, son más poderosos que los hombres en el plano del mal en donde cayeron, son poderosísimos, pero va a haber un grupo de vencedores, los que no van a pelear batallas de carne, de hueso ni de sangre; son los que se van a casar: Efesios 6:12 Porque no tenemos lucha contra sangre y carne; sino contra principados, contra potestades, contra señores del mundo, gobernadores de estas tinieblas, contra malicias espirituales en los aires. Y ahí viene la primera operación, la operación de verdad: matrimonio verdadero. Notemos que el amado que está allá arriba y que va a venir a casarse con los más que vencedores, de verdad se va a casar para siempre. Y ese matrimonio no solamente va a ser para siempre, que eso ya es una cosa inconcebible por la mente humana, sino intensamente un matrimonio feliz. Porque ¿de qué serviría una unidad eterna, sin la armonía, y sin dicha y sin felicidad'? Sería como decir ahora, que se eternizará este mundo tan feo. Génesis 24:2 Y dijo Abraham a un criado suyo, el más viejo de su casa, que era el que gobernaba en todo lo que tenía: Pon ahora tu mano debajo de mi muslo, Génesis 24:3 Y te juramentaré por Jehová, Dios de los cielos y Dios de la tierra, que no has de tomar mujer para mi hijo de las hijas de los Cananeos, entre los cuales yo habito; Génesis 24:4 Sino que irás a mi tierra y a mi parentela, y tomarás mujer para mi hijo Isaac. Este pasaje de la Biblia es figura para nosotros, de como ahora el matrimonio con Cristo es la operación de verdad, porque Dios envió que a su Hijo le fuera cautivada una esposa, por el profeta verdadero, para llevársela a su encuentro. Estoy hablando de Dios Padre, enviando al Espíritu Santo, para traer de en medio de la tierra: La esposa para el matrimonio verdadero. Pero también ese padre del imitador ha enviado un falso profeta, para conseguirle la falsa esposa al falso cristo; esa es la operación de error: 2 Tesalonicenses 2:9 A aquel inicuo, cuyo advenimiento es según operación de Satanás, con grande potencia, y señales, y milagros mentirosos, 2 Tesalonicenses 2:10 Y con todo engaño de iniquidad en los que perecen; por cuanto no recibieron el amor de la verdad para ser

salvos. 2 Tesalonicenses 2:11 Por tanto, pues, les envía Dios operación de error, para que crean a la mentira; y bendito y bienaventurado tres veces dichoso, el que ahora (hoy), entienda ésto. Porque se va a dividir este asunto, entre los que van a ir corriendo más que vencedores, al encuentro del amado del verdadero matrimonio; y será matrimonio eterno, íntimo, tremendo, precioso, de intimidad alma, cuerpo y espíritu, que no se puede describir, que no hay mente que la pueda captar ahora. Y los que van a ser engañados, se van a ir detrás del falso esposo, por la influencia del falso profeta para ir a un matrimonio falso también. Del cual se hará pedazos ese matrimonio a los tres años y medio. Y será la operación de error, que hará perderse a millones de personas que andan buscando las añadiduras en las religiones, que andan buscando un liderazgo humano, que andan buscando sus intereses personales y que la Biblia los declara, como que su dios es su propio vientre, sus propios deseos: Filipenses 3:19 Cuyo fin será perdición, cuyo dios es el vientre, y su gloria es en confusión; que sienten lo terreno. Pero la operación será tan bien hecha, que aun escogidos de Dios, vacilarán a la hora de la disyuntiva, de la alternativa, y por eso aquí en el Apocalipsis se marca los otros vencedores, los que vencieron cuando la operación de error se puso en marcha. Los primeros vencedores fueron escapados, porque ellos pelearon las batallas espirituales; por eso a la Iglesia verdadera, el Señor le dice: Efesios 6:11 Vestíos de toda la armadura de Dios, para que podáis estar firmes contra las asechanzas del diablo. Efesios 6:12 Porque no tenemos lucha contra sangre y carne; sino contra principados, contra potestades, contra señores del mundo, gobernadores de estas tinieblas, contra malicias espirituales en los aires. Que su lucha es contra espíritus en los aires, armados de toda la armadura de Dios, para pelear contra los espíritus, no contra gente. Por eso, a esos más que vencedores, los prepara el Señor para esas batallas, donde no se usan escopetas, ni tienen municiones, pero que tienen poder en Espíritu. Empápese de eso ahora, porque viene tiempo en que no va a saberlo más, vienen días en que no se lo van a poder explicar, vienen tiempos en que se hará un monopolio religioso en el mundo; y a donde quiera que usted vaya, va a encontrar explicaciones cerradas, y a donde usted vaya, va a encontrar líderes falsos, y al falso profeta, y al anticristo mismo, y va a encontrar el desagüe de la humanidad, para que se pierda el que no le tuvo amor a la verdad (hoy). Ahora todavía se puede oír, y en estos capítulos: siete y catorce de Apocalipsis, vemos millares de vencedores. Y esos vencedores agitando sus palmas, lavando sus ropas, en la sangre del Cordero de Dios, entrarán en el reino terrenal, en el reino del milenio y eterno; porque lavaron sus ropas en la sangre del Cordero. Y el Señor estará haciendo esa operación, sólo a base de discernimiento, y guianza del Espíritu. Por eso hoy nadie que no sea guiado por el Espíritu, llegará a ser hijo, por eso preparémonos para una guianza clara del Espíritu, pero para que haya guianza y haya escapatoria, tiene que haber sensibilidad espiritual, y tiene que haber consagración y rendición. Diríamos que la palabra clave ahora, es: "Señor vénceme, para que yo pueda vencer". Nosotros debiéramos de ser más que vencedores como hubiera sido Jacob en Bethel. Dios le dio a Jacob las promesas y la primogenitura y las bendiciones, y todo el Programa de El, y lo amó más que a Esaú, lo dice claro

2

la Biblia: Romanos 9:13 Como está escrito: A Jacob amé, mas a Esaú aborrecí. Entonces lo que Dios quería era, que Jacob escapara primero de su propio ¨Yo¨, y luego escapara de todas las consecuencias que trae vivir uno su propia vida, porque por veinte años anduvo Jacob, sin escapar de su propia personalidad. Y notemos bien, que Jacob hubiera escapado en Bethel, cuando Dios lo atajó, y Dios lo botó en el desierto. Pero ahí no hubo nada para Jacob, más que promesas, pero el que estaba dando las promesas, las estaba dando de verdad: Génesis 28:15 Y he aquí, yo soy contigo, y te guardaré por donde quiera que fueres, y te volveré a esta tierra; porque no te dejaré hasta tanto que haya hecho lo que te he dicho. Vemos como el Señor le dice: ¨Yo te bendeciré...... Y era un engañador. Y hasta le dió una visión de una escalera: Génesis 28:12 Y soñó, y he aquí una escala que estaba apoyada en tierra, y su cabeza tocaba en el cielo: y he aquí ángeles de Dios que subían y descendían por ella. Dándole a entender que el cielo estaba abierto para él. ¿Pero qué hizo Jacob? El que hubiera sido el prototipo de los más que vencedores, como sería ahora la Iglesia, que va a ser pura y limpia cuando Cristo regrese. ¿Qué hubiera pasado si allí levanta el Señor a Jacob y le evita el resto de sufrimiento? Pero Jacob se levanta de allí, todavía como Jacob, y sigue como Jacob, y no entendía ni la visión y todavía le dice: Génesis 28:22 Y esta piedra que he puesto por título, será casa de Dios: y de todo lo que me dieres, el diezmo lo he de apartar para ti. Note con lo que le respondió, con los diezmos. Así como hay gente que dice: ¨Yo no puedo ir a la Iglesia, pero ahí van mis diezmos, al fin y al cabo lo que quieren son mis diezmos. Pero eso, serán los hombres, pero Dios no, porque Dios lo que quiere no es el diezmo, sino a ti que te vengas con El. Porque ¿para que quiere Dios los diezmos? si acaso serán para acá, pero no para allá. Y Jacob se fue a rodar tierra, no quiso ser más que vencedor. Diríamos para ser figura: Si vencemos en Bethel (con la luz, con la casa del pan) seremos más que vencedores, y no tendremos esa vida rastrera que tuvo Jacob, y aún así, Dios lo sigue veinte años. Y así que lo siguió veinte años, lo volvió a botar. Dos veces lo botó: 1) Piedra de almohada: Génesis 28:11 Y encontró con un lugar, y durmió allí porque ya el sol se había puesto: y tomó de las piedras de aquel paraje y puso a su cabecera, y acostóse en aquel lugar. Lo botó, lo tiró al suelo. 2) Lo descoyuntó: Génesis 32:25 Y como vió que no podía con él, tocó en el sitio del encaje de su muslo, y descoyuntóse el muslo de Jacob mientras con él luchaba. O sea que hay luz que Dios te quiere dar voluntaria, que te rindas. Y de nosotros depende si nos levantamos para ser más que vencedor de Betel, o sigo mi vida. Ahora, lo que te quiero señalar es que Jacob sí fue vencedor. Lástima que fue vencedor hasta Peniel, y fue vencedor no por su fuerza, porque si en su fuerza hubiera sido, sigue siendo el Jacob orgulloso. Pero cuando estaba él poniendo todas su fuerzas, se le acabó su orgullo, porque cuando puso todas sus fuerzas vio que no podía ni mover al ángel. Y empujó y empujó, entonces el ángel lo descoyuntó de un todo, y cayó vencido. Entonces el Señor me dijo: "Mira como hasta que lo vencí, pudo vencer" Diría que éste es el rhema de este estudio porque nosotros no podemos vencer, hasta que nos dejemos vencer por el que vence. Porque no es asunto de decir: ¨Yo voy a hacer, yo me voy a portar mejor¨; no, así no es, y mejor no lo digamos, porque somos de la misma pasta, de la misma piel.

Mejor como ya probamos tantas veces, y como ya nos hemos revolcado oponiéndonos, mejor rindámonos porque la revolcada de Peniel fue de oposición.

3

APOCALIPSIS CAPITULO 1 24/01/88

INTRODUCCION: Apocalipsis 1:1 La revelación de Jesucristo, que Dios le dió, para manifestar á sus siervos las cosas que deben suceder presto; y la declaró, enviándola por su ángel á Juan su siervo, Anteriormente estuvimos estudiando el libro de Daniel, que es la llave del Apocalipsis. Hoy vamos a empezar con el libro de Apocalipsis para seguir una secuencia con las nuevas revelaciones y estar al día, para tener una semblanza general de ésto. Vamos a leer la pregunta que dice: Apocalipsis 5:2 Y vi un fuerte ángel predicando en alta voz: ¿Quién es digno de abrir el libro, y de desatar sus sellos? Apocalipsis 5:3 Y ninguno podía, ni en el cielo, ni en la tierra, ni debajo de la tierra, abrir el libro, ni mirarlo. Notemos eso, como que estaba cerrado el libro de los Juicios, entonces nos vamos a basar específicamente en la revelación de Jesucristo, que Dios le dió. Se ha dicho que el libro de Apocalipsis es muy difícil de entender, y de verdad es difícil, si no hay auxilio del Espíritu Santo, como lo es también cualquier libro de la Biblia. Pero tiene la particularidad de que el libro de Apocalipsis nunca ha estado cerrado, los que hemos estado cerrados, hemos sido nosotros; o sea que los sellos no implican que el libro de Apocalipsis está cerrado. El libro de los sellos que recibió el Señor, es de los juicios que van a haber; esos sí estaban sellados, porque no podían estar abiertos antes que el Señor los abriera porque el libro que estuvo cerrado también es el libro de Daniel. Pero ya explicamos que el Libro de Daniel, se abrirá en el tiempo del fin; o sea que ya no está cerrado tampoco, y se empezó a abrir en 1948, cuando la ciencia se aumentó de manera exagerada, porque así estaba dicho. Y hay de verdad tesoros en el libro de Daniel, y en el libro de Apocalipsis. Tuvimos una aportación maravillosa en uno de los retiros de pastores que hubo en Los Angeles, y decía: Que el oro para ser purificado, se funde a l948 grados; o sea que desde que Israel se fundó como nación en 1948, ahora ya se puede sacar oro de estos libros. Por eso, no es casualidad que Dios haya puesto que a 1948 grados el oro da lo mejor que tiene de sí mismo. Hay fechas claves, pero no vamos a estar pendientes de fechas, vamos a estar pendientes de tesoros Inescrutados, de revelaciones a la luz de La Palabra, de avisos de última hora, confirmaciones, etc. Se ha hablado mucho y hay libros quizás más que cualquier otro libro de la Biblia, que se han escrito sobre Apocalipsis, y donde difieren todos los autores, porque unos tienen revelación y otros no, unos interpretan a su manera, otros de otro manera, etc. Pero sabemos que Dios no iba a dejar sin declarar las cosas que vienen, a sus verdaderos siervos, porque lo que pasa, es que se mete mucha gente a querer abrirlo y no tienen luz espiritual, y no tienen la visitación del Señor, y esos no van a ver nada más que letras, signos, parábolas, y figuras, que no van a entender.

Así que vamos a empezar por decir, que a Juan Sebedeo, se le dió el privilegio de ser el depositario de este librito (así se le llama en el griego, para distinguirlo del libro que es la Biblia entera). Juan pudo haber oído las revelaciones directamente de labios de Cristo cuando estaba jovencito y se reclinaba en su pecho; sin embargo, era tan profundo lo que iba a recibir, era tan hondo lo que iba a ser declarado, que el Señor esperó hasta que Juan fuera un anciano para declararle las revelaciones, porque aunque había prisa, no era tanta, como para darle a un joven revelaciones tan profundas. Y no solamente esperó que Juan estuviera viejo, sino que lo acrisoló en la Isla de Patmos, lo metió en el sufrimiento, porque las mejores revelaciones de Dios, no vienen en la holgura o en la anchura de la vida, sino que vienen en la apretura y en medio de la prueba y de la tormenta. Por eso si queremos revelaciones, van a haber aguijones que lo van a nivelar; van a haber Patmos. Y si nosotros queremos saber la verdad de Dios, y practicar lo que Dios quiere dar a nuestra vida, van a haber exilios, van a haber pérdidas de familia, oposición de la gente y lo más serio es que viene a ser oposición de la gente más cercana. Juan lo vivió, y él pudo haber oído de Cristo, y hubiera preguntado ¿Qué va a haber al final? porque era el que estaba más cerca. Y el Señor les dijo a todos ellos, inclusive a Juan: (Parafraseando): "Yo les voy a revelar las cosas que ahora no pueden sobrellevar, pero después"; y ese después incluía: 1) La certidumbre de la resurrección del Señor; y 2) La investidura de poder del Espíritu. Esto quiere decir que los que no están seguros de la resurrección del Señor por revelación divina, no pueden entender el Apocalipsis; tampoco lo pueden entender, si no están llenos del Espíritu. Por eso hay tanta versión del Apocalipsis, porque hay tantos niveles de acercamiento al Señor, y hay quienes solo ven la Letra, y solo ven el enredo que aparentemente hay, y hay quienes ven lo que Dios quiso decir en el librito. Este es un Libro en clave, y la clave la revela solo el Espíritu; así que solo el que está en el Espíritu, puede entender; y va a tener la oportunidad de explicárselo a otros que no tienen la clave. Vamos a decir que la primera parte del Apocalipsis, es una mirada de Juan exiliado en Patmos, solitario y abandonado en una Isla por causa de la Palabra del Testimonio y luego dice: Apocalipsis 1:10 Yo fuí en el Espíritu y ví el Día del Señor, quiere decir que posiblemente se salió de su cuerpo, y allí es donde se le empieza a revelar. Notemos que primero estaba en el espíritu, luego en espíritu, y no con la cabeza, no con el cerebro, no con su mente natural de hombre, sino en el Espíritu, vió y contempló el Día del Señor en todas sus fases. Quiere decir que las tuvo que haber interpretado por el Espíritu, sino hubiera sido una versión más humana de lo que viene. Lo primero que Juan ve es a Cristo, por eso hay tres realidades de Cristo: En Juan vemos profundidades en su Evangelio de como era Cristo: Juan 1:1 En el principio era el Verbo, y el Verbo era con Dios, y el Verbo era Dios. 1) Veamos aquí una concepción del Cristo de la eternidad pasada, antes de encarnar. Pero luego dice también la otra realidad: 2) Que el Verbo tomó cuerpo, y esa es la venida de Cristo al mundo; y luego dice: Juan 1:14 Y aquel Verbo fué hecho carne, y habitó entre nosotros (y vimos su gloria, gloria como del unigénito del Padre), lleno de gracia y de verdad: Ese es el Cristo que estuvo hace dos mil años. 3) Pero luego dice la realidad ahora en Apocalipsis, del Cristo que ascendió, del Cristo tal como está hoy, y

DESARROLLO:

1

que no era como lo vió Juan hace dos mil años, el Cristo perenne de la eternidad, como está hoy a la diestra del Padre; así lo vió Juan el Apóstol. Así que son las tres realidades, porque sabemos de Cristo por la Palabra antes de encarnar, sabemos de Cristo encarnado que vino a verter su sangre para lavar nuestros pecados, y luego del Cristo que está hoy a la diestra del Padre. Empezando desde el capítulo 1 de Juan, es el Cristo crucificado, al cual los ángeles sirven, y cuando estaba en la tierra se ve que le sirven también, llevándole comida en el desierto, y ministrándole en el Getsemaní; pero no había una profusión de ángeles alrededor de El. Y ahora está rodeado de servidores, de ángeles, serafines y querubines; por eso es que le dijo a Natanael: Juan 1:51 Y dícele: De cierto, de cierto os digo: De aquí adelante veréis el cielo abierto, y los ángeles de Dios que suben y descienden sobre el Hijo del hombre. Eso es futuro, y eso es lo que viene ahora, vamos a ver al Cristo, en que ángeles, servidores y humanos, todos le sirven, porque El es centro de todo ahora. Ahora bien ese Cristo glorificado fue el que Juan vió y lo vió tan diferente al Cristo de hace dos mil años, que era el Cristo donde él se reclinaba en su pecho y oía su corazón, y no le pasaba nada, en cambio cuando lo vió en esas escenas apocalípticas, cayó como muerto: Apocalipsis 1:17 Y vi cuando yo le vi, caí como muerto á sus pies. Y él puso su diestra sobre mí, diciéndome: No temas: yo soy el primero y el último. Ahí estaba Cristo ya glorificado. En Apocalipsis 1:3 dice: Bienaventurado el que lee y los que oyen las palabras de la profecía y guardan las cosas que están escritas en ella, porque el tiempo está cerca. Vemos que el libro de Apocalipsis es el único que tiene bienaventuranzas para los que lo leen, a pesar de que la gente dice que no hay que leerlo porque es muy enredado, y que es muy difícil y que no hay quién lo entienda, sin embargo la Biblia dice todo lo contrario. Pero no es solo para el que lo lee, sino también para el que lo oye (para los que no saben leer); o sea que solo con oírlo estamos recibiendo una bienaventuranza. Y también para los que lo guardan, Quiere decir que la bienaventuranza es triple, porque es bienaventuranza de oído, de ojos y de practicar lo que ahí dice el Señor. Vamos a encontrar también en este libro, las diez bienaventuranzas del nuevo pacto, así como están las diez bienaventuranzas del pacto antiguo en Mateo, aquí están las diez bienaventuranzas del nuevo pacto para nosotros. También vemos en Apocalipsis 1:4 que dice: Juan, a las siete iglesias que están en Asia: Gracia a vosotros y paz, de aquel que es y que era y que ha de venir, y de los siete Espíritus que están delante de su trono. Es un mensaje a las iglesias, a toda la Iglesia, y a la Iglesia de todos los tiempos. También es un mensaje particular para cada Iglesia donde se va a estudiar, y también es un mensaje para cada vida que representada está en la Iglesia, con defectos y con cualidades; o sea que tiene un triple mensaje también: Un mensaje a toda la Iglesia universal, mensaje a todas las congregaciones particulares, y mensaje a los individuos que forman parte de la Iglesia triple, porque el Señor habla siempre para el cuerpo, para el alma y para el espíritu en forma triple. Juan oye que en la revelación que le dan, le presentan a un Cristo hombre, pero glorificado; Cristo-Hombre, porque lo ve como hombre, pero lo ve imponente, maravilloso,

glorificado, porque es la exaltación de la humanidad en Cristo; o sea que es lo que Cristo vino a hacer al venir de un nivel y bajar a otro nivel en la tierra, y subir al nivel que tiene ahora. Entonces es un plano muy superior, porque le dió una humillación, entonces subió más y ahora está a lo sumo, a lo máximo: Filipenses 2:7 Sin embargo, se anonadó á sí mismo, tomando forma de siervo, hecho semejante á los hombres; Filipenses 2:8 Y hallado en la condición como hombre, se humilló á sí mismo, hecho obediente hasta la muerte, y muerte de cruz. Filipenses 2:9 Por lo cual Dios también le ensalzó á lo sumo, y dióle un nombre que es sobre todo nombre. Notemos bien, que ese Cristo que se presenta ahí, revelado a Juan, es la revelación que Dios el Padre, le da a un discípulo de Cristo, pero no para que el discípulo lo conozca nada más, y que tenga una experiencia antes de irse de la tierra (morir), sino para que lo revele a los demás siervos. Pero lo interesante es que lo revela a los ángeles de las Iglesias, y no a las Iglesias; eso quiere decir, que la revelación primaria, la revelación del Espíritu, va a los ministros, y luego los ministros enseñan a la Iglesia de la revelación. Porque seguramente lo leían y lo explicaban como lo hacemos nosotros, y ahí hay revelación, pero es una revelación diferida, porque la revelación que tuvo Juan, fue Dios directamente; pero transmitió eso como revelación transmitida claramente al ángel de cada Iglesia, y ellos los iban a poner al alcance de los siervos. Se revela este mensaje a las Iglesias por esa vía angélica y son cosas que van a suceder después: Manifestar a sus Siervos las cosas que deben suceder presto y las envió por su ángel a Juan; Un ángel a Juan y Juan a los ángeles de las Iglesias, y los Angeles de las Iglesias a los de las Iglesias. Esto quiere decir que debe haber jerarquías de iluminación en la revelación para las iglesias y deben haber sujeciones. Porque podría haber una confusión que cada quien tuviera su revelación apocalíptica y que cada uno la predicara. Tiene que ser sujeta en un orden, en una cadena de revelación. Porque primero fue Dios a Jesucristo, Jesucristo al ángel, El ángel a Juan, Juan a las siete Iglesias. Porque ninguno pudo recibir ésto por sueños o recibir la revelación en su mente, porque no es individual, sino que es para la colectividad; por eso el Apocalipsis debe estudiarse en colectividad, bajo ministerios. Y no es bueno hacer un Apocalipsis privado, ni tampoco se puede hacer un evangelio privado, porque hay ministerios, hay revelaciones estipuladas en las gradaciones de la gloria de Dios para sus discípulos. Porque Dios no les reveló lo mismo a los que se quedaron al pie del monte, que a los que estaban arriba en la transfiguración. Y ni a Judas le reveló algo de eso; y aunque es cierto que él oyó las enseñanzas del Señor, pero nunca se ha leído que Judas tuviera revelación. Eso quiere decir que tiene uno que colocarse en el lugar que le corresponde. Porque hasta Pablo para tener un ministerio tuvo que ser colocado en una Iglesia organizada y ahí fue llamado al apostolado, después de ser maestro, y de ser profeta. El Señor empezó a mostrarle a Juan (cuando él subió en el Espíritu a ver el Día del Señor) en su orden el Día del Señor. Notemos entonces que el Apocalipsis es futuro (progresión futura); no es solamente datos del pasado, o datos históricos, como algunos quieren hacerlo creer; sino que es futuro, porque dice literalmente: Apocalipsis 1:19 Escribe las cosas que has visto, y las que son, y las que han de ser después de éstas. Entonces cuando Juan las estaba recibiendo, era de ahí para adelante y muchas cosas todavía están sucediendo y las vamos a

2

ver, pero la mayoría del libro de Apocalipsis es Revelación futura del futuro total. Eso lo vamos a ver más adelante, porque ahora solo estamos haciendo una introducción que nos va a servir para detallar el libro de Apocalipsis que es un libro muy delicado que hay que estudiar despacio. También le dice a Juan que es el testigo fiel: Apocalipsis 1:5 Y de Jesucristo, el testigo fiel, el primogénito de los muertos, y príncipe de los reyes de la tierra. Al que nos amó, y nos ha lavado de nuestros pecados con su sangre. Esta hablando del Cristo que bajó a la tierra para ser testigo del Padre; porque solo El es el que ha visto al Padre, porque nadie le ha visto jamás, solo Cristo. Entonces El vió al Padre y el Padre le reveló todo, le dió todo y vino a la tierra y este es el testigo fiel. Acordémonos entonces que cuando ya está hablando acá, ya está en el cielo; entonces es como que le dijeran a Juan: ¨Este es El que bajó y fue testigo y fue fiel¨; luego dice: ¨Este es el primogénito de los muertos¨, nosotros sabemos que han muerto muchos antes que Cristo, por ejemplo: Lázaro murió antes que Cristo, y tanta gente que murió antes, pero El es el primero de los muertos.

3

EL SUMO SACERDOTE 31/01/88

INTRODUCCIÓN: Apocalipsis 1:13 Y en medio de los siete candeleros, uno semejante al Hijo del hombre, vestido de una ropa que llegaba hasta los pies, y ceñido por los pechos con una cinta de oro. Apocalipsis 1:14 Y su cabeza y sus cabellos eran blancos como la lana blanca, como la nieve; y sus ojos como llama de fuego; Apocalipsis 1:15 Y sus pies semejantes al latón fino, ardientes como en un horno; y su voz como ruido de muchas aguas. Apocalipsis 1:16 Y tenía en su diestra siete estrellas: y de su boca salía una espada aguda de dos filos. Y su rostro era como el sol cuando resplandece en su fuerza. Estamos estudiando Apocalipsis, Libro tan necesario en revelación, estuvimos en el capítulo I, y vamos a recoger espigas todavía de este capítulo, para que vayamos adelantándonos al siguiente capítulo, para venir preparados, porque es un libro bastante difícil y humanamente imposible de estudiar, pero con el auxilio del Espíritu Santo sí se puede. Este capítulo lo estudiamos desde el punto de vista del Sumo Sacerdote que Juan vió desde la tierra. Pero ahora vamos a ver algunos aspectos del servicio sumo sacerdotal (servicio actual), del cual puede usted echar mano ahora.

Otra diferencia tremenda del Sumo Sacerdote actual, con el Sumo Sacerdote actuante hace dos mil años, es que su presencia es increíblemente impactante ahora, para la carne humana. Hace dos mil años los discípulos humanos (de carne y hueso), se reclinaban en su pecho, lo abrazaban probablemente, y El les ponía las manos, pero ahora cuando Juan lo ve, cae como muerto, notemos esa diferencia: Apocalipsis 1:17 Y cuando yo le vi, caí como muerto á sus pies. Y él puso su diestra sobre mí, diciéndome: No temas: yo soy el primero y el último. Vemos ahí, como el Señor lo toca y en otra versión dice: "Le puso su mano derecha, diciéndole: No temas, Yo soy el primero y el último". Entonces, aunque tiene todo poder, nos puede tocar, lo único que tenemos que hacer nosotros es rendirnos, y darnos como muertos, ya no reaccionar nosotros, para que El entonces ponga su diestra y nos haga fortalecernos. Primero: Es un Sumo Sacerdote que revela, no sólo se revela, sino revela y no sólo se puede mostrar, sino que nos puede enseñar y revelar (todo el libro es una muestra), porque es la Revelación de Jesucristo a Juan el apóstol. Segundo: El sumo sacerdocio del Señor, trata primero con los ministerios, antes de tratar con el pueblo, porque el pueblo está agrupado debajo de los ministerios; por eso, cuando tiene las siete estrellas en su mano, dice que son ministros, aunque también tiene los siete candeleros que son la Iglesia, pero ahí se ve una diferencia, porque los siete candeleros no los tiene en su mano: Apocalipsis 1:16 Y tenía en su diestra siete estrellas: y de su boca salía una espada aguda de dos filos. Y su rostro era como el sol cuando resplandece en su fuerza. Apocalipsis 1:13 Y en medio de los siete candeleros, uno semejante al Hijo del hombre, vestido de una ropa que llegaba hasta los pies, y ceñido por los pechos con una cinta de oro. Nosotros sabemos que las siete estrellas son los ángeles o ministros; entonces las siete estrellas son los ángeles, y los siete candeleros son las Iglesias, pero los siete candeleros no están en la diestra, sino están alrededor de El, y El en el centro. Por eso hay un trato primero con los ministros y enseguida con el pueblo. Por lo que no debe haber pueblo sin ministros, ni deben haber evangélicos sueltos: 1) Cristo representando al Padre 2) Estrellas en su diestra (ministros) y 3) Candeleros, y no hay más: siete candeleros (toda la Iglesia), siete estrellas (todos los Ministros). Por supuesto, no son siete ministros ni siete Iglesias nada más, aquí están representativas. Quiere decir que fuera de eso no hay estructuras de Iglesias; cada uno está en un candelero, pero cada candelero tiene su ministro, y ese ministro tiene su cabeza que es Cristo. Ahora, lo que nosotros tenemos que analizar, es si el ministro es de las siete estrellas, porque pueda ser que haya ministros que se pusieron ellos, pueden haber ministros que el Señor no ha llamado, entonces no están en la diestra del Señor y claro, la diestra muestra: "sostén"; por eso se habla de parte de Pablo: "No pondrás bozal al buey que trilla"; eso quiere decir que el que no trilla que le pongan bozal y al que trilla mal, también que le pongan bozal. Claro, eso se va a ir acentuando, conforme se acerque la venida del Señor: entonces vamos a ir viendo, como el Señor va a hacer destituciones, arrebatamientos de candeleros (va a quitar

DESARROLLO: Nosotros sabemos que nuestro Señor cuando estuvo en la tierra hace dos mil años, estaba limitado voluntariamente, estaba circunscrito a un cuerpo mortal inclusive, a un cuerpo que no podía hacer uso de los atributos divinos, porque estaba precisamente velado para que se mostrara como un hombre lleno de la unción del Espíritu y como un hombre santo; pero cuando El ascendió, estaba con todo poder y ahora está: "con todo poder". Hay un cambio entonces, porque ahora dijo: Mateo 28:18 Y llegando Jesús, les habló, diciendo: Toda potestad me es dada en el cielo y en la tierra. En otra versión dice: "todo poder me ha sido dado", con eso quiso decir, que no estaba actuando con "todo poder"; sin embargo, vemos las maravillas, que el Señor hizo estando limitado y ahora con todo poder ¿Qué irá a hacer? Porque está en una proyección de Sumo Sacerdote en la tierra, es decir: hacia la tierra. Y desde el trono del Padre dice: Juan 20:21 Entonces les dijo Jesús otra vez: Paz á vosotros: como me envió el Padre, así también yo os envío. Ahí está comisionando gente abajo, y esa gente comisionada va representándolo; eso quiere decir, que podemos echar mano del poder. Y además del poder, ahora está al alcance del ungido consagrado y enviado la Mente del Señor; porque el Espíritu Santo que revela los misterios de la Divinidad, está activo subiendo y bajando, y oyendo arriba, y bajando y comunicando abajo: Juan 16:13 Pero cuando viniere aquel Espíritu de verdad, él os guiará á toda verdad; porque no hablará de sí mismo, sino que hablará todo lo que oyere, y os hará saber las cosas que han de venir. Juan 16:14 El me glorificará: porque tomará de lo mío, y os lo hará saber.

1

candeleros), y vamos a ir viendo a ministros postreros, más grandes que los primeros. Cuando Cristo se revela glorioso: Sumo Sacerdote a la diestra del Padre; dice: Apocalipsis 1:7 He aquí que viene con las nubes, y todo ojo le verá, y los que le traspasaron; y todos los linajes de la tierra se lamentarán sobre él. Así sea. Amén. Va a ser una venida gloriosa y pública, y se está refiriendo a que va a venir a regir al mundo, y esta es la venida que se llama en griego: epifanía, y la venida por la Iglesia es: parusía, o sea "aparición secreta". La epifanía la van a ver todos los inconversos, hasta Satanás y los demonios, porque dice: "Todo ojo le verá, aún los que le traspasaron". Y dice en: Apocalipsis 1:9 Yo Juan, vuestro hermano, y participante en la tribulación y en el reino, y en la paciencia de Jesucristo, estaba en la isla que es llamada Patmos, por la palabra de Dios y el testimonio de Jesucristo. Eso quiere decir que todos somos compañeros de angustias, pero también del reino; por eso los ministros no debemos esperar aplausos, porque si somos siervos del Señor, lo más probable, es que van a haber escupitajos. Ahora, si quieres fama y popularidad, mejor vete al teatro, y hazte una estrella de aquellas que se matan, y después se aburren de la fama y no les queda ni el dinero de la fama; pero las estrellas de la diestra del Señor no tendrán fama, pero tendrán lo necesario. Dice que Juan es compañero en tribulación, en reino y en perseverancia; eso quiere decir que si nosotros perseveramos y sentimos el reino, somos compañeros de Juan, y probablemente vamos a tener nuestros Patmos. Porque el Sumo Sacerdote que estamos estudiando se revela a nosotros, y los ministros que no están en la guianza del Espíritu, en la línea del Espíritu; se van a rezagar, y se van a asustar con toda la revelación que venga, sobre todo, cuando la revelación es profunda. Dice en Apocalipsis 1:13 Y en medio de los siete candeleros, uno semejante al Hijo del hombre, vestido de una ropa que llegaba hasta los pies, y ceñido por los pechos con una cinta de oro. O sea que Cristo es el centro de la Iglesia, y ahora Juan ya no se atrevió a decirle "Hijo del Hombre"; sino "A uno semejante al Hijo del hombre", parecía hombre en otras palabras, porque tenía tanta gloria, que ya rebasaba lo humano; por eso le dice: "Ví a uno semejante al Hijo del hombre". Preguntémonos que visión tenemos ahora de Cristo, si tenemos una visión de un Cristo de hace dos mil años, que estaba limitado y hasta inmovilizado, y hasta copiado, o tiene la imagen de Uno que es tan inmenso, que se asemeja al Hijo del hombre de hace dos mil años. Nosotros leemos en la Biblia que dice: Hebreos 13:8 Jesucristo es el mismo ayer, y hoy, y por los siglos. Y ésto es verdad, pero tiene sus manifestaciones menguadas, y más altas, porque sus mismos discípulos en sus días de visitación a la tierra, solo tres lo vieron glorioso antes de la cruz, pero los demás lo vieron como un hombre, aparte de los milagros. Pero claro, cuando El resucitó, ya lo vieron de otra manera, pero no tan alta como ésta, porque hubieran caído como muertos todos, en cambio corrían, nadaban, se acercaban, comían con El, y platicaban con El. Y El se les reveló más y ése es el Cristo que nosotros tenemos ahora. También dice que la túnica le llegaba hasta los pies y que tenía el cabello blanco (significa sabiduría), y que sus ojos eran como llama de

fuego (son ojos que juzgan, que escrutan, y que profundizan y se meten hasta dentro del corazón) y lo que El mira mal con sus ojos, lo tritura con los pies. El no quiere nada que ofenda a su justicia. Por eso dice que sus pies son semejantes al bronce bruñido: Apocalipsis 1:15 Sus pies semejantes al bronce bruñido cuando se le ha hecho refulgir en el horno, y su voz como el ruido de muchas aguas. Y también dice: Apocalipsis 1:16 Y tenía en su diestra siete estrellas: y de su boca salía una espada aguda de dos filos. Y su rostro era como el sol cuando resplandece en su fuerza. Por eso dice también que de su boca sale la Palabra que parte, la Palabra aguda, la Palabra que penetra. El Señor por ser Sumo Sacerdote de nosotros, y que nos ha enviado a representarlo, quiere que nosotros llevemos la Palabra aguda también (la Palabra de dos filos), que no llevemos la palabra nuestra, que no llevemos espaditas romanas, ni espadas melladas, que no llevemos espadas que no cortan, ni mucho menos espadas de hojalata, que no lastimen a zutano ni a fulano, sino al contrario, El quiere que llevemos espada aguda de dos filos, que corte para todos lados: Hebreos 4:12 Porque la palabra de Dios es viva y eficaz, y más penetrante que toda espada de dos filos: y que alcanza hasta partir el alma, y aun el espíritu, y las coyunturas y tuétanos, y discierne los pensamientos y las intenciones del corazón. Relativo a la región de los muertos le dice a Juan: Apocalipsis 1:18 Y el que vivo, y he sido muerto; y he aquí que vivo por siglos de siglos, Amén. Y tengo las llaves del infierno y de la muerte. Esto quiere decir que para vencer la muerte, Cristo tuvo que probarla y se va a saber que por nosotros Cristo venció la muerte, cuando veamos la nube de resucitados de la muerte; porque algunos tendrán el privilegio (según la Escritura), de ni siquiera ver la muerte. Pero El tuvo que bajar y tuvo que probarla, y por eso salió con las llaves, porque el Señor bajó a la muerte y la venció y le quitó las llaves a la muerte, y por eso les dice a los que tienen miedo a la muerte y a ésto y a lo otro: (Parafraseando) "Las llaves de la región de la muerte, las tengo yo". Entonces cuando tengamos temores de qué nos va a suceder mañana, qué vendrá mañana o pasado mañana, y de como iremos a terminar y sí nos van a matar o no, (esos temores asaltan), entonces recordémonos que el que va a decidir eso, tiene las llaves y no solo es nuestro amigo, sino nuestro Salvador, así que nada mas tenemos que preguntarle a El. Porque El les avisaba a sus amados y a sus íntimos de cuando iban a morir; por ejemplo a Pedro : Juan 21:18 De cierto, de cierto te digo: Cuando eras más mozo, te ceñías, é ibas donde querías; mas cuando ya fueres viejo, extenderás tus manos, y te ceñirá otro, y te llevará á donde no quieras. Juan 21:19 Y esto dijo, dando á entender con qué muerte había de glorificar á Dios. Y dicho esto, dícele: Sígueme. A Pablo le dijo, que él iba a ser inmolado y yo no dudo que hasta le dio la fecha, y como Pablo estaba con deseos de irse, era buena noticia, por eso Pablo escribió: 2 Timoteo 4:6 Porque yo ya estoy para ser ofrecido, y el tiempo de mi partida está cercano. 2 Timoteo 4:7 He peleado la buena batalla, he acabado la carrera, he guardado la fe. 2 Timoteo 4:8 Por lo demás, me está guardada la corona de justicia, la cual me dará el Señor, juez justo, en aquel día; y no sólo á mí, sino también á todos los que aman su venida.

2

Apocalipsis 1:18: ¨Yo soy el que vive y el que estuvo muerto, y he aquí estoy vivo por los siglos de los siglos, y tengo las llaves de la muerte y de la mansión de los muertos¨ O sea que no solamente tiene las llaves para frenar a ese personaje pálido que se llama la muerte, sino también tiene las llaves para la región donde la muerte mete a los muertos. Porque El no solo ha vencido a la muerte, sino también tiene derecho de entrar a los lugares donde están los muertos y sacarlos. Por eso a nosotros los cristianos la Palabra nos dice que solo dormimos cuando nos morimos.

3

LOS SIETE CANDELEROS 14/02/88 INTRODUCCION: Apocalipsis 1:3 Bienaventurado el que lee, y los que oyen las palabras de esta profecía, y guardan las cosas en ella escritas: porque el tiempo está cerca. Hay un concepto que está ahora por todo el mundo y es el libro de Apocalipsis que es el libro de hoy, o sea en otra forma: es el libro que hay que leer ahora. Antes se le tenía miedo, pero ahora no hay que tenerle miedo, porque es el único libro de la Biblia, que tiene escrito en sus letras bendición escrita, directamente ofrecida al que lo lea, y al que lo oiga, y al que la ponga en práctica. Desde luego, los demás libros de la Biblia, tienen bendición porque la Palabra de Dios es bendita, pero este libro tiene bendición expresa. DESARROLLO: Apocalipsis 1:19 Escribe las cosas que has visto y las que son, y las que han de ser después de estas; el Misterio de las siete estrellas que has visto en mi diestra, y de los siete candeleros de oro; las siete estrellas son los ángeles de las siete iglesias, y los siete candeleros que has visto, son las siete iglesias. El Señor le llama ángeles a los ministros, aunque algunos creen que es posible que cada Iglesia tenga un ángel aparte del ministro, pero yo personalmente creo que le está diciendo ángel al ministro. No nos vamos a pelear por eso, pero de todas maneras tenemos compañía de ángeles. Ahora bien, lo que me interesa a mí, es que el Señor separa lo que dice de las estrellas, y lo que dice de los candeleros que esos ministros pertenecen a la Iglesia. La Iglesia está a la par de los ministros, porque no está haciendo un mensaje parejo, no le habla a los ministros nada más, porque habla por separado a los ministros y a las Iglesias (a las congregaciones); porque no debe haber ninguna congregación que no tenga un ministro que el Señor lo sostenga en su diestra. Entonces no hay lugar, a lo menos de la Iglesia del final, para independencias humanas. Entonces, son siete estrellas que el Señor tiene en la diestra de su mano; y no que sean siete ministros nada mas, sino la totalidad del ministerio que El ha instalado. Toda la Iglesia, sumadas todas las congregaciones de todo el mundo, deben estar debajo de la autoridad de una de las estrellas de la diestra del Señor, porque la bendición es por esa vía, y por eso el mensaje apocalíptico va dirigido primero al ángel, no a la Iglesia. Eso es como para decir que la Iglesia que se aísle, la Iglesia que no esté encajada en los ministerios que el Señor ha levantado y ha colocado, no le va a fluir la bendición apocalíptica. Y también eso es como decir que el único canal que Dios tiene, es a través de la estrella que sostiene en su mano derecha. Nadie tiene oportunidad, nadie puede decir que va a poner ministros en la tierra, nadie puede nombrar a fulano, ni a zutano para que sea tal cosa en la Iglesia del Señor a menos que esté bajo la potestad ministerial que el Señor ha instalado. Puede el Señor delegar a ministros que distribuyan a otros ministros, lo vemos en el libro de los Hechos, pero nadie tiene el derecho de inventar ministros y ponérselos en la mano derecha al Señor. El

es el que los toma en su diestra, porque los ministerios los crea, los funda, los forma aún antes de que los ministros hayan nacido, y entonces los da a la Iglesia. Por eso no se puede improvisar un ministerio, por eso no puede cada congregación hacer sus propios ministros: Jeremías 1:5 Antes que te formase en el vientre te conocí, y antes que salieses de la matriz te santifiqué, te dí por profeta á las gentes. Cuando se habla de cobertura se ha creído que se trata de dominio y de control, pero hasta en el cielo hay jerarquías; el Señor coloca cada cosa en su orden, por eso es interesante que dice: "El misterio de las siete estrellas"; y las siete estrellas son los ángeles. El Señor está hablando de sus mensajeros, está hablando de aquellos que El los ha hecho "Llamas de Fuego": Hebreos 1:7 Y ciertamente de los ángeles dice: El que hace á sus ángeles espíritus, Y á sus ministros llama de fuego: Está hablando de aquellos varones que El ha llamado de en medio de la humanidad, habiéndolos preparado antes, o sea que la preparación es antes, y el llamamiento después. A veces los institutos fabrican y acondicionan ministerios que nunca llama Dios. Es mejor que el Señor prepare y El llame, y que la Iglesia envíe: Hechos 13:2 Ministrando pues éstos al Señor, y ayunando, dijo el Espíritu Santo: Apartadme á Bernabé y á Saulo para la obra para la cual los he llamado. Hechos 13:3 Entonces habiendo ayunado y orado, y puesto las manos encima de ellos, despidiéronlos. Ellos ponían las manos sobre los que iban a ser llevados al trabajo del Señor, pero era porque el Señor ya los había llamado y ya le había indicado a la Iglesia que estaban llamados. No es asunto de hacerle una lista al Señor y decirle que la firme, para que tomen posesión los ministros; es el Señor el que hace las listas. Y notemos que para que Su Hijo Jesucristo ( el Ministro de los ministros), llamara al discipulado, el Padre le dió la lista, pasó toda una noche orando. Por eso fue que el Cristo de la Gloria, pudo decir Padre los que eran tuyos y me los diste ya están conmigo y yo los guardo. Juan 17:12 Cuando estaba con ellos en el mundo, yo los guardaba en tu nombre; á los que me diste, yo los guardé, y ninguno de ellos se perdió, sino el hijo de perdición; para que la Escritura se cumpliese. Al Señor no lo sorprendió Judas, porque Judas nunca estuvo en la diestra del Padre como estrella, él llenó un papel, una función. Eso quiere decir que muchas veces se llenan funciones, se llenan actividades negativas, porque Dios lo permite y no porque Dios esté llamando a esas gentes. Ahora, la totalidad del ministerio del Señor, tiene que estar en la diestra de Cristo, tiene que ser la totalidad, porque ni la mitad de uno puede estar fuera. Si están en la diestra, quiere decir que están manejados, o deben estar manejados por el Señor; y eso quiere decir que El los va a respaldar, y que El los va a sostener. Porque no nos podemos imaginar que haya alguien en la tierra que contrate a sus trabajadores y no los sostenga, por eso el Señor no puede ser infiel a su Palabra, porque dice: 1 Timoteo 5:8 Y si alguno no tiene cuidado de los suyos, y mayormente de los de su casa, la fe negó, y es peor que un infiel. Y el Señor no es infiel, porque El provee para su casa. Ahora notemos, que el estar como estrella en la diestra del Señor, es una actividad que está separada de la Iglesia, porque no dice que los ministros y la Iglesia están en las siete estrellas; sino que dice que las siete

1

estrellas están en la diestra y luego dice que los siete candeleros están alrededor del Señor y El en el Centro; pero en su diestra están las estrellas, porque con las estrellas va a manejar, va a dirigir los candeleros. A mí me llama mucho la atención que en el Cristo apocalíptico, hay un Cristo con estrellas en la mano y también con un despabilador, que era usado antes como un limpiamechas, porque para que hubiera luz se usaba candela, entonces cuando las candelitas estaban con mucho carbón en la mecha, y la llama empezaba a titilar el sacerdote encargado limpiaba la mecha con un despabilador largo. Así que el Señor tiene dos funciones como son el de sostener a sus ministros y estar despabilando a los que están medio dormidos. En ese temor entremos a ver dos aspectos a lo menos, de lo que el Señor quiere de la Iglesia. Ahora vamos a entrar a la relación entre el Señor Jesucristo y sus siete candeleros a través de los ministros; por eso es necesario acercarse al ministerio que te alimenta, y debes tener una sede (una Iglesia), pero debes acercarte para saber que es lo que el Señor quiere de tu vida, porque el mensaje fue a los ángeles de las Iglesias, para que ellos lo difundieran a las ovejas de las congregaciones. Entonces ahora vamos a ver dos aspectos, pero no lo tomemos como un mensaje solo a Efeso, o a Esmirna, o a tal o cual Iglesia, sino tomémoslo como las características de los que parecidos a la Iglesia de cada grupo que vamos a ver, están hoy en las congregaciones, y puede que seas tú, o puede que sea yo. Entonces el Señor va a ser una disección de dos grupos, porque el tiempo no lo permitiría más y esos dos grupos, puede que representen a hermanos y hermanas que estén en la congregación, y les podríamos llamar también hermanos de Efeso, o sea a la manera de Efeso; pero pueden haber unos hermanos a la manera de Efeso y otros a la manera de Laodicea. Recordémonos que el Señor está en el centro de los candeleros, o sea que la Iglesia que no es Cristo ­ céntrica, está excéntrica (o sea loca). Porque El Señor en el centro, y los siete candeleros equidistantes. Me llama la atención que lo primero que observa el Señor en sus siete candeleros que están alrededor de El, es: ¿Cómo está la Iglesia en su Primer Amor? Ese es el primer punto, porque no le habla de pecados primero, ni le habla de fallas, sino le habla primero del "Amor a El". Porque si no amamos al Señor primero, ¿cómo vamos a amar al hermano?. Pero si amamos al Señor, el amor del Señor se tiene que derramar también horizontalmente hacia los hermanos que llegan a la Iglesia, y no solo a ellos, sino a los que son del Cuerpo de Cristo. Y no solo a los que son del Cuerpo de Cristo, sino ver con misericordia a los que no son del Cuerpo de Cristo. La Iglesia de Efeso que no tenía ya mucho amor y que esa es la tacha que le ponen, tenía gran trabajo: Apocalipsis 2:2 Yo sé tus obras, y tu trabajo y paciencia; y que tú no puedes sufrir los malos, y has probado á los que se dicen ser apóstoles, y no lo son, y los has hallado mentirosos; Apocalipsis 2:3 Y has sufrido, y has tenido paciencia, y has trabajado por mi nombre, y no has desfallecido. Apocalipsis 2:4 Pero tengo contra ti que has dejado tu primer amor. Entonces quiere decir que no siempre el que trabaja duro en la Iglesia ama al Señor, porque se puede trabajar por deber, se puede trabajar por obligación y se puede trabajar porque al fin y al cabo le dan una ayuda,

y que triste es tener que trabajar forzado. Con ese corazón así para que trabajar entonces, porque se tiene que trabajar con gozo en el Señor, sino, no sirve. Es como aquella familia que se está dando de golpes y de insultos adentro de la casa, y cuando tocan el timbre, todos se arreglan para que no se den cuenta de todo lo que está pasando dentro de esa casa, y se ven como que fuera la familia ideal. Entonces si se trabaja en el Señor, hay que hacerlo con amor, y no forzado. Porque de nada vale ser celoso de la obra del Señor, tener paciencia y ser sufrido, si no hay amor. Y además lo dice el Señor a los efesianos que son tan sabios, tan llenos de doctrina, que hasta prueban a los apóstoles. Eso quiere decir que era una Iglesia capaz de examinar a los apóstoles, porque a unos los hallaban mentirosos, y los cogían en alguna distorsión teológica. Entonces quiere decir que hay quienes pueden sufrir sin amor. Y si no hubiera el inconveniente de: "Has dejado tu primer amor", entonces sería una Iglesia Ideal, porque sería una Iglesia celosa en doctrina, celosa en una vida recta de la gente, con profundidades de teología, con trabajo incesante, con una organización notable, una Iglesia que no tolera a los malos, una Iglesia que a los falsos los echa inmediatamente. Entonces sería una Iglesia Ideal, si no fuera que tiene un amor vacilante por el Señor, ya no lo hace por amor, ya está gastándose el amor. Y es una cosa funesta, porque lo que ya no es en el amor del Señor, ya es ofensivo a Dios. Pero vemos a un Dios maravilloso, que siempre espera pacientemente y nos está esperando a pesar de todas nuestras fallas y por eso le dice a Efeso: (Parafraseado): "Tú has dejado tu primer amor, de nada vale el resto, de nada vale la actividad, de nada vale el celo doctrinal; de nada vale señalar a los pecadores, de nada vale trabajar continuamente y tener paciencia" entonces sin el amor no vale la pena. Por eso Cristo antes de irse de la tierra, examinó a Pedro en el amor, no en teología; antes de despedirse de Pedro, antes de que Pedro lo dejara de ver, y antes que le encargara el trabajo de la Iglesia; lo examinó en amor: Juan 21:15 Y cuando hubieron comido, Jesús dijo á Simón Pedro: Simón, hijo de Jonás, ¿me amas más que estos? Dícele; Sí Señor: tú sabes que te amo. Dícele: Apacienta mis corderos. Juan 21:16 Vuélvele á decir la segunda vez: Simón, hijo de Jonás: ¿Me amas? Respóndele: Sí, Señor: tú sabes que te amo. Dícele: Apacienta mis ovejas. Juan 21:17 Dícele la tercera vez: Simón, hijo de Jonás, ¿Me amas? Entristecióse Pedro de que le dijese la tercera vez: ¿Me amas? y dícele: Señor, tú sabes todas las cosas; tú sabes que te amo. Dícele Jesús: Apacienta mis ovejas. O sea que no le está diciendo: ¿Cuánto me conoces? o ¿Cuánto me puedes describir en el púlpito, o ¿Cuánto puedes hacer teología de mi persona? Le dice tres veces: ¿Me amas? Ahí utilizó las tres preguntas, para preguntarle lo mismo, porque el test del amor es el test básico. Porque sí terminamos con el amor, no queda nada, y lo demás solo viene a ser una tarea fastidiosa, que solo nos hunde y que no nos hace nada en la vida; porque si algo nos frustra, es cuando se termina el vínculo del amor, y esa fue la razón de la caída de Luzbel. No fue por causa de conocimiento, porque él sabía hasta los secretos de Dios, que ni nosotros sabemos ahora. Luzbel sabía que Dios tenía cosas que le daba y que le prodigaba, y lo cobijaba y le alumbraba, pero de un momento a otro dejó de amarlo, y la rebelión vino por la falta de amor. Por eso tengamos cuidado cuando empezamos a ver los

2

defectos del Cuerpo Místico del Señor, porque ya todo es ver defectos. Y cuando ésto pasa, es que el amor ha descendido. Y eso pasaba con la Iglesia de Efeso, que cuando el amor comenzó a descender, empezaron a ver defecto en todo. Porque muchas veces cuando vemos solo los defectos, pretendemos justificar lo que vamos a hacer . Por eso "Recuerda por tanto efesiano (que estás presente) Lo que has perdido de amor". Porque antes de la segunda venida, el Señor vendrá a ver lo que estamos haciendo, y nos va a poner muchas circunstancias para que despertemos, y nos va a poner muchos toques para que nos demos cuenta que El está cerca y que nos ama; y que quiere que cambiemos. Por eso dice: Apocalipsis 2:5 Recuerda por tanto de dónde has caído, y arrepiéntete, y haz las primeras obras; pues si no, vendré presto á ti, y quitaré tu candelero de su lugar, si no te hubieres arrepentido.

3

APOCALIPSIS CAPITULO 2 25/02/88

INTRODUCCIÓN:

Vamos a leer el Mensaje a la Iglesia que el Señor quiere purificar, y vemos que los vencedores son los purificados; pero estamos leyendo la parte de las cosas que tenemos que dejar para ser vencedores: Apocalipsis 2:12 Y escribe al ángel de la iglesia en PÉRGAMO: El que tiene la espada aguda de dos filos, dice estas cosas: Vamos a referirnos a la Iglesia en general, porque estamos hablando a la Iglesia representada en Pérgamo, pero que está aquí; es decir que es a la manera que vivió Pérgamo, y está diseminada en todo el mundo en la Iglesia de Cristo. Para los que han llevado el hilo del Apocalipsis que estamos estudiando, ya hemos visto la Iglesia de Efeso que fue la que perdió el amor (el primer grupo), y hay que recuperar el amor, si queremos ser vencedores de esa Iglesia. Ya hablamos de la Iglesia de Esmirna, que perdió el temor a la muerte (La Iglesia perseguida), cómo que la apretura y la persecución profundiza las realidades cristianas. Pero ahora vamos a ver de los que están en la Iglesia del Señor viviendo en el mundo, generación tras generación, con las características negativas que se agrupan en Pérgamo y en Tiatira, que son características que podríamos decir de los cristianos mundanos (los de Pérgamo). Los de Tiatira serían los cristianos que se están corrompiendo en su vida paganizada. DESARROLLO: Apocalipsis 2:12 Y escribe al ángel de la iglesia en PÉRGAMO: El que tiene la espada aguda de dos filos, dice estas cosas: El que habla a la Iglesia de Pérgamo, se identifica como el que tiene espada aguda, eso quiere decir que es la Palabra. Entonces el Señor dice: ¨Yo voy a venir con la Palabra¨, o sea que había una pérdida de ajuste a la Palabra, porque El va a venir a pedir cuentas a los que están torcidos. Esa es la Iglesia mundana, son los cristianos que han perdido la visión de santificarse, que han perdido la visión de la Consagración, por eso es necesario estar continuamente explicando la consagración y la santificación. O sea que la Iglesia está siendo preparada en medio de acontecimientos convulsivos que vienen para tener santificación, porque la Iglesia del Señor va a ser quitada, y ésta es la sal que preserva la tierra: Mateo 5:13 Vosotros sois la sal de la tierra: y si la sal se desvaneciere ¿con qué será salada? no vale más para nada, sino para ser echada fuera y hollada de los hombres. Pero no puede ser que sea llevada la Iglesia como sal, si es sal que perdió su sabor. O sea que el Señor nos está hablando que si queremos ser de la Iglesia del primer encuentro con el Señor, tenemos que ser una Iglesia, o parte de una Iglesia santa. Previamente es la consagración, porque generalmente creemos que consagrarnos es sencillamente dejar el trabajo y venirse a la Iglesia. Consagrarse no es eso, sino es realmente ponerse aparte en cualquier lugar donde estemos, ya sea en el trabajo, ya sea en la casa, o sea en el templo. Y es ponerse aparte para Dios, dándole a El la prioridad; o sea que la consagración

puede ser en cualquier sitio donde nos hallemos, porque no es consagrado nada más el que está a tiempo completo (como se ha dado en decir), sino consagrado es aquel que se aparta del mal, se aparta del pecado y voluntariamente huye del pecado: Romanos 6:6 Sabiendo esto, que nuestro viejo hombre juntamente fué crucificado con él, para que el cuerpo del pecado sea deshecho, á fin de que no sirvamos más al pecado. Y el que huye del pecado, busca la santidad, y el que huye del pecado, de hecho está consagrándose. Cuando el Señor ve a una persona de la Iglesia, que huye del pecado, que se quita de donde está el pecado, que se retira de donde hay posibilidad de pecado, el Señor la santifica, o sea que notemos que le están pidiendo primero la voluntad. Si hay alguien que no conoce al Señor, lo que le está pidiendo El, es que le conozca, pero si ya es del Señor, lo que le está pidiendo es su voluntad. ¿Cuándo va a accionar agradablemente a Dios, el hombre de la Iglesia, si no le da la voluntad? Quiere decir, que el que no da la voluntad talvez estaría lleno de buenas intenciones cada vez que va a la Iglesia, y llora y hasta promete: "Ahora si voy a ser del Señor, ahora voy a trabajar para el Señor"; pero nunca llega al nivel de la voluntad y siempre se queda en el sentimiento o en el intelecto; de esas personas no se va a servir Dios. Apocalipsis 2:13 Yo sé tus obras, y dónde moras, donde está la silla de Satanás; y retienes mi nombre, y no has negado mi fe, aun en los días en que fué Antipas mi testigo fiel, el cual ha sido muerto entre vosotros, donde Satanás mora. La Iglesia de Pérgamo, tenía la particularidad de que estaba donde se encontraba la silla de Satanás, o sea que, es ese cristiano que por cualquier razón está en medio totalmente adverso de enemigos, y es allí donde tiene que brillar, y hay personas que dicen que el ambiente no les ayuda, porque los que le rodean lo llevan al mal. Pero si es de la Iglesia vencedora, tiene que constituirse en una persona, que aunque morara donde el mismo Satanás se sienta, se va a apartar del pecado. Por eso, merece más elogio una persona que se aparta de en medio del fango y deja de ensuciarse, que una persona que nunca se mete a la suciedad, nunca está en los lugares sucios. El mundo de por sí, está completamente contaminado, nosotros estamos en el mundo, y el que es santo de Dios, no es el inmaculado metido en una vitrina, sino es el que camina por la calle y regresa con su mente limpia. Quizás trabaja en un lugar en donde oye palabras obscenas todo el día, quizás trabaja en donde el patrón habla malas palabras e insulta a medio mundo, y el cristiano consagrado se regresa a casa con su mente santa. Ese es el que Dios está esperando levantar, porque cuando El regrese, el mundo va a estar peor; va a estar sin temor de Dios, va a estar odiando al cristianismo y al cristiano. Entonces tenemos que ser aguerridos y avezados, para poder vivir en medios adversos, y aquellos que son de hogares no integrados, aquellos que los padres los incitan a pecar, o aquellos hijos que están en ambientes totalmente negativos en el mismo hogar, tienen que levantar la cabeza para seguir al Señor que les está llamando. Vamos a ver cosas espantosas en estos días finales, vamos a ver grandes hombres y grandes mujeres que estuvieron trabajando denodadamente en el Señor, los vamos a ver caer, contaminados. Afortunadamente, nosotros no creemos en la infalibilidad de los hombres, en que el hombre es

1

perfecto, y como no creemos en eso, nosotros no vamos a caer, cuando otros caigan; porque dice: 1 Corintios 10:12 Así que, el que piensa estar firme, mire no caiga. Y aunque caiga fulano, nosotros sigamos adelante. Porque vemos como ejemplo, que la mujer de Lot se quedó como estatua de sal, por ver para atrás, y Lot tuvo que seguir adelante porque no podía cargar con la estatua de sal. Por eso no nos asustemos que vamos a ver caer miles y diez miles, pero el que está realmente con la mirada en el Señor, para no estar en la mundanalidad de la Iglesia de Pérgamo, va a llegar a ser un vencedor; y el Señor se va a servir de los vencedores. Por ejemplo: Cuando el Señor por medio de Gedeón llamó a la batalla, llegaron solamente trescientos, no quiere decir eso que los otros no servían para nada, pero no servían para la batalla; sirvieron para otras cosas en el reino, sirvieron para otras actividades en el reino, porque eran treinta y dos mil llamados, pero solo trescientos sirvieron en la batalla: Jueces 7:7 Entonces Jehová dijo á Gedeón: Con estos trescientos hombres que lamieron el agua os salvaré, y entregaré á los Madianitas en tus manos: y váyase toda la gente cada uno á su lugar. Esto quiere decir, que el llamamiento que el Señor está haciendo ahora, es para los vencedores que van a ir a la batalla crucial. Y nosotros tenemos que prepararnos para esa batalla, pero no lo vamos a estar, si nos contaminamos cada vez que salimos a la calle, cada vez que abrimos los ojos, y si nos contaminamos cada vez que hacemos algo, y nos contaminamos cada vez que pensamos. Ahora, ¿Cómo vamos a hacer para mantener la mente limpia? ¿Cómo vamos a hacer para que los miembros de nuestro cuerpo, no sean prestados al pecado? Es buscando la consagración; por eso dice el Señor: Proverbios 23:26 Dame, hijo mío, tu corazón, Y miren tus ojos por mis caminos. Dame hijo mío tu corazón, porque de el mana la vida¨ Y dice también: Proverbios 4:23 Sobre toda cosa guardada guarda tu corazón; Porque de él mana la vida. Eso quiere decir que no debe quedar nada del corazón para otra cosa. Pero notemos que lo está pidiendo, no lo está arrebatando, o sea que hay una acción de guardarnos nosotros, y hay otra acción de entregarlo entero. Por eso el pecado de Israel fue dividir su corazón, y el pecado de cualquiera que cae, está en dividir el corazón, y las prioridades de Dios, pasan a ser también prioridades de otras cosas. Y si vamos a ser amigos del mundo, no podemos servir a Dios, porque no podemos servir a dos señores, y nos podemos constituir en enemigos de Dios, porque no hay cristiano que agrade a Dios si es amigo del mundo. Y esa es la acusación que se le hace a la Iglesia de Pérgamo: Apocalipsis 2:14 Pero tengo unas pocas cosas contra ti: porque tú tienes ahí los que tienen la doctrina de Balaam, el cual enseñaba á Balac á poner escándalo delante de los hijos de Israel, á comer de cosas sacrificadas á los ídolos, y á cometer fornicación. Apocalipsis 2:15 Así también tú tienes á los que tienen la doctrina de los Nicolaítas, lo cual yo aborrezco. Gálatas 6:14 Mas lejos esté de mí gloriarme, sino en la cruz de nuestro Señor Jesucristo, por el cual el mundo me es crucificado á mí, y yo al mundo. No vamos a definir que es ser amigo del mundo, porque no hay patrones para ello, y es el Espíritu Santo que va a regular en cada uno de nosotros lo que es la amistad al

mundo. Pero por ejemplo una persona que tiene los mismos gustos del mundo, es enemiga de Dios. El mundo tiene su sistema, el mundo tiene su manera de actuar, y nosotros tenemos de alguna forma, por nuestras distintas culturas en el mundo, que estar adaptados al mundo en que nos tocó vivir, pero eso no quiere decir, que el sistema del mundo nos gobierne y nos mande y nos tenga enamorados, y que estemos de allá para aca: 1 Juan 2:15 No améis al mundo, ni las cosas que están en el mundo. Si alguno ama al mundo, el amor del Padre no está en él. El Señor sabe que hay una dependencia de El, en medio del mundo, y no somos del mundo, aunque estamos en el mundo; de tal manera, que si nosotros vemos a una persona cristiana que ama al mundo y que se deleita en el mundo, y suspira por el mundo, porque está al día con el mundo, pendiente del mundo, es porque ha perdido la amistad con Dios. Apocalipsis 2:13 "Aunque moras donde mora Satanás, retienes mi Nombre, y no has negado mi fe, aún en los días del martirio de Antipas". Eso es un elogio, y que maravilloso es que El Señor se de cuenta que nos ha tocado vivir en un medio adverso, y nos diga: "Bienaventurado porque te has mantenido, y no has caído en un ambiente adverso", porque es fácil ser cristiano en donde todo corre a favor, pero que difícil es remar en un mar de viento contrario. Allí tiene que llegar el Señor a auxiliar, y ver que no nos ahoguemos, pero que maravilloso es ver a esa gente que se mantiene en medio de la adversidad, en medio de lo negativo, porque brillan más, y la luz brilla más, cuando el fondo está en tinieblas. Por eso dice claramente, que esta Iglesia se había prostituido por doctrina falsa (La doctrina de Balaam y la de los Nicolaítas), o sea dos desviaciones: la de Balaám era provocar pecado para que vinieran castigos a los que aborrecían y provocar contaminación, de tal manera que aún los dones de Dios, los favores de Dios, los queremos obtener con dinero. Balaám era codicioso de dinero, y por eso dice en alguna parte de la Escritura: Ahora ya ni las puertas cierran gratuitamente en mi Templo. Esta bien reconocer, remunerar al que trabaja para el Señor en sus necesidades, pero está mal, que el que trabaja, lo haga solamente por la paga, De tal manera que podemos examinarnos en nuestras acciones, de qué nos motiva para hacer las cosas que hacemos para Dios. Porque muchas veces estamos esperando que El Señor nos dé algo, a cambio de lo que hacemos y esa es doctrina de Balaam, porque muchos dan hasta mejor ofrenda para que Dios los enriquezca, ese es un trueque. Nosotros vamos a servir al Señor, porque sabemos que es un privilegio colaborar con El, porque el Señor no necesita de nuestros bienes, porque El tiene todos los bienes que necesita, pero nos lo pide, porque hay algo que hacer por amor dentro del campo cristiano. Con respecto a la Doctrina de los Nicolaítas, Apocalipsis 2:15 Así también tú tienes á los que tienen la doctrina de los Nicolaítas, lo cual yo aborrezco. O sea que es un círculo que tiraniza, que obliga, que legaliza, que hace que muchos vivan una santidad a la manera que ellos lo dictan, ese es el Nicolaísmo, que quieren hacer la santidad exterior. Que quieren hacer por ejemplo de la Iglesia, una Iglesia que se le vea santa, no importa que no lo sea. Por eso no se le debe obligar a la gente que viene a la Iglesia cómo

2

venir vestidos, si se supone que la Iglesia va hacia una edad adulta, y es al niño al que se le cambia ropa, pero no al adulto. Y ¿qué ganaría la Iglesia de venir uniformada de santidad exterior?, porque se sentiría mal, o porque la van a expulsar de la Iglesia, o porque no la van a dejar entrar, y su corazón está contaminado, no serviría absolutamente de nada. Nuestro Señor Jesucristo, que no tenía nacionalidad en el cielo, vino a vivir en la tierra como vivían los de la nacionalidad hebrea, pero no nos obliga a que nos pongamos las vestiduras hebreas a todos. Allá en el Africa los cristianos deben estar vestidos como africanos, y en tal o cual lugar por las culturas, se visten de la misma forma. Pero el Señor está mirando el trabajo que se hace por parte del Espíritu Santo (adentro de nosotros), y eso va a reflejarse afuera, pero no al extremo de que el cristiano tenga que tener una vestimenta cristiana, diferente al mundo, entonces seríamos una raza aparte en el mundo, y todos tendríamos que uniformarnos. Por eso dice el Señor: Mateo 23:25 ¡Ay de vosotros, escribas y Fariseos, hipócritas! porque limpiais lo que está de fuera del vaso y del plato; mas de dentro están llenos de robo y de injusticia. Mateo 23:26 ¡Fariseo ciego, limpia primero lo de dentro del vaso y del plato, para que también lo de fuera se haga limpio! Fariseo, porque limpias el vaso por fuera solamente. O sea que la mundanalidad implica que nosotros estemos contaminados por dentro, aunque por fuera no lo parezca, y mundanalidad desde luego es cuando ya sabiendo lo que agrada a Dios por fuera, insistimos en lo de afuera que desagrada a Dios. No crea que nos hemos olvidado de lo de afuera, pero tampoco tenemos un patrón, tampoco tenemos una norma, tampoco tenemos un figurín especial para saber como vestirse. Por supuesto que la Escritura deja bien claro que no seamos ostentosos, y que no andemos en deshonestidad. Entonces eso ya no es un patrón, eso es un sentir claro, yo estoy absolutamente cierto que cada uno se da cuenta de como se viste, lo que pasa es que a veces nos hacemos los desentendidos, pero el Señor quiere que le agrademos por dentro primero, porque no valdría la pena por fuera primero, porque lo de adentro se va a reflejar afuera, y el Espíritu Santo se va a hacer fiesta adentro, cuando andas agradable por dentro y por fuera, y te va a hacer media fiesta, cuando solo le agradas por dentro. Y no nos va a hacer ninguna fiesta, cuando solo tratamos de agradarle por fuera, porque eso es hipocresía. Por eso la Iglesia no debe poner normas de como vestirse, ni los ministros, sino es el Espíritu que está adentro de nosotros, quien nos va a descontaminar, porque involuntariamente estamos en un mundo de contaminaciones, el Espíritu Santo nos va a guiar a hacer lo bueno, y nosotros lo vamos a hacer porque queremos agradar al Señor, queremos ser vencedores. Apocalipsis 2:16 Arrepiéntete, porque de otra manera vendré á ti presto, y pelearé contra ellos con la espada de mi boca. Es a base de palabra, pero palabras que cortan, porque cuando nosotros oímos la Palabra somos responsables de como vamos a andar, como vamos a pensar, y como nos vamos a vestir; y es la Palabra aguda que nos va a estar marcando. Hay dos parámetros que la Biblia nos da nada más: No ostentación y no deshonestidad: 1 Timoteo 2:9 Asimismo también las mujeres, ataviándose en hábito honesto, con vergüenza y modestia; no con cabellos encrespados, u oro, ó perlas, ó vestidos

costosos. Y si usted quiere ponerse el saco en la cabeza, póngaselo, porque no hay nada en la Biblia contra eso. Y si quiere ponerse zapatos de número más grande o pequeño, y de color indefinido, pues hágalo si usted se siente bien así. Esta es escatología práctica, para enderezar, normar, preparar, consagrar, y santificar a la Iglesia, para el encuentro con el Señor. Ahora sin santidad plena, nadie verá al Señor, porque van a ser muy pocos los que van a ver al Señor. Porque honradamente hablando, ¿Cuánto de todo el pueblo cristiano en todo el mundo, será realmente cristiano? ¿Y cuánta de toda esta gente irá a estar en santidad, al momento de la parusía del Señor? Porque sin santidad, nadie verá al Señor. El Señor está esperando que nosotros demos la medida, consagrándonos, el Señor no nos pide que nosotros nos perfeccionemos, nada más nos pide que nos demos, para que El nos haga. Porque El va a esculpir su imagen en nosotros. Apocalipsis 2:18 Y escribe al ángel de la iglesia en TIATIRA: El Hijo de Dios, que tiene sus ojos como llama de fuego, y sus pies semejantes al latón fino, dice estas cosas: La Iglesia de tipo Tiatira, es la Iglesia paganizada ya, esa es la Iglesia que el Señor la ve con ojos de llama de fuego, a esa le pide que se purifique. Cuando se habla de ojos de fuego, se habla de que el Señor te está mirando y te está purificando con sus ojos de fuego, te está diciendo que es lo que está malo y que debes de quitar, y cuando la persona no se da para ser purificada con los ojos de fuego, entonces la pisotean con pies de bronce. Porque muchas veces nos está purificando y purificando, pero no hay modo que nos demos, entonces nos purifica de otro modo.

3

LA IGLESIA DEL FINAL 28/02/88

INTRODUCCION: Apocalipsis 3:7 Y escribe al ángel de la iglesia en FILADELFIA: Estas cosas dice el Santo, el Verdadero, el que tiene la llave de David, el que abre y ninguno cierra, y cierra y ninguno abre: En Apocalipsis Capítulo 3, nos corresponde ahora las dos últimas Iglesias, de la serie de siete. Recordándonos el Señor que es un llamado a las congregaciones, a dejar los caracteres malos, los pecados y ser vencedores. Apocalipsis 3:10 Porque has guardado la palabra de mi paciencia, yo también te guardaré de la hora de la tentación que ha de venir en todo el mundo, para probar á los que moran en la tierra. Apocalipsis 3:11 He aquí, yo vengo presto; retén lo que tienes, para que ninguno tome tu corona. Apocalipsis 3:16 Mas porque eres tibio, y no frío ni caliente, te vomitaré de mi boca. Apocalipsis 3:20 He aquí, yo estoy á la puerta y llamo: si alguno oyere mi voz y abriere la puerta, entraré á él, y cenaré con él, y él conmigo. Paralelo a las siete parábolas del reino de Mateo 13, están las siete Iglesias, que son los caracteres de los grupos de las Iglesias, que van a ser fieles. En las siete parábolas del reino, si pudiéramos hacer una comparación, al verso 3:10 de Apocalipsis, o la Iglesia de Filadelfia, correspondería la parábola de la perla de Mateo 13, mientras que la última Iglesia que es Laodicea, correspondería la Parábola de la red. Si nosotros analizamos lo que va a pasar también en el reino, vamos a ver que hay una similitud con la Iglesia, porque en el reino va a haber un remanente fiel (la perla de gran precio), que el Señor va a preservar en la tribulación (eso es en el reino). Pero también la red correspondería a aquel acumulo de cristianos verdaderos y falsos, en donde la red los aprisionó al llegar el mensaje a todo el mundo. Pero el hecho que estén aprisionados en la red del evangelio, no quiere decir que todos los peces son buenos peces. No importa el tamaño que tenga el pez, y no importa que sea un pez gordo, no importa que sea una ballena, porque no es por estar debajo de la red, que es buen o mal pez. La red es buena, puesto que lo aprisionó, pero el pez si no da la medida, la estatura en la red del reino, es echado fuera, unos peces para el depósito y otros fuera (tirados); eso es en la red del reino. Pero lo que nos corresponde ver, es que tenemos la Iglesia del remanente fiel (la perla dentro de la Iglesia), y esa perla la constituyen los que esperan apegados a la Palabra, dando la estatura del varón perfecto. ¿Será la venida del Señor, cómo el día de la muerte? El día de la muerte no lo sabemos, ni la hora de la muerte, pero es segura. Entonces no por ser segura, se puede fijar el día, ni la hora. Ahora se puede calcular por las señales, porque por ejemplo: cuando una persona tiene cáncer, se le puede calcular cuanto le queda más o menos, pero no se le puede calcular el día y la hora. O sea que no se puede fijar la fecha, ni la hora, entonces igual es la venida del Señor, por eso no podemos fijar fecha. Lo que pasa es que las señales, nos hacen reflexionar y calcular, que la venida del Señor es inminente. No es prohibido hacer cálculo, pero no por

eso se va a cumplir; pero que quede claro, que yo no estoy fechando la venida del Señor, aunque tengo mis opiniones, tengo mis ideas, mis reflexiones, pero eso no le van a servir a usted, porque no son infalibles. Yo tengo la certeza de que todos los que han fechado la venida del Señor, se han equivocado. Por eso cuando fue el año 1000, todos esperaban que se acabara el mundo, porque había predicciones de profetas que se iba a acabar el año 1000. Y en la noche que precedió al año, al inicio del siguiente siglo, o del siguiente milenio, todo el mundo amaneció asustado, pensando que estaban ya del otro lado, y no pasó nada. Y muchas sectas, se han ido a los montes, han regalado todo, otros los han vendido, han hecho buenos negocios, y se han ido a los montes a esperar la venida del Señor, porque la han fechado. Y se han tenido que bajar de las montañas, y cambiar de ropa otra vez, y con toda la vergüenza, empezar a vivir otra vez los días que tienen que vivir. Por eso no vamos a repetir nosotros un nuevo error, de ninguna manera, porque nosotros sabemos que el Señor le va a avisar a la novia antes de llevársela (eso, si usted quiere creerlo o no); porque dice la Palabra: Génesis 18:17 Y Jehová dijo: ¿Encubriré yo á Abraham lo que voy á hacer? En otra parte de la Escritura dice: Dios no hará nada, sin que antes lo avise a sus siervos los profetas. Pero eso ya es otra cosa, porque no nos da el derecho de fechar; entonces aunque muchos estén fechando y estén diciendo que a fin de año van a empezar las parusías del Señor; puede ser que sí, o puede ser que no. Lo único que sí es seguro, es el día de la muerte, que viene, y no se preocupe del día ni de la hora, porque de todas maneras, lo mismo nos va a pasar. Ahora, ¿Cuántos se gozan más en que el Señor va a venir, y no en la fecha? No sabemos el día ni la hora, y más bien se hace sospechoso el que da hora y día. Por eso no nos dejemos llevar por los vientos, porque estoy hablando más claro, porque en mi opinión ya queda poco tiempo. El remanente fiel, que está caracterizado en Filadelfia, es la representatividad de la Iglesia, que tiene la llave de David (que es la alabanza); y la llave que le abría las puertas a David, era su arpa. El llegaba a lugares de endemoniados, y nada mas tocaba su arpa, y los demonios salían por cada cuerda, y se iban. Y el Señor le dice a Filadelfia: Apocalipsis 3:7 Y escribe al ángel de la iglesia en FILADELFIA: Estas cosas dice el Santo, el Verdadero, el que tiene la llave de David, el que abre y ninguno cierra, y cierra y ninguno abre. Hay mucha gente que está rechazando esa llave, ya que esa es la adoración Y la alabanza en el Espíritu de Dios, tocada por el Espíritu de Dios. Es clave, porque eso aproxima ya, que la puerta del Señor está por abrirse. Allá todo es alabanza, y nosotros vamos a tener que entrar en el tono de la alabanza, y el Espíritu nos está poniendo en ese tono, cuando lleguemos a la estatura del varón perfecto, a la plenitud de Cristo aquí en la tierra, antes de levantar las plantas de los pies de la tierra; vamos a llegar al cielo y ya vamos a ir entonados. Pero si repudiamos la alabanza aquí, ¿Qué vamos a ir a hacer al cielo? Porque hay personas que les cae mal danzar y alabar al Señor; porque en el cielo se alaba y se adora. Y nos critican si danzamos que estamos locos, y también otros critican si no danzamos, porque estamos tristes, y si uno se ríe, que solo alegre vive, y si uno se enoja que solo bravucón es y cascarrabias. O sea que nunca vamos a agradar a los hombres, y tampoco nos han mandado a eso. Cuando dice: Apocalipsis 3:8 Yo

conozco tus obras: he aquí, he dado una puerta abierta delante de ti, la cual ninguno puede cerrar; porque tienes un poco de potencia, y has guardado mi palabra, y no has negado mi nombre. "Delante de ti, he abierto una puerta", ese es el evangelismo mundial, es la puerta de la Iglesia, que está fiel evangelizando. El Señor me daba: ¿Porqué el Señor mandó a sus discípulos que fueran a las casas primero, que a las ciudades? Porque como la Iglesia de Filadelfia, va a evangelizar al mundo con la vida, no solamente con las palabras, entonces hay que vivir en las casas, por eso les dijo: "Esténse allí en las casas, que los vean como viven"; porque viviendo en una casa, se da uno cuenta como vive la persona, porque es viviendo con la persona, que se le conoce como vive. Por eso la Iglesia de Filadelfia que va a dar un evangelio de puerta abierta, es un evangelio primero de casa, y después de plaza. Nosotros sabemos las grandes decepciones que se llevan con estar pregonando en las plazas, la verdad que no se vive en las casas, por eso la Iglesia fue mandada a vivir primero en las casas. A veces en el púlpito se habla muy bien, y en las casas se vive muy mal, se dicen pesaderías, y hay malacrianzas, testimonios negativos, por eso es muy efectivo que nosotros pensemos y seamos prácticos. Por eso dice Joel: Porque gemimos y porque lloramos solo en el altar, porque no lloramos y gemimos entre la puerta y el altar. Porque el que solo en el altar llora, solo finge, y el que solo en altar es santo, y se compunge y se estremece, y no se estremece solo allá en su casa, mejor sospeche, porque solo lo hace para que lo miren y para que la gente crea que lo está moviendo el Espíritu. Por eso David descubrió: "Ahora se que tú amas la verdad en lo íntimo". Aunque se lo dijo al Señor un poquito tarde, después que pasó una amarga experiencia. Porque la verdad pública nos da pena negarla, pero la verdad secreta, ya en lo íntimo, allí es donde vivimos lo que somos delante de Dios. Por eso tenemos una puerta abierta, pero vivámosla! Y preguntémosle a los que nos rodean ¿Cómo vivimos?. Yo no lo estoy acusando, pero somos culpables todos de que no identifiquemos entre la puerta y el altar; por eso para el Señor vale más una oración a puerta cerrada, porque dice: Mateo 6:6 Mas tú, cuando oras, éntrate en tu cámara, y cerrada tu puerta, ora á tu Padre que está en secreto; y tu Padre que ve en secreto, te recompensará en público. Eso quiere decir: Que no nos mire nadie, porque entonces vamos a hacer las cosas para que nos miren. Y cuando tu lloras a puerta cerrada y gimes delante de Dios, cuando nadie te está mirando: "Esa es la vida con Dios". Y entonces si no gemimos no tenemos vida con Dios, porque aquí es muy precioso venir a llorar, pero sí solo en la Iglesia lloras, esas son lágrimas de plástico. Pero el que llora a puerta cerrada, donde solo Dios lo ve, ésa es la vida devocional con Dios. Oremos en lo secreto para no caer en público, porque si David hubiera sabido esto antes de escribir el Salmo 51, no hubiera caído. Por eso dice: Mateo 26:41 Velad y orad, para que no entréis en tentación: el espíritu á la verdad está presto, mas la carne enferma. Porque si hubiéramos nosotros realizado nuestra vida, no estaríamos llorando en oración cuando ya caímos. El que en lo secreto se derrama con Dios, no cae en público, porque Dios honra a los que le honran. El que cae en público cayó en lo secreto primero, porque es el diablo el que publicó lo que sabe que está haciendo en secreto.

El Señor le dice a Filadelfia: "Yo se que tienes poca fuerza", entonces no es la fuerza la que se necesita, porque no es la fuerza de voluntad la que nos ayuda a dominar los hábitos malos, y decir que cuando queremos los podemos dejar, pero no es así, porque nosotros no podemos confiar en nuestra fuerza: "Aunque tienes poca fuerza y haz guardado mi Palabra", entonces no dependía de su propia fuerza. Con eso quiere decir el Señor, que no necesitamos de nuestra fuerza para guardar la Palabra, sino guardarla y El te va a guardar; porque nosotros tenemos poca fuerza. Y a mí me llama la atención que la Iglesia casi del final, es la perla del Señor del final. Ahora notemos que la perla tiene poca fuerza, pero ha guardado la Palabra, y la va a honrar. Pero sería bueno no tener nada de fuerza, para poder depender del Señor. Por ejemplo: Vemos que Pedro era hombre de mar, sabía salir del agua, hasta cuando no lo metían, él sabía nadar y sabía como librarse en el mar de las tormentas, y cuando se hundió, no intentó nada de su fuerza, y nada más dijo: "Señor sálvame". Y la mano fuerte del Señor, lo cogió, lo levantó y lo sacó. Porque no era fuerza de Pedro, porque él entendió que su fuerza era tan poca, y entendió que esa hundida que tuvo, no era hundida corriente, no era de nadar, sino era de gritar: ¡Señor!; y era de gritar sabiendo a quien se grita, porque él sabía a quien gritar. Y Su oración no era compuesta, porque sí él la compone, allí se ahoga en la primera zambullida y se ahoga en la oración, no como muchos hacen que oran hasta en verso y componen toda la oración, y si Pedro hace eso, a estas horas estuviera bien ahogado. Por eso la oración de Pedro fue "Señor sálvame, que perezco"

LOS VENCEDORES 20/03/88

INTRODUCCIÓN: Hoy queremos su atención muy profunda, porque estamos entrando ya a temas demasiado fuertes del Apocalipsis que de verdad, es de quitarse las sandalias, y de ponerse delante del Señor, para no dogmatizar asuntos humanos, sino queremos la voz de Dios, la guianza del Señor, y creo que está viniendo la guianza. Estábamos viendo las señales celestiales preparativas para los Juicios, ahora nos tocaría estudiar el Capítulo 6, pero tenemos unos paréntesis, o sea que hay escenas que tenemos que verlas antes, aunque sean de capítulos posteriores al Capítulo 6. Por ejemplo vamos a ver tres grupos de victoriosos. Decimos ésto con todo temor, porque talvez se van a innovar algunos parámetros tradicionales, y quizás se van a derrumbar algunos moldes, pero la Palabra es la Palabra, y ha de ser declarada, y ha de ser ampliada cada vez que se acerca la venida del Señor, para estar listos. Usted sabe que ya vimos las Siete Iglesias, pero quisiera que revisáramos en las Siete Iglesias los vencedores del Espíritu, o en el Espíritu, porque vamos a ver tres grupos que deben estar siendo preparados: 1o.) los vencedores del Espíritu, o en el Espíritu; 2o.) vencedores llenos del Espíritu. Luego vendrán otros vencedores que los vamos a ver escondidos en estos capítulos, que son judíos preparados para preparar a otros en plena tribulación. Y luego los vencedores del Anticristo, o sea los que van a vencer de parte de Dios al Anticristo, van a ser vencedores en toda la línea espiritual, aunque van a perder lo material. Y vamos a ver siete facetas de los vencedores en el Espíritu, que están escondidos entre las congregaciones de hoy, de la Iglesia del Señor. Posiblemente haya también de otros grupos aquí sentados, y en otros lugares del mundo, donde la Iglesia del Señor (a lo menos que se titula Iglesia del Señor) se reúnen, y deben haber centenares y miles de estos vencedores. Yo no voy a decir la característica concreta de cada vencedor, sino las facetas, y ustedes pueden aplicarlas a su vida. Si está usted dentro de éstos; usted puede tomar nota de esos siete aspectos, para ver si esos siete aspectos se ajustan a su estar ahora. Porque no es la Iglesia, no es el pastor, no son ninguno de los oficiales de la Iglesia, que le van a decir que lugar ocupa. DESARROLLO: Primera Faceta: Por ejemplo, nosotros sabemos que la Iglesia de Efesios, tipifica la Iglesia que se hundía en el amor, es decir: Naufragaba el amor ardiente: Apocalipsis 2:4 Pero tengo contra ti que has dejado tu primer amor. Entonces los vencedores de esa faceta de la Iglesia, tienen que ser todo lo contrario, tienen que ser ardientes. Esta es la Novia que se va a presentar a su Esposo como virgen pura, no es una novia manchada, no es mucho menos una novia mancillada, sino una novia virgen pura; por eso dice Pablo: 2 Corintios 11:2 Pues que os celo con celo de Dios; porque os he desposado á un marido, para presentaros como una virgen pura á Cristo. Entonces la primera faceta que usted tiene que aplicarse a su vida, es si es de los vencedores del Espíritu y si arde en amor, si tiene amor que no declina con las circunstancias y si

no es una emoción nada más. El verdadero amor que no es emotivo, que no es una emoción humana nada más, no declina con las circunstancias negativas; por eso dice: Cantares 8:7 Las muchas aguas no podrán apagar el amor, Ni lo ahogarán los ríos. Si diese el hombre toda la hacienda de su casa por este amor, De cierto lo menospreciarán. O sea que es un amor estable, es un amor maduro, que no depende del ambiente. Por ejemplo: cuando un esposo terrenal ama a su esposa, no la ama solamente en el verano y no en el invierno, o no la ama menos cuando hay enfermedad. Entonces quiere decir, que el vencedor de la faceta efesiana es el cristiano ardiente siempre, porque siempre lo vamos a ver cantando alegremente, no importa que apenas haya desayunado, o no importa que en su casa haya algo que le perturba el alma, pero sabe en quien ha creído y en quién ha confiado. Segunda Faceta: Es la Novia que según la Iglesia de Esmirna, es fiel hasta el sacrificio, porque la Iglesia de Esmirna se caracteriza porque le dicen: Apocalipsis 2:10 No tengas ningún temor de las cosas que has de padecer. He aquí, el diablo ha de enviar algunos de vosotros á la cárcel, para que seáis probados, y tendréis tribulación de diez días. Sé fiel hasta la muerte, y yo te daré la corona de la vida. Quiere decir, que él que no se hace fiel hasta el sacrificio, no tiene esa faceta, porque esa es más difícil, es una faceta que pide un sacrificio total, hasta la muerte, como Cristo, que se dió a la Iglesia hasta la muerte, hasta la entrega total; es una faceta interesante, y esa Iglesia de la faceta del amor ardiente y de la faceta del amor, hasta el sacrificio de la vida, no le alcanzará la muerte segunda. Que tremenda disyuntiva, porque la muerte segunda puede perturbar a los derrotados de esta faceta: ¨Si eres fiel hasta la muerte, yo te daré la corona de la vida, y no te alcanzará la muerte segunda¨ Hagamos nosotros nuestras deducciones. Tercera Faceta: Apocalipsis 2:14 Pero tengo unas pocas cosas contra ti: porque tú tienes ahí los que tienen la doctrina de Balaam, el cual enseñaba á Balac á poner escándalo delante de los hijos de Israel, á comer de cosas sacrificadas á los ídolos, y á cometer fornicación. La Iglesia de Pérgamo es la Iglesia que está desviándose doctrinalmente, es una Iglesia que acepta la doctrina de Balaam, y que se está desviando en una oligarquía profética de aberración, o sea de destrucción o de desviación de la doctrina pura; entonces la faceta del vencedor número tres es el que no se corrompe en doctrina, es el que conserva y que tiene celo por la doctrina pura, es acucioso en estudiar la Palabra, es celoso de que no lo vayan a desviar, que no le vayan a enturbiar el agua, el tesoro que ha recibido y el depósito que tiene hasta el día final. Esa es la faceta vencedora número tres. ¿La tenemos nosotros? ¿Tenemos celo por la doctrina o nos da los mismo ir a cualquier lado? ¿O cualquiera nos lleva y nos enseña cualquier cosa? Tiene que haber una columna vertebral y doctrinal en el Cuerpo de Cristo, tiene que estar definido en doctrina. Nada de doctrina extraña que son doctrinas que nos llevan de acá para allá, porque eso sería una niñez espiritual y un infantilismo inexplicable a esas alturas. Cuarta Faceta: Apocalipsis 2:20 Mas tengo unas pocas cosas contra ti; porque permites aquella mujer Jezabel (que se dice profetisa) enseñar, y engañar á

mis siervos, á fornicar, y á comer cosas ofrecidas á los ídolos. A esta Iglesia le recomendaron que no fornicara ni adulterara espiritualmente, que no se mezclara con los enemigos del Señor, y está Iglesia tiene vencedores y es la Novia que no se corrompe, que es casta, porque el adulterio y la fornicación espiritual es tener tratos con la falsa movilización eclesiástica, o sea que se va a guardar de ser de otro, no adultera, no fornica espiritualmente. Notemos que le dice a esta Iglesia: Apocalipsis 2:22 He aquí, yo la echo en cama, y á los que adulteran con ella, en muy grande tribulación, si no se arrepintieren de sus obras Apocalipsis 2:23 Y mataré á sus hijos con muerte; y todas las iglesias sabrán que yo soy el que escudriño los riñones y los corazones; y daré á cada uno de vosotros según sus obras. Pero el Señor le dice a esta Iglesia, que El no va a ponerles otra carga, sino que cele, que sea fiel, casta y pura, y entonces va a ser vencedora. Por eso, nosotros no debemos querer nada con lo que no sea de Cristo. Por eso hagamos como David que decía:: Salmos 73:25 ¿A quién tengo yo en los cielos? Y fuera de ti nada deseo en la tierra. Quinta Faceta: Es aquella Novia en santidad, porque es a la Iglesia de Sardis que le dice: Apocalipsis 3:4 Mas tienes unas pocas personas en Sardis que no han ensuciado sus vestiduras; y andarán conmigo en vestiduras blancas; porque son dignos. Notemos que es una premiación, que es un anhelo del Señor, de ver a su Iglesia vencedora en cuanto a la santidad, que no se mancha, y aunque pasa por el fango no se mancha. ¿Formaremos parte de esa Iglesia? ¿Somos parte de esa novia? Porque esa es la novia que espera al Señor, y cuando El aparezca lo va a ver. Sexta Faceta: Es la Iglesia de Filadelfia, que es la novia paciente hasta el final: Apocalipsis 3:10 Porque has guardado la palabra de mi paciencia, yo también te guardaré de la hora de la tentación que ha de venir en todo el mundo, para probar á los que moran en la tierra. Esa Iglesia no se cansó en las luchas, en las pruebas, ni en las dificultades, y siempre ha estado con la mirada puesta en el Señor, aunque no lo viera, y por haber guardado con paciencia su Palabra, será guardada de la hora de la tribulación que vendrá sobre el mundo. No solo le está hablando a la Iglesia de Filadelfia, sino le está hablando a esa faceta incluida en las otras siete de los vencedores. Séptima Faceta: Apocalipsis 3:20 He aquí, yo estoy á la puerta y llamo; si alguno oyere mi voz y abriere la puerta, entraré á él, y cenaré con él, y él conmigo. Es la Iglesia definida, y quiere decir que es aquella que le dice al Señor: "Yo te abro la puerta completa, entra cuantas veces quieras, examíname cuantas veces quieras, cenemos juntos, comamos" Esa Iglesia que le abrió la puerta, es la Iglesia que le dan el último aviso que: "El está a la puerta y que si alguno abre, entrará y cenará con él", esa es la Iglesia que el Señor va a retener. Entonces el primer grupo es el grupo de vencedores de las siete facetas, en donde quiera que se hallen, en donde quiera que estén. Puede que no estén, ni siquiera ahora en una Iglesia, puede que estén en una cama de enfermos, o en algún hospital; pueden que estén en su casa, o en el trabajo, pero son de las siete facetas de los vencedores del Espíritu. Cuando digo ésto, me estoy

refiriendo a aquellos que el Espíritu ha llenado para eso. Porque el Espíritu Santo no solo nos llenó para hablar en otras lenguas, o para poner las manos por un enfermo y que sanara, o echar fuera demonios y ver maravillas, sino el Espíritu nos llenó para que fuéramos vencedores en el Espíritu Santo; porque para eso quedó El, para llevar a los siete grupos, sacándolos de donde estén, tomándoles de donde se encuentren, uniéndolos, conectándolos, y creyendo lo mismo, y estando en el mismo sentir, hasta que Cristo aparezca, y nos glorifique. Y muchos ya han muerto, pero no se van a quedar en la tumba, porque si son vencedores, se van a levantar por el Espíritu mismo que levantó a Jesucristo, y serán muertos y vivos transformados vencedores, estaremos presenciando la parusía del Señor inminente. Entonces que no se haga ilusiones, el que cree que va a ver al Señor así como está viviendo, porque sin santidad nadie le verá: Hebreos 12:14 Seguid la paz con todos, y la santidad, sin la cual nadie verá al Señor. Entonces la Iglesia que el Señor quiere, es la de los siete grupos, ni uno más, ni uno menos. Por ejemplo, veamos a dos hombres escapados de los Juicios: Enoc y Noé, quienes tuvieron testimonio de andar con Dios en la tierra: Génesis 5:24 Caminó, pues, Henoch con Dios, y desapareció, porque le llevó Dios. Génesis 6:8 Empero Noé halló gracia en los ojos de Jehová. Génesis 6:9 Estas son las generaciones de Noé; Noé, varón justo, perfecto fué en sus generaciones; con Dios caminó Noé. Estos hombres tuvieron testimonio de haber agradado a Dios, y no ocho días sino por cientos de años, estos hombres caminaron con Dios. Apocalipsis 7:1 Y DESPUÉS de estas cosas vi cuatro ángeles que estaban sobre los cuatro ángulos de la tierra, deteniendo los cuatro vientos de la tierra, para que no soplase viento sobre la tierra, ni sobre la mar, ni sobre ningún árbol. No vamos a identificar esos personajes todavía, pero están deteniendo que esos Juicios no se acrecienten, que ni siquiera toquen la tierra; mientras se va a marcar a otros vencedores, pero esos no son la novia, éstos no son los vencedores en el Espíritu, éstos son los que van a ser marcados para el gran avivamiento judío, son el remanente de Israel que va a encender el fuego, creyendo en Cristo; o sea vencedores en el Mesías, en Jesucristo, vencedores marcados porque van a pasar la tribulación, marcados porque va a empezar el fuego y va a empezar la ira de Dios sobre la tierra, y ellos tendrán que quedarse en la tierra, para hacerlos líderes del gran avivamiento postrero de Israel. Y los tienen que marcar, para que el anticristo que va a pelear con ellos no los pueda destruir, y allí van a estar bien seguros en la mano de Dios, pero en pleno juicio. Tan seguros, como seguro estuvo Noé dentro del arca. Tan seguros que las olas de las grandes tempestades de fuego que van a haber alrededor de ellos, no les van a alcanzar; por lo tanto van a ser vencedores en el Mesías, vencedores de Cristo, vencedores preparados para auxiliar al pueblo de Israel cegado, que todavía no habrá despertado al avivamiento final, pero que despertará al final, cuando les aparezca el Cristo de la Gloria en el aire. Pero aquí todavía se están preparando para los años álgidos, terribles y dolorosos de la tribulación, y de los Juicios del Señor. Ya notamos que los de arriba son los líderes del Señor; ahora vamos a ver otros vencedores; porque ya vimos los vencedores número uno en el Espíritu (ellos ya se fueron). Ahora éstos, otros vencedores, son vencedores

en la tormenta: Apocalipsis 7:9 Después de estas cosas miré, y he aquí una gran compañía, la cual ninguno podía contar, de todas gentes y linajes y pueblos y lenguas, que estaban delante del trono y en la presencia del Cordero, vestidos de ropas blancas, y palmas en sus manos. Notemos que salvamento va a haber allí.

LA NOVIA DE CRISTO 27/03/88

INTRODUCCION: Estemos preparándonos para ser de las personas que van a ser levantadas a la presencia del Señor antes de los Juicios; el Señor ha estado trabajando todos estos días, trayendo nuevas revelaciones, o ampliando otras revelaciones, de tal manera que cada vez va quedando más claro, el compromiso que tenemos de ser fieles con el Señor. Apocalipsis 6:10 Y clamaban en alta voz diciendo: ¿Hasta cuándo, Señor, santo y verdadero, no juzgas y vengas nuestra sangre de los que moran en la tierra? Notamos aquí, que son seres que están ya en el cielo, y están pidiendo que se haga algo en la tierra; es una intercesión, es algo inusitado, porque dice: "Y clamaron a gran voz", y está hablando de los que ya han muerto, porque dice: Apocalipsis 6:9 Y cuando él abrió el quinto sello, vi debajo del altar las almas de los que habían sido muertos por la palabra de Dios y por el testimonio que ellos tenían. Pero no que estuvieran muertos allá, porque en el cielo están vivos, y se les vió como almas debajo del altar, de degollados y muertos en la tierra, que están diciendo a gran voz: Apocalipsis 6:10 Y clamaban en alta voz diciendo: ¿Hasta cuándo, Señor, santo y verdadero, no juzgas y vengas nuestra sangre de los que moran en la tierra? Apocalipsis 6:11 Y les fueron dadas sendas ropas blancas, y fuéles dicho que reposasen todavía un poco de tiempo, hasta que se completaran sus consiervos y sus hermanos, que también habían de ser muertos como ellos.

sé que eso no es toda la Iglesia (que se llama Iglesia), porque por eso manda siete cartas, para avisar que El ya viene y que se preparen los que estén dispuestos a vencer. ¿Y que va a pasar con los perdedores? ¿Y que va a pasar con los que no se quieren arreglar para ir? ¿Y qué va a pasar con los que no den la talla, la estatura? Sencillamente el Señor tendrá que enviarlos al crisol. Por eso van a haber sellos previos a las trompetas, y aún las trompetas son aviso al pueblo de Dios, luego después vienen las copas, y los Ayes. Es una serie de programas tan tremendos, que no sabemos como vamos a tener tiempo para describirlos. Pero ahora lo que nos toca es ver, como el Señor nos quiere acercar; porque nunca está solo nuestro Señor. Notemos que cuando el Señor ascendió hace dos mil años, se fue al cielo, y Juan precisamente lo vió en el Apocalipsis en escenas, cuando El regresó, y los Capítulos uno y cuatro de Apocalipsis, no son necesariamente escenas del futuro, sino que Juan fue llevado a ver como esta el Señor allá en el cielo, que está haciendo. Y lo ve rodeado de gente muy cercana, y hay círculos, unos están inmediatos, otros más allá, y otros más allá, y notemos que los más cercanos están coronados. Entonces hay algunos que ya están coronados, que ya se nos anticiparon, aunque sean de otras estirpes, de otras jerarquías, pero son de los que el Señor está redimiendo, están cerca del Señor, y se apresuran para venir a la tierra. Y fueron precisamente de esos cercanos, los que se desprendieron del altar del Señor, y le fueron a explicar algunas cosas a Juan; son Seres que tienen más conocimiento que nosotros aquí en la tierra, pero que lo pueden comunicar. Porque le están comunicando a Juan, y Juan estaba asustado mirando, y era el exponente más elevado de la tierra, que podía entender al Señor, y sin embargo allá era un analfabeta, allí le estaban enseñando, y estaba llorando porque creía que nadie iba a poder abrir el libro de los juicios y en eso le dice uno de los ancianos: Apocalipsis 5:5 Y uno de los ancianos me dice: No llores: he aquí el león de la tribu de Judá, la raíz de David, que ha vencido para abrir el libro, y desatar sus siete sellos. Entonces hay un privilegio especial de los más cercanos, que no es igual que todos los demás, los que estaban más cerca le hablaron a Juan, y Juan les habló a otros, y nos llevó el mensaje hasta hoy. Pero hay alguien que está más cerca, y otro más cerca, son círculos en el mismo discipulado, y el Señor tomaba a tres nada más, y se iba a las grandes y profundas experiencias, y con esos tres. Lo que le quiero decir, es que las siete cartas del Apocalipsis a las Iglesias, son a la novia: (Parafraseando): ¡"Novia prepárate, Novia ya voy a bajar; novia arréglate, quítate la mancha, quítate la arruga, quítate todo lo que te estorbe, porque voy a bajar"! Ese es el mensaje. Pero luego dice: Apocalipsis 1:3 Bienaventurado el que lee, y los que oyen las palabras de esta profecía, y guardan las cosas en ella escritas: porque el tiempo está cerca. No está diciendo: "La Iglesia que oiga", sino el que oye, o sea que es un mensaje individual; los que se van a levantar en contacto con el Señor son individuos, no van hacer una cantidad enorme, sino la novia, la virgen pura, la que limpió su vestido. Porque el Señor le dice a un sector de la Iglesia: Apocalipsis 3:4 Mas tienes unas pocas personas en Sardis que no han ensuciado sus vestiduras: y andarán conmigo en vestiduras blancas; porque son dignos. Ese conglomerado que

DESARROLLO: No es tanto la intercesión de los santos, sino es que el Señor, siempre desde que vino la primera vez, y antes de venir, ha tenido ayudas cercanas. Si nosotros notamos, vemos que el Señor lo primero que hizo al iniciar su ministerio, fue buscar personas que iban a estar cerca de El, para usarlos en el ministerio que El iba a desarrollar, y que ellos lo vieran, que ellos lo hicieran igual que El, y luego lanzarlos al mundo; esa fue la idea del discipulado. El Señor pudo haber hecho él todo, y pudo haberse multiplicado de alguna manera con su poder, y del Espíritu tremendo que traía pudo haber llegado a todo el mundo El solo, pero vino a buscar gentes que iban a estar cerca, para llevar el mensaje de la salvación. Pero cuando venga la segunda vez, va a venir primero a llamar a su gente cercana, porque El no lo va a hacer todo solo. Entonces va a entrar en contacto primero con su gente cercana; por eso El habla y dice que nosotros debemos prepararnos como la novia se prepara para la hora del desposorio: 2 Corintios 11:2 Pues que os celo con celo de Dios; porque os he desposado a un marido, para presentaros como una virgen pura a Cristo. No hay detalle que tenga que perderse, no hay día mejor que ese, de tal modo que todo lo demás es preparativo para ser de los que El en su Parusía, en su aparición, los tenga de confianza, cercanos, que no se apartarán de El, ni a un lado ni al otro, y que irán por todos lados que el Señor vaya. Yo

1

estaba esperando supuestamente al Señor, tenía unos pocos que eran dignos, o sea que está buscando dignos el Señor en ese sentido, y luego le dice que tiene unos pocos que no han manchado sus vestidos y que van a andar con El, en vestidos blancos. Nosotros sabemos que en las congregaciones se sienta gente que inclusive esconde pecados, que aparenta vida espiritual, y se sienta gente que inclusive canta, y se sienta gente que hace todo lo que hacen los demás, y hay gente que predica también y aprendió a predicar. Pero esa es gente, que si no tiene su vestido blanco, no tiene la dignidad para estar pegado al Señor en su aparecimiento, porque es el vencedor el que será vestido de vestiduras blancas, y van a estar con El, y él confesará su nombre delante de su Padre, y no borrará su nombre del libro. Cada sección de la Iglesia vencedora, tiene que ser depurada de tal manera, para que la novia esté en tales condiciones, que el Señor la encuentre como virgen pura y es la que va a ayudar al Señor en las tareas, como lo hicieron los discípulos cuando el Señor vino por primera vez, y los que estaban más cerca, esos le ayudaron; porque cuando vino hace dos mil años, pasaron los mismos problemas. Claro, ahora no va a venir a pasar problemas, ahora va a venir a tomar a esa gente para edificar todo lo que tiene que edificar en el futuro, porque tiene que hacer que la estatura, la imagen de Cristo en las personas que están en la tierra, sea tomada. El Señor va a venir a trabajar, para que la imagen de Cristo sea tomada, sea hecha, sea grabada, por eso Pablo decía: Gálatas 4:19 Hijitos míos, que vuelvo otra vez a estar de parto de vosotros, hasta que Cristo sea formado en vosotros. Trabajó Pablo hace dos mil años, haciendo una Iglesia fiel, una Iglesia verdadera; con vidas santas, vidas apartadas, y luego Pablo se tuvo que ir. Ahora va a venir el Señor, y va a venir a trabajar en su Iglesia, El va a edificar la Iglesia hasta el final; y el Señor dice que todos vamos a estar en su presencia, hasta que hallamos tomado la estatura del varón perfecto, por eso el Señor viene a trabajarnos. Por eso es necesario que nos preparemos y no creamos que no importa como estemos viviendo, y que así como estamos, podemos escapar. El Señor va a hacer juicios depurativos, pero también va a eliminar personas, que han creído que la Gracia es para quedarse haciendo lo mismo que hacían antes, viviendo la vida de antes. Notemos que el Señor va a venir a trabajar con su gente más cercana, con esa gente que fue fiel hasta la muerte, esa gente que ardió en amor al Señor; porque no es casualidad que el primer mensaje a las siete Iglesias fue: "Arde con todo el amor" y el último mensaje fue: "No seas tibio, ni frío; sino caliente": Apocalipsis 2:4 Pero tengo contra ti que has dejado tu primer amor. Apocalipsis 3:16 Mas porque eres tibio, y no frío ni caliente, te vomitaré de mi boca. Notemos entonces que el primero y el último es de: "Encenderse"; porque el Señor va a hacer decisiones tremendas como en la parábola de la red: Apartará a los peces buenos, a los peces malos, a los peces dignos, y a los peces indignos. El va a apartar y poner a cada uno en el lugar donde corresponde a los que quedan, y otros van a ser quitados, como la parábola de la red en la playa. El Señor está preparando esos grandes acontecimientos. Juan vió en el Capítulo 4, que las cosas se están preparando, y que ya el Señor ha recibido el Reino, no

está por recibirlo, sino que ya lo recibió. El Señor ya es Rey arriba, porque ya está sentado en un trono; así que el Apocalipsis no está viendo algo que va a suceder en el futuro, sino que es lo que ya ha sucedido. Y ahí tenemos al Señor solo preparándose a tomar el reino, porque ya es Rey. Por eso, esos que están ahí hablándole, clamándole en el Cielo, le dicen: Apocalipsis 6:10 Y clamaban en alta voz diciendo: ¿Hasta cuándo, Señor, santo y verdadero, no juzgas y vengas nuestra sangre de los que moran en la tierra? Hay violencia en la tierra, hay genocidios, y tanta maldad, pero todavía tenían que esperar. Y Juan ve que al Señor lo están alabando los ángeles y las creaciones universales, porque se ven veinticuatro ancianos y cuatro seres celestiales, alabando también. Claro, los seres vivientes, son seres extraños, que nosotros no conocemos, son glorias que Dios tiene alrededor de su trono, que son representativos allá de toda la creación universal. Pero a los veinticuatro ancianos los vemos de vestidos blancos, gente que estuvo en la tierra, y fue redimida, y ya venció y ya fue perfeccionada y ya está alabando. Quiero mostrar que hay alabanzas diferentes, por ejemplo: Vemos en el capítulo cuatro las Alabanzas que son diferentes, completamente distintas. Apocalipsis 5:12 Que decían en alta voz: El Cordero que fué inmolado es digno de tomar el poder y riquezas y sabiduría, y fortaleza y honra y gloria y alabanza: 1) Poder 2) Riqueza 3) Sabiduría 4) Fuerza 5) Honor 6) Gloria 7) Alabanza: Esa es la alabanza máxima, es la alabanza plena; son siete menciones de la alabanza. Pero sí leemos en: Apocalipsis 5:13 Al que está sentado en el trono, y al Cordero, sea la bendición, y la honra, y la gloria, y el poder, para siempre jamás. Vemos: 1) Alabanza 2) Honor 3) Gloria 4) Imperio: Hay una alabanza limitada todavía (terrena). Entonces la otra es la alabanza máxima; por eso nosotros acá no podemos aunque subamos todo el volumen que podamos darle a la adoración y la alabanza; nosotros no podemos hacer la alabanza perfecta, eso es hasta que estemos glorificados. Y el Señor estas escenas las equipara al capítulo 7 de Daniel, cuando aquel anciano de días, ve venir al Señor que se apresta a tomar el rollo, para ir a hacer Juicios a la tierra, y para volver y tomar el reino, y va rodeado de miles de ángeles, rodeado de seres, que van sirviéndole en todo momento y desciende. Esta es la misma escena en Daniel, donde el Señor se prepara arriba, y ya está preparándose para volver, pero antes de volver, va a mandar avisos a su gente terrenal, porque la Iglesia todavía está aquí. Y entonces la Iglesia que no está ganando todavía la estatura del varón perfecto, va a ver que aparecen a los menos, cuatro señales, que son grandes señales de desastres. Y la primer señal es: El Primer Sello: Apocalipsis 6:1 Y miré cuando el Cordero abrió uno de los sellos, y oí á uno los cuatro animales diciendo como con una voz de trueno: Ven y ve. Apocalipsis 6:2 Y miré, y he aquí un caballo blanco: y el que estaba sentado encima de él, tenía un arco; y le fué dada una corona, y salió victorioso, para que también venciese. Y en esos sellos, dice que el Señor va a mandar por los cuatro ángulos de la tierra, cuatro caballos que van a recorrer todo el mundo; y notemos que todavía no está hablando de entrar en contacto directamente con la Iglesia, sino que está avisando, y si comparamos este capítulo, con el capítulo

2

4 de San Mateo, que sería bueno que viéramos para entender los sucesos que vienen. Las siete Iglesias, recibieron el aviso de depurar a La novia, y de ponerse el vestido y esperar, entonces empiezan las depuraciones acá. Y el primer sello se abre, y notemos que el capítulo veinticuatro de Mateo, el primer sello, está en el verso 5, y el primer sello de Apocalipsis es el caballo blanco, con un jinete que sale por la tierra, es un engaño, es una imitación de Cristo, que sale en caballo blanco por el mundo. Entonces podemos ver el capítulo 24 de Mateo, lo vemos en el verso cinco (falsos cristos). Va a venir gente diciendo que son Cristo, pero especialmente va a venir uno, diciendo que él es el Cristo. Y entonces este aviso, va a hacer que el mundo se prepare a ver al falso Mesías. Ese hombre ya está viviendo en la tierra, pero lo que pasa es que no sabemos quién es, no se ha manifestado. Y va a aparecer en un momento dado, va a hacer su aparición en la tierra, aunque todavía no va a ser tomado como el rey, no va a ser tomado como el señor de la tierra, sino que va a empezar a insinuarse, y ese es el primer sello. Casi podemos pensar y digo casi, porque no tenemos noticias fehacientes, de que ese personaje ya está insinuándose, ya hay candidatos diríamos, y hay mucha gente que está pensando que de un momento a otro, ese personaje aparece. Y va a estar haciendo maravillas, precedido por su falso profeta, pero primero va a salir el falso profeta, mientras ese otro no se manifiesta y le va a preparar su falsa iglesia. De igual manera, que va a venir Elías a preparar la Iglesia verdadera, va a venir el falso Elías (y ya está), y está preparando su iglesia falsa, y entonces el Señor va a permitir que se vean ciertas señales, como lo son los otros sellos. Son momentos a vivir todavía aquí en la tierra nosotros. No es desde el cielo, sino los vamos a ver acá. El Segundo Sello: Lo vemos en: Mateo 24:6 Y oiréis guerras, y rumores de guerras: mirad que no os turbéis; porque es menester que todo esto acontezca; mas aún no es el fin. Es un caballo rojo, o sea guerras por todos lados, pero todavía no es la guerra final, sino una multiplicación de guerras, violencia, nación contra nación, pueblo contra pueblo. No queremos asustar a nadie, pero esa es la revelación de la Escritura para hoy, o sea que son los dolores de parto, que el mundo va a tener; y que ya una vez empieza, no se detienen. Por ejemplo: cuando una mujer va a dar a luz, y si no son dolores de parto ya, los dolores pasan con un calmante, y se terminó el problema. Pero cuando ya son los dolores de parto, eso no se termina, ni se interrumpe, sino hasta que nace la nueva vida. Y el mundo está ahora, convulsionado, con dolores de parto. No nos hagamos ilusiones de que el mundo va a mejorar; ni siquiera pueblos van a mejorar, todo va a ir como los dolores de la mujer de parto, que van en aumento. Y esos dolores incluyen guerras constantes, continuas, porque se termina una guerra acá, se enciende otra allá, porque esa es una señal del sello número dos. El Tercer Sello: Lo vemos en el Capítulo Siete: Mateo 24:7 Porque se levantará nación contra nación, y reino contra reino; y habrá pestilencias, y hambres, y terremotos por los lugares.

El Cuarto Sello: Mateo 24:9 Entonces os entregarán para ser afligidos, y os matarán; y seréis aborrecidos de todas las gentes por causa de mi nombre. Esa es muerte. El Quinto Sello: Lo encontramos en: Mateo 24:21 Porque habrá entonces grande aflicción, cual no fue desde el principio del mundo hasta ahora, ni será. Estos son los mártires por la fe de Cristo. El Sexto Sello en: Mateo 24:29 Y luego después de la aflicción de aquellos días, el sol se obscurecerá, y la luna no dará su lumbre, y las estrellas caerán del cielo, y las virtudes de los cielos serán conmovidas.

3

LOS SELLOS 03/04/88

INTRODUCCION: Apocalipsis 14:14 Y miré, y he aquí una nube blanca; y sobre la nube uno sentado semejante al Hijo del hombre, que tenía en su cabeza una corona de oro, y en su mano una hoz aguda. Cuando Juan vió al Señor apocalípticamente, vió que iba a segar la tierra, porque ya estaba madura para ser segada, esos son Juicios, y no era cosecha agradable, sino Juicios, porque era una hoz para segar, cortar, quitar; pero aparte de segar la tierra, aparte completamente, se ordena segar en el lagar y se mete la hoz por separado en el lagar de Dios. O sea que los Juicios que Dios hace, son aparte los de su casa (Israel); y aparte los Juicios de la tierra. Cuando se estaba preparando todo eso para segar, se le había declarado a Juan todo el Panorama completo: Apocalipsis 5:7 Y él vino, y tomó el libro de la mano derecha de aquel que estaba sentado en el trono. Es Cristo tomando el control, porque va a posesionarse de la tierra que es su heredad (Dios le heredó la tierra); y también sabemos que Dios le heredó la tierra a Israel, pero Israel la perdió, también se la heredó a Adán, pero también la perdió; y ahora viene el Heredero que si la ganó. Hubo también seis personajes que antes quisieron ganarla, el hombre mismo también, pero la perdieron, y los derechos fueron dados a un usurpador: Juan 14:30 Ya no hablaré mucho con vosotros; porque viene el príncipe de este mundo; mas no tiene nada en mí. La tierra quedó envuelta en caos y en tinieblas, y entonces el Señor preparó un plan, del cual hemos oído y se ha venido desarrollando. Apocalipsis 1:10 Yo fuí en el Espíritu en el día del Señor, y oí detrás de mí una gran voz como de trompeta, Apocalipsis 1:11 Que decía: Yo soy el Alpha y Omega, el primero y el último. Escribe en un libro lo que ves, y envíalo a las siete iglesias que están en Asia; a Efeso, y a Smirna, y a Pérgamo, y a Tiatira, y a Sardis, y a Filadelfia, y a Laodicea. Ahora, el momento es después de que Juan vió al Señor primero como Juez. Allí está el Juez de toda la tierra, allí está como se encuentra hoy: Preparado para juzgar, dueño de todo, y entonces ahora, vemos la escena cuando a Juan le muestran que primero prepara a la amada, y son los capítulos dos y tres, donde está enviando cartas a las siete Iglesias de Apocalipsis, preparándola y diciéndole que va a ser asediada, atribulada, sufrida, que va a pasar penas económicas, etc. Pero que no tema, porque ya viene. Pero le dice que se mantenga, que se guarde, que se aparte, que se santifique, que se consagre. Y esa novia va a ser tomada aparte (es una sección aparte), porque la va a quitar de la tierra, para que no pase todo lo que va a venir. Pero no solo trata con la novia, sino que la pone en un lado, y la glorifica y la pone en el mismo tono que su cabeza, que es Cristo, y la ponen gloriosa como el amanecer. Y así que la novia está engalanada al grado máximo y comparte con el Señor, los trabajos de lo que viene, también se prepara el Señor a tratar con el resto de la gente. Y es ahora cuando lo vemos entonces, llegando al trono, en aquellas escenas celestiales. En donde los

habitantes del cielo, los gloriosos, los que están ahí vencedores ya (de saber de que épocas y de que eras); ahí los vemos adorando y alabando constantemente, hasta con instrumentos musicales en el cielo y toma el poder el Señor, y se baja del trono y se acaba, ya no se ve más que al Cordero Inmolado. Apocalipsis 5:6 Y miré; y he aquí en medio del trono y de los cuatro animales, y en medio de los ancianos, estaba un Cordero como inmolado, que tenía siete cuernos, y siete ojos, que son los siete Espíritus de Dios enviados en toda la tierra. Apocalipsis 5:7 Y él vino, y tomó el libro de la mano derecha de aquel que estaba sentado en el trono. Apocalipsis 5:8 Y cuando hubo tomado el libro, los cuatro animales y los veinticuatro ancianos se postraron delante del Cordero, teniendo cada uno arpas, y copas de oro llenas de perfumes, que son las oraciones de los santos. El Cordero como inmolado fue el que se presentó en la tierra, ese Cordero derramó toda su sangre en la tierra; fue despreciado en la tierra, y ahora está tomando todo el poder; notemos que inmensidad, porque ahora sí acá en la tierra hubieran visto que le iban a dar esos poderes, los más grandes de la tierra, no lo hubieran rechazado; los sabios de la tierra, se le hubieran rendido, los más grandes del mundo se le hubieran puesto de vasallos, aún la samaritana que le negaba agua, le hubiera dado todos los cántaros que quisiera, si hubiera sabido que era el Heredero de todo. Y ahora el Heredero de todo, se convierte súbitamente ya con el rollo de los Juicios en la mano en león. Y ahora va a venir el verdadero león que va a desarrollar y desenvolver los tremendos Juicios sobre la tierra. El mundo entero va a ser desahuciado va a ser envuelto en los más terribles desequilibrios económicos, sociales, y políticos que jamás se ha visto. Por eso ahora trata el Señor de llegar a los que tiene que salvar todavía, porque cuando El toma ese cetro y toma ese poder, y cuando El toma ese libro, va a destruir, pero también va a salvar. Porque todavía va a salvar a Israel que todavía está en la tierra, metido en medio de los horrores del mundo. Todavía están allí miles de miles, que van a ser salvos. Por eso ahora alegrémonos que todavía nos labran, aunque sea un poquito fuerte. Porque por eso fue que vi la visión de las piedras. 1 Pedro 2:5 Vosotros también, como piedras vivas, sed edificados una casa espiritual, y un sacerdocio santo, para ofrecer sacrificios espirituales, agradables á Dios por Jesucristo. 1 Reyes 6:7 Y la casa cuando se edificó, fabricáronla de piedras que traían ya acabadas; de tal manera que cuando la edificaban, ni martillos ni hachas se oyeron en la casa, ni ningún otro instrumento de hierro. Recordémonos que había picapedreros para hacer el templo de Salomón que iban a preparar las piedras del templo; y entonces pude ver, como las piedras de los cerros, habían sido piedras preciosas, brillantes al sol, no era esa piedra ennegrecida que se ve ahora por cataclismos y por juicios y por edades del tiempo sobre ellas, sino eran piedras preciosas (vivas); pero esas piedras vivas y preciosas que estaban regadas en el mundo, se ennegrecieron, se pusieron como horribles peñascos sobre la tierra, y que no valía la pena ni siquiera ver, sino estaban despreciadas, amontonadas a los lados de los volcanes, de los cerros, y de los caminos, que no valían nada, y allí estaban

1

olvidadas, empolvadas; y de repente empiezan a enviar enviados de un rey majestuoso, porque se iba a hacer un templo. Por supuesto, que Salomón ya estaba con su amada, porque la amada ya estaba aparte, ya no es picapedrera. Pero el Señor envía picapedreros, porque ahora del capítulo 6 de Apocalipsis en adelante, va a haber una cosa horrible en el mundo, y por eso es que se toma el capítulo 7 como paréntesis; porque el Señor dice: (Parafraseando) ¨Espérense antes de que empiecen los juicios del capítulo 6, voy a marcar a mi gente, la voy a poner reservada, a pesar de que va a ser metida en los juicios¨: Apocalipsis 7:3 Diciendo: No hagáis daño á la tierra, ni al mar, ni á los árboles, hasta que señalemos á los siervos de nuestro Dios en sus frentes. Y marca a 144,000 israelitas, y marca multitudes que se van a salvar en la Tribulación de las cuales se ven en el capítulo 7, y en el capítulo 14 de Apocalipsis. Y entonces luego se regresa a los acontecimientos del capítulo 6. Pero sigamos con las piedras, cuando llegaron los picapedreros, millones de piedras estaban allí ennegrecidas, inservibles, que no valían la pena, pero empezó el enviado del Rey, dando instrucciones de que no recogieran cualquier piedra, y entonces empezaron las cuadrillas de trabajadores y picapedreros a ver y a escoger piedra, por piedra; aunque ya no eran las piedras brillantes de antes, las que Dios dejó en la tierra, sino que eran piedras producto de cataclismo y de pecado. Pero allí están, y yo no sé por qué escogieron ésta, y la otra no, yo no sé por qué escogieron aquella pequeña, y no aquella otra grande; ha de haber sido por planes previos, por conocimiento previo, y fueron dejados miles y miles de blocks de piedra: Lucas 3:8 Haced, pues, frutos dignos de arrepentimiento, y no comencéis á decir en vosotros mismos: Tenemos á Abraham por padre: porque os digo que puede Dios, aun de estas piedras, levantar hijos á Abraham. Y estos que no fueron escogidos, quizás se reirían talvez de los otros escogidos, porque los iban a hacer en parte polvo con cincel y con martillo y con almágana. Pero cuando empezaron a trabajar a las piedras, les iban dando forma de columnas, formas de blocks especiales, formas a la medida, y las miraban y las median y las volvían a almáganear, y las tiraban, y las medían otra vez, y les volvían a sacar polvo. Si las piedras hubieran hablado, hubieran dicho: "Ya no más; hasta aquí déjenme así", pero seguían labrándolas, porque iban a ser piedras del templo de Dios. Pero, notemos una cosa, si a usted le está tocando la tarea muy fuerte, y eso que todavía no están los juicios encima, piense que es piedra escogida, y si va a ser del frontispicio del templo, le van a dar más duro, y si va a ser una columna fuerte, le van a trabajar de una manera especial y cada sección la van a trabajar a su medida. De tal manera que todo el trabajo va a ser aquí sobre la tierra; porque las órdenes del Rey (Y estoy mezclando la visión con la Palabra), era que no debía haber ninguna piedra que no encajara, porque no debía haber, al subir el templo, ningún ruido de trabajo sobre las piedras. De tal manera, que se esmeraban en cada piedra acá en la tierra, le daban con el cincel, por la derecha, por la izquierda, por arriba, hasta que tomó forma. Y si ahora hay refuego, y si hay actividad en ese sentido, debe ser porque no hemos dado la forma. Pero ese templo un día se terminó, y entonces se dio la orden de encajar todas las piezas, y unas venían del Norte, y otras venían del Sur; y se armó el Templo, se levantó sin un sólo ruido, porque todo estaba perfectamente hecho. Por eso tú

fuiste designado para hacer lo que te designaron a hacer. Por eso, ¿Cuánto nos van a tener que pulir, cuánto nos van a aserrar y conformar, para ponernos sin ruido en el templo, cuando venga la hora de la verdad, en que Dios actúe? Ahora bien, en esa visión que yo pude ver, las otras piedras no se tocaron por de pronto. Porque al final aquellas piedras no tocadas, aquellas piedras que ni las vieron siquiera, que se quedaron allí, van a ser ardientes hornos para destrucción, cuando el mundo sea un holocausto entero, entonces todas esas piedras, se van a fundir. El templo va a ser reestructurado literalmente otra vez, va a ser reconstruido, porque el Señor va a trabajar con esa gente, después que aparte a su novia; entonces comienza a trabajar con esa gente, para pulirla y hacerla escapar, en una conformación o una estructura de Dios, porque lo demás va a ser quemado totalmente. Pero las otras piedras primarias, con la Angular, han sido apartadas desde ya, porque dieron la medida desde el principio, y fueron puestas aparte, y ese es el templo glorioso que va a tener el Señor. Notemos que hay una cosa gloriosa hecha aparte aquí, y otra que se tiene todavía que labrar en el fuego de las tribulaciones, y otra parte que nunca va a ser tocada, porque va a ser entregada a la destrucción final: Romanos 2:9 Tribulación y angustia sobre toda persona humana que obra lo malo, el Judío primeramente, y también el Griego. Apocalipsis 6:1 Y miré cuando el Cordero abrió uno de los sellos, y oí á uno los cuatro animales diciendo como con una voz de trueno: Ven y ve. Vemos nosotros que los Juicios de casa empiezan con sellos y hemos nosotros pensado muchas veces, que esos siete sellos, son los siete años de tribulación, pero eso es mucho más tarde, porque los cuatro jinetes apocalípticos, que son los primeros cuatro sellos; tendrán que salir en estos tiempos que nosotros estamos viviendo, porque ya tenemos los presagios, y ya tenemos los anticristos (en plural), que van apareciendo, por aquí y por allá, y por todos lados, que es el primer sello; ya tenemos los terremotos, ya tenemos las hambres, y ya tenemos todas esas cosas, que van saliendo poco a poco, en cada uno de los sellos, y ya tenemos las persecuciones de cristianos en distintas partes de la tierra; y ya tenemos signos de la anarquía mundial. Pero lo que hemos visto, no es nada, ésto va a ir de mal en peor; de tal manera que cuando venga el primer sello, que es inminente, y totalmente inminente que aparezca la ruptura del primer sello; y el primer sello va a ser el imitador (no uno de los anticristos, sino que el verdadero anticristo). No son cuatro jinetes: uno bueno y tres malos, sino los cuatro son malos, con la diferencia que cuando se abre el primer sello, parece ser bueno el que viene allí: Apocalipsis 6:2 Y miré, y he aquí un caballo blanco: y el que estaba sentado encima de él, tenía un arco; y le fué dada una corona, y salió victorioso, para que también venciese. Notemos que no trae ni siquiera flechas, sino solo arco; no van hacer guerra, no va a hacer nada violento, ofrece la paz, anda por todos lados clamando la paz, arreglando las discordias entre los pueblos y va a parecer de tal manera un auténtico Mesías. Afortunadamente, precisamente cuando el primer sello se está abriendo y se esté manifestando ese hombre de pecado (manifestándose nada más), no coronado, se manifestará el verdadero Mesías. Claro, la manifestación del otro, va a ser aparejada juntamente

2

con las otras consecuencias de los otros sellos que van a ir casi simultáneamente abriéndose, porque la aparición de ese personaje va a ser en medio de una hecatombe económica mundial; y va a ser en medio de hambre, porque el caballo blanco representa una aparente paz, es el falso Mesías. El segundo caballo color rojo, representa muerte, guerra, nación contra nación, en escala mundial. El tercer caballo, color negro: hambre. El cuarto caballo, color amarillo: muerte y Hades. El quinto sello: mártires por la fe de Cristo. Todo ésto va a ocurrir, mientras la Iglesia estructurada en la tierra, duerme un sueño de indiferencia e indolencia; por eso el Señor no se la va a poder llevar toda, sino que se llevará a los que estén como vencedores, para que le acompañen; por eso dice: Apocalipsis 3:4 Mas tienes unas pocas personas en Sardis que no han ensuciado sus vestiduras: y andarán conmigo en vestiduras blancas; porque son dignos. Y El Señor se va a rodear de su gente, y va a tener a sus gloriosos; que son los grandes adalides de todos los tiempos ministrando sobrenaturalmente. Y a la novia vencedora, la va a tener a su lado, entrando a todos esos planeamientos, porque nunca más se separará de su Señor. Pero los acontecimientos de estos sellos, serán para el resto de esa Iglesia llamada "Iglesia"; porque se reúne fuera del mundo; que va a ser labrada en el fuego de la Tribulación. Por eso notemos que el Señor está llamando individualmente: Apocalipsis 3:20 He aquí, yo estoy á la puerta y llamo: si alguno oyere mi voz y abriere la puerta, entraré á él, y cenaré con él, y él conmigo. Porque si alguno es fiel hasta la muerte el Señor le dará la corona de la vida, y no le alcanzarán los daños de la muerte segunda; y si hace lo contrario, entrará en este labrar de piedras en el fuego que viene sobre el mundo, que no es para destruir a los que el Señor escoja, sino que los va a preservar y los va a salvar en el fuego; pero va a dejar a los otros apóstatas finales, y a los pecadores impenitentes, como dejó a esas piedras ennegrecidas de los montes de Israel, que nunca fueron tocadas para ser labradas y colocadas en el templo que tenía que ser levantado. Por eso es claro que nosotros no tenemos que dormir en el sueño de la indiferencia, pensando que no importa como vivamos, que escaparemos de alguna manera. Claro que el Señor hará Juicios sobre su pueblo, para que pueda escapar. Pero hay dos maneras de escapar 1o.) La consagración para escapar de todo eso. 2o.) Y la consagración, un poquito tardía que harán muchos, que no se sacuden de la indiferencia ahora, para enfrentar la muerte en esos acontecimientos. Nosotros sabemos que serán acontecimientos sin precedente, nunca habrá sucedido nada semejante; porque yo debo decirle que el mundo entero, jamás habrá visto las cosas que van a venir enseguida, porque dice la Palabra que el Señor va a dar facultad para que de las entrañas de la tierra y del abismo, salgan personajes, líderes jerárquicos espirituales y tomen inclusive cuerpo para venir a la tierra (monstruos) que van a atormentar a los hombres. Y van a haber peleas terribles, y van a salir como langostas por el cielo, saliendo desde el abismo y obscureciendo el sol, y llenando la tierra: Apocalipsis 9:2 Y abrió el pozo del abismo, y subió humo del pozo como el humo de un gran horno; y oscurecióse el sol y el aire por el humo del pozo. Apocalipsis 9:3 Y del humo salieron langostas sobre la tierra; y fueles dada potestad,

como tienen potestad los escorpiones de la tierra. Van a haber también personajes diversos que nunca se han visto, inclusive las invasiones que habían antes en aquellos mundos angélicos caídos, que había sobre la tierra y de los cuales recoge algunos datos el capítulo 6 de Génesis. Van a volverse a repetir, en escala mayor, y va a haber una corrupción y contaminación, casi total. Por eso recordemos que en los días del diluvio, todas las mujeres, aún la simiente que Dios había preservado, se corrompió, menos las mujeres que entraron en el arca, y todo lo demás fue contaminado. La descendencia de Set, se contaminó, no digamos la descendencia de Caín que toda se contaminó. Y parece que la batalla se arreció en ese tiempo, como va a ser en el final sobre las mujeres, que están buscando al Señor. Y va a haber un debacle de liderazgo masculino, de tal manera que va a ser degradada la cabeza de los varones y por eso el mundo, se va a volver feminista y afeminado. Y eso lo estamos viendo ya, por eso el Señor puso ya una señal de alto, con el tremendo SIDA, y otras plagas que van a venir. Se avecinan acontecimientos tan extraordinarios que los sellos sólo son los presagios, porque después que sean preservados todos los del Señor, se va a ver una batalla en los aires y ahí peleará Miguel y sus ángeles, contra los ángeles caídos y contra Satanás, para que sea derribado a tierra; y se le va a dar permiso que use la Tierra, para todos los grandes Juicios tremendos que Dios quiere hacer sobre este mundo que se ha rebelado contra El: Apocalipsis 12:7 Y fué hecha una grande batalla en el cielo: Miguel y sus ángeles lidiaban contra el dragón; y lidiaba el dragón y sus ángeles. Apocalipsis 12:8 Y no prevalecieron, ni su lugar fué más hallado en el cielo. Apocalipsis 12:9 Y fué lanzado fuera aquel gran dragón, la serpiente antigua, que se llama Diablo y Satanás, el cual engaña á todo el mundo; fué arrojado en tierra, y sus ángeles fueron arrojados con él. Por eso al leer en el orden que el Señor declara en las revelaciones del Apocalipsis, vamos a entender que vale la pena la consagración y no es una moda que se haya establecido ahora. No se puede caminar como nosotros queremos, y permanecer delante del Señor, viéndolo así con ese ropaje. Tenemos que ser tocados por el Señor, porque cuando El aparezca, solo va a ser visto de sus santos, porque después vendrá a hacer todos los Juicios convulsivos de los cuales estamos hablando; y todo el mundo va a ver esos Juicios, pero al Señor no lo van a ver, pero sus santos sí, y vamos a acompañarlo en toda esa acción, en toda esa gran tarea que se va a realizar; en donde millones de personas van a ser salvos. Yo pude ver en una visión clara, como el cuarto varón del horno de los tres hebreos, es la Iglesia gloriosa, es la Iglesia que perdió toda contaminación, y toda mancha y toda arruga y que acompañó a su cabeza, para ir a ese horno siete veces calentado, a ver como se rompen las amarras de los que han sido tirados a ese estado tan horroroso. Pero quiero que notemos que los que fueron lanzados a ese horno, eran del pueblo de Dios; no fueron lanzados los tres para ser destruidos, sino fueron lanzados para ser procesados allí, y que allí se quemaran sus amarras, y que conocieran más de cerca a su Señor. Los que se quemaron instantáneamente fueron los soldados babilonios que los tiraron al horno, porque ellos tipifican a lo mejor de la raza humana, que

3

al estar cerca de ese horno, no van a quedar ni cenizas. Pero veamos en la figura completa, como el Señor preserva allí en el horno, porque ahí vemos a La Iglesia sobrenatural ministrante en el horno, a donde no la metieron, sino que entró. Y allí tenemos a los otros que van a ser salvados en el horno (no del horno sino en el Horno); y allí tenemos a los que se van a perder para siempre. Vemos como el Señor ha trabajado siempre por grupos, y cuando el Señor que en esta fase es León, deja el trono del Padre y no se volverá a sentar, hasta que todo sea puesto por estrado de sus pies, porque no va a dejar nada que esté enemistado con El, hasta la muerte misma será vencida: Hebreos 10:13 Esperando lo que resta, hasta que sus enemigos sean puestos por estrado de sus pies. Y el libro de Apocalipsis comienza a narrar todos los acontecimientos que van a haber, del capítulo 6 en adelante, hasta llegar al capítulo 19: Cuando el Señor aparece en su Epifanía, o sea: "visible a todo el mundo". El orden es: 1o.) El Señor se va a manifestar en la tierra a los que va a salvar; y para ellos es su Señor, a quien adoran. 2o.) Tienen que ser probados como Iglesia, para ser levantados como novia; 3o.) Se ve el instante en que el Señor se prepara a posesionarse de la tierra a terminar de restaurarlo todo y eliminar el resto para siempre y dejar un mundo nuevo, en el cual seremos nosotros trasladados para vivir por toda la eternidad. La última escena que va a ver el mundo, después de todos estos acontecimientos, es cuando Satanás es soltado del abismo. Después que haya sido soltado el falso profeta y el anticristo, y lanzados al lago de fuego, Satanás será tomado y amarrado en el abismo, y sacado del abismo después del milenio, hará la última batalla contra Dios. Y lo vamos a ver mandando a traer a todas sus huestes en los mundos repartidos en el universo; y sacará todas sus fuerzas del centro de la tierra, y rodeará el campamento de los santos tratando de incitar a las naciones a que se rebelen, pero de ahí caerá fuego del cielo, y los va a consumir, para llevar a todos al Juicio Final: Apocalipsis 20:7 Y cuando los mil años fueren cumplidos, Satanás será suelto de su prisión, Apocalipsis 20:8 Y saldrá para engañar las naciones que están sobre los cuatro ángulos de la tierra, á Gog y á Magog, á fin de congregarlos para la batalla; el número de los cuales es como la arena del mar. Apocalipsis 20:9 Y subieron sobre la anchura de la tierra, y circundaron el campo de los santos, y la ciudad amada: y de Dios descendió fuego del cielo, y los devoró. Apocalipsis 20:10 Y el diablo que los engañaba, fué lanzado en el lago de fuego y azufre, donde está la bestia y el falso profeta; y serán atormentados día y noche para siempre jamás. Cuando todos sean presentados ante el Juicio Final, Dios les dará cuerpo a todos los que va a juzgar, cuerpo preparado para el castigo, así como a nosotros nos va a dar otro cuerpo preparado para la eternidad de felicidad con El, escapados de la muerte segunda. Todos los que van a estar en el Juicio Final, después de estos acontecimientos, después que el Señor haya salvado, y escapado a su novia primero. Después que el Señor haya levantado a todos sus muertos, y los haya puesto en condiciones de estar con El, y haya procesado a los que están en la Tribulación y los haya escapado por fuego, y los haya levantado de la tierra, en medio de avisos, como los dos testigos y todos esos acontecimientos; y después de entrar gente al milenio

(las naciones), para ser gobernadas perfectamente por Cristo, entonces el Señor hará a la inversa, dándoles el cuerpo a los que va a condenar, ellos no van a tener un cuerpo glorioso como nosotros, pero no lo van a tener tampoco como fueron enterrados, porque ese cuerpo inclusive a saber como estará, pero aunque estuviera desintegrado, si lo levantan igual, se desintegraría inmediatamente en el castigo, porque serán echados en fuego literal. Entonces los van a lanzar al lago de fuego, donde hay llamas literales; dándoles un cuerpo preparado para la muerte segunda y para la destrucción en sufrimiento. Esto lo narra perfectamente la Escritura, pero lo que queremos hacer es dejar la impresión en ti de que si no nos consagramos, no vamos a estar en condiciones de ver al Señor cuando El aparezca, porque los acontecimientos serán entonces así: Suponiendo que viniera hoy, aparecería a sus santos, levantando primero a los muertos y quizás llegarían primero los muertos a ver a algunos que tienen que ser arreglados, y despertarlos como en la resurrección primera del Señor: 1 Tesalonicenses 4:16 Porque el mismo Señor con aclamación, con voz de arcángel, y con trompeta de Dios, descenderá del cielo; y los muertos en Cristo resucitarán primero: 1 Tesalonicenses 4:17 Luego nosotros, los que vivimos, los que quedamos, juntamente con ellos seremos arrebatados en las nubes á recibir al Señor en el aire, y sí estaremos siempre con el Señor. Y en ese período la Iglesia va a ser fortalecida y arreglada, porque tiene que ser vencedora, para quedar el resto, a los acontecimientos narrados a toda velocidad y con todos los horrores que se describen en el Apocalipsis, para que sea depurada la tierra. Para que ese hombre (el cuarto varón); el hombre del cuarto Día, separe de una vez y para siempre la luz de las tinieblas, el día de la noche. Y por eso dice en: 1 Tesalonicenses 5:7 Porque los que duermen, de noche duermen; y los que están borrachos, de noche están borrachos. 1 Tesalonicenses 5:8 Mas nosotros, que somos del día, estemos sobrios, vestidos de cuota de fe y de caridad, y la esperanza de salud por yelmo.

4

PREÁMBULO A LA APERTURA DE LOS SELLOS 10/04/88 INTRODUCCION: Mateo 7:24 Cualquiera, pues, que me oye estas palabras, y las hace, le compararé á un hombre prudente, que edificó su casa sobre la peña; Mateo 7:25 Y descendió lluvia, y vinieron ríos, y soplaron vientos, y combatieron aquella casa; y no cayó: porque estaba fundada sobre la peña. Mateo 7:26 Y cualquiera que me oye estas palabras, y no las hace, le compararé á un hombre insensato, que edificó su casa sobre la arena; Mateo 7:27 Y descendió lluvia, y vinieron ríos, y soplaron vientos, é hicieron ímpetu en aquella casa; y cayó, y fué grande su ruina. Estaba pensando que puede haber Cristianismo, o cristianos con casa botada, porque eso no depende del Señor en sí, sino depende de la fe en la Palabra del Señor, es decir, si la Palabra es hecha práctica, la roca está debajo de la casa que hagamos, si no, no hay roca y entonces hay desastre. En otras palabras, pueden haber cristianos en desastre, y ser tan cristianos como desastrosos, pero no es ese el plan del Señor, porque el plan del Señor es que haya una congruencia en la vida y en la Palabra. Estamos apocalípticos, pero no queremos hacer énfasis en los ángulos negativos, porque para nosotros el Apocalipsis no es una tragedia, o no es algo que temamos. Porque es cierto que al Mundo al cual se le va aplicar los juicios apocalípticos, en la mayoría de los casos está desahuciado, entonces ese mundo si le debe temer al Apocalipsis, pero ellos ni siquiera toman en cuenta ésto. Pero el enfoque que nosotros queremos darle, es la preservación que el Señor va a hacer de los suyos, y el cuidado para advertir, de cómo no ser alcanzados por los juicios. Existe la posibilidad de ser alcanzados por juicios apocalípticos, sencillamente porque el Señor dejó establecidas las maneras de escapar, y si hay manera de escapar, pues deben haber maneras de no escapar también. Ya hemos estado dando algunos parámetros, porque es bastante difícil explicar el Apocalipsis cuando hay una congregación de todos los niveles de preparación en la Palabra. Sin embargo, poco a poco se van a ir clarificando algunos puntos obscuros, y también la luz va a venir más y va a haber realmente una nivelación. Yo creo en la Iglesia como Novia, que va a ser toda de la Unidad de la Fe; y creo en una Novia, que toda va a estar en Unidad de Espíritu, y va a estar Gloriosa, y va a estar sin mancha y sin arruga. Porque la Novia que el Señor va a venir a traer, no es una media Novia, no quiere una Novia manchada, envilecida en el pecado, al contrario quiere una Virgen: Efesios 5:27 Para presentársela gloriosa para sí, una iglesia que no tuviese mancha ni arruga, ni cosa semejante; sino que fuese santa y sin mancha. Y eso nos suena a Consagración y a Santificación acá en la Tierra. DESARROLLO: Apocalipsis 6:1 Y MIRÉ cuando el Cordero abrió uno de los sellos, y oí á uno de los cuatro animales diciendo como con una voz de trueno: Ven y ve. El Señor sentenció desde los días de Adán a la tierra, a la

creación nueva en su caída, diciéndole que iba a separar la luz de las tinieblas. Lo hizo físicamente, pero lo iba a hacer a través de los tiempos que iba a vivir el hombre en la tierra, en una forma espiritual. Iba a quitar las tinieblas humanas (como humanos), para dejar solo hijos de luz. Entonces el mundo está desadaptado para los hijos de luz, porque sabemos que el mundo también se deformó, y se deformó la naturaleza, porque no solo se deformaron Adán y Eva, sino que se deformó todo, a tal grado que nadie hoy, ni siquiera puede imaginar, ni mucho menos conocer el mundo creado. Decir que era un Edén, decir que era un Paraíso, no es todo lo que puede decirse, o sea perfección en los sentidos humanos. Porque para que Dios haya dicho todo es bueno en gran manera: ¿Cómo sería todo eso?, ¿Cómo sería Adán? ¿Cómo sería Eva? ¿Cómo serían las flores, las rosas, el aroma, todo eso? pero todo cayó en la mancha del pecado y se deformó; entonces el mundo deformado, no puede ser nuestro hogar si somos hijos de luz. Si nosotros vamos hacia una restauración en la perfección divina, si se está labrando la imagen de un Adán sin deformidad y de gente que va a ser a imagen de Jesucristo, no podría ser el escenario permanente de esa nueva creación en esta tierra; y el momento que vamos a presenciar o que presenciamos, imaginativamente en Apocalipsis 6, es el momento en que el Hijo de Dios heredero de todo, va a tomar posesión, por medio de intervenciones personales, del reino, de la tierra, de todo. O sea que va a reclamar su tierra al usurpador bajo juicios; es como si le dijeran: "Hijo aquí está la herencia, pero tiene siete sellos", está sellada la herencia, porque El la va a tomar, la va a conquistar, la va a hacer suya ahora; y empieza a desatar los sellos. Así que la tierra no es del diablo, mucho menos del hombre, pero el hombre cree que va a vivir aquí eternamente, así como esta; pero al enfocarlo en esa forma, nosotros vamos a ver que el Señor tendrá que limpiar y arreglar lo que le va a quedar a El en eternidad, y eliminar lo que no le va a interesar en la eternidad, porque dice: Mateo 15:13 Mas respondiendo él, dijo: Toda planta que no plantó mi Padre celestial, será desarraigada; entonces va a desaparecer todo lo que no le parezca a El. Por eso es que el Señor no se preocupa con arreglar al mundo, porque lo va a eliminar como sistema, y por eso no se preocupa tanto en la educación humana, y que sea el humanismo el que arregle al hombre. Porque no se puede lavar, perfumar, y adornar a una marranita, que a los cinco minutos con todo y moña está en el fango más asqueroso; sería una tarea sin fin, por eso nadie se forme ilusiones, porque el mundo no tiene remedio. Cuando vemos las esperanzas humanas en los estadistas, y cuando vemos que hay negociaciones a nivel internacional (no me refiero a alguna región específica sino me refiero a todo el mundo). Cuando vemos a los hombres que corren de acá para allá, como que tienen la llave y la clave de la paz, y de la estabilidad humana, a la luz de la Biblia, eso es utópico. Y cuando ellos digan precisamente que ya lo lograron, cuando ellos digan: "Paz y seguridad" se arrancará todo lo que ellos creen estar construyendo: 1 Tesalonicenses 5:3 Que cuando dirán, Paz y seguridad, entonces vendrá sobre ellos destrucción de repente, como los dolores á la mujer preñada; y no escaparán. Por eso no nos vayamos nosotros a las reformas humanas, porque es mejor

1

conocer al que es la ciencia verdadera en sí: Cristo Jesús. Porque no es una reforma educativa la que va a salvar a nadie ni es el sistema mundial reformándose o mejorándose o tecnificándose, porque el humanismo va a ser totalmente derrotado en el más grande humanista de todos los tiempos que va a ser el anticristo, para que venga el Cristo de la Gloria a mostrar que no es el humanismo, sino es el plan de la Gloria, el que va a ser la solución de todo eso. Por eso, me llama la atención que para que el Capítulo 6 de Apocalipsis se empiece a desarrollar, el Señor toma cuidado de los suyos primero, no deja que haya nada, hasta que haya asegurado a los suyos. Porque el Señor no nos va a dejar a la deriva, y no nos va a dejar en ese barco cuando lo estén torpedeando para hundirlo, y aunque nosotros estamos en ese barco, no somos de ese barco (el mundo). Hechos 27:21 Entonces Pablo, habiendo ya mucho que no comíamos, puesto en pie en medio de ellos, dijo: Fuera de cierto conveniente, oh varones, haberme oído, y no partir de Creta, y evitar este inconveniente y daño. Hechos 27:22 Mas ahora os amonesto que tengáis buen ánimo; porque ninguna pérdida habrá de persona de vosotros, sino solamente de la nave. Hechos 27:23 Porque esta noche ha estado conmigo el ángel del Dios del cual yo soy, y al cual sirvo. Porque por ejemplo: hay dos clases de salvamento en el barco, porque en el naufragio de Pablo, había prisioneros, habían paganos, había gente atea, pero a la hora del naufragio o sea del sistema, no va a quedar nada, aunque podían utilizar algunas tablitas para entretenerse allí en el agua. Pero notemos que el que iba de parte de Dios en el barco, pudo haber sido salvado levantándolo del barco, o trasladándolo como trasladaron a Felipe, y sacándolo de allí a través del mar Mediterráneo, pero lo dejaron en el barco, con la seguridad de que nada le iba a acontecer, y con toda la revelación del naufragio. Que interesante porque Pablo estaba afligido, porque pensaba que se iba a morir, porque pensaba como muchos que leen el Apocalipsis y se asustan. Pero antes de la travesía del mar, en el caso de Saulo, él sabía cierta revelación, no la tenía toda. Tenía la revelación que algo iba a suceder, porque él no lo sabía por medidas astronómicas, o con bases de medición de estrellas de los marinos, él no lo sabía porque no era marino, pero Pablo sabía que iban a haber problemas; por eso les dijo: Hechos: 27:10 Diciéndoles: Varones, veo que con trabajo y mucho daño, no sólo de la cargazón y de la nave, mas aun de nuestras personas, habrá de ser la navegación. Hechos 27:11 Mas el centurión creía más al piloto y al patrón de la nave, que á lo que Pablo decía. Por eso muchas veces nos dicen que nosotros no sabemos nada de lo que va a pasar con el mundo, o sea que ellos se ufanan en el conocimiento natural, se ufanan en sus aparatos, en sus instrumentos, en sus mesas de discusión y dicen que todo se va a arreglar, pero nosotros vemos que todo se desarregla cada vez más. Sabemos que algo va a pasar, y aunque muchos dicen que ya se va a arreglar la economía, se les viene abajo, y va para abajo todo, y cuando dicen que ya va a haber paz en cierto lugar, entonces hay guerra allí. Conscientemente, ahora que estamos frente a estas revelaciones apocalípticas, sabemos que algo va a pasar; puede que muchos difiramos en detalles, puede que sepamos poco de algo y mucho de nada, pero una cosa sabemos: "Algo va a acontecer"; algo va a suceder,

pero para el mundo malas noticias, por eso no nos quieren oír a nosotros. En cambio para los que estamos acá, algo bueno va a suceder, algo grande, por eso es bueno decir: ¡Ven Señor Jesús! O sea que somos pasajeros del día y pasajeros de la Noche; pero para los del día, algo bueno nos va a suceder, y para los de la noche ésto se acaba. Pues en el barco del Mediterráneo hubo un salvamento de impíos, por la gestión y el trabajo de un cristiano que se quedó en el barco. A Pablo le aumentó la revelación cuando ya iban a suceder los acontecimientos más graves, aún en el momento. Entonces a medida que camina el barco sin tormentas, hay menos revelación, y empieza la tormenta y se hace seria, y se hace tan grave, pero tan grave, que todos, incluyendo Pablo, pierden las esperanzas de salvarse. Esto nos suena a que para todos se va a ir poniendo la cosa tormentosa, y que va a ir arreciando, y muchas veces creemos que eso es una cosa corriente, y que eso es algo que se va a solventar, y que ya va a haber alivio, pero vamos a ver que la cosa está sin salida, y allí en ese momento, cuando hasta se nos vaya el apetito de la pena, y cuando ya no tengamos deseos de nada, porque todo está obscuro, y cuando creamos que ya de un momento a otro se acabó todo el asunto, y no hay nada de nada. Cuando usted crea que hasta las profecías le fallaron, cuando usted llegue a creer que hasta Dios le falló, y cuando llegue al clímax de la prueba, el Señor bajará y lo auxiliará: 1 Tesalonicenses 5:8 Mas nosotros, que somos del día, estemos sobrios, vestidos de cota de fe y de caridad, y la esperanza de salud por yelmo. 1 Tesalonicenses 5:9 Porque no nos ha puesto Dios para ira, sino para alcanzar salud por nuestro Señor Jesucristo; Porque en el Capítulo 6 de Apocalipsis van a empezar las tormentas, van a empezar los sellos, van a empezar las copas, las trompetas, se va a hacer añicos el barco, pero el Angel del Señor, Nuestro Cristo, detiene eso, porque todavía no se hunde, porque va a hablar con los de El. El Angel del Señor (el Cristo de la Gloria); está bajando a través de su Espíritu, a través de ministerios para hablar con los suyos, con sus prisioneros de esperanzas. Prisioneros como los otros de Pablo, pero que no eran iguales, sino solo en el traje, en el uniforme, y solo se iba a quedar ahí para que le dieran a todos los que iban en el barco, porque el barco se iba a perder, el sistema se iba a quebrar, todo eso se iba a hacer añicos, se iba a hacer pedazos. Pero porque iba ahí uno que tenía visitación, que tenía revelación que tenía la presencia del Dios del cielo y ni uno solo de los que estaban en esa tormenta se iba a perder; y no fue por habilidad, no fue por conocimiento natural, sino fue por revelación. Ahora Pablo, después de hablar con el Angel del Señor, después de recibir el plan, después de saber lo que iba a hacer, sale comiendo: Hechos 27:35 Y habiendo dicho esto, tomando el pan, hizo gracias á Dios en presencia de todos, y partiendo, comenzó á comer. Hechos 27:36 Entonces todos teniendo ya mejor ánimo, comieron ellos también. Por eso es necesario que el creyente del barco, crezca, porque no se crece necesariamente a la hora de la tormenta. A Pablo no lo fueron a buscar porque estaba creciendo en la tormenta (más bien estaba temblando); sino que lo fueron a buscar, porque había crecido antes. Así que si hay tormentas, esas son brisas comparado con lo que viene. Así que ahora que no hay tormentas, ahora que el Señor está cuidando y advirtiendo, hagamos oídos

2

para oír y la revelación bajará. Y sabremos que hacer cada minuto; y tendremos salvamentos en medio de la tormenta, tendremos alimento milagroso, porque se van a repetir las hazañas bíblicas por montones. Cuervos nos van a dar de comer, palomas nos van a alentar y hasta el Señor usará animalitos irracionales, para hablarnos, para dirigir nuestro camino, porque somos su pueblo; porque si lo hizo antes, como no lo va a hacer al final de la Jornada: Hechos 2:39 Porque para vosotros es la promesa, y para vuestros hijos, y para todos los que están lejos; para cuantos el Señor nuestro Dios llamare. Hechos 2:40 Y con otras muchas palabras testificaba y exhortaba, diciendo: Sed salvos de esta perversa generación.

3

ADORACION EN EL CIELO 06/03/88

INTRODUCCION: Apocalipsis 1:11 Que decía: Yo soy el Alpha y Omega, el primero y el último. Escribe en un libro lo que ves, y envíalo á las siete iglesias que están en Asia; á Efeso, y á Esmirna, y á Pérgamo, y á Tiatira, y á Sardis, y á Filadelfia, y á Laodicea. Estamos estudiando el libro más controvertido, pero el libro que es necesario conocer ahora. No hay libro de más actualidad, este libro de Apocalipsis, es el que le mandaron a escribir a Juan para ser revelado, y se le van a quitar lo sellos, porque éstos no son del libro de Apocalipsis, sino de los Juicios. Entonces lo que se va a venir son los juicios, pero el libro de Apocalipsis no está sellado, el libro de Apocalipsis está abierto. El sellado era el libro de Daniel, porque el de Apocalipsis está abierto, y es más, es el único libro de la Biblia que tiene bendición escrita para el que lo lee: Apocalipsis 1:3 Bienaventurado el que lee, y los que oyen las palabras de esta profecía, y guardan las cosas en ella escritas; porque el tiempo está cerca. Así que ya tenemos bendición por oír, y agreguemos la bendición por leer, y agreguemos la bendición por hacer. Eso quiere decir que no nos va a dejar a ciegas en la última recta, nos va a dar el Librito que alumbra.

DESARROLLO: Apocalipsis 4:1 DESPUÉS de estas cosas miré, y he aquí una puerta abierta en el cielo; y la primera voz que oí, era como de trompeta que hablaba conmigo, diciendo: Sube acá, y yo te mostraré las cosas que han de ser después de éstas. Apocalipsis 4:2 Y luego yo fuí en Espíritu; y he aquí, un trono que estaba puesto en el cielo, y sobre el trono estaba uno sentado. Esto viene a poner como que los acontecimientos vienen en cadena, que son sucesivos. Y Juan estando en Cielo dice que vió las cosas que sucederán después de estas. Hay cierta cronología pero no total, sino es una especie de cadena. Primero me llama la atención, que lo que Juan nota al subir al Cielo, es un trono; por supuesto que antes que subiera, él vió los sucesos en la tierra, acontecidos a la Iglesia, no quiere decir que en el momento que él subió, ya la Iglesia estaba arriba (como algunos interpretan), porque al subir Juan (hace dos mil años), vió ya gente que estaba coronada y que era vencedora; como que se nos adelantaron otros. Nosotros sabemos que la Iglesia todavía Dos mil años después, está para ser coronada, pero Juan hace Dos mil años vió gente coronada, pero no es la Iglesia. El vió vencedores de otras eras, claro no me estoy refiriendo a extra-terrestres, me estoy refiriendo que vió a humanos (ancianos), los vió de vestidos blancos, indudablemente redimidos también, pero no de la Iglesia, porque la Iglesia está para ser recibida a esas alturas. Apocalipsis 4:4 Y alrededor del trono había veinticuatro sillas; y vi sobre las sillas veinticuatro ancianos sentados, vestidos de ropas blancas; y tenían sobre sus cabezas coronas de oro. No hay un

dogmatismo acerca de esto, que solamente éste nos dividiría. Me parece que son los representativos de las veinticuatro órdenes sacerdotales que David fundó, o sea que el sacerdocio del Antiguo Testamento era una sucesión de sumo sacerdotes, porque se morían, y uno de ellos fue Aarón. Pero ahora ve Juan con sorpresa el sacerdocio, pero ve que están sentados en tronos, como que van a formar parte de un tribunal; entonces no los van a juzgar a ellos, pero ellos van a acompañar a alguien que va a juzgar, y éstos ancianos están de vestidos blancos. Esto quiere decir que llegaron a una meta de pureza, y que tienen mucho conocimiento. Lo primero que ve Juan fue un trono, y ese trono me llama la atención que tiene a Uno sentado: Apocalipsis 4:2 Y luego yo fuí en Espíritu: y he aquí, un trono que estaba puesto en el cielo, y sobre el trono estaba uno sentado. Apocalipsis 4:3 Y el que estaba sentado, era al parecer semejante á una piedra de jaspe y de sardio: y un arco celeste había alrededor del trono, semejante en el aspecto á la esmeralda. Solo Uno hay sentado, pero sabemos que cuando Cristo se fue hace dos mil años, se fue a sentar al lado del Padre, pero vemos allí que los dos no están sentados; como que es un momento que alguien que estuvo sentado se paró, y va actuar, estaba sentado mientras se preparaba en la tierra, lo que había que preparar en la tierra, y ahora el que está sentado es Uno nada más: El Padre, el Juez Supremo, después del cual ya no hay apelación. Por supuesto, ésta es una visión del trono de Dios, en donde nota Juan, que van a suceder cosas, pero le llama la atención el que está sentado en el trono, y le llama la atención que la grandeza del trono es inigualable, no se parece a ningún trono de la tierra, porque tiene hasta arco iris y piedras preciosas. Y a mí también me llama la atención el arco iris, y es que en ese trono, hay pactos para algunos, como diciendo: "Este trono va a empezar a desprender rayos, juicios, truenos", pero para otros, porque para los del Pacto era el arco iris. Hay también un mar de vidrio, y hay millones de millones enfrente. Eso quiere decir que va a dividir a los del arco iris, y a los de los rayos. Por eso el mundo está dividido, entre los que estamos cobijados debajo del trono del arco iris, y los que van a recibir los truenos, y los relámpagos. Y aunque no lo crean los que lo van a recibir, y crean que no va a pasar nada, y crean que el mundo va a seguir, es porque ven todavía el arco iris aquí en la tierra. Pero se va a llegar el día, cuando el trono se prepare y el Juez se prepare y se levante el que va a ejecutar. Eso es lo interesante acá, que estaban Dos sentados, mientras la gracia estaba preparando a la gente en la tierra, mientras la gracia divina estaba envolviendo a la gente en la tierra. Pero ahora, como que es una escena previa a lo que viene; no es lo que viene, porque esa escena debe estar ejecutando continuamente alabanza, adoración, preparando todo, y los juicios no han empezado. Hay juicios, pero no los juicios del rollo de los siete sellos. Cuando se ve que se va a abrir el rollito de los sellos, no quiere decir que se va a esperar a que venga la septuagésima semana de Daniel, para empezar a romperlos; quiere decir que el Señor ahora, ya tiene la autoridad, El ya puede empezar a romper sellos, El ya podría empezar, y me parece que ya empezó. Pero eso no es todo, porque al romper los sellos se hace que se conozca lo que se va a hacer, y luego empieza a lanzar las ejecutorias.

1

Dice: Apocalipsis 4:2 Y luego yo fuí en Espíritu; y he aquí, un trono que estaba puesto en el cielo, y sobre el trono estaba uno sentado. Apocalipsis 4:4 Y alrededor del trono había veinticuatro sillas; y vi sobre las sillas veinticuatro ancianos sentados, vestidos de ropas blancas; y tenían sobre sus cabezas coronas de oro. Hay veinticinco sentados, Uno y veinticuatro ancianos, solo que los veinticuatro no en el trono, porque en el trono hay Uno. Pero en los otros tronos, o sillas, hay veinticuatro sentados. Sentado quiere decir "esperando", no se pueden mover, ellos no pueden hacer juicios, ellos no pueden actuar. Apocalipsis 4:9 Y cuando aquellos animales daban gloria y honra y alabanza al que estaba sentado en el trono, al que vive para siempre jamás, Apocalipsis 4:10 Los veinticuatro ancianos se postraban delante del que estaba sentado en el trono, y adoraban al que vive para siempre jamás, y echaban sus coronas delante del trono. Entonces cuando se puso de pie el que iba a ejecutar se nota algo en el trono, hay algo que se va a hacer, e inmediatamente los ancianos y los seres vivientes se bajan de los tronos, y se postran. Y lo que me llama la atención también, es que para postrarse tiene que haber algo debajo de donde uno se postra, entonces notemos que el cielo es bien sólido, y que no son nubes, porque cuando nos postramos aquí, nos postramos en tierra; entonces es algo como lo que tenemos acá, porque estaban postrados con la cabeza pegada a la superficie del cielo, como que es algo real. Notemos que hay adoración postrada en el cielo, porque postrado quiere decir rostro en tierra, acostado, pegado lo más posible a tierra y puede ser semiflexionado con las rodillas, pero la cabeza en tierra. Entonces todo lo que se veía allí, era Uno sentado en el trono, y los demás postrados, y también Juan ve millones y millones de seres, habitantes del cielo que estaban adorando, que estaban alabando, que estaban en constante expresión de una adoración, hasta instrumental. Por eso no vamos a necesitar llevarnos ningún instrumento para allá, porque allí nos lo van a dar, para alabar. Pero notemos que esos instrumentos se parecen a los de la tierra, porque David, que hizo instrumentos para alabar a Dios, se lo revelaron, así que los instrumentos que hizo David, eran semejantes a los del cielo. Pero ellos con instrumentos celestiales, van a tener una adoración instrumental, y va haber adoración con alas, porque los que tenían seis alas, las batían: Apocalipsis 4:8 Y los cuatro animales tenían cada uno por sí seis alas alrededor, y de dentro estaban llenos de ojos; y no tenían reposo día ni noche, diciendo: Santo, santo, santo el Señor Dios Todopoderoso, que era, y que es, y que ha de venir. Yo me imagino que nosotros vamos a poder batir las palmas, vamos a saber que ritmo hacer allá. Ahora notemos, que los seres y los ancianos, ya están postrados, ya está allí el que está sentado, y los otros ya no están sentados, sino están postrados: Apocalipsis 5:1 Y VI en la mano derecha del que estaba sentado sobre el trono un libro escrito de dentro y de fuera, sellado con siete sellos. El Padre era el que estaba sentado, y el libro era un libro de juicios, y no alcanzaba el rollo para tener tanto juicio, y entonces Juan, que estaba arriba en el cielo, no estaba perfecto, porque él era un visitante, los perfeccionados eran los que estaban allí antes que Juan, esto quiere decir que hay perfeccionamiento en el cielo, porque los que se van, no van perfectos, sino que los perfeccionan; por eso es que

se habla de los espíritus ya hechos perfectos en los cielos. Juan cuando subió al cielo, y que estaba ya añejado y madurado, no sabía nada de lo que iba a pasar, y se puso a llorar; o sea que los espíritus imperfectos como que lloran en el cielo, porque vemos a Juan llorando: Apocalipsis 5:4 Y yo lloraba mucho, porque no había sido hallado ninguno digno de abrir el libro, ni de leerlo, ni de mirarlo. Pero Juan llega y llora, es un llanto innecesario, pero lloró porque ignoraba. El pregón en el Cielo, es muy interesante: Apocalipsis 5:2 Y vi un fuerte ángel predicando en alta voz: ¿Quién es digno de abrir el libro, y de desatar sus sellos? Apocalipsis 5:3 Y ninguno podía, ni en el cielo, ni en la tierra, ni debajo de la tierra, abrir el libro, ni mirarlo. No sólo era mirar, ese libro no se podía ni abrir, ni siquiera mirar, era secreto (las cosas secretas que Dios tiene), y no se podía ni siquiera mirar, ya no digamos abrir. Y por eso Juan preguntó quién lo podía abrir, y entonces uno de los ancianos, le hablo a Juan y le dijo: Apocalipsis 5:5 Y uno de los ancianos me dice: No llores; he aquí el león de la tribu de Judá, la raíz de David, que ha vencido para abrir el libro, y desatar sus siete sellos. Quiere decir que el Señor que estaba sentado a la diestra del Padre cuando asciende, se para a hacer cosas, y siempre que va a hacer algo, se para. Tenemos como ejemplo que se para en el trono, cuando Esteban es muerto: Hechos 7:55 Más él, estando lleno de Espíritu Santo, puestos los ojos en el cielo, vió la gloria de Dios, y á Jesús que estaba á la diestra de Dios, Hechos 7:56 Y dijo: He aquí, veo los cielos abiertos, y al Hijo del hombre que está á la diestra de Dios. Cuando Esteban murió (durmió), dicen las Escrituras del griego original: "Vió Esteban el cielo abierto y a uno que estaba sentado"; y luego dice: "Y lo vió de pie"; quiere decir que el Señor estaba sentado, y cuando vió lo que estaban haciendo con Esteban, se pone de pie, y fue cuando el Señor cortó la Gracia a Israel, porque apedrearon y mataron al que les propuso por última vez del Espíritu Santo, y lo mataron. Entonces, el Señor se puso de pie para recibirlo, porque Esteban ya no pudo permanecer aquí, y el Señor lo llama, y entonces fue que Esteban pudo decir: Hechos 7:59 Y apedrearon á Esteban, invocando él y diciendo: Señor Jesús, recibe mi espíritu. Quiere decir entonces, que cuando el creyente está en comunión, el Señor está pendiente hasta de ponerse de pie, cuando va a llegar, y el que no está en comunión, se le prolonga la muerte. Porque hay cristianos que entran en agonía, y cristianos que duermen como palomitas. Y Cristo mismo, cuando estaba en la cruz, a pesar de que estaba siendo vapuleado, ¿Acaso lo mataron, o el que le rasgó el costado con una lanza lo mató? No, porque él rasgó el costado del Señor cuando ya estaba muerto. El fue el que dijo: "Padre en tus manos encomiendo mi Espíritu"; y por eso no le quebraron sus piernas.

2

EL ULTIMO MENSAJE 17/04/88 INTRODUCCION: Diríamos que el Apocalipsis es un libro poco estimulante para la carne, poco estimulante para el que piensa disfrutar de la vida porque le corta el camino, le corta la ruta que lleva, le traza un plan nuevo, y le dice que hay una esfera superior a la que está viviendo y que debe vivirla. 1 Corintios 15:51 He aquí, os digo un misterio: Todos ciertamente no dormiremos, mas todos seremos transformados. No es posible que pasemos por alto, el tremendo misterio revelado; porque un misterio en la Biblia, no es para nosotros algo que nunca vamos a saber, sino que es algo que ha estado oculto, pero que de repente se revela (ese es un misterio) Pero son misterios que han estado escondidos y ahora son revelados a través del Espíritu. De tal manera que para una persona no espiritual, le sigue siendo misterio, pero a nosotros nos dice: ¨Os digo un misterio¨ Y esa es la frase que quiero usar, y ojalá se nos imprima en la cabeza y en el corazón. Como nosotros sabemos que el Señor está haciendo un nuevo mundo ( y ya lo está haciendo), ya está trabajando en la parte infraestructural; entonces la frase es: ¨No Todos¨; ese es el misterio revelado: ¨No todos moriremos, pero todos seremos cambiados¨. Ni aún la muerte es para todos, pero el cambio si es para todos¨: ¿Que irán a sentir los muertos cuando resuciten cambiados? ¿Pero que iremos a sentir nosotros si no morimos? Entonces vamos a hablar de la herencia, por la cual nos tienen que cambiar.

adaptar; diría inclusive que nos tienen que cambiar maneras de respirar, nos tienen que cambiar maneras de conducirnos, nos tienen que cambiar de cuerpos terrenales, a cuerpos celestiales. Nos va a cambiar de tal manera que no habrá otra forma de heredar. Por eso como van a heredar vivos y muertos, los herederos serán: Unos murieron en el camino de la espera, otros morirán todavía (herederos), pero según lo que estamos planteando, está basado absolutamente en la Palabra de Dios (o sea que no es tesis, sino que es una verdad), e indica que van a haber usufructuarios de la herencia vivos y muertos, por eso el Señor es Juez de vivos y muertos. Quiere decir que a los muertos los tendrá que operar, de tal manera que hereden, porque un muerto no puede heredar; una persona sin vida no puede heredar, porque no puede disfrutar, entonces van a tener que hacer algo ahí, y de eso se trata. Notemos que el espíritu del primer sello es un espíritu de falsa paz. El espíritu del siguiente sello: es un espíritu de guerra. El otro espíritu que cabalga en los cuatro caballos es un espíritu horroroso de hambre, de escasez, de anarquía, de martirios; o sea que todo el libro del Apocalipsis, aun el reino milenial, es un reino de restauración, es un arreglar la herencia para disfrutarla. El Señor no podrá disfrutar con nosotros la herencia en el reino milenial, porque todavía hay enemigos. Se va a sentar el pueblo de Dios a disfrutar de la herencia, cuando el Padre haya puesto a todos sus enemigos, debajo de los pies de Cristo, incluyendo la muerte: Hebreos 10:13 Esperando lo que resta, hasta que sus enemigos sean puestos por estrado de sus pies. Entonces se habrá acabado todo lo que se opone, habrá sido eliminado todo lo que estorba, y el mundo entero será del Cristo de Dios, el mundo venidero será de cristos (ungidos), porque los que estén en ese reino, serán semejantes al que está sentado en el trono, y no solo semejantes, sino tan semejantes que dice que El será uno entre hermanos: Romanos 8:29 Porque á los que antes conoció, también predestinó para que fuesen hechos conformes a la imagen de su Hijo, para que El sea el primogénito entre muchos hermanos. Es como que sí dijéramos ¿Quién será, quién será? al ver a los hermanos, como cuando fueron a la casa de David, y pasaron todos sus hermanos y no había manera de identificarle, porque era uno entre hermanos. Dice la Palabra que David suspiraba de la siguiente manera: Salmos 17:15 Yo en justicia veré tu rostro: Seré saciado cuando despertare a tu semejanza. ¨Yo estaré satisfecho hasta que despierte a tu semejanza¨, eso quiere decir que vamos a resurgir a la semejanza de El. No todos los que estamos aquí vamos a tener la herencia, yo quisiera decir que todos, pero lo que puedo decir, es que no todos disfrutaremos en la misma proporción de la herencia; también es cierto que no todos los que estamos aquí, seremos evitados de la muerte física, pero también debemos decir que muchos de los que están aquí también van a ser evitados de la muerte física. Cada quien tiene su preordenación, cada uno está conformado, está programado en una dirección específica, por eso nadie puede tomar el lugar de otro. Por eso dice: Apocalipsis 3:11 He aquí, yo vengo presto; retén lo que tienes, para que ninguno tome tu corona. Es la que a tí te toca, la que hicieron para tí; que no la vaya a tomar otro, porque tu fuiste negligente, porque la dejaste ahí y no te importó. Como la primogenitura que fue hecha para Esaú

DESARROLLO: En el libro de Apocalipsis, hay personajes que se destacan como figuras que vamos a ver más adelante. Pero ahora vamos a ver que quizás los sellos (note que pongo un quizás), han sido mal interpretados por la cristiandad y es una cosa natural, porque son misterios revelados, poco a poco; y entonces han habido generaciones que no han podido captar y aún nosotros no podemos captar por no estar preparados. Pero los sellos que envuelven el libro de la herencia (me refiero a la herencia de Dios, a Jesucristo) esos sellos son característicos de la entrega de la herencia para que el Señor la posesione. Es como que le dijeran: ¨Bueno hijo, aquí está todo lo que te voy a heredar¨, entonces se constituye heredero de todo; pero aquí están las escrituras para que tome posesión. Entonces el Señor, coge el rollo y empieza a tomar posesión de la herencia; así que todo el libro de Apocalipsis, es la toma de posesión de la herencia de Cristo. Y como El nos hizo coherederos: Romanos 8:17 Y si hijos, también herederos; herederos de Dios, y coherederos de Cristo; si empero padecemos juntamente con él, para que juntamente con él seamos glorificados. Entonces cuando El está tomando posesión de la herencia, tendrá que estar haciendo un trabajo de cambio en los coherederos, porque si El va a heredar, es porque ya está listo para heredar, pero nosotros no lo estamos, entonces al no estar listos nos va a cambiar para heredar, por eso dice: Colosenses 1:12 Dando gracias al Padre que nos hizo aptos para participar de la suerte de los santos en luz: Nos tiene que

1

Y la dejó a cambio de lo temporal. Hay mucha gente ahora, afanada en lo temporal, y está bien trabajar lo temporal, porque todavía estamos dentro del tiempo, pero no debe ser sólo lo temporal. Por eso existe la doble operación de transformaciones a los muertos, para hacerlos incorruptibles, porque están corruptos. Porque los que van a heredar, el Señor los tiene que levantar y hacerlos incorruptos. El Señor dio la muestra de un hombre de cuatro días de muerto: Juan 11:43 Y habiendo dicho estas cosas, clamó á gran voz: Lázaro, ven fuera. Juan 11:44 Y el que había estado muerto, salió, atadas las manos y los pies con vendas; y su rostro estaba envuelto en un sudario. Díceles Jesús: Desatadle, y dejadle ir. Y lo reintegró, y la gente lo vió totalmente reintegrado; le pusieron tejidos nuevos, vasos nuevos, nervios nuevos, visión nueva, le tuvieron que hacer globos oculares nuevos, le tuvieron que hacer conductos auditivos nuevos, le tuvieron que hacer tímpanos nuevos, porque en cuatro días un cadáver se descompone totalmente. O sea, que el Señor se ha comprometido, a hacer una operación de incorruptibilidad, porque los muertos saldrán a vida y serán incorruptibles: 1 Pedro 1:23 Siendo renacidos, no de simiente corruptible, sino de incorruptible, por la palabra de Dios, que vive y permanece para siempre. 1 Corintios 15:42 Así también es la resurrección de los muertos. Se siembra en corrupción se levantará en incorrupción. Entonces es necesario que ésto que es corruptible, se vista de incorrupción. El aspecto que irá a tener el cuerpo de los muertos, va a ser tan atractivo, tan formidable, tan espectacular que llamará la atención totalmente; pero no por el hecho de haber resucitado nada más, porque sabemos que Lázaro resucitó y aunque él era un espectáculo del mundo, era espectáculo porque había resucitado; porque no resucitó glorioso, lo querían ver porque querían ver como era un muerto vivo otra vez, querían palparlo, porque sabían que ahí había algo sobrenatural, pero era un hombre como los demás. Pero los que se van a levantar para la herencia, los muertos que Cristo va a levantar con trompeta, con voz del cielo, esos muertos se van a levantar como ¨dioses¨ (con minúscula) Van a poder transportarse, van a poder volar sin alas, van a poder entender muchas cosas que no entendían. ¿Qué irá a sentir ese ser, de estar su cuerpo tirado en una tumba, de estar en otra dimensión su alma, y luego ser reintegrado? Y luego otra vez tenga una personalidad consciente integral y con más conocimiento, con mejor memoria, con mejor posición, con mejor entendimiento, con mejores sentidos; y serán personas que van a estar caminando en la tierra, y van a poder ser vistos, y va a ser un cuerpo que a voluntad podrá ser visible. Tenemos que tomar los datos de su cuerpo levantado del Señor de la tumba; El podía traspasar los sólidos, El podía aparecer en un lugar y luego en otro lugar. El podía tomar una forma, y luego otra forma; El podía saber lo que estaban diciendo con el pensamiento las gentes. Pero lo que es más maravilloso, es que este número de gentes que van a heredar, ya no se va a apartar nunca del Señor, van a andar con el Señor, para allá y para acá. Porque lo dice la Escritura: 1 Corintios 15:52 En un momento, en un abrir de ojo, a la final trompeta; porque será tocada la trompeta, y los muertos serán levantados sin corrupción, y nosotros seremos transformados. Los muertos se levantarán

primero, recién estrenando cuerpo, y visión espiritual; lo primero que van a hacer es reunirse con el Señor. ¿Será mucho especular decir que van a tener que ver con los vivos? Y tenemos precedente de ésto, porque se levantaron los muertos con Cristo. El Señor quería mostrar al mundo que lo rechazó, al mundo que lo conoció, la vida nueva de El, quería que lo reconocieran, y mandó ángeles. Y los ángeles tuvieron que ir con las Magadalenas, con los discípulos, con los Pedros y con los demás. Cristo resucitó, pero no lo veían, o sea que hubo una proyección primero del mundo espiritual, sobre el mundo físico. Porque lo que sucedió en el cuerpo físico del Señor, va a suceder en el cuerpo místico. Y cuando el Señor aparezca para hablar a los suyos de la herencia, va a traer el libro, quitándole los sellos; y cuando El aparezca, va a influir primero en el mundo espiritual, para que el mundo espiritual, (comunión de espíritus), sea visible en la tierra. En su primera venida, el Señor quería dejar en su gente que iba a pelear las batallas de Dios en la tierra, quería dejar claro que El había resucitado, y entonces toda la tarea del Señor al salir de la tumba, fue dar pruebas indubitables a los que iban a entrar en contacto con el mundo rechazador, con el mundo que iba a ser juzgado, que Cristo estaba vivo indudablemente, y esa fue la gran fuerza del discipulado del Señor al principio: Hechos 1:3 A los cuales, después de haber padecido, se presentó vivo con muchas pruebas indubitables, apareciéndoles por cuarenta días, y hablándoles del reino de Dios. Ahora las iglesias, los conglomerados religiosos cristianos, se están llenando de un montón de gente que duda que Cristo haya resucitado y muchos están cantando en las iglesias y no saben si Cristo resucitó, y están predicando y tienen ¨ministerios¨, y tienen deseos de estudiar la Biblia para enseñarla, y cuando se hacen censos, el 70% de la gente que está hojeando las Sagradas Escrituras, no creen que Cristo está vivo. La Iglesia ha perdido poder, y ha desperdiciado el caudal del Pentecostés; ha desperdiciado el poder del Espíritu, porque ha dudado, no ha tenido pruebas indubitables y personales, que Cristo ha resucitado. Por eso los muertos acompañaron a los ángeles en probar la resurrección del Señor : Mateo 27:52 Y abriéronse los sepulcros, y muchos cuerpos de santos que habían dormido, se levantaron; Mateo 27:53 Y salidos de los sepulcros, después de su resurrección, vinieron a la santa ciudad, y aparecieron a muchos. Los familiares o los conocidos de los muertos de Jerusalén, fueron visitados por gente que había estado en la tumba indudablemente, y les tocaban las puertas, y llegaban y entregaban el mensaje postrero del Cristo que iba a abandonar la tierra, y el mensaje postrero que ellos entregaban era: ¨Cristo está resucitado¨, porque esos muertos resucitados no se quedaron a vivir en Jerusalén, sino que se fueron. Y así que entregaron el mensaje, el Señor mismo aparece para confortar y reunir exclusivamente a los suyos. Yo tengo entendido por la escritura básica, que cuando el Señor aparezca en su segunda visitación de la tierra para los suyos, solamente hará ministerio privado; lo hizo en la resurrección. Yo estoy cierto que el Señor caminó por las calles de Jerusalén en la resurrección, caminó y hablaba con ellos abiertamente, y les enseñó del reino, y los únicos que lo vieron, fueron solamente los suyos; estoy seguro que ningún otro. Aún los soldados de la tumba, solamente se

2

dieron cuenta de que algo había sucedido, de que salió del sepulcro y no lo vieron, sino solamente entraron y vieron que estaba la ropa allí. O sea, que no hubo ojos profanos que vieran a Cristo resucitado, y la última imagen del mundo religioso, aún con palabra de Jehová en el Antiguo Testamento, que vivió los días de la resurrección, el último vistazo de Cristo, fue de un Cristo muerto, y por eso las religiones cristianas, que imitan la adoración, inclusive del verdadero pueblo de Dios, están muertas. Porque el Cristo que tienen, no saben dónde está, nunca ha sido una evidencia para ellos, nunca ha sido una realidad, nunca pueden clamar a algo en que no están ciertos. Por eso dice: Romanos 10:14 ¿Cómo, pues invocarán a aquel en el cual no han creído? ¿y cómo creerán a aquel de quien no han oído? ¿y cómo oirán sin haber quien les predique? Entonces ¿cómo clamarán si no han creído? Los vivos, si es que estamos en ese orden, no tendremos que ser hechos incorruptibles, porque no vamos a estar corruptos, y hay un mensaje muy lindo en medio de ésto, y es el mensaje que el Cuerpo del Señor no verá corrupción, en el sentido de que estará integrado, que no se va a descomponer, aunque perezca, porque el cuerpo físico del Señor no vio corrupción, no vio desintegración, no se puede nada contra la Iglesia del Señor, aunque pareciera. Ahora estos vivos, lo que les va a hacer el Señor, es darles inmortalidad. A los muertos incorrupción, y a los vivos inmortalidad. En un instante, en un abrir y cerrar de ojos, a la final trompeta, los vivos van a ser transformados. El Señor en el capítulo 6 de Apocalipsis, habla de empezar a tomar posesión de la herencia, pero en el 7, se detiene y dice: paren todo juicio, paren la maquinaria, que va a tomar posesión de la tierra en mi nombre. Paren todo lo que se va a desarrollar, porque voy a preservar a los míos, marcándolos, señalándolos, y no importa a donde vayan a ir a parar los del pueblo de Dios, que les tocarán vivir etapas tremendas que va a vivir el mundo, ellos van a ser preservados, y muchos no van a morir. Otros morirán, pero ninguno de ellos se quedará sin transformación, porque el mundo nuevo, es para gente nueva, completamente cambiada. Imaginémonos que hasta la naturaleza de los animales va a ser cambiada. Aquellos animalitos comiendo juntos, que no pueden ni verse ahora, porque tienen odio instintivo, tienen fiereza, tienen ahí algo de la naturaleza caída, que el hombre les heredó, porque ellos no pecan. Y sin embargo, ahí están las fieras contra fieras, no se pueden ver especies diferentes, y sin embargo, vemos en la descripción milenial leones con corderos: Isaías 11:6 Morará el lobo con el cordero, y el tigre con el cabrito se acostará: el becerro y el león y la bestia doméstica andarán juntos, y un niño los pastoreará. Isaías 11:7 La vaca y la osa pacerán, sus crías se echarán juntas; y el león como el buey comerá paja. Isaías 11:8 Y el niño de teta se entretendrá sobre la cueva del áspid, y el recién destetado extenderá su mano sobre la caverna del basilisco.

-

3

EL APOCALIPSIS CAPITULO 12 24/04/88 INTRODUCCION: Hechos 27:20 Y no pareciendo sol ni estrellas por muchos días, y viniendo una tempestad no pequeña, ya era perdida toda la esperanza de nuestra salud. Hechos 27:21 Entonces Pablo, habiendo ya mucho que no comíamos, puesto en pie en medio de ellos, dijo: Fuera de cierto conveniente, oh varones, haberme oído, y no partir de Creta, y evitar este inconveniente y daño. Hechos 27:22 Mas ahora os amonesto que tengáis buen ánimo; porque ninguna pérdida habrá de persona de vosotros, sino solamente de la nave. Vamos a seguir estudiando lo que viene al mundo, recordémonos que ya el Señor puso un ejemplo en el mar Mediterráneo, de una visitación sobrenatural al barco donde iba Pablo prisionero, y otros prisioneros con él también, y como fueron salvados de morir ahogados por el Señor. Me refiero al naufragio de Pablo, y como fue salvable todo el pasaje, menos el barco. Ahora el mundo es el barco, estamos en ese barco aprisionados, y casi pasados inadvertidos, pero lo salvable va a ser salvado, y el barco va a ser hundido; no hay esperanza y yo traigo malas noticias para el que es del mundo. Ahora para los que estamos de paso, son buenas noticias, porque el sistema mundial nos aprisiona, no nos liberta; así como el cuerpo de bajeza que todavía tenemos, que nos aprisiona, pero sabemos que ya va a llegar el día de la liberación de nuestro cuerpo, y volaremos literalmente en todo el universo: 1 Tesalonicenses 4:17 Luego nosotros, los que vivimos, los que quedamos, juntamente con ellos seremos arrebatados en las nubes a recibir al Señor en el aire, y así estaremos siempre con el Señor.

analiza y lo declara toda la Biblia. Cuando estaba la batalla que menciona, la cola del dragón arrastró la tercera parte de las estrellas del firmamento, y las arrojó sobre la tierra. El dragón se paró frente a la mujer que estaba a punto de dar a luz, para devorar a su hijo, en el mismo momento en que éste naciera. La mujer dio a luz un hijo varón que ha de regir a todas las naciones con un cetro de hierro; y el hijo de la mujer fue arrebatado a la presencia de Dios, y ante su trono. La mujer huyó al desierto a un lugar preparado por Dios para ella, para ser sustentada ahí, durante mil doscientos y sesenta días y se produjo una guerra en el aire, Miguel y sus ángeles lucharon contra el dragón; y el dragón y sus ángeles respondieron al ataque, pero no tuvo el dragón la fuerza suficiente, y perdieron su lugar en los cielos. Fue arrojado el gran dragón, aquella serpiente antigua, llamada el diablo o Satanás, que extravía al mundo entero, y fue precipitado a la tierra, y sus ángeles con él: Apocalipsis 12:13 Y cuando vio el dragón que él había sido arrojado a la tierra, persiguió a la mujer que había parido al hijo varón. Apocalipsis 12:14 Y fueron dadas a la mujer dos alas de grande águila, para que de la presencia de la serpiente volase al desierto, a su lugar, donde es mantenida por un tiempo, y tiempos, y la mitad de un tiempo. Vamos a ver a partir del anuncio de que van a haber siete sellos que abrirán los juicios, de los cuales ya hemos hablado antes, donde se preparara el escenario del futuro de la humanidad, preservando a su Israel espiritual, incluyendo la Iglesia actual, la cual es preservada. Sólo que es de dos maneras la preservación: 1) Preservación completa, escapándola de lo que viene 2) Una preservación escapándolos en lo que viene. La Una es de lo que viene, y la otra es en lo que viene; o sea, que va a haber una gran serie de acontecimientos que vienen a delinear las oportunidades que Dios quiere dar finalmente al hombre. Por ejemplo: el evangelio del reino de Dios, será predicado a todo el mundo, sin exclusión de nada. Se va a pregonar este evangelio tan ampliamente, tan completamente usando toda la gama de recursos que Dios tiene, que nadie se va a quedar sin saber el mensaje, porque la Escritura dice: Mateo 24:14 Y será predicado este evangelio del reino en todo el mundo, por testimonio a todos los Gentiles; y entonces vendrá el fin. Claro, sabemos que no se va a convertir todo el mundo, sabemos que a pesar de la sobrenaturalidad con que se predicará el evangelio, no van a dejar los pecadores de enfangarse, no van a dejar su idolatría, ni van a dejar sus pecados, ni sus robos, ni sus hechicerías, y toda esa cantidad de pecados que practican, y los va a ver el Señor todavía al final adorando a los demonios. Mucha gente a través de las religiones concomitantes alrededor de lo que se practica como búsqueda de Dios, están adorando demonios, no hay duda que las sobrenaturalidades religiosas, por ser falsas, por ser sobrenaturalidades de operación de error, son demoniacas. Y cuando estoy hablando de esa operación de error, no estoy hablando necesariamente de sectas tan extrañas, tan feas, que se repudian por su solo aspecto, sino estoy hablando de gente que parece ser de la Iglesia, aún de Cristo, del Israel espiritual, que practican costumbres, que los identifican con la adoración, quizás sin saberlo, de demonios: 1 Timoteo 4:1 EMPERO el Espíritu dice manifiestamente, que en los venideros tiempos

DESARROLLO: Hay un verdadero Israel de Dios, que son los que están verdaderamente circuncidados de corazón. Dios no auxiliará al mundo, porque todo lo que auxilia Dios, se salva. Dios no auxiliará al mundo, y por eso el mundo se va a perder. Se va a auxiliar nada más a los descendientes de Abraham: Hebreos 2:16 Porque ciertamente no tomó a los ángeles, sino a la simiente de Abraham tomó. Por eso a la descendencia la hizo contactar con el Cristo hecho carne, quien no tenía forma de ángel, sino forma de hombre. Apocalipsis 12:4 Y su cola arrastraba la tercera parte de las estrellas del cielo, y las echó en tierra. Y el dragón se paró delante de la mujer que estaba para parir, a fin de devorar a su hijo cuando hubiese parido. La descendencia de Abraham el Israel de Dios, es de dos clases: 1) La simiente o descendencia que va a vencer y ser quitada del alcance satánico y 2) La descendencia que va a pelear frente a Satanás y toda su fuerza. También hay dos clases de descendientes en el Israel de Dios: 1) Los que van a pelear frente a Satanás derribado sobre la tierra, y van a ser vencedores; y 2) Los que siendo vencedores antes, van a ser escapados. Quiero decirle que todo lo del Capítulo 12 de Apocalipsis, es completamente simbólico, porque simboliza algo que el resto de la Palabra de Dios (sobre todo Daniel), lo

1

alguno apostatarán de la fe escuchando a espíritus de error y a doctrinas de demonios. Apocalipsis 13:4 Y adoraron al dragón que había dado la potestad a la bestia, y adoraron a la bestia, diciendo: ¿Quién es semejante a la bestia, y quién podrá lidiar con ella? Apocalipsis 13:5 Y le fue dada boca que hablaba grandes cosas y blasfemias: y le fue dada potencia de obrar cuarenta y dos meses. Me parece muy significativo saber de pláticas que nos sorprenden de repente, en reuniones de convivencia cristiana supuestamente, en donde se recomiendan hasta brujos unos a otros. O sea, que la apostasía, la operación de error, está entrando dentro de las paredes de la que es una congregación supuestamente, que busca al Dios vivo y verdadero. Por eso estoy dando la alerta, porque es tan atractivo eso, y no solo tan atractivo, sino que se está vistiendo con manto de piedad, porque parece cristianismo, y va a aparecer más adelante tan exuberante, tan maravilloso, que la adoración supuesta al Dios verdadero, va a ser influida por demonios. Las señales que se van a ver, van a ser operaciones demoniacas. Y estoy hablando del culto organizado, no estoy hablando del culto desorganizado, que todavía tienen los demonios, sino que va a organizar un culto en que aún la bestia que va a venir, va a ser la bestia que va a ser la gobernadora por cuarenta y dos meses, de todas las Instituciones mundiales del mundo entero, y va a ser gobernante, se va a montar la iglesia religiosa falsa sobre la bestia. Con ésto quiero decir que va a haber un auge de la religiosidad; y va a haber repudio a la búsqueda de la adoración en Espíritu y en Verdad. El mundo va a entrar en una noche y va a entrar en un caos de tal envergadura, de tal profundidad, que la gente no va a saber distinguir las señales. Y habrá señales tan profusas del lado del enemigo, tan maravillosas, tan fuertes; que aún los mismos escogidos se van a tambalear: Marcos 13:22 Porque se levantarán falsos Cristos y falsos profetas, y darán señales y prodigios, para engañar, si se pudiese hacer, aun a los escogidos. Cuando se suceda toda esa serie de acontecimientos, el Señor no se olvidará de su pueblo, porque El nunca se ha olvidado de su Pueblo; por eso David decía mirando al Cielo, allá en las campiñas de Judá: Salmos 8:3 Cuando veo tus cielos, obra de tus dedos, La luna y las estrellas que tú formaste: Salmos 8:4 Digo: ¿Qué es el hombre, para que tengas de él memoria, Y el hijo del hombre, que lo visites? Aquí nos damos cuenta como el Señor se ocupa de nuestras necesidades, y se ocupa de las minucias de la vida de sus hijos, en la hecatombe más grande que vendrá sobre el mundo. El Señor lo primero que hace es marcar a su Israel, para que escape; y aún los acontecimientos negativos más grandes y las convulsiones del mundo, no harán daño a todo lo que tenga la marca de Dios. Ya no digamos a los personajes que el Señor va a levantar, como lo van a ser: 144,000 escogidos de Israel, y dos testigos para todo el mundo que van a ser invulnerables, hasta el día en que terminen de entregar su mensaje postrero. Todo eso va a envolver al mundo en una sobrenaturalidad sin precedente, por eso, en esta mujer del capítulo 12 de Apocalipsis, tenemos el origen de la descendencia que el Señor va a escapar. Porque fue Israel, la descendencia de Abraham que dio a luz una Iglesia. Fue Israel que dio a luz un pueblo que iba a pregonar, por gracia, el mensaje del evangelio. La

Iglesia del Pentecostés, la Iglesia del aposento alto, era toda Judía. Todos los ciento veinte eran judíos, o sea, que se arrancó directamente de Israel, una nación, un pueblo que va a regir con vara de hierro, en el reino, sentado con el Señor. Pueblo que habría de ser escapado frente a las garras mismas de Satanás, como lo vemos en la Escritura, que Satanás el gran dragón vela a este pueblo, que no va a poder tocar, aunque lo está apeteciendo, aunque nos rodea como león rugiente, y que nos asusta a veces, y hace daño a quien le abre puertas, y está para adversar, y para oponerse a los planes divinos. Será ese pueblo que el Señor tiene preparado ya, o que está preparando ya en estos días, que va a ser quitado; y es ese pueblo que se sienta en las Iglesias de Cristo en todo el mundo, que se reúne a alabar, que se reúne a buscar la santidad en la congregación. Ese pueblo frente a las propias fauces satánicas, va a ser quitado de la tierra, va a ser quitado de en medio, y Satanás se va a enfurecer, porque ha estado velando a este pueblo, como ha velado a Cristo, que anunció que nacería de una mujer, y lo veló desde el huerto, lo veló en el diluvio, corrompiendo todo lo que podía evitar que naciera el Mesías. Lo veló en la forma del ataque de Herodes, lo veló con Faraón. El diablo ha estado siempre detrás de ese Cristo y de su simiente, y de su descendencia; por eso el cristiano verdadero que quiere vivir píamente en este mundo y ser vencedor, padecerá y no será aplaudido por el mundo. La etiqueta del verdadero cristiano es que no se acomode al mundo y es perseguido y rechazado por el mundo. Entonces, el cristiano que emparente con el mundo y se sienta a gusto, y se sienta bien, es de dudar que sea de la descendencia de Abraham. Aunque van a haber personajes como Lot, que van a escapar; pero van a escapar como por fuego, perdiéndolo todo en esta tierra, porque Lot nunca se acomodó a Sodoma. Ahora bien, ese pueblo se ve como el pueblo que escapa de las garras de Satanás: Apocalipsis 12:5 Y ella parió un hijo varón, el cual había de regir todas las gentes con vara de hierro: y su hijo fue arrebatado para Dios y a su trono. Apocalipsis 12:6 Y la mujer huyó al desierto, donde tiene lugar aparejado de Dios, para que allí la mantengan mil doscientos y sesenta días. Se están narrando acontecimientos ahora del futuro, después de hablar de como el diablo veló a esta simiente, a esta descendencia, y fue quitada frente al mismo dragón: Apocalipsis 12:2 Y estando preñada, clamaba con dolores de parto, y sufría tormento por parir. La Iglesia que es parte de la descendencia de Abraham que va a ser vencedora, va a escapar, y a esta descendencia le podemos aplicar el Capítulo Apocalipsis 3:10 Porque has guardado la palabra de mi paciencia, yo también te guardaré de la hora de la tentación que ha de venir en todo el mundo, para probar los que moran en la tierra. Va a escapar como la rama de esta descendencia que no verá los horrores de la grande tribulación de los tres años y medio. Veamos ahora: ¿Qué va a pasar después, cuando la Iglesia se vaya de la presencia terrenal? ¿Qué va a pasar inmediatamente después que Dios marque a sus vencedores de la otra parte de la descendencia de la mujer? ¿Qué va a suceder cuando el Señor ponga todos los elementos al alcance del hombre, para que escapen los que tienen que escapar? Pero será igual que en los días de Sodoma, y no se anunciará definitivamente, sino a lo salvable para que escapen, y se hará fuerza para

2

que lo salvable escape y lo demás va a ser eliminado; no quedará rastro, y no quedará absolutamente nada de la Sodoma mundial. Porque acordémonos que aquella estatua que fue levantada y desmenuzada por la piedra que le pega en los pies, no deja nada de la estatua, o sea que todo el sistema mundial, tan perfecto que lo cree el hombre, no le servirá a Dios ni para reeditar un mundo nuevo. Todo será quitado, no habrá ni memoria de él; Dios hará nuevas todas las cosas: Daniel 2:34 Estabas mirando, hasta que una piedra fue cortada, no con mano, la cual hirió a la imagen en sus pies de hierro y de barro cocido, y los desmenuzó. Daniel 2:35 Entonces fue también desmenuzado el hierro, el barro cocido, el metal, la plata y el oro, y se tornaron como tamo de las eras del verano: y levantólos el viento, y nunca más se les halló lugar. Mas la piedra que hirió a la imagen, fue hecha un gran monte, que hinchó toda la tierra. Apocalipsis 12:17 Entonces el dragón fue airado contra la mujer; y se fue a hacer guerra contra los otros de la simiente de ella, los cuales guardan los mandamientos de Dios, y tienen el testimonio de Jesucristo. Dice también, que esa mujer después que dio a luz al hijo que fue quitado, va a tener otra descendencia. Y si nos recordamos que dice en el Capítulo de Isaías 66:7 Antes que estuviese de parto, parió; antes que le viniesen dolores parió hijo. Isaías 66:8 ¿Quién oyó cosa semejante? ¿quién vio cosa tal? ¿parirá la tierra en un día? ¿nacerá una nación de una vez? Pues en cuanto Sión estuvo de parto, parió sus hijos. Ahí se ve un parto doble, se ve comparándolo con Miqueas 5:2 Mas tú, Beth-lehem Ephrata, pequeña para ser en los millares de Judá, de ti me saldrá el que será Señor en Israel; y sus salidas son desde el principio, desde los días del siglo. Miqueas 5:3 Empero los dejará hasta el tiempo que para la que ha de parir; y el resto de sus hermanos se tornará con los hijos de Israel. Se ve como habrá un pueblo descendiente de Abraham que será dado a luz sin dolor, antes que estuviera de parto, antes que tuviera dolores dio a luz. Esa es la primera tanda de la descendencia. Notemos que nosotros no entramos en estos dolores de ese parto que se anticipa a Israel; y fue tan sin dolor, que se dio a luz a ese Varón (a esa Iglesia) que Israel ni cuenta se dio que había nacido una Iglesia, y ese hijo de Sión, se quedó ahí en el mundo. Israel se quedó en el mundo esperando la gestación del hijo que sí deseaba en sus entrañas y que es el hijo nacional, el hijo terreno, el hijo que es la otra tanda, de la cual vamos a hablar de la descendencia de la mujer, que el diablo va a atacar en la tribulación. Notemos bien que ésto no es un devocional, sino son detalles que debemos entender del Apocalipsis, y son detalles de revelaciones de última hora, sobre las páginas gloriosas del Apocalipsis. Por ejemplo: El Señor volcará toda su atención a esta mujer, por eso la atención del mundo, se volcará a Israel. Todo lo que va a tener importancia ahora, y todo lo que tenga relación con la eternidad, tendrá que ver con Israel. Vamos a ver noticias conmovedoras tremendas en el Medio Oriente. Por ejemplo: concentrará de tal manera su atención el Señor, porque sabe que es inminente que venga una batalla en los aires, porque todavía Satanás es príncipe de los aires, todavía hostiga desde el aire, a los que estamos en la tierra, todavía hay milicias, y malicias en los aires, y nuestra lucha está ahí. Por eso no tenemos

que pasar desapercibido el ministerio de la liberación interior del hombre, sobre todo del alma, porque las batallas en los aires, son como las batallas que va a tener Israel en los aires literalmente, y ahora, son espirituales. Porque las cosas que nos suceden, no son casuales, y porque el Señor está en medio, por eso es que no hemos sido destruidos. Cada vez que una unidad de los ejércitos de Dios (que todavía no tenemos uniforme de combate) salimos a la calle y regresamos de la calle, hemos sido cuidados por huestes de ángeles de Dios, de otra manera, seríamos ya liquidados, porque el diablo anda detrás: 1 Pedro 5:8 Sed templados, y velad; porque vuestro adversario el diablo, cual león rugiente, anda alrededor buscando a quien devore.

3

LA DEFINICION FINAL 15/05/88 INTRODUCCION: Hechos 3:19 Así que, arrepentíos y convertíos, para que sean borrados vuestros pecados; pues que vendrán los tiempos del refrigerio de la presencia del Señor. El Señor me despertó con una inquietud, y me hacía sentir que hablara sobre: La Definición; porque estos son tiempos de definición, como cuando Moisés bajó del monte Sinaí y encontró al pueblo en corrupciones, y dividió los que son de Dios, y los que no son de Dios; fue una cosa terrible. O sea que el Señor sabe que el drama de la humanidad (y lo está comunicando poco a poco), llega a su final; el planeta no va a ser destruido, sino el sistema es el que va a ser eliminado, y este nuevo mundo que ha de venir, que será nuevo mundo para gente nueva, no va a transmutarse, no va a trasladarse el pecado para el nuevo mundo. Así que es bueno ya ir dejando esa lacra y buscando la solución que Cristo trajo, o nos vamos a quedar perdidos en ese sistema. Me llamó la atención que dice que vienen tiempos de refrigerio, y estamos viendo un Apocalipsis que de refrigerio no tiene nada; pero dice acá: Vienen tiempos de refrigerio, y se refiere a estos tiempos finales. Pero también dice: ¨De la presencia del Señor¨ y dice enseguida: El Señor Dios, envíe a Jesucristo¨ Y quiero que lo noten bien, porque son palabras que tienen mucho sonido, de lo que vamos a decir. Envía a Jesucristo que ha sido designado de antemano, para nosotros. O sea que es un plan que nosotros lo estamos viendo realizarse, pero no es de acá de la tierra, ni de hace unos cuantos años o siglos. Y luego dice: Hechos 3:21 ¨A quien el cielo debe guardar, hasta los tiempos de la Restauración de todas las cosas de las que habló Dios, por boca de sus santos profetas, que hubo desde la antiguedad¨. A ver que quiere usted vivir, si tiempos de refrigerio, o si queremos vivir tiempos de angustia.

los ángeles caídos, porque ellos están ya condenados. Pero lo que se va a restaurar, es lo que se anunció que se restauraría, que volvería otra vez a tener vigencia: una Iglesia gloriosa, una Iglesia que va a ser completamente reanimada, totalmente reanimada, porque allí no va a haber nadie que no esté animado. Por eso el mensaje final a la Iglesia, es un mensaje de definición: "O entras, o sales"; "o eres frío, afuera; o eres ardiente, adentro", pero no "tibio" Lo dice claro: Apocalipsis 3:15 Yo conozco tus obras, que ni eres frío, ni caliente. ¡Ojalá fueses frío, o caliente! Apocalipsis 3:16 Mas porque eres tibio, y no frío ni caliente, te vomitaré de mi boca. Y dice el mensaje Apocalíptico: Apocalipsis 22:11 El que es injusto, sea injusto todavía: y el que es sucio, ensúciese todavía: y el que es justo, sea todavía justificado: y el santo sea santificado todavía. El que está santificado, el que está limpio, límpiese más, acérquese más, pero el que está sucio ensúciese más; por eso defínase. Hoy es día de definición, porque el Señor a los definidos les da refrigerio. Dios llama a los suyos, a los que se le dan, a los que se apartan, a los que se entregan, los pone en un lado y los bendice de manera grande. Y aquí en la tierra, mientras otros giman, mientras otros lloren, mientras otros estén secos, ellos van a estar verdes como la oliva en el templo de Dios. Desde el principio fue así. Dios tiene alternativas delante de sus criaturas. Seguramente una alternativa tan terrible que ni la conocemos bien. Por ejemplo, también aquel ángel portador de luz, el ángel cubridor, tuvo que definirse, porque estaba con algunos cuestionamientos delante de Dios, y fue definido, y también hubo ángeles en el cielo que tuvieron que ser definidos, o los definieron. Siempre me ha asombrado a mí, como Dios hace sus asuntos, y nunca los voy a saber totalmente aquí en la tierra, ni creo que la eternidad alcance para captarlo, pero Dios a veces deja que sucedan cosas extrañas cuando quiere levantar más arriba el nivel de lo que tiene. En el cielo mismo, había crítica contra El, y había contrataciones contra El. Y deja que se hagan, y sabe qué le está diciendo el ángel más grande al otro ángel chiquito; y conocía las miradas de los ángeles hacia el trono de Dios, las interpretaba el Dios Todopoderoso. Pero dejaba, porque había un plan, y ese plan era elevar el nivel, y limpiar esa basura que había allí. Y nosotros metemos mucha basura dentro de nosotros, por eso el diablo se da gusto con nosotros. Entonces tenemos que ser definidos, y en este mensaje, el Señor está diciendo que el cielo retiene (contiene) a Cristo allá, hasta que llegue el tiempo, o tiempos de restaurar todas las cosas. Por eso va a haber un tiempo de restauración para la Iglesia que estamos viviendo, va a haber un tiempo de restauración para el mundo, va a haber un tiempo de restauración para todo lo que hay, que tiene que ser restaurado. Y es necesario que para eso se conmueva el cielo y la tierra, y haya una remoción de las cosas móviles, y quitar lo que no vale la pena, lo que es temporal 2 Pedro 3:10 Mas el día del Señor vendrá como ladrón en la noche; en el cual los cielos pasarán con grande estruendo, y los elementos ardiendo serán deshechos, y la tierra y las obras que en ella están serán quemadas. 2 Pedro 3:11 Pues como todas estas cosas han de ser deshechas, ¿qué tales conviene que vosotros seáis en santas y pías conversaciones, 2 Pedro 3:12 Esperando y apresurándoos para la venida del día de Dios, en el

DESARROLLO: Hemos estado buscando como el Señor se aproxima en su segunda venida, y ésto lo encontramos en capítulo 19 de Apocalipsis: La proyección de la segunda venida del Señor a tomar posesión de la tierra. Pero lo que a mí me llama más la atención de este panorama, es que el Señor viene a definir. Por eso es que antes de que a la Iglesia (relatada en las siete cartas de Apocalipsis) le sea eliminado lo que no está bien, lo que no sirve; antes de eso, restaura la Iglesia, eliminando Dios todo eso. Porque El viene en tiempos de restauración. Pero es curioso que el Señor Jesucristo tiene que venir a la tierra personalmente a restaurarlo todo, porque no lo deja al hombre. Quizás el hombre coopera o no coopera, quizás el cristiano se da o no se da, pero El va a tener que tomar en sus manos, no solamente el enjuiciamiento del mundo, sino la restauración de todas las cosas. Y claro, entendamos por: "restauración de todas las cosas", que lo que se habló proféticamente, no quiere decir, por ejemplo, que Dios va a restaurar al diablo, ni a

1

cual los cielos siendo encendidos serán deshechos, y los elementos siendo abrasados, se fundirán? Por eso nosotros tenemos que ser capacitados, y tenemos que ser transformados de carne y sangre, a lo inmortal y a lo incorruptible, porque el mundo que viene es para gente nueva. Y por eso es que estamos aquí, para decir que el tiempo de la restauración ha llegado, y el Señor está invadiendo los lugares. Hay una manera de saber si estamos nosotros definiéndonos, porque se van a alinear los enemigos de Dios claramente, aunque al principio va a ser con caretas de hipocresía y de engaño; va a haber una operación montada de error, pero después va a ser una definición tremenda, porque van a estar los enemigos de Dios en fila acá, y los de Dios de este otro lado, y Dios va a hacer la operación final. Ahí van a haber personajes contra Dios, personajes que van a concentrar el poder que Dios les ha permitido en la tierra y son vencidos: Apocalipsis 17:12 Y los diez cuernos que has visto, son diez reyes, que aun no han recibido reino; mas tomarán potencia por una hora como reyes con la bestia. Apocalipsis 17:13 Estos tienen un consejo, y darán su potencia y autoridad a la bestia. Apocalipsis 17:14 Ellos pelearán contra el Cordero, y el Cordero los vencerá, porque es el Señor de los señores, y el Rey de los reyes: y los que están con El son llamados, y elegidos, y fieles. Por eso notemos que cuando Cristo vino a hacer la obra de redención, es curioso, porque le hicieron una operación de engaño para llevarlo a la cruz, y pusieron dos testigos falsos; por eso el cuerpo físico de Cristo se enfrentó a dos testigos falsos, y ahora el cuerpo místico del Señor que va a estar en estos días viviendo, también se va a enfrentar a dos testigos falsos. Como figura tenemos a Elías, cuando estaba para irse a la presencia de Dios y ser trasladado, y Eliseo se quedó en la tierra para pregonar las sobrenaturalidades de Dios, con un ministerio totalmente sobrenatural; y se burlaron de él unos muchachos, y se los comieron dos osos que les salieron en el camino. Estos representan a los burladores con las bestias: 2 Reyes 2:23 Después subió de allí a Beth-el; y subiendo por el camino, salieron los muchachos de la ciudad, y se burlaban de él, diciendo: ¡Calvo, sube! ¡calvo, sube! 2 Reyes 2:24 Y mirando él atrás, viólos, y maldíjolos en el nombre de Jehová. Y salieron dos osos del monte, y despedazaron de ellos cuarenta y dos muchachos.: Y hubo una carnicería terrible allí, hubo una destrucción, porque los osos mataron a los 42 muchachos, y ésto equivale a 42 meses = 3 años y medio de la tribulación; o sea que la misma rebelión contra Dios, va a matar a sus propios hijos, se van a eliminar ellos mismos unos contra otros. El Señor quiere por eso, que nosotros seamos definidos; El ahora quiere darnos refrigerio, porque las señales nos muestran si estamos siendo definidos, y ¿de quien viene nuestro refrigerio ahora? ¿Viene de las circunstancias? Lo dudo, porque no hay circunstancias que nos animen ahora en la tierra. ¿Vendrán de tus haberes, de tus riquezas, de tus posesiones, de que eres un hombre muy influyente? ¿O viene de la presencia del Señor? ¿Cómo pasas la vida, tú que oyes la palabra, y que estás en medio de las llamas de la restauración? ¿Cómo está tu vida diaria? No las gesticulaciones eclesiásticas, siempre hemos sido enemigos de estar viendo o incitando manifestaciones de tipo eclesiástico tradicional. Aquí en la Iglesia, en las reuniones todos nos parecemos aunque venimos de

distintos vestidos y trajes, y a la hora de orar todos cerramos los ojos, y así nos parecemos los unos con los otros, y también levantamos las manos y hay manifestaciones exteriores, que denotan que algo está sucediendo. Pero el énfasis de los días finales, no está en la emoción, no está en la exterioridad, ni siquiera en la ropa. El énfasis está en: ¿Quién te sostiene, Quién te mantiene interiormente? ¿Hay refrigerio, hay vida abundante, o no la hay? Y debiéramos afligirnos hoy, de que nuestra vida cristiana, es lo que se mira aquí y lo que se hace acá, y debemos afligirnos, si nuestro foco de comunión con el Señor, y de manifestación espiritual se apaga en cuanto nos vamos de la reunión, y también debemos afligirnos si en casa no hay luz, y en el trabajo no hay luz, y en el andar no hay luz, no hay gozo, no hay victoria, no hay comunicación con el Espíritu, no hay diálogo. Esto debe afligirnos, porque este es tiempo de restauración y hay gente refrigerándose en la presencia de Dios, mientras otros sólo lo anhelan y se quedan en el lugar, como un religioso cualquiera. Por eso neguémonos a eso, y rompamos cadenas para que el Señor descienda y nos dé refrigerio. Ese Cristo que detenía los cortejos fúnebres, no para dar el pésame, sino para dar vida, ese Cristo que hoy quiere reintegrar de adentro para afuera, ese Cristo que está interesado en tí, por eso te llama, y por eso te invita, a pesar de que las fuerzas del enemigo, visiblemente son mayores. 2 Reyes 6:15 Y levantándose de mañana el que servía al varón de Dios, para salir, he aquí el ejército que tenía cercada la ciudad, con gente de a caballo y carros. Entonces su criado le dijo: ¡Ah, señor mío! ¿qué haremos? 2 Reyes 6:16 Y él le dijo: No hayas miedo: porque más son los que están con nosotros que los que están con ellos. 2 Reyes 6:17 Y oró Eliseo, y dijo: Ruégote, oh Jehová, que abras sus ojos para que vea. Entonces Jehová abrió los ojos del mozo, y miró: y he aquí que el monte estaba lleno de gente de a caballo, y de carros de fuego alrededor de Eliseo. Yo creo que hoy día, mucha gente tiene que ir al monte como fue Eliseo y su criado, y esa escena debiera ser una escena conocida del cristiano, porque hay cristianismo hoy día, que va a los montes, y que dice que busca a Dios, que sale y se aparta, pero no tiene nada de comunión. Notemos al criado de Eliseo, cuando salió al monte con su señor, se fue a ese monte donde lo rodearon los ejércitos de Asiria; pero para ese criado era como su obligación ir allí, como quien dice: "Tengo que ir, si él es el que me da la ayuda ministerial, yo tengo que ir con él", pero no hubiera querido ir, porque él ve sólo lo natural, y no lo sobrenatural. Yo creo que hoy en día, los ministerios que sólo ven lo natural, están terminando, van a ser náufragos en el mar Mediterráneo, en medio de las tierras de los hombres, porque el ministerio sobrenatural, es el único que se va a sostener. Veámoslo en Eliseo, porque tiene que haber una guianza de Dios, y la guianza del Señor termina en algo efectivo, evidente, no es nada más para soñar, ni para tener visiones, y no es nada más para sentir un estremecimiento en el cuerpo. Allí está Eliseo y el criado le dice: "Estamos rodeados del enemigo", pero Eliseo está tranquilo, en refrigerio con el Señor, Eliseo ve lo sobrenatural, ve los carros del ejército del Señor, ve que son más los que están con él, que los que están con ellos, pero el criado tiembla. Por eso es que hago énfasis en eso, porque no es asunto de explicaciones, no es asunto de estar nada mas narrando escenas en estos

2

lugares, sino es asunto de comunicar algo a través de nosotros, de parte de Dios a los que no lo tienen, esa es la esencia de la necesidad de la Iglesia hoy día. Ahí está Eliseo y no se pone a decirle más, nada más llama al criado y le pone las manos, y le dice: "Señor has que este vea". El criado de Eliseo tenía los ojos abiertos, pero no los espirituales, por eso temblaba. Y hoy día, la Iglesia necesita ministerios a lo Eliseo, ministerios que al llegar a la casa, encienden la luz del Espíritu, donde no había luz del Espíritu, y que pongan las manos sobre una persona que esta necesitada de algo efectivo, y que no necesita que le den instrucciones, ni educación cristiana, ni moral, ni urbanidad de los hombres, sino necesita que se le comunique algo poderoso, algo que haga efecto, y que en el mismo momento, la vida de esa persona note que hay algo sobrenatural que quiere llegar a él. Entonces vemos como cuando Eliseo le pone las manos al criado, este ve a los ejércitos de Dios y ya no tenía miedo. Nosotros tenemos mucho que ser restaurados todavía, porque si nosotros somos de La Iglesia, de esa novia, de esa virgen pura, vamos a ser traídos a la restauración de todo, porque hasta que esté restaurada la novia (sin mancha, sin arruga), sin nada semejante, gloriosa, se la va a presentar a sí mismo, y entonces la toma, porque la Iglesia no se puede quedar medio restaurada. Nosotros en nuestra vida, tenemos que darnos, tenemos que definirnos, y son tiempos ya perentorios, rápidos, de urgencia. Ahora no hay tiempo para la oratoria, sino que hay tiempo para la acción, porque cuando hay una epidemia, no hay que estar clasificando las medicinas, hay que darle lo que hay ahí al necesitado, lo que se tenga a mano. Pero en el plan evangélico de Cristo, todo lo tiene planeado, tiene planeado tiempos de refrigerio, tiene planeado tiempos de restauración para la Iglesia, tiempos de restauración para Israel, tiempos de restauración para el mundo, pero solamente para aquellos que se den, que entiendan el plan de Dios, espiritualmente hablando. Y en esta hora, la invitación es para definirse.

podéis hacer. Juan 15:6 El que en mí no estuviere, será echado fuera como mal pámpano, y se secará; y los cogen, y los echan en el fuego, y arden. Pero dijo que el Pámpano que tuviera fruto, sea mucho, sea poco, será cuidado, y es necesario que nosotros averigüemos el estado, la condición en que estamos. Y es posible que alguien nos juzgue mal, o nos juzgue mejor de lo que estamos, pero nosotros sabemos a que grado estamos dando fruto. Y ese fruto evidencia la condición y el estado del creyente delante del Señor. Y no son las exteriorizaciones, ni siquiera de supuestos dones, porque llegaron gritando al final, gente que según ellos tuvieron dones; hicieron milagros, y sanidades, y hubo prodigios, y el Señor los tuvo que eliminar, y dijo: Mateo 7:22 Muchos me dirán en aquel día: Señor, Señor, ¿no profetizamos en tu nombre, y en tu nombre lanzamos demonios, y en tu nombre hicimos mucho milagros? Mateo 7:23 Y entonces les protestaré: Nunca os conocí; apartaos de mí, obradores de maldad. O sea que el examen es a través de las realidades, no a través de las exterioridades. Porque imaginémonos que el Señor jamás ha dicho: Los conoceréis por lo que hacen, o como cantan, o como se reúnen todos los domingos, y como se organizan. El no dijo eso, sino dijo: Mateo 7:20 Así que, por sus frutos los conoceréis. Yo no concibo a ninguna persona que realmente sea espiritual, que no tenga vida abundante (es sinónimo), es lo mismo, porque la vida abundante no tiene que ser necesariamente una carcajada, o una sonrisa, sino una vida que está siempre fresca, y en comunión con el Señor, siempre está con algo que dar, algo que ofrecer al caminante y al sediento. No tiene que andar pidiendo pan, ya lo tiene, y lo da, y lo otorga, y pan que se multiplica. Hay que convertirnos, después de arrepentirnos, y luego dice, que cuando hay arrepentimiento y conversión viene el borramiento de culpas de pecados. El enemigo número uno de la restauración, y el enemigo número uno de lo que Dios está haciendo ahora en las vidas de los cristianos, es que nosotros nos dejamos llenar de culpas, y claro, por supuesto, todavía nos puede alcanzar el pecado, pero cuando hemos sido perdonados, nosotros cargamos todavía con las culpas, y encontramos cristianos que están tan cargados de culpas, que no pueden de ninguna manera tener vida abundante. Se acusan de todo, y el enemigo coopera, porque el que acusa es el enemigo: Apocalipsis 12:10 Y oí una grande voz en el cielo que decía: Ahora ha venido la salvación, y la virtud, y el reino de nuestro Dios, y el poder de su Cristo; porque el acusador de nuestros hermanos ha sido arrojado, el cual los acusaba delante de nuestro Dios día y noche. Porque el Espíritu Santo nunca acusa, sino redarguye nada más, prepara el terreno para que haya un arreglo. Y por eso es la necesidad de las ministraciones, porque muchísima gente que ha sido ya de Cristo, que ha tenido vida en Cristo, se ha llenado de culpa, y no puede levantar cabeza, y no puede tener una vida llena del Señor, porque todo le hace retroceder, no puede avanzar, él mismo se anula, y ya ni siquiera el diablo interviene. Yo le puedo asegurar que en el refrigerio que Dios quiere dar a la Iglesia, y a todo cristiano, se interpone poco el enemigo, y se interpone más uno mismo, la misma carne del hombre. Por eso dijo un pensador cristiano, Martín Lutero: "El enemigo mío más grande se llama Martín". Yo sé que lo que más

Hechos 3:19 Así que, arrepentíos y convertíos, para que sean borrados vuestros pecados; pues que vendrán los tiempos del refrigerio de la presencia del Señor. Lo primero que dice que nosotros tenemos que hacer en esta definición es arrepentirnos, cambiar de rumbo. Se habla generalmente del arrepentimiento para la gente inconversa, y no nos fijamos que el arrepentirse también es para aquel que ya conoce al Señor. Notemos que en el mensaje a las Iglesias de Apocalipsis, le dice a los que son de la Iglesia: Apocalipsis 2:5 Recuerda por tanto de dónde has caído, y arrepiéntete, y haz las primeras obras; pues si no, vendré presto a ti, y quitaré tu candelero de su lugar, si no te hubieres arrepentido. Porque los que han llegado a una condición deplorable espiritualmente, tienen la culpa ellos mismos, porque está el Señor allí. El Señor está a la mano, al alcance, pero el que es negligente y deja de acercarse al Señor, pierde el amor al Señor; y entonces hay un estado decadente, y el arrepentirse es lamentarse de estar en esa condición, pero no sólo eso: arrepentíos y convertíos; que se vea que hay un cambio, no es el hecho de decir que somos cristianos, sino que haya fruto necesario. Por eso ya el Señor lo describió en la vid, y dijo: Juan 15:5 Yo soy la vid, vosotros los pámpanos: el que está en mí, y yo en él, éste lleva mucho fruto; porque sin mí nada

3

conspira contra mí, es mi ego, mi yo. Porque el diablo se aparece cuando sabe la oportunidad que tiene, cuando se le abren puertas, porque hay mucho cristiano que le anda echando toda la culpa al diablo y a los demonios, y tienen un ego más grande que todos los demonios juntos, y sólo Cristo puede arreglar esa situación. No ha habido hombre que pueda arreglarse de otra manera; por eso el tiempo de refrigerio del Señor, es el que nosotros ofrecemos acá, no ofrecemos sicología ni siquiatría, ni ninguna otra vía de esas. Nosotros le traemos a la realidad que solamente Cristo, que el cielo retiene, pero que está en presencia espiritual, con nosotros, puede arreglar su presente y su futuro, borrando el pasado. Dice la escritura que ese tiempo que viene de restauración mediante el borramiento de los pecados, preparará que Cristo regrese literalmente, por eso yo me asombro que encuentro en la Biblia, que dice: 2 Pedro 3:12 Esperando y apresurándoos para la venida del día de Dios, en el cual los cielos siendo encendidos serán deshechos, y los elementos siendo abrasados, se fundirán. ¿Cómo es que nosotros podemos apresurarla, acaso ponemos nosotros la fecha? Pero seguramente hay algo que se tiene que estar haciendo acá, que va a dar el momento, y yo creo que es cuando se cumpla el número de la Iglesia exacto. Por que nosotros sabemos que la Iglesia de Cristo eternamente tendrá el mismo número, no va a disminuir, no va a aumentar, será el mismo número, como los ángeles que ya no mueren, y entonces esa Iglesia que está esperando la venida del Señor, va a ser restaurada: 2 Pedro 3:9 El Señor no tarda su promesa, como algunos la tienen por tardanza, sino que es paciente para con nosotros, no queriendo que ninguno perezca, sino que todos procedan al arrepentimiento.

4

LA BATALLA EN LOS CIELOS 22/05/88 INTRODUCCION: Mateo 13:44 Además, el reino de los cielos es semejante al tesoro escondido en el campo; el cual hallado, el hombre lo encubre, y de gozo de ello va, y vende todo lo que tiene, y compra aquel campo. Estamos ahora en el tiempo de la restauración del mundo, en el sentido que el Señor va a recuperar la tierra; y eso los vemos en la parábola del tesoro escondido, donde encontró un tesoro y lo enterró otra vez, para venir a comprar el campo, el terreno, o sea la tierra, entonces la va a venir a recuperar y este es el tiempo. Sabemos que hay una sola forma de victoria, nosotros los humanos la probamos en el huerto del Edén con Adán. La razón de Adán en el jardín del Edén, era recuperar con Dios el resto de la tierra, porque la tierra estaba ocupada por un usurpador. Pero resulta que cuando Adán se divorció de Dios, se metió el enemigo, en vez de avanzar él contra el enemigo. Pues ahora, es la operación del segundo Adán, que El sí va a vencer, y notemos que privilegio, porque va a ser con nosotros, para echar al enemigo de la tierra. Hoy vamos a ver la batalla de como el enemigo es un atrevido e imitador. El Cristo de la gloria será retenido en el cielo, hasta la restauración de todas las cosas. Entonces el diablo también será retenido en los cielos, hasta la restauración de todas las cosas, pero él viene a ver como estorba la restauración. Entonces vamos a ver la batalla en los aires, sólo que ahora en este tiempo que se avecina, la batalla en los aires será una batalla visible. Va a ser terrible, porque ahora hay batallas de espíritus, pero no se ven. Ahora viene el tiempo que se van a ver, eso va a ser terrible, y pobres los que la van a ver.

viene a saludar a los habitantes del mundo, sino viene a perseguirlos. Entonces hay un señor de los cielos y de la tierra, que es un usurpador, y está de señor allí, pero lo van a derribar. Notemos que la batalla del Edén fue de derrota, pero hubiera sido victoria del Edén, si Adán hubiera obedecido, eso era todo. Porque no cambió nada la situación, lo mismo que tenía antes, tenía enseguida que desobedeció. Pero cuando Adán desobedeció, se retiró el apoyo de Dios, y el Jardín fue hecho pedazos, y él fue expulsado de allí. Pero ahora vamos a hablar del otro Adán que está triunfando, y le está estrechando el terreno al enemigo (Cristo Jesús), nuestro Postrer Adán: 1 Corintios 15:45 Así también está escrito: Fue hecho el primer hombre Adam en ánima viviente; el postrer Adam en espíritu vivificante. 1) En la Primera Venida: El Señor vino a enfrentar a ese mismo diablo, lo arrinconó allá en los 40 días, y lo tentó en el desierto 40 días, y el Señor lo derrotó allí; pero luego fue Cristo a la cruz, pasó por el Getsemaní, y murió. No lo mataron, sino El dio su vida, por eso dice: Juan 10:17 Por eso me ama el Padre, porque yo pongo mi vida, para volverla a tomar. Y luego lo fue a dominar allá abajo, lo siguió y lo venció abajo, y le quitó las llaves del infierno: Apocalipsis 1:18 Y el que vivo, y he sido muerto; y he aquí que vivo por siglos de siglos, Amén. Y tengo las llaves del infierno y de la muerte. De allí salió vencedor y ascendió. 2) En la Segunda Venida: Va a venir a ocupar el terreno que todavía ocupa Satanás, a pesar de estar vencido; y es muy curioso, que el Señor habiéndolo derrotado completamente hace dos mil años: ¿Por qué lo dejó funcionando? Porque todavía le sirve a sus propósitos, y es muy triste decirlo, pero todavía hay elementos que eliminar juntamente con el diablo. Entonces el diablo está juntando sus paquetes, sus manojos para ser eliminados juntamente con él. Porque el Señor lo dejó usurpando todavía la tierra. Y ésto lo entendemos en la parábola del tesoro: Mateo 13:44 Además, el reino de los cielos es semejante al tesoro escondido en el campo; el cual hallado, el hombre lo encubre, y de gozo de ello va, y vende todo lo que tiene, y compra aquel campo. Donde encontró el tesoro y lo escondió, y lo metió debajo de la tierra, se fue y viene ahora, a comprarlo todo, a tomarlo todo, y a desenterrar el tesoro. Cuando dice en el capítulo de: Miqueas 5:2 Mas tú, Beth-lehem Ephrata, pequeña para ser en los millares de Judá, de ti me saldrá el que será Señor en Israel; y sus salidas son desde el principio, desde los días del siglo. Está hablando palabras proféticas, porque eso fue centenares de años antes de suceder; que vendría el Señor y dejaría a los que vendría (Israel); y que regresaría hasta que diera a luz, la que iba a dar a luz, o sea hasta que se forme de nuevo la nación de Israel. Y vemos que esta nación ya se formó, y está por suceder que se va dar a luz un pueblo. El éxodo terminará, terminará la diáspora (la dispersión israelita) Y será dado a luz un pueblo en un parto muy doloroso; y ese parto muy doloroso se describe en: Apocalipsis 12:1 Y UNA grande señal apareció en el cielo: una mujer vestida del sol, y la luna debajo de sus pies, y sobre su cabeza una corona de doce estrellas. Apocalipsis 12:2 Y estando preñada, clamaba con dolores de parto, y sufría tormento por parir. Porque

DESARROLLO: Apocalipsis 12:7 Y fue hecha una grande batalla en el cielo: Miguel y sus ángeles lidiaban contra el dragón; y lidiaba el dragón y sus ángeles. Apocalipsis 12:8 Y no prevalecieron, ni su lugar fue más hallado en el cielo. Apocalipsis 12:9 Y fue lanzado fuera aquel gran dragón, la serpiente antigua, que se llama Diablo y Satanás, el cual engaña a todo el mundo; fue arrojado en tierra, y sus ángeles fueron arrojados con él. Dice la palabra que el diablo fue lanzado, fue derrotado y arrojado a la tierra (y pareciera como que no estuviera por acá) Esto quiere decir que el diablo ha estado dando guerra acá, y eso que no está con sede en la tierra todavía, imaginémonos como va a ser cuando tenga su sede aquí. Pero lo bueno es que dice en: Apocalipsis 12:10 Y oí una grande voz en el cielo que decía: Ahora ha venido la salvación, y la virtud, y el reino de nuestro Dios, y el poder de su Cristo; porque el acusador de nuestros hermanos ha sido arrojado, el cual los acusaba delante de nuestro Dios día y noche. Entonces pongámonos del lado del que gana. Apocalipsis 12:13 Y cuando vio el dragón que él había sido arrojado a la tierra, persiguió a la mujer que había parido al hijo varón. Notemos que ahí no

1

se habrá dado a luz otro pueblo antes, la hija de Sión, en un parto sin dolor; que se narra en Isaías 66:7 Antes que estuviese de parto, parió; antes que le viniesen dolores parió hijo. Isaías 66:8 ¿Quién oyó cosa semejante? ¿quién vio cosa tal? ¿parirá la tierra en un día? ¿nacerá una nación de una vez? Pues en cuanto Sión estuvo de parto, parió sus hijos. Y ahí habla de dos pueblos; el uno de parto sin dolor, antes de que tuviera dolores de parto dio a luz, pero luego en Apocalipsis 12, recoge el otro parto en donde dará a luz con dolor multiplicado. Ahora bien, vemos en Isaías, que esa tremenda realidad de lo que viene, habla del nacimiento de una nación, del establecimiento de una nación y de una que iba a dar a luz, pero antes de dar a luz, y antes que le vinieran los dolores, ya tenía un hijo. Y dice en Apocalipsis que ese hijo, es el pueblo de Dios entero, aunque algunos dicen que es Israel, o que es La Iglesia. Pero llamémoslo: "pueblo de Dios", a esa mujer. Diríamos que es el pueblo de Dios, que está hoy en medio del mundo, porque nosotros sabemos que la tierra le fue dada por heredad a Cristo, pasando por el pacto de Abraham: Génesis 17:8 Y te daré a ti, y a tu simiente después de ti, la tierra de tus peregrinaciones, toda la tierra de Canaán en heredad perpetua; y seré el Dios de ellos. Pero Abraham no la tuvo, sino su simiente que es Cristo; porque El sí la va a tener, pero también la va a tener Abraham más adelante, porque a él se la ofrecieron. Ahora, esa tierra está ocupada por enemigos, y ese es el punto, porque van a haber batallas, y van a haber gigantes más grandes que los que Israel vio en Canaán; y van a haber gigantes más numerosos, y literalmente más numerosos, y más poderosos, que los que se vieron en Génesis 6 (los Nefilins) que son monstruos híbridos, son seres que aunque muchos creen que no existen, la Biblia declara que sí existen, no que existieron, sino que existen. Y eran designados por el enemigo, porque el diablo todavía es príncipe de este mundo, pero no es jefe absoluto porque es un principado: Príncipe de los aires. Por eso, nosotros nos andamos peleando con los que están en la tierra, porque muchas veces no entendemos lo que el Señor nos dijo a los que somos de la novia, claramente: Efesios 6:11 Vestíos de toda la armadura de Dios, para que podáis estar firmes contra las asechanzas del diablo. Efesios 6:12 Porque no tenemos lucha contra sangre y carne; sino contra principados, contra potestades, contra señores del mundo, gobernadores de estas tinieblas, contra malicias espirituales en los aires. Y el que logra entender eso, entonces se va a pelear menos con los de la tierra, porque hay una batalla de restauración con nosotros, con los hogares, en el área donde vives; y hay otra batalla de naciones, hay otra batalla del mundo entero, hay otra batalla en los cielos, porque en los aires hay potestades especialializadas en arruinarnos. Y todas las baterías de esas huestes infernales, están dirigidas contra los cristianos, y nuestros enemigos están afinando los misiles para que nos peleemos unos con otros. Porque aunque no lo creamos, todo se mueve a través de espíritus. Por ejemplo: Somos como algo inmerso, como la basurita, la motita que está inmersa en un vaso de agua; son los espíritus que mueven eso, y nosotros somos las basuritas. Pero lo bueno es que unos tenemos ¨Papᨠ(Nuestro Señor), que nos dirige, pero otros son huérfanos; calculemos que harán con ellos los enemigos. Porque ahora con nosotros hay un vallado, hay un cuidado, hay un ojo vigilante, etc. Hay

cobertura de Dios, pero si nosotros aportillamos nuestro vallado, nos muerde la serpiente: Eclesiastés 10:8 El que hiciere el hoyo caerá en él; y el que aportillare el vallado, morderále la serpiente. Ahora si el Señor quiere probarnos, puede conceder que nuestro vallado sea vulnerado por el enemigo, con algún plan determinado, pero tampoco para destruirnos, sino para pulir nuestras vidas. Mateo 10:1 Entonces llamando a sus doce discípulos, les dio potestad contra los espíritus inmundos, para que los echasen fuera, y sanasen toda enfermedad y toda dolencia: En la primera venida del Señor, se inició el ministerio profuso de aquella gente que el Señor llamó. Y el Señor mismo fue anunciado por muertos resucitados, por ángeles, por mujeres, por los que iban a ser Iglesia en el aposento alto, etc.; O sea, que se va a repetir lo mismo en el cuerpo místico del Señor. Por eso dice en una historia que antes de la Edad Media (la Edad Oscurantista) hubo mucha charlatanería, y hubo mucha brujería, y todo eso; y entonces las autoridades eclesiásticas desecharon todas las verdades bíblicas. Hebreos 12:22 Mas os habéis llegado al monte de Sión, y a la ciudad del Dios vivo, Jerusalem la celestial, y a la compañía de muchos millares de ángeles, Hebreos 12:23 Y á la congregación de los primogénitos que están alistados en los cielos, y á Dios el Juez de todos, y a los espíritus de los justos hechos perfectos, Antes de eso, la Iglesia creía en muchas cosas que ha desechado y creía en esa relación, en ese contacto de espíritus hechos perfectos, que ayudaban a los espíritus imperfectos, sobre todo a la hora de la muerte. Santos del Señor que sonreían y miraban a sus familiares llegar, esperándolos en el momento de morir. Ahora se ha perdido todo eso, porque ya no creemos ni en nosotros mismos, ya no creemos en nada, y cuando se habla de espíritus, la gente arruga la cara, como que fuera un cuento para dormir niños. Y cuando se habla de comunión de espíritus y que ángeles ministran, y cuando se habla de estas relaciones, la gente no entiende. La verdad se perdió, y ahora es una verdad empolvada, que hay que desempolvar y traer para el que tenga oídos para oír, oiga y para el que quiere creer. Porque el Señor vendrá con huestes de ángeles, precedido de sus muertos resucitados: Judas 1:14 De los cuales también profetizó Enoc, séptimo desde Adam, diciendo: He aquí, el Señor es venido con sus santos millares. Aunque el Señor va a estar avisando su venida, también por medio de sus muertos, así como avisó en el monte de la transfiguración con un muerto que todavía no había tomado su cuerpo, como lo fue Moisés, y aparece allí. Entonces vendrán más adelante los muertos, que serán resucitados primero. Pero no vamos a hablar de eso ahora, porque a lo que le quiero llevar, es que se avecina la batalla final por la tierra, y el enemigo va a ser desalojado. Y el epicentro de la batalla, va a ser el Medio Oriente, y los alrededores de Jerusalén, porque todo se está preparando; y lo que estamos esperando nada más, es probablemente (es una tesis) que haya una invasión de una nación a Israel, y también se está esperando que haya una quebradura, una fisura total, al sistema humano actual; esa hecatombe, no es un terremotito, ni un temblorcito, como los que están habiendo, sino que es mucho peor, porque esos estremecimientos y convulsiones del mundo, nos van a llevar a la realidad de la batalla en los aires ¿Cómo

2

irá a ser la tierra, cuando esté la batalla en los aires? Que los habitantes del cielo, cuando vieron la batalla, gritaron: Apocalipsis 12:10 Y oí una grande voz en el cielo que decía: Ahora ha venido la salvación, y la virtud, y el reino de nuestro Dios, y el poder de su Cristo; porque el acusador de nuestros hermanos ha sido arrojado, el cual los acusaba delante de nuestro Dios día y noche. ¿Y ahora no hay salvación? Pero lo que quiere decir es: Ahora sí, porque se va a completar la salvación. Nosotros sabemos que la salvación no es completa, porque Cristo pagó por la salvación completa; el consumado es de Cristo, es completo, pero no se ha llevado todo de nosotros, porque El no pagó por dos pedazos de nosotros, no pagó solo por el espíritu y por el alma; El pagó por nuestro espíritu, por nuestra alma, y por nuestro cuerpo. Y ya está cancelado, ya tiene la factura. Entonces lo que hizo primero fue que vino, y tomó nuestro espíritu, porque el día en que nosotros creímos en el Señor, nos hicimos un espíritu con El: 1 Corintios 6:17 Empero el que se junta con el Señor, un espíritu es. Pero no dice que es uno ya total con El, porque todavía tiene un alma que limpiar, y todavía tiene un cuerpo que glorificar; entonces la batalla va a ser en tres partes. Veamos la batalla personal: nuestro espíritu, tomado por el Espíritu de Cristo, ya está dándole el carácter de Cristo (si nos dejamos) pero en la medida que le entregamos la otra parte que se llama alma, ésta se va limpiando, y nos vamos integrando a ser un hombre espiritual; pero a la medida que no dejamos que el alma sea liberada, entonces hay una batalla de liberación del alma, y ésta es una batalla feroz, porque ataca la carne, atacan los demonios, ataca el ambiente; y ataca a todo lo que el sistema es contrario. Nosotros muchas veces nos queremos elevar, y el espíritu está presto, pero la carne no lo deja, y los demonios que ayudan un poquito. Entonces viene después la tercera parte, cuando nuestra alma haya sido restaurada; por eso lo importante ahora para el cristiano que se unió ya al Señor, es que su alma se rinda, y se consagre al Señor. Yo creo que la lucha con el alma va a durar hasta el día de nuestra muerte, o hasta que El venga. Pero el cuerpo lo va a venir a traer y lo va a cambiar; entonces ahora sí ha venido la salvación, ya cuando estemos integrados, eso no ha sucedido todavía, porque todavía nuestro cuerpo es vulnerable y nuestra alma está en lucha, y nuestro espíritu se siente a veces aprisionado, y ya uno con Cristo, desea las cosas del cielo, y lo demás desea lo de la tierra, y por eso ahora está la lucha. Ya viene el Señor, pero el cielo lo retiene ahora, y va a bajar, pero trae todas sus huestes, y a sus millares de ángeles, o sea que trae todo lo que tiene que traer. No estamos hablando de tiempos aquí, sino lo que va a suceder, porque hay mucha discusión del momento en que va a suceder. Ahora nada más diremos que el Señor va a bajar, pero encuentra que el diablo está atrincherado en los aires, y en los cielos, que es el espacio donde Satanás está ahora. Entonces el Señor lo va a desalojar. Apocalipsis 12:7 Y fue hecha una grande batalla en el cielo: Miguel y sus ángeles lidiaban contra el dragón; y lidiaba el dragón y sus ángeles. Apocalipsis 12:8 Y no prevalecieron, ni su lugar fue más hallado en el cielo. Notemos como el Señor no lucha con Satanás ahora, porque antes cuando vino a la tierra, como hombre santo, ungido, luchaba El mismo, pero ahora lo delega. Por eso ahora nos delegó

a nosotros esa lucha también, y la delega a sus ángeles cuando llama a Miguel, a quien teme el diablo. Entonces cuando el Señor baja, ve que en los aires está atrincherado el diablo con todos sus demonios, sus huestes infernales, y sus aliados abajo en la tierra. Y entonces Miguel se alinea con todos sus ángeles y se alinea también Satanás y todos sus ángeles, y se ve la escena en la tierra, y se ve el pueblo de Dios: "La mujer". Entonces va a haber una gran batalla, tremenda batalla, mientras Miguel y sus ángeles pelean con el diablo y sus ángeles, y los botan, y les ganan la batalla. La mujer está con dolores de parto (esos son dolores para vida), y entonces Satanás es tirado a tierra literalmente, porque tiene que haber una gradación más horrible, tremenda, porque el diablo ahora es el acusador, el engañador, el que anda soltando a todos los demonios, y haciendo averías por todos lados, y aún haciéndose hasta como omnipresente; pero ahora pasa a la tierra y se sitúa frente al pueblo de Dios. Ahora bien, va a nacer un niño, y hay dolores de parto, porque va a nacer un hijo, y ese hijo es el desprendimiento de los vencedores, y esos vencedores, no son para pelear con el dragón, esos vencedores no están ahí para pelear con el diablo. Porque el diablo está queriendo tragarse primero al niño que va a nacer, pero también la furia es contra la mujer; pero primero quiere comerse al niño y después quiere comerse a la mujer. Pero eso es una figura del pueblo de Dios en los días que se avecinan a un enfrentamiento, del cual solamente será librado el niño varón: Apocalipsis 12:4 Y su cola arrastraba la tercera parte de las estrellas del cielo, y las echó en tierra. Y el dragón se paró delante de la mujer que estaba para parir, a fin de devorar a su hijo cuando hubiese parido. Apocalipsis 12:5 Y ella parió un hijo varón, el cual había de regir todas las gentes con vara de hierro: y su hijo fue arrebatado para Dios y a su trono. Apocalipsis 12:6 Y la mujer huyó al desierto, donde tiene lugar aparejado de Dios, para que allí la mantengan mil doscientos y sesenta días. Esto es como para gritar que seamos parte del niño varón, para los que se consagran, los vencedores, la virgen pura, la novia que se va a casar; ese es el niño que va a regir con vara de hierro, junto con el Señor en el reino; por eso dice literalmente en Apocalipsis 12:10 Y oí una grande voz en el cielo que decía: Ahora ha venido la salvación, y la virtud, y el reino de nuestro Dios, y el poder de su Cristo; porque el acusador de nuestros hermanos ha sido arrojado, el cual los acusaba delante de nuestro Dios día y noche. O sea que la autoridad plena del Señor, aquí se aproximará a ser puesta en acción.

3

LA ULTIMA DERROTA DE SATANAS

29/05/88

INTRODUCCION:

Apocalipsis 19:15 Y de su boca sale una espada aguda, para herir con ella las gentes: y él los regirá con vara de hierro; y él pisa el lagar del vino del furor, y de la ira del Dios Todopoderoso. Apocalipsis 19:16 Y en su vestidura y en su muslo tiene escrito este nombre: REY DE REYES Y SEñOR DE SEñORES. La segunda venida del Señor es cuando viene a quedarse gobernando el mundo, pero vamos a ver que ahí no viene con paz; o sea que la venida del Señor, no traerá de inmediato la paz, sino que habrá algo que vivir: Apocalipsis 19:11 Y vi el cielo abierto; y he aquí un caballo blanco, y el que estaba sentado sobre él, era llamado Fiel y Verdadero, el cual con justicia juzga y pelea. Entonces El viene a terminar la guerra, pero haciendo guerra, porque El no viene a saludar y a ver como están, y a ver si encuentra un lindo mundo, sino que El va a venir a ganar la última batalla. O sea que la batalla del Armagedón no la va a ganar los hombres, no la van a ganar armas humanas, ni del occidente ni del oriente, sino la va a ganar el que viene montado en el caballo blanco. Vamos a hablar del principio de la derrota final de Satanás y sus ejércitos humanos, y ejércitos espirituales que tiene. De tal manera que lo que viene es una batalla en los aires; o sea que para pelear en la batalla de la tierra, tiene que haber una batalla ganada en los aires, entonces son dos clases de batallas, y tiene el Señor luchadores de las batallas del Espíritu en el aire, y Luchadores de las batallas terrenales. Por ejemplo, Israel tiene tanques, misiles, balas, aviones de último modelo, en cambio la Iglesia no lo tiene, porque no va a pelear con eso, pero Israel sí va a pelear con armas de la tierra. Israel va a ser otra vez aquella figura de Moisés, cuando estaba arriba en el monte y Josué estaba peleando abajo con ejércitos literales, pero arriba la batalla era espiritual, y cuando se ganaba arriba (porque las manos de Moisés estaban arriba), se ganaba la batalla abajo, y cuando Moisés bajaba las manos, se perdía la batalla abajo. Quiere decir que las batallas no se ganan acá, a pesar de que la orden era ir a pelear cuerpo a cuerpo, espada a espada, y eso que eran diestros, y escogidos. Pero si Moisés no levantaba las manos arriba, las huestes de arriba, derrotaban a los de abajo: Exodo 17:10 E hizo Josué como le dijo Moisés, peleando con Amalec; y Moisés y Aarón y Hur subieron a la cumbre del collado. Exodo 17:11 Y sucedía que cuando alzaba Moisés su mano, Israel prevalecía; mas cuando él bajaba su mano, prevalecía Amalec. Y cuando se derrota de arriba a uno de abajo, es inútil el de abajo; entonces es mejor pelear con el que está moviendo la cosa arriba.

eso. La batalla que va a haber abajo es literal, de ejércitos: de un lado, humanos de carne y huesos, y del otro lado ejércitos satánicos de carne y huesos, y aún demonios o espíritus, hechos corpóreos: Apocalipsis 16:14 Porque son espíritus de demonios, que hacen señales, para ir a los reyes de la tierra y de todo el mundo, para congregarlos para la batalla de aquel gran día del Dios Todopoderoso. Apocalipsis 16:15 He aquí, yo vengo como ladrón. Bienaventurado el que vela, y guarda sus vestiduras, para que no ande desnudo, y vean su vergüenza. Apocalipsis 16:16 Y los congregó en el lugar que en hebreo se llama Armagedón. O sea que la batalla allí va a ser terrible, y que si Dios no interviene, la gana Satanás, porque los demonios, los poderes y las potestades del aire, que van a bajar a pelear, son mas poderosos que los ejércitos de misiles. O sea que estos ejércitos son incontenibles, a menos que alguien venga más poderoso que ellos. Sin embargo, la derrota tiene que ser visible primero en las fuerzas satánicas de carne y hueso, porque además de que se hace la batalla de los aires, por medio de la Iglesia, los vencedores son quitados de las batallas de carne y sangre, pero reclutados por el Señor para las batallas del espíritu que van a ser las principales. O sea que cuando nosotros nos vayamos como vencedores, es para ir a pelear, pero no a pelear al cielo, porque en el cielo no hay que pelear ya, sino que hay que pelear acá, pero con huestes espirituales, porque ya nosotros hemos sido reclutados para no tener armas carnales. Los de armas carnales van a estar abajo peleando. Por eso Israel se está armando ya, porque las batallas se van a dilucidar en el golfo Pérsico, y nosotros ya sabemos que el escenario está montado, y que ya hay una pelea entre dos naciones árabes, que es un desequilibrio, y que cuando ese desequilibrio en guerra, se incline por uno de los dos lados, entonces empezó realmente el fin. Yo creo que las noticias que han llegado últimamente, es que las cosas se están inclinando a favor del enemigo, y así súbitamente empezará el fin. Porque allí se va a dilucidar la batalla de Ismael y de Isaac. O sea que va a haber otra pelea de Ismael con Isaac (debajo de la tienda de Abraham) árabes-judíos, y ya sabemos quienes van a salir ganando. Va a ser expulsado Ismael de una vez, así que no se hagan de ilusiones los estadistas. Apocalipsis 19:20 Y la bestia fue presa, y con ella el falso profeta que había hecho las señales delante de ella, con las cuales había engañado a los que tomaron la señal de la bestia, y habían adorado su imagen. Estos dos fueron lanzados vivos dentro de un lago de fuego ardiendo en azufre. Ahora, por supuesto, ese es otro tema que no podríamos entrar muy a fondo. Pero notemos: ¿Qué es lo primero que cae en estas batallas con el que viene? Lo primero que cae, es el líder religioso que levantó el diablo en el mundo, y cae la Babilonia mística: Apocalipsis 18:2 Y clamó con fortaleza en alta voz, diciendo: Caída es, caída es la grande Babilonia, y es hecha habitación de demonios, y guarida de todo espíritu inmundo, y albergue de todas aves sucias y aborrecibles. Cae con todos sus bártulos y con todos sus personajes, y hay regocijo en los cielos, y los ángeles cantan, y los redimidos también: ha caído la Babilonia. El otro personaje que va a caer, es el de la Babilonia políticoeconómica (el anticristo), y van a caer precisamente los dos grandes bastiones (los dos testigos de Satanás) van

DESARROLLO: Después del capítulo 12 de Apocalipsis, en que vimos que el Señor derriba a Satanás por medio de Miguel y lo envía a la tierra, a que junte sus huestes, eso quiere decir que se avecina una batalla abajo, y es exactamente

1

a caer frente a los del Señor: Y entonces van a venir de parte del Señor los dos testigos, van a venir los profetas, van a venir todos los santos, y vamos a venir nosotros, pero no a pelear con los pobrecitos de carne y sangre, porque les ganaríamos fácilmente, sino que venimos a pelear con espíritus. Porque el Señor viene montado y viene con espada y viene a guerrear, porque cuando El descienda va a encontrar el Armagedón abajo, y todo el mundo peleándose con todo el mundo. Va a ser una batalla tan grande, que si Dios no interviene por Jesucristo, se acaba todo; pero va a venir, y dice que se va a ensangrentar la tierra como nunca se ha visto: Apocalipsis 14:19 Y el ángel echó su hoz aguda en la tierra, y vendimió la viña de la tierra, y echó la uva en el grande lagar de la ira de Dios. Apocalipsis 14:20 Y el lagar fue hollado fuera de la ciudad, y del lagar salió sangre hasta los frenos de los caballos por mil y seiscientos estadios. Y vemos en la figura Apocalíptica que trae primero una hoz para segar, y trae también una vendimia, y va a pisotear el Lagar. Eso quiere decir que va a limpiar la tierra gentil y va a limpiar la tierra judía. Y va a hacer juicios con Israel, y va a hacer juicios con la gente. Y precisamente para eso va a aglomerar a todos los ejércitos del mundo alrededor de Israel, porque Israel no se va a dar por inocente, Israel va a tener que ser depurado, porque es el tesoro que ahora va a estar siendo sacado para ser limpiado de la tierra, eliminando todo lo que no es Israel; y todo lo que es el Israel de Dios espiritual, tiene que ser escapado en medio del fuego. Pues esa batalla nos va a conducir a que esta guerra final, no la va a ganar Israel, sino al contrario, las armas de milicia humana, van a estar siendo en favor del anticristo, éste va a estar tomando por asalto Jerusalén, y va a estar avanzando casa por casa, sin importar mujeres, hombres, niños, ni niños de pecho, viejitos.., todos van a ser atacados, allí no se va a respetar nada. Quiere decir que va a haber una conflagración tan extraordinaria, que va a tener que intervenir el Señor. Es lo que dice Zacarías 14:2 Porque yo reuniré todas las gentes en batalla contra Jerusalem; y la ciudad será tomada, y saqueadas serán las casas, y forzadas las mujeres: y la mitad de la ciudad irá en cautiverio, mas el resto del pueblo no será talado de la ciudad. Zacarías 14:3 Después saldrá Jehová, y peleará con aquellas gentes, como peleó el día de la batalla. El Señor reunirá a todas las naciones alrededor de Jerusalén porque va a entrar en litigio con ellas. Y bajará Jehová y peleará con ellas, pero al que van a ver es a Jesucristo, porque allí viene Jehová con todo el poder. Y Satanás va a salir también con todos los poderes, potestades, principados que han estado fastidiando por milenios, o por millonadas de años. Y va a venir con todo lo que tiene, y también el Señor va a venir con todo lo que tiene. ¡Gloria a Dios¡ Cantares 3:6 ¿Quién es ésta que sube del desierto como columnita de humo, Sahumada de mirra y de incienso, Y de todos polvos aromáticos? Cantares 3:7 He aquí es la litera de Salomón: Sesenta valientes la rodean, De los fuertes de Israel. Cantares 3:8 Todos ellos tienen espadas, diestros en la guerra; Cada uno su espada sobre su muslo, Por los temores de la noche. Y notemos que la Esposa viene también, porque viene todo lo que tiene Dios, sólo que nosotros venimos en otra dimensión, no venimos armados, porque va a ser como la litera de Salomón, que los enamorados iban adentro de la litera, y los

peleadores estaban afuera con espada en mano. Nosotros no somos de los sesenta valientes, sino somos: "La única", porque no dice que la novia estuviera con armas adentro con Salomón; porque las espadas de guerra las tenían los sesenta valientes alrededor de la litera, porque iban a pelear los terrores de la noche, para nosotros, eso nos muestra como que había batallas afuera. Es como que el Señor nos toma a todos los salvos, y atraviesa las edades y las épocas, y las dispensaciones y los pactos, y todo eso. Y va dejando a cada uno en su pacto, hasta que nos mete adentro al final a todos. A cada uno lo va dejando en su rango, y lo va resucitando en su rango, lo va levantando en su rango, le va dando el cuerpo en su rango, lo va poniendo allá, o acá, hasta que el reino de Dios se hace total. Por eso es que ahora nosotros no estamos en ningún pacto, nosotros estamos de la mano del Señor bajo promesa, y nos lleva al mejor pacto: Hebreos 8:6 Mas ahora tanto mejor ministerio es el suyo, cuanto es mediador de un mejor pacto, el cual ha sido formado sobre mejores promesas. Porque antes de venir a Cristo éramos gentiles, no teníamos pacto, y ahora cuando venimos a Cristo tampoco tenemos pacto, sino lo que tenemos ahora, es al heredero de todos los pactos, y El nos hace coherederos, pero todavía no tenemos pacto. Vamos al pacto en que el coheredero nos va a dejar el mejor pacto; entonces el Judío si no es de Cristo, pues a lo mejor está bajo la Ley, pero si ya es de Cristo, lo sacaron del pacto de la Ley, para ponerlo en un pacto mejor, pero que todavía no está. Entonces tiene que estar nada mas cogido en esperanza, por promesa, de las manos de Jesucristo. O sea igual que el gentil. Hebreos 2:10 Porque convenía que aquel por cuya causa son todas las cosas, y por el cual todas las cosas subsisten, habiendo de llevar a la gloria a muchos hijos, hiciese consumado por aflicciones al autor de la salud de ellos. Ahora todo ésto nos lleva a que estas batallas finales, son para que el Señor tome toda la herencia: herencia de la tierra, herencia de los aires, herencia de los cielos, herencia de todo. Porque todo fue creado para El y por El, solo que estaba usurpado. Como el usurpador está cayendo, lo está moviendo y va a ser eliminado, entonces El se va a quedar como dueño de todo, y va a repartir la herencia, como Josué lo hizo, cuando encontró la tierra prometida, entonces repartió la herencia. Hubo a quienes no les dio Josué herencia terrenal, porque el Señor le dijo: Josué 13:33 Mas a la tribu de Leví no dio Moisés heredad: Jehová Dios de Israel es la heredad de ellos como él les había dicho. No les dio herencia terrenal, porque su herencia, dijo el Señor: "Soy Yo mismo"; y yo me sospecho que somos nosotros a los que no nos van a dar herencia terrenal, porque nosotros vamos a venir con el dueño de todo, y vamos a estar con El para siempre, herederos juntamente con El. Y vamos a ser como los sacerdotes de Leví, que no tenían herencia, sino Dios era su herencia; porque les repartieron tierras a todos, menos a la tribu de Leví. Ahora notemos que si no vamos a tener herencia, y vamos a ser dueños de toda la herencia (porque somos la Esposa), la relación con nosotros tendrá que ser diferente, porque se relacionará el Padre por Jesucristo, con todo y con todos, pero en diferentes rangos. Apocalipsis 12:7 Y fue hecha una grande batalla en el cielo: Miguel y sus ángeles lidiaban contra el dragón;

2

y lidiaba el dragón y sus ángeles. Apocalipsis 12:8 Y no prevalecieron, ni su lugar fue más hallado en el cielo. Apocalipsis 12:9 Y fue lanzado fuera aquel gran dragón, la serpiente antigua, que se llama Diablo y Satanás, el cual engaña a todo el mundo; fue arrojado en tierra, y sus ángeles fueron arrojados con él. Entonces van a haber luchadores en estas batallas, desde el capítulo 12 de Apocalipsis donde se dilucidó que hay una batalla arriba y abajo (porque va a haber otra abajo); y en el capítulo 13 vemos que cae la bestia que sube del mar, y cae también la bestia que sube de la tierra. Recibe también el Señor en las grandes batallas a los victoriosos, vestidos de blanco. A otros los trae, después de las grandes batallas, porque murieron en las batallas, y murieron sin pelear en la primera parte antes del Armagedón; porque en el Armagedón van a morir millones peleando, pero van a morir antes miles sin pelear, porque van a testificar de Jesucristo y van a testificar que ellos son del Señor y los van a degollar, son los que están llegando al trono de Dios, y están debajo del altar, y les dan vestiduras blancas, porque son ya vencedores; pero ellos van a reclamar: Apocalipsis 6:10 Y clamaban en alta voz diciendo: ¿Hasta cuándo, Señor, santo y verdadero, no juzgas y vengas nuestra sangre de los que moran en la tierra? Estos claman para que el Señor intervenga ya, pero les van a decir: Apocalipsis 6:11 Y les fueron dadas sendas ropas blancas, y fuéles dicho que reposasen todavía un poco de tiempo, hasta que se completaran sus consiervos y sus hermanos, que también habían de ser muertos como ellos. Esto parece una cosa extraña, porque van a morir otros y por eso les dicen que descansen, porque están muy preocupados de la tierra, y el Señor va a salir a pelear a su debido tiempo, porque faltaban otros que salvar y otros que condenar. Y ésto nos lleva a ver, como los que ya se fueron están pendientes de lo que le están haciendo los que se quedaron, y la Biblia nos pone el ejemplo de porqué estaba tan pendiente el rico en el Seól, de lo que le iba a pasar a sus hermanos en la tierra. Y por esta razón, están pendientes los que son de Dios, de que no sigan matando más hermanos en la tierra como ellos. Porque la misma Palabra nos dice que hay espíritus ya hechos perfectos que están pendientes de nosotros; son los testigos que están pendientes de qué estamos haciendo, de que si corremos bien, o corremos mal, para ayudarnos de alguna manera. Lo que pasa es que se ha hecho una separación muy grande entre ellos y nosotros, pero la Iglesia primitiva, tenía la comunión perfecta de los Santos (el que tenga oídos oiga) Esto no es ninguna cosa rara, porque está en la Palabra: Hebreos 12:22 Mas os habéis llegado al monte de Sión, y a la ciudad del Dios vivo, Jerusalem la celestial, y a la compañía de muchos millares de ángeles, Hebreos 12:23 Y a la congregación de los primogénitos que están alistados en los cielos, y a Dios el Juez de todos, y a los espíritus de los justos hechos perfectos. Ahora, acá en Apocalipsis 14:1 Y MIRÉ, y he aquí, el Cordero estaba sobre el monte de Sión, y con él ciento cuarenta y cuatro mil, que tenían el nombre de su Padre escrito en sus frentes. Apocalipsis 14:2 Y oí una voz del cielo como ruido de muchas aguas, y como sonido de un gran trueno: y oí una voz de tañedores de arpas que tañían con sus arpas: Apocalipsis 14:3 Y cantaban como un cántico nuevo

delante del trono, y delante de los cuatro animales, y de los ancianos: y ninguno podía aprender el cántico sino aquellos ciento cuarenta y cuatro mil, los cuales fueron comprados de entre los de la tierra. Aquí vemos en cántico nuevo de los vencedores, se ve el nombre de Dios en la frente de ellos, se ve que son comprados con la sangre del Cordero sin mancha, pero luego se ven los enjuiciados, se ve abajo los que van a ser presa del furor y de la ira de Dios. Calculemos qué cosas tremendas van a pasar, porque no tendrán reposo; y allí estarán los Santos perseverando, y es en ese tiempo que se va a poner la cosa tan difícil, que todo el que sea de Cristo, y el que proclame que es de Cristo, tendrá que dar su vida. Por eso dice: Apocalipsis 14:13 Y oí una voz del cielo que me decía: Escribe: Bienaventurados los muertos que de aquí adelante mueren en el Señor. Sí, dice el Espíritu, que descansarán de sus trabajos; porque sus obras con ellos siguen. Pero bienaventurados los que mueran allí, porque va a ser mejor morir para Cristo que seguir viviendo. Todo será contrario, no es ni bueno imaginar las cosas horrorosas que van a pasar en ese tiempo, porque luego se desatará el furor de la ira de Dios, para derrotar a los líderes, a los dos testigos falsos, a la bestia del mar y a la bestia de la tierra; y se le permitirá a Satanás, manejar la muerte, estará matando y matando, y habrá épocas que a la muerte no se le permitirá matar, sino que a los demonios se les permitirá solo atormentar; eso va a ser horrible, de tal manera que los hombres de aquellos días buscarán la muerte en masa, y se tirarán por los puentes, se dispararán las pistolas y no se morirán. Y se le va a permitir a Satanás, sacar a las calles sus demonios personificados, como los describe el Apocalipsis, los describe con pelos largos, caras raras, como escorpiones, que ninguna arma los va a poder destruir. Y esa batalla va a concluir en el Armagedón. El Armagedón después de todas estas caídas de los líderes del capítulo 17 y 18, es la batalla militar de todas las naciones contra Israel, para tomar por asalto Jerusalén, y para apoderarse del gobierno mundial. Todavía no habrá caído la bestia del mar, o sea la políticoeconómica, pero ahora, se toma por asalto la ciudad de Jerusalén, y ya la batalla está prácticamente ganada militarmente contra los que se peleó cuerpo a cuerpo de parte de Dios, que fueron israelitas entre apóstatas y medio creyentes, por eso perdieron, porque Dios quería eliminar todo lo que era aparente. Pero el pueblo que va a caer allí judío, no es pueblo de Dios; porque si usted va a Israel ahora, se va a dar cuenta que muchos no creen ni que hay Dios hoy, hay gente que no cree en Jesucristo. Hay gente que se opone, que no tienen religión, que no tienen vida, que no tienen nada, ellos no van a ser salvos, a menos que se arrepientan, y que sean de los que les van a quitar la vida, porque ellos no van a sobrevivir, porque en el Armagedón terminará toda esa gente. Es asombroso ver como ahora, están regresando a Israel los judíos dispersos en todo el mundo; pero ellos creen que van de vacaciones, y no saben que están regresando porque los van a meter a la boca del lobo, a menos que sean del Señor, del Israel de Dios, porque ese remanente sí lo preservará el Señor. Pero cuando se esté perdiendo la batalla militarmente, se va a ganar como se ganan las batallas espiritualmente. Pero a lo que a mí me llama la atención, es que el Señor viene con guerra, cuando debería venir coronado, debería venir sin

3

ninguna forma de fuerza, porque debería venir ya a ocupar el trono y todo arreglado, haciéndole valla todos y con aplausos en la tierra. Pero notemos que la Biblia no declara, que el hombre y los hombres de Dios, le vamos a arreglar el mundo al Señor para que regrese (tesis que creen mas de la mitad del cristianismo ahora) En primer lugar a los que creemos ésto, no nos va a encontrar aquí, nos va a traer; porque nos habrá aparecido antes, porque lo tuvimos que acompañar a las batallas del espíritu. Pero a los demás los encuentra acá, porque va a encontrar cristianos que esperan al Mesías, y entre éstos va a encontrar acá a los impíos, los pecadores, los ejércitos de las naciones, y los reyes de la tierra, que estarán en arreglo con sus potestades que están sobre ellos. Y van a armar la gran batalla, cada nación, cada gobierno en el mundo, y cada uno de ellos tiene un ángel negativo de Satanás, peleando con el ángel positivo de Dios sobre él. Entonces las batallas no son con el que está sentado abajo, sino con los que están actuando arriba de él. Y un ejemplo lo tenemos con el arcángel Miguel que luchaba con los reyes de Persia y de Grecia, pero no era con los que estaban en el trono, sino con los ángeles que estaban sobre ellos. Y tenían que pedir auxilio de otros ángeles, para que vinieran a derrotar a los ángeles, que estaban sobre ellos. Quiere decir que las batallas se libran arriba primero, por eso el Señor fue a librar la batalla de arriba, como lo narra Apocalipsis 12, y ahora viene a librar la batalla de abajo, como dice Apocalipsis 19. Eso sí se le puso difícil al diablo, porque sabe que es la última batalla, y que ya no le queda más tiempo; entonces se hace de todo lo que es de él, y cuando está ganando la batalla con la gente armada de carne y hueso, y cuando está carcajeándose dentro del anticristo, porque ya va a entrar a Jerusalén, entonces aparece en el cielo abierto, el caballo blanco: Apocalipsis 19:11 Y vi el cielo abierto; y he aquí un caballo blanco, y el que estaba sentado sobre él, era llamado Fiel y Verdadero, el cual con justicia juzga y pelea. Y le hace la guerra a todo lo que está allí. Y que ridículo va a ser para los de la tierra pelear contra Dios, con cañoncitos atómicos de bombas neutrónicas, con ojivas nucleares, con submarinos atómicos; todos apuntando para arriba contra las huestes del Señor; si tan solo con un ángel que el Señor enviara, acabaría con todos ellos, pero ahora vienen todos los ángeles: Apocalipsis 19:19 Y vi la bestia, y los reyes de la tierra y sus ejércitos, congregados para hacer guerra contra el que estaba sentado sobre el caballo, y contra su ejército. Apocalipsis 19:20 Y la bestia fué presa, y con ella el falso profeta que había hecho las señales delante de ella, con las cuales había engañado a los que tomaron la señal de la bestia, y habían adorado su imagen. Estos dos fueron lanzados vivos dentro de un lago de fuego ardiendo en azufre.

4

LAS BODAS DEL CORDERO 05/06/88 INTRODUCCION: Recordémonos que estuvimos hablando de la victoria que empieza ya para Cristo, a la raíz de la caída de la Babilonia, y la caída de los personajes antagónicos, pero ahora vamos a ver algo que está sucediendo, previa venida del Señor, y es un acontecimiento del que siempre hemos hablado y poco hemos entendido. Se trata de las bodas del Cordero. Apocalipsis 19:7 Gocémonos y alegrémonos y démosle gloria; porque son venidas las bodas del Cordero, y su esposa se ha aparejado. Apocalipsis 19:8 Y le fue dado que se vista de lino fino, limpio y brillante: porque el lino fino son las justificaciones de los santos. Apocalipsis 19:9 Y él me dice: Escribe: Bienaventurados los que son llamados a la cena del Cordero. Y me dijo: Estas palabras de Dios son verdaderas. Apocalipsis 19:10 Y yo me eché a sus pies para adorarle. Y él me dijo: Mira que no lo hagas: yo soy siervo contigo, y con tus hermanos que tienen el testimonio de Jesús: adora a Dios; porque el testimonio de Jesús es el espíritu de la profecía. En todo el curso de esa tribulación ya la novia ha pasado a estar preparada, y a la novia se le ha concedido vestirse de lino fino, y notemos que dice "Dichosos los invitados a la cena de las bodas del Cordero", ahí no es la Novia. Nosotros sabemos que Dios no tiene palabras que no sean verdaderas; ¿Entonces por qué insistió en que estas palabras eran verdaderas? Porque hizo énfasis en ellas.

ahora, que se dejan así no más. Pero en la costumbre judía, era que se comprometían y entonces había un control, una observación, una supervisión, y entonces ella era ya prenda del esposo, que no podía ser descuidada, hasta que se desposara. Yo creo que esa costumbre la permitió el Señor, para que se garantizara que María la bienaventurada virgen, llegó virgen al nacimiento de Cristo, porque a ella la cuidaron, porque estaba ya comprometida, y era casada en ese sentido; aunque no había participado del hogar, ella era la esposa; entonces ella comprometida, tenía que ser hecha a la medida del esposo. Por eso, la educación de la novia, tiene que ser una educación muy especial, y por eso ninguna persona que ha sido llamada del Señor para cuidar a la novia (ministros), puede enseñorearse de la novia, porque el ministro no es el dueño de la novia y si el Esposo (Cristo) que lo delegó para que cuidara a la novia, no se enseñorea de ella, mucho menos un ministro, porque el esposo trabaja a la novia por amor, le pide todo por amor, y cuando la novia le tiene que dar algo por obligación ya no lo desea. De tal manera que cualquier señorío humano dentro de la novia, es obsoleto, fuera de orden, porque ni Cristo lo hace, sino que Cristo está trabajando a la novia, para presentársela a sí mismo, santa, sin mancha, y sin arruga, pero por amor, amándola, entregándose, no amenazándola, no presionándola, no obligándola, como muchas veces se hace. Empecemos porque nosotros no tenemos ningún reglamento obligado, no tenemos ningún pacto obligado. Pero si amas al Señor, lo vas a agradar, pero si no lo amas, aunque te controlaran todo el día, lo vas a desagradar. Y aún controlada todo el día, le vas a traicionar, o vas a hacer como que le amas, para que no digan los que te controlan que no lo amas, y te conviertes en legalista, fariseo. Porque quieren obligar a hacer las cosas por deber, y no por amor. Por eso es necesario que demos nuestros diezmos, ofrendas y servicio por amor. Apocalipsis 19:7 Gocémonos y alegrémonos y démosle gloria; porque son venidas las bodas del Cordero, y su esposa se ha aparejado. La esposa está, o se ha preparado, y fue primero preparada porque probablemente se le aparecieron ángeles, después tuvo visiones (eso es bíblico), como los que vieron la resurrección del Señor; después hubo evidencias de espíritus perfectos que ya vinieron a la tierra, y se presentaron (eso fue en la primera venida de Cristo, pero igual va a ser en la segunda venida) De tal manera que va a haber un levantamiento de los muertos en Cristo primero, y va a haber una ministración angélica antes de que la novia esté preparada, porque no nos vamos a preparar sólo con ministerios humanos. Pero desde luego los ministerios tampoco estamos preparados, por eso van a preparar primero a los ministros, y los gloriosos del Señor, como dice: Hebreos 12:1 Por tanto nosotros también, teniendo en derredor nuestro una tan grande nube de testigos, dejando todo el peso del pecado que nos rodea, corramos con paciencia la carrera que nos es propuesta, eso quiere decir que están pendientes de nosotros los ministros, y el Señor está pendiente de los ministros, porque dice que tiene las siete estrellas, o sea la totalidad de los ministros que El llama en su mano. Notemos que tiene siete, no tiene ocho ni nueve, porque los demás que no son llamados,

DESARROLLO: Nosotros sabemos que en el capítulo 19, si no tiene mucha cronología, a lo menos está colocado al final de los grandes acontecimientos convulsivos, tribulaciones, etc. Sin embargo, yo quiero hacer énfasis en que si hay un matrimonio allí, a la par, o más o menos al mismo tiempo de los juicios de Babilonia, es porque se quiere hacer el contraste (no tanto cronológico), sino que se quiere hacer el contraste entre lo que le va a pasar a la falsa esposa y lo que le va a pasar a la verdadera. La falsa va a ser destruida, va a ser eliminada, no va a contar ya más en el programa del mundo, ni de Dios; pero la verdadera que fue tomada en la aparición del Señor (mucho antes de todos estos acontecimientos que hemos visto), fue preparada primero. Notemos entonces que dice: "Ya está preparada" ¿Cuándo la prepararon? Bueno, la prepararon aquí en la tierra, porque la novia es la única que se va a casar, lo demás que va a estar recogiendo el Señor, son invitados para ir a las bodas del Cordero; entonces la novia no es invitada, ella es la que invita con el Esposo, por eso se tiene que ir primero. Por ejemplo: vemos en las costumbres judaicas, que la novia que salía a los desposorios (a las bodas), ya era esposa, y lo que pasaba era que no se había consumado el matrimonio y ya era llevada como esposa. De tal manera que eso es lo que hoy sería el noviazgo. Pero si ese noviazgo se disolvía, tenía que haber divorcio, y ésto nos muestra que era muy diferente a los noviazgos de

1

no están en la mano del Señor, sino que están los llamados. Entonces preparando a los ministros, el Señor preparará a la novia, porque la aparición del Señor, será la mejor preparación. ¿Cómo nos iremos a sentir después de ver al Señor aquí? Nos vamos a sentir testigos por todos lados, y vamos a buscar a quién hablarle y decirle que en Cristo hay salvación. Entonces la novia, al ver al novio que se le muestra sin haber venido a tomar posesión del mundo, se le muestra, y está con El, y se le aparece, se le hace visible, y se le hacen visibles los que ya resucitaron, y se les hacen visibles ángeles, esa novia si está perfectamente preparada. Ahora tenemos una gran promesa y es: Juan 20:29 Dícele Jesús: Porque me has visto, Tomás, creiste: bienaventurados los que no vieron y creyeron. Pero hermano ¿No le gustaría ver? Muchos dicen: "Mejor por fe", y a la hora de la hora no tienen fe, mejor si ya creímos en el Señor, nos gustaría que nos confirmara la fe, eso es lo que el Señor va a hacer para preparar a la novia. Porque sólo a la novia se le va a mostrar, para que los que son novia, preparen al resto. El Señor hace dos mil años, sólo se les presentó a los suyos, para que los suyos que lo vieron, y que comieron con El, y que estuvieron con El, y que lo tocaron después de muerto, les avisaran a los otros que no habían visto nada, para prepararlos como cuerpo. Con las excepciones de los ministerios que el Señor estaba llamando ¿Acaso vieron al Señor resucitado los demás que creyeron? Dice la Palabra que Pablo fue el último al que se le apareció así, y luego Pablo lo anuncia, pero dice que al final, la novia será a la manera de Pablo, que anunciará lo que ha visto y oído, entonces tendrá que mostrársenos el novio antes de ser nuestro esposo. Lo que estoy hablando es de la presentación, de la aparición del novio. Pero de lo que le voy a hablar acá ahora, es de la aparición del esposo, ya como novio, nos tiene enamorados sin haberle visto, pero nos va a tener mejor, cuando se nos muestre como novio, y entonces estaremos con El para siempre: 1 Tesalonicenses 4:17 Luego nosotros, los que vivimos, los que quedamos, juntamente con ellos seremos arrebatados en las nubes a recibir al Señor en el aire, y así estaremos siempre con el Señor. Entonces ya estando preparados sin mancha y sin arruga, el Señor revisa a la novia y ya está todo listo y la viste de blanco. Apocalipsis 19:6 Y oí como la voz de una grande compañía, y como el ruido de muchas aguas, y como la voz de grandes truenos, que decía: Aleluya: porque reinó el Señor nuestro Dios Todopoderoso. Pero todavía no lo ha establecido, lo viene a establecer, pero luego se oye: "Gocémonos y alegrémonos y démosle gloria, porque han llegado las bodas del Cordero, y su esposa ya se ha preparado" Esto fue lo que vio Juan y lo que estaban esperando nada más, es que se juntaran todos los invitados, que son las vírgenes prudentes que las estuvieron recogiendo antes de desechar a las vírgenes fatuas, porque las vírgenes prudentes van a ser las escapadas de la tribulación, para ir a acompañar al Señor en las bodas, y las vírgenes insensatas van a ser las que se van a quedar afuera, para la tribulación o gran tribulación. Ahora bien, cuando ya están juntos se le dice a la novia: Apocalipsis 19:8 Y le fue dado que se vista de lino fino, limpio y brillante: porque el lino fino son las justificaciones de los santos. La novia iba de blanco, pero ahora se le

ha concedido vestirse de lo más precioso que es el lino fino, porque ya le contaron todas sus obras de justicia, no que se hizo novia por obras, sino que las obras le adornaron como novia, por eso dice: 1 Pedro 3:3 El adorno de las cuales no sea exterior con encrespamiento del cabello, y atavío de oro, ni en compostura de ropas; 1 Pedro 3:4 Sino el hombre del corazón que está encubierto, en incorruptible ornato de espíritu agradable y pacífico, lo cual es de grande estima delante de Dios. Porque allá no vas a tener los adornos de afuera, porque los adornos de afuera que nos hermosean y engalanan, son para acá, y por más que sea oro, o lo que sea, se van a poner feos después que nos vayamos. Y luego dice: Apocalipsis 19:9 Y El me dice: Escribe: Bienaventurados los que son llamados a la cena del Cordero. Y me dijo: Estas palabras de Dios son verdaderas. Estos son los invitados a las bodas, entonces como que Juan vio a la novia, la vio hermosa, la vio preciosa, vestida de lino fino y ya preparada. Y luego vio a los bienaventurados que son los que vienen de Invitados, ahí vemos que son dos grupos, porque los invitados no son la novia, porque la novia es la novia, y los convidados llegan hasta la cena, hasta la mesa, hasta la comida, y todo lo que quieran, pero de allí para allá, son solo los dos. Es como en el matrimonio, que se dejan padres y hermanos, porque el matrimonio no es con ellos, y los convidados se van a gozar en las bodas, se van a gozar en todo, pero la novia se va a gozar más que todos. Y entonces se va a preparar la segunda venida del Señor; eso quiere decir: Que el Tribunal de Cristo fue previo a las bodas, para poder vestir de lino fino a cada uno. Los galardones fueron previos a las bodas. Las colocaciones fueron previas a las bodas. Y luego las bodas y luego la cena para las bodas. Pero para la cena de las bodas baja el Señor con la esposa, y abajo están esperando todos los redimidos de todos los tiempos, y es una cena. Así que va a ser una cena literal. Pero notemos nosotros que la novia (si vamos a hablar literal) venimos sin necesidad de comer, igual que el Señor resucitado, pero con posibilidad de comer, entonces nosotros nos vamos a sentar en la mesa con los que están en la tierra (con los de carne y hueso), o los Invitados. Muchos invitados como los 144,000 por ejemplo, ellos no van a tener necesidad de comer, porque van a estar en una posición diferente del resto de la gente; pero los que venimos vamos a poder comer, pero ya no tendremos digestibilidad me remito a que nuestro cuerpo será semejante al cuerpo del Señor resucitado, porque el Señor comió pescado. El caso es, que vamos a comer, no por necesidad, sino por degustar, y allí no habrá necesidad de dietas, porque se comerá por paladar, y así ha de haber sido desde el principio, pero lo estropeó Adán. Ahora bien, notemos que el Señor se prepara para venir, porque El viene a ganar la batalla del Armagedón, y viene a imponer su gobierno en el milenio y éste no es reino de paz, es imponer su gobierno, porque dice: Apocalipsis 2:27 Y las regirá con vara de hierro, y serán quebrantados como vaso de alfarero, como también yo he recibido de mi Padre: Apocalipsis 19:15 Y de su boca sale una espada aguda, para herir con ella las gentes: y él los regirá con vara de hierro; y él pisa el lagar del vino del furor, y de la ira del Dios Todopoderoso. Eso quiere decir que va a haber batalla, y ese es el clímax del Armagedón y van a pasar tiempo reconstruyendo al

2

mundo, y reconstruyendo a Israel en el milenio. Entonces aunque vamos a estar en casamiento, vamos a venir con el Señor en caballos blancos, porque si Cristo viene literal, los caballos vienen literales, no espirituales. Y nosotros vamos a entrar con El peleando, aunque con armas espirituales y no como las del mundo. Entonces las bodas nos van a garantizar el ingreso a un gobierno que el Señor va a imponer; pero nosotros vamos a ser gobernantes con El. Es decir, va a estar allí enfrente el mundo alineado que supervivió a la tribulación, y va a estar también expulsado Satanás y va a estar quitado de en medio el falso profeta y la bestia, y van a estar repartiendo 12 tronos: Mateo 19:28 Y Jesús les dijo: De cierto os digo, que vosotros que me habéis seguido, en la regeneración, cuando se sentará el Hijo del hombre en el trono de su gloria, vosotros también os sentaréis sobre doce tronos, para juzgar a las doce tribus de Israel. Cada uno en su tribu, y nosotros (la esposa), vamos a estar donde esté el esposo; si está gobernando, pues allí estaremos gobernando nosotros. 1) El Señor primero va a recoger a la novia, 2) Después va a recoger a los invitados a las bodas; 3) Y por último va a recoger a todos los escogidos de todo el mundo. Porque todo su pueblo retornará a su lugar. Por eso dice que cuando El venga, va a mandar a sus ángeles que vayan a traer a los que todavía estén regados por el mundo. Por ejemplo: Ezequiel no voló por jet, sino fue tomado por ángeles que lo tomaron por el cabello, y era trasladado de un lugar a otro volando, porque está presagiando esa era que viene y otro ejemplo es el de Felipe, cuando es tomado por el Espíritu y aparece junto al carro del etíope: Hechos 8:29 Y el Espíritu dijo a Felipe: Llégate, y júntate a este carro. Hechos 8:30 Y acudiendo Felipe, le oyó que leía el profeta Isaías, y dijo: Mas ¿entiendes lo que lees? Esa es sólo una muestrecita para los que vamos a experimentar el traslado.

3

LA RESURRECCIÓN 12/06/88 INTRODUCCION: Oseas 13:14 De la mano del sepulcro los redimiré, librarélos de la muerte. Oh muerte, yo seré tu muerte; y seré tu destrucción, oh sepulcro; arrepentimiento será escondido de mis ojos. Vamos a ver las resurrecciones anticipadas, dice: "De la mano del Seol los redimiré" Quiere decir que va a sacar gente del Seol, y los librará de la muerte, luego dice: "Oh muerte, yo seré tu muerte, y seré tu destrucción oh Seol" Se va a acabar el Seol, se va a acabar la muerte, se va a acabar todo lo que es estorbo delante del Señor. Apocalipsis 20:4 Y vi tronos, y se sentaron sobre ellos, y les fue dado juicio; y vi las almas de los degollados por el testimonio de Jesús, y por la palabra de Dios, y que no habían adorado la bestia, ni a su imagen, y que no recibieron la señal en sus frentes, ni en sus manos, y vivieron y reinaron con Cristo mil años. Apocalipsis 20:5 Mas los otros muertos no tornaron a vivir hasta que sean cumplidos mil años. Esta es la primera resurrección. Que terrible ha de ser, ser de los otros muertos. Vamos a hablar de los muertos que duermen en Cristo, y vamos a hablar, por supuesto, de los que perecieron, o los que van a ser de los otros muertos. Y vamos a ver las siete resurrecciones para que tengamos un panorama de fondo.

DESARROLLO: Juan 3:16 Porque de tal manera amó Dios al mundo, que ha dado a su Hijo unigénito, para que todo aquel que en El cree, no se pierda, mas tenga vida eterna. El panorama de fondo, radica en que el Señor nos va a librar de las dos muertes, porque no sería normal, si sólo nos librara de una de las dos, entonces la otra acabaría con nosotros, por eso dice que va a librarnos de la muerte física y de la muerte segunda. De la muerte segunda no nos queda mucha duda que nos va a librar, ya nos libró, los que estamos en Cristo no la vamos a conocer, y no vamos a conocer el lago de fuego, que es la muerte segunda: Apocalipsis 20:6 Bienaventurado y santo el que tiene parte en la primera resurrección; la segunda muerte no tiene potestad en éstos; antes serán sacerdotes de Dios y de Cristo, y reinarán con El mil años. Entonces no vamos a conocer el lago de fuego, que es la muerte segunda, porque hubo uno que entró allí, venció los poderes del infierno, y salió victorioso, que se llama Jesucristo. Pero el que no esté debajo de Cristo va a pasar esa muerte, mejor dicho no la va a pasar, sino que va a entrar y nunca va a salir. ¿Pero que hay de la muerte primera, de la muerte física? Quizás todos nosotros diríamos en este momento: "Pues vamos a pasar la muerte física". En cierto sentido sí, si nos tocara bajar al sepulcro, entonces tendríamos que asumir (pero no en sí la muerte física), sino un dormir físico. Porque dijimos ya, que cuando una persona está en plena comunión con Dios, no importa la forma como muera, esa persona se va con El. Por eso pusimos el ejemplo de Jesucristo nuestro Señor que se fue antes de que lo mataran, porque El puso su vida: Juan 10:17 Por eso me ama el Padre, porque yo pongo mi vida,

para volverla a tomar. Y poner su vida, es decir: "Me voy". Ahora, nosotros podríamos también decir: "Aquí está mi vida, hagan lo que quieran de mí"; pero en el momento de morir, si estamos en comunión plena con el Señor, la muerte sería: "Irse a dormir". Por eso el Señor dice: "Los míos duermen": Juan 11:11 Dicho esto, díceles después: Lázaro nuestro amigo duerme; mas voy a despertarle del sueño. Talvez es difícil captarlo porque no nos ha tocado pasar por ahí, pero notemos que Esteban que le tocó pasar por ahí, cuando lo estaban apedreando se fue, entonces lo que apedrearon fue a un cuerpo, y todavía se despidió de ellos, y todavía en el camino dice: "No les imputes este pecado": Hechos 7:59 Y apedrearon a Esteban, invocando él y diciendo: Señor Jesús, recibe mi espíritu. Hechos 7:60 Y puesto de rodillas, clamó a gran voz: Señor, no les imputes este pecado. Y habiendo dicho esto, durmió. Pero notemos que para el que no esté en comunión con Dios, no puede tener Pascua, que significa evitar la muerte; porque cuando el pueblo de Dios estaba en Egipto, la Pascua evitó que la muerte entrara a matar al primogénito. Y las instrucciones de la Pascua, eran que el pueblo judío tenía que estar adentro, bajo la cubierta de la sangre del cordero, y entonces el destructor (la muerte), no entraría, pero no tenían que salir de las casas. Eso quiere decir que puede haber gente que sale y muere antes de tiempo, puede haber gente que desobedece y la muerte lo agarra, lo coge. Entonces puede alguien ser muerto (cortado), por la muerte y no irse como los santos del Señor: Salmos 116:15 Estimada es a los ojos de Jehová la muerte de sus santos. Por eso el Señor le dice a Israel: (Parafraseando): "¿Por qué queréis morir antes de tiempo, yo hubiera querido que te durmieras, pero sales y te hiere la muerte y te mata?" Por eso es importante cuando hay agonía al morir, y saber uno que se va a morir, porque debe haber algún trabajo de Dios, para darnos otra oportunidad y para limpiarnos, pero para el que no quiere rendirse, aún esa agonía, por supuesto, es dolor para muerte (me refiero para muerte definitiva), pero para muchos es dolor para vida, aunque se mueran. Entonces la promesa para ellos, para los que mueren cortados, o mueren dormidos, del Señor es: Juan 6:40 Y ésta es la voluntad del que me ha enviado: Que todo aquel que ve al Hijo, y cree en él, tenga vida eterna: y yo le resucitaré en el día postrero. No hay problema, porque el Señor lo despertará en el día postrero, el Señor lo traerá otra vez a la vida. Pero también dijo Pablo, de parte del Señor: 1 Corintios 15:51 He aquí, os digo un misterio: Todos ciertamente no dormiremos, mas todos seremos transformados. 1 Corintios 15:52 En un momento, en un abrir de ojo, a la final trompeta; porque será tocada la trompeta, y los muertos serán levantados sin corrupción, y nosotros seremos transformados. Entonces van a haber otros que no van a probar la resurrección, porque hay miles de personas que están en Cristo, que no van a saber nada, no van a probar la resurrección, ni la primera, ni la segunda, ni ninguna, porque no van a morir; se van a ir vivos en el traslado (transformados) Pero ya sea de una u otra forma, de todas maneras vamos para el mismo lugar, porque sea que vivamos o que muramos, de El somos. Entonces el Señor va a hacer siete resurrecciones definidas:

1

1o.) La Resurrección de Cristo: 1 Corintios 15:20 Mas ahora Cristo ha resucitado de los muertos; primicias de los que durmieron es hecho. El Padre hizo la primera resurrección en Cristo, porque El es el primero de entre los muertos; El es las primicias, el primogénito entre los que murieron, nadie pudo antes que El, vivir resucitado, ni Lázaro, ni el hijo de la viuda de Naim, ni al que resucitó Eliseo cuando estaba muerto, todos ellos, aunque es cierto que cobraron vida, pero volvieron a morir. Los únicos dos que todavía no han muerto, son Enoc y Elías, pero tampoco se fueron al cielo, porque el cielo lo tenía que abrir el primero que resucitaba que era Cristo. No estamos hablando de una resurrección solamente para un tiempo, no estamos hablando de resucitar para ver el fin del mundo, sino estamos hablando de resucitar para vida eterna. Entonces quiere decir que aquí deben haber muchos, y ojalá fuésemos todos los que ya empezamos la eternidad, porque no vamos a morir. Si a usted o a mí nos va a tocar ver la parusía del Señor, entonces ya empezamos la eternidad, y no vamos a ver muerte. Pero el Señor se va a acordar de sus muertos, pero lo que es más tremendo es que se va a acordar de los muertos, muertos, y se va a acordar de los muertos vivos. Los de la primera resurrección son muertos vivos, porque dice el Señor que para El, todos ellos viven: Mateo 22:32 Yo soy el Dios de Abraham, y el Dios de Isaac, y el Dios de Jacob? Dios no es Dios de muertos, sino de vivos. 2o.) Grupo de resucitados: Mateo 27:52 Y abriéronse los sepulcros, y muchos cuerpos de santos que habían dormido, se levantaron; Mateo 27:53 Y salidos de los sepulcros, después de su resurrección, vinieron a la santa ciudad, y aparecieron a muchos. Cristo regresó y venció, y se fue a sentar a la diestra del Padre, y tenemos a otros de ejemplo que volvieron de la muerte para no morir. A los que Cristo resucitó, en su resurrección, a ellos los levantó, los sacó de los sepulcros, los hizo testificar de El, y se los llevó. Ellos no se quedaron a formar parte otra vez del registro civil de Jerusalén, a ellos ya los daban por eliminados, ellos nada más fueron a contar que Cristo había resucitado, y es el segundo grupo de resucitados después de Cristo. Notemos que ahí van dos resurrecciones: la de Cristo, porque El resucitó primero, y luego los que durmieron en Jesús (no los muertos en Cristo, sino los que durmieron en Jesús, antes que Cristo viniera) y los levanta, y van y testifican en la tierra, durante 40 días, pero testifican en Jerusalén, y luego desaparecen, y los demás que no testificaron desaparecieron, y son los que vienen con Jesús: "El Señor Jesús descenderá del cielo, y traerá con El, a los que durmieron en Jesús" Ahora, nosotros sabemos que los hermanos en Cristo, todavía se van a la Verbena o al Cementerio. ¿Entonces por que el Señor dejaría la muerte todavía actuando? Porque la muerte será vencida hasta que se inaugure el reino eterno; y la dejó porque Dios tiene que eliminar gente y tiene que dar muerte a gente; o sea que la muerte corta cristianos y mata impíos: Apocalipsis 20:14 Y el infierno y la muerte fueron lanzados en el lago de fuego. Esta es la muerte segunda. Apocalipsis 20:15 Y el que no fue hallado escrito en el libro de la vida, fue lanzado en el lago de fuego. El Señor no quisiera que muriéramos de esa muerte, el Señor no querría que nosotros fuéramos tocados por esa

muerte que mata, El querría decir, cuando llegaran nuestros días: "Ven Esteban sube; Ven Jacob sube, Ven Abraham sube"; por eso cuando leemos de estas muertes en la Biblia, es como que si se hubieran dormido; por ejemplo: Allá está Jacob llamando a sus hijos, uno por uno, sabe que el Señor lo llama, y está en su cama, y está bendiciendo y profetizando todavía, y todavía con dones antes de morirse, y así que profetizó sobre el último hijo, se encogió en la cama y se fue. Yo creo, que aunque sea unos segundos antes de que ésto suceda, y cuando no hay aguijón de la muerte, entonces los verdaderos hijos de Dios que estemos en comunión plena, vamos a saber el momento en que nos vamos, y vamos quizás a poder despedirnos si nos dan tiempo, pero de todas formas vamos a saber que ya es hora de recogernos. 3o.) Grupo de resucitados: Luego despertará a los muertos en Cristo: 1 Tesalonicenses 4:16 Porque el mismo Señor con aclamación, con voz de arcángel, y con trompeta de Dios, descenderá del cielo; y los muertos en Cristo resucitarán primero: Esa es la Iglesia de cadáveres, esos son los muertos en Cristo,(el Ungido). Nosotros somos muertos en Jesús -Hombre, con su Espíritu; y estos son los muertos ungidos (muertos en Cristo) 4o.) Grupo de resucitados: Apocalipsis 7:13 Y respondió uno de los ancianos, diciéndome: Estos que están vestidos de ropas blancas, ¿quiénes son, y de dónde han venido? Apocalipsis 7:14 Y yo le dije: Señor, tú lo sabes. Y él me dijo: Estos son los que han venido de grande tribulación, y han lavado sus ropas, y las han blanqueado en la sangre del Cordero. Se levantarán los mártires de la tribulación, que habrán estado tres años y medio muriendo (no peleando), entregando sus vidas mártires que reclamaban venganza en el trono, y les dicen que descansen, porque todavía tienen que morir más y después va a bajar el Señor. 5o.) Grupo de resucitados: Apocalipsis 11:3 Y daré a mis dos testigos, y ellos profetizarán por mil doscientos y sesenta días, vestidos de sacos. Apocalipsis 11:11 Y después de tres días y medio el espíritu de vida enviado de Dios, entró en ellos, y se alzaron sobre sus pies, y vino gran temor sobre los que los vieron. Faltan otros que levantar, los dos testigos que mandó el Señor, que están testificando y están haciendo maravillas y prodigios; y luego los matan, y al tercer día resucitan y se van para arriba. 6o.) Grupo de resucitados: Apocalipsis 20:6 Bienaventurado y santo el que tiene parte en la primera resurrección; la segunda muerte no tiene potestad en éstos; antes serán sacerdotes de Dios y de Cristo, y reinarán con El mil años. Y por último se levantan todos los que han de entrar al milenio a reinar. Entonces notemos un detalle que a veces pasa desapercibido, en Apocalipsis 20:4 Y vi tronos, y se sentaron sobre ellos, y les fue dado juicio; y vi las almas de los degollados por el testimonio de Jesús, y por la palabra de Dios, y que no habían adorado la bestia, ni a su imagen, y que no recibieron la señal en sus frentes, ni en sus manos, y vivieron y reinaron con Cristo mil años. Y es el detalle, de que hay un juzgamiento antes del juicio final, que no es el

2

tribunal de Cristo. Ese no es el juicio final, como que estaban juzgando a los que van a ser dignos de entrar al milenio, y de acompañar al Señor; como que hay un juzgamiento allí evidente; . Esos son vencedores de la tribulación, que resucitaron para reinar con El, mil años. Estos son los que van a estar en el milenio, reinando. Notémoslo bien, que eso es mucho antes de todo ésto, eso es cuando los muertos en Cristo resucitan. Pero los que estén vivos, serán transformados, y entonces juntamente con los muertos en Cristo resucitados, van a reinar con el Señor en todo el universo, como la esposa. Pero estos últimos van a estar reinando en el milenio. 7o.) Grupo de resucitados: Apocalipsis 20:13 Y el mar dio los muertos que estaban en él; y la muerte y el infierno dieron los muertos que estaban en ellos; y fue hecho juicio de cada uno según sus obras. Pero también hay otros que no viven, que están muertos, muertos; esos son los que Dios tiene eliminados de su presencia, ellos también se van a levantar, y lo más tremendo es que los de la primera resurrección, se van a levantar (si es que mueren) para vida eterna, para gloria en el cuerpo, pero los otros muertos, se van a levantar para morir eternamente, les van a dar vida para morir; a nosotros nos van a dar vida para vivir ¡Aleluya! Notemos la diferencia, porque a los que van a vivir para morir, les van a dar cuerpos, no glorificados, sino cuerpos mortales. Yo no se como van a ser, porque no va a ser el cuerpo como el que tenían antes de morir (me estoy refiriendo a los perdidos), ellos no van a ser resucitados con cuerpos gloriosos, ellos tampoco van a ser resucitados con un cuerpo como el de nosotros, sino que van a ser resucitados con cuerpos preparados, para poder pagar sus cuentas. Un cuerpo como el nuestro, y como el de ellos, siendo igual al nuestro, se consumiría de solo entrar al lago de fuego, se haría cenizas inmediatamente, porque el calor será terrible. Pero les van a dar un cuerpo, que les va a permitir que paguen el último cuadrante (tormento de distintos grados): Mateo 5:26 De cierto te digo, que no saldrás de allí, hasta que pagues el último cuadrante. Esto es auténticamente bíblico, no podemos nosotros soslayar eso, porque alguien dice: "como hay un Dios tan cruel, como hay un Dios así"; pero la verdad es que la Biblia lo declara. Es una muerte horrenda, porque no solamente es de tormentos, sino que es una muerte de la cual Dios, ya no vuelve a ser Dios de ellos, porque para Dios, esos otros muertos perecieron, nunca más se volverá a acordar de ellos, porque llevan pecados. Por eso, en el Antiguo Testamento se narra del macho cabrío: Levítico 16:10 Mas el macho cabrío, sobre el cual cayere la suerte por Azazel, lo presentará vivo delante de Jehová, para hacer la reconciliación sobre él, para enviarlo a Azazel al desierto. Este carnero era el que llevaba todos los pecados del pueblo, y cuando lo tiraban al desierto, nunca se volvían a acordar de él, porque llevaba toda la carga de pecado; entonces lo perdían en el desierto, y moría probablemente de insolación, de sed, de hambre, pero moría con la carga de pecados, y entonces eso tipifica que Dios se desentiende de eso, de una vez. No sabemos en que terminarán, en que pararán, lo único que sabemos, es que no sale mas a buscar nada, porque Dios los extrañó, y ya no será más, jamás Dios de ellos. Esa es una muerte espantosa. Ahora veamos que va a hacer con nosotros: Primero nos va a dar una garantía, de que la muerte no pudo con El, que es lo que nos lo garantiza, y que tremendo es

saber que El que nos aseguró, se metió allí, y sacó las llaves del infierno y de la muerte. Por eso David cargaba exhibiendo la cabeza de Goliat, y después de matar a Goliat con su misma espada, la dejó en el templo, y llevó a Jerusalén colgando la cabeza enorme de Goliat. Y como David es el prototipo de Cristo, que bajó hasta lo más bajo de la tierra, porque combatió y venció al Goliat de todos los tiempos (al diablo); entonces el Cristo de la Gloria, anda por todo el Universo, enseñando la cabeza del vencido. Apocalipsis 20:12 Y vi los muertos, grandes y pequeños, que estaban delante de Dios; y los libros fueron abiertos: y otro libro fue abierto, el cual es de la vida: y fueron juzgados los muertos por las cosas que estaban escritas en los libros, según sus obras. Apocalipsis 20:13 Y el mar dio los muertos que estaban en él; y la muerte y el infierno dieron los muertos que estaban en ellos; y fue hecho juicio de cada uno según sus obras. Ahora notemos bien, vienen los otros muertos que no se levantarán, sino hasta que hayan pasado mil años, y cuando pasen los mil años, los levantan para condenarlos, para ver sus colocaciones finales, en el lago de fuego. Nosotros podemos ver que en el lago de fuego (a estas alturas), ya tiene mil años el falso profeta, y la bestia, de estar en tormentos, y no se han extinguido. O sea que va a ser una cosa larga, una cosa prolongada. Y la resurrección es, porque el Señor va a tomar posesión de la tierra, y va a darle cuerpo inmortal a la gente de El, para que viva eternamente, en esa tierra transformada, y va a darle cuerpo mortal al que va a eliminar, por eso va a bajar con cuerpo mortal a los demonios, y a los ángeles caídos. El Señor les va a tener que dar cuerpos, para que sean visibles los demonios, para que sean visibles los ángeles caídos, porque aunque tienen un cuerpo, pero los va a ser visibles, y les va a dar cuerpos mortales, porque los va a eliminar aprisionados en los cuerpos y los va a tirar al lago de fuego. Y se van a consumir por los siglos de los siglos. Ahora, las resurrecciones que estamos viendo, son una serie de acontecimientos que no siempre se notan en la Escritura, por eso el Señor va a tener que estar trabajando directamente con su pueblo, todo este tiempo final. Y por eso hay una parusía (aparición), porque el Señor va a hacer contacto con su gente de cuerpo ya inmortal, con los de cuerpo mortal. Apocalipsis 16:14 Porque son espíritus de demonios, que hacen señales, para ir a los reyes de la tierra y de todo el mundo, para congregarlos para la batalla de aquel gran día del Dios Todopoderoso: La batalla va a ser desigual, pero ya van perdidos los otros mortales, al querer luchar con el inmortal, y van a ser desalojados totalmente en la última caída, que es la séptima caída de Satanás, y que es la caída en el lago de fuego, porque después de la sexta caída del abismo, lo sacan y lo tiran al lago del fuego. Estaremos viendo después de que todos los muertos resuciten un mundo renovado, un mundo exquisito; y eso que todavía estamos hablando del reino milenial, en este reino el mundo va a ser distinto al actual, pero también distinto al eterno; porque en el actual hay enfermedades, hay muerte que pone fin a todo, hay limitaciones y tanta cosa. En el mundo del milenio todavía habrá limitaciones, pero será quitada la maldición, será quitada la enfermedad, y será gobernado por el gobernador

3

perfecto que es Jesucristo. No va a haber injusticia de ninguna clase, y entonces ese mundo que todavía va a tener rondando la muerte allí y todavía va a tener batalla final, y todavía va a tener juicio final, y todavía va a haber gobierno con vara de hierro, pasará a ser destruido en holocausto después del milenio. Van a quitar a toda la gente de allí, hacia el juicio final, y todo el mundo va a ser deshecho, y todo lo que en el hay móvil: 2 Pedro 3:12 Esperando y apresurándoos para la venida del día de Dios, en el cual los cielos siendo encendidos serán deshechos, y los elementos siendo abrasados, se fundirán. 2 Pedro 3:13 Bien que esperamos cielos nuevos y tierra nueva, según sus promesas, en los cuales mora la justicia. Todo lo de este sistema mundial, va a ser deshecho, los elementos ardiendo serán eliminados, serán conmocionados, y entonces aparece el nuevo mundo, en donde se oirá la voz que dice: Apocalipsis 21:5 Y el que estaba sentado en el trono dijo: He aquí, yo hago nuevas todas las cosas. Y me dijo: Escribe; porque estas palabras son fieles y verdaderas. En el reino milenial, va a haber fauna y flora, o sea que van a haber animales, y plantas, solo que sin maldición; pero ellos no van a ser redimidos en el sentido de salvación, ellos van a ser redimidos en el sentido de la maldición, porque la maldición que pesa sobre ellos, va a ser quitada: Isaías 11:6 Morará el lobo con el cordero, y el tigre con el cabrito se acostará: el becerro y el león y la bestia doméstica andarán juntos, y un niño los pastoreará. Isaías 11:7 La vaca y la osa pacerán, sus crías se echarán juntas; y el león como el buey comerá paja. Isaías 11:8 Y el niño de teta se entretendrá sobre la cueva del áspid, y el recién destetado extenderá su mano sobre la caverna del basilisco. Y las serpientes entrarán al milenio, sólo que sin veneno, porque un niño jugará en la cueva del áspid, y por primera vez, desde Adán, verá el hombre a un león platicando con una oveja, y por primera vez, sin ser domador de circo, usted le hablará a los leones, porque los leones ya van a ser herbívoros, van a ser vegetarianos. Y no va a haber enfermedad, sino que desgaste para muerte, y claro, a los pecadores, si los fulminarán, porque habrá justicia y ahí es donde la justicia alcanzó a la misericordia y la besó; ahí el que peque se funde, porque van a limpiar, están limpiando el mundo, están fumigando los últimos cuartos del mundo. Vamos a ver entonces que el nuevo mundo después del milenio, será un mundo sin agua, sin mares, sin ruidos. Y nosotros andaremos sin sangre, porque nuestro modelo (Cristo Jesús) andará sin sangre, pero nosotros vamos andar con la vida de El, en nuestro cuerpo transformado, y vamos a vivir porque El vive: 1 Corintios 15:50 Esto empero digo, hermanos: que la carne y la sangre no pueden heredar el reino de Dios; ni la corrupción hereda la incorrupción. Por eso ya tenemos que ser tan transformados, que ya no vamos a depender de los fluidos, ni del agua, ni del mar, ni de la atmósfera, porque habrá una ecología totalmente diferente; y el Señor Dios, iluminará todo, pero en ese entonces se verá a Dios en la faz de Jesucristo, se le dará todo el volumen a la gloria de Dios en la faz de Jesucristo, y el que lo vea a El, mirará al Padre, porque el Padre no tiene forma. Apocalipsis 22:4 Y verán su cara; y su nombre estará en sus frentes. Apocalipsis 22:5 Y allí no habrá más noche; y no tienen necesidad de lumbre de antorcha, ni de lumbre de

sol: porque el Señor Dios los alumbrará: y reinarán para siempre jamás. Por eso, estoy haciendo énfasis en algunos puntos, porque el tema de la resurrección, no lo habíamos tocado así como ahora, pero con las nuevas luces que hay, se amplía totalmente el panorama. Notemos que lo primero que va a suceder, es decir, lo que está en futuro, no lo que está en pasado, sino lo que está en futuro, va a aparecer. Porque el Señor va a venir a conjuntar a su gente de distintos niveles en sus glorias respectivas del nivel que tengan, pero no va a mover a nadie que no le agrade en su plataforma, y los va a dejar para segundo plano. Entonces cuando Cristo aparezca, aparecerán también los muertos en Cristo, porque ellos resucitarán primero: 1 Corintios 15:51 He aquí, os digo un misterio: Todos ciertamente no dormiremos, mas todos seremos transformados. 1 Corintios 15:52 En un momento, en un abrir de ojo, a la final trompeta; porque será tocada la trompeta, y los muertos serán levantados sin corrupción, y nosotros seremos transformados. Porque cuando el Señor resucitó en la primera venida, envió primero a los muertos, y después envió a los vivos, porque a los vivos, les tenía que avisar uno a uno, en cambio a los muertos sólo era de llamarlos ya conectados con su propia mente, y sin vehículo, fueron a todos lados; y eso es lo que va a hacer el Señor al final, y el Señor lo ha confirmado plenamente, que lo que sucedió en su primera venida, sucederá en su segunda venida: Hechos 1:11 Los cuales también les dijeron: Varones Galileos, ¿qué estáis mirando al cielo? este mismo Jesús que ha sido tomado desde vosotros arriba en el cielo, así vendrá como le habéis visto ir al cielo. Entonces si nosotros no vamos a estar entre los que van a resucitar primero, tendremos que estar entre los que van a ser transformados después, porque si no está ahí (y ésto es solemne), si usted no está entre todo lo que hemos dicho, lo van a pasar a la fase siguiente, y la fase siguiente es la tribulación, en donde van a despertar por medio del martirio, a los que no quisieron prepararse para vivir.

4

EL MILENIO 19/06/88 INTRODUCCION: Vamos hablar del legalismo, porque hay mucha confusión respecto al legalismo, y celo, hay gente que si uno le señala el pecado, entonces le dicen a uno que es legalista, pero lo que quiere el otro es que no se vaya a derrumbar de una vez. Ahora si es una imposición, eso sí es un legalismo, y más bien sería el yugo impuesto, y no puesto, porque el Señor quiere que llevemos su yugo, pero voluntariamente, entonces debe estar puesto por El, porque el yugo que pone el hombre es impuesto: Mateo 11:29 Llevad mi yugo sobre vosotros, y aprended de mí, que soy manso y humilde de corazón; y hallaréis descanso para vuestras almas. Estuvimos hablando de las resurrecciones, y hubo un poco de escozor por ahí, porque algunos todavía creen en tradiciones, y no podemos dar todos los versículos cada vez que subimos al púlpito, pero hay discipulados en donde se va a explicar con detalle cada una de las aseveraciones que se están haciendo; pero queremos advertir que tampoco somos prisioneros de la letra, pero queremos el espíritu de la letra, porque la letra es el vehículo del Espíritu, y queremos ser acordes con el Espíritu, no con la letra que mata, la letra que marca nada mas por fuera: 2 Corintios 3:6 El cual asimismo nos hizo ministros suficientes de un nuevo pacto: no de la letra, mas del espíritu; porque la letra mata, mas el espíritu vivifica. El Señor para entrarnos al reino eterno, nos tiene que preparar en tal forma que no tengamos nada de carne, ni sangre, es decir, que no se recuerde el pasado en la tierra actual, en el sentido de que algo de ésto sirva para el futuro. Si acaso, va a tomar del mismo material del cuerpo, pero no va a ser el mismo cuerpo que se va a tener, sino un cuerpo rehecho, no otro, en el sentido de nuevo, porque sería reencarnar, sino el mismo rehecho: 1 Corintios 15:54 Y cuando esto corruptible fuere vestido de incorrupción, y esto mortal fuere vestido de inmortalidad, entonces se efectuará la palabra que está escrita: Sorbida es la muerte con victoria. Pero va a ser una operación con los muertos, de: "levantar para vida a los muertos de entre los muertos" Todo el que sea levantado de entre los muertos, es de la primera resurrección para vida, y los demás van a ser levantados como muertos, es decir: "No de entre los muertos", ellos van a ser juzgados en el día del juicio final. Quiere decir, que van a haber muchos recogimientos para estos muertos. Si los que van a entrar al milenio, van a andar con el Señor glorificado aquí en la tierra, cómo no lo vamos a hacer nosotros, que somos de un rango mejor, de un pacto mejor. Nosotros vamos a andar aquí en la tierra con un Cristo glorificado también, pero antes va a hacer una serie de operaciones el Señor, para que lleguemos a esas alturas.

años. En este capítulo, se narra precisamente el reino del Hijo; pero previo al inicio de ese reino, que es de mil años, va a haber un juzgamiento, que se ve en: Apocalipsis 20:4 Y vi tronos, y se sentaron sobre ellos, y les fue dado juicio; y vi las almas de los degollados por el testimonio de Jesús, y por la palabra de Dios, y que no habían adorado la bestia, ni a su imagen, y que no recibieron la señal en sus frentes, ni en sus manos, y vivieron y reinaron con Cristo mil años. Pero todavía no es el juicio final, ese está más adelante. Quiere decir, entonces que van a haber tres clases de libros para repartir la herencia. La herencia la tenemos garantizada, porque el que es dueño de la herencia, va de la mano con nosotros: Cristo, y nos dio las arras. Así que la herencia va a ser repartida, previo juzgamiento. Pero es un juzgamiento de obras, porque nosotros sabemos que en el juicio final, van a haber tres libros, porque dice: Apocalipsis 20:12 Y vi los muertos, grandes y pequeños, que estaban delante de Dios; y los libros fueron abiertos: y otro libro fue abierto, el cual es de la vida: y fueron juzgados los muertos por las cosas que estaban escritas en los libros, según sus obras. Aquí está hablando del juicio final, y quiere decir que van a haber libros de memorias, libro de obras, y libro de la vida. En el libro de la vida, deben estar inscritos todos los que van a tener vida eterna, pero en los otros dos libros, están las obras para juzgamiento o para condenación; y hay un libro de memorias (lo dice en el Antiguo Testamento), en donde el Señor toma notas de todo lo que hacen sus hijos, para galardonamientos. De igual manera que van a haber rangos y grados, para el Señor; van a haber hundimientos y degradaciones, para los que son del lago de fuego. Entonces el Señor nos muestra acá, lo que va a ser primero (antes del reino del Hijo), porque el reino del Hijo, no es de ninguna manera como la teología lo presenta generalmente, porque si en el reino de Dios, no va a haber muerte, no va a haber diablo, ni van a haber enemigos, aquí en el reino de mil años, va a haber muerte, porque todavía no ha sido vencida, y va a haber diablo, sólo que amarrado, y va a haber vara de hierro, para el gobernado en la tierra. Va a haber una reestructuración gubernamental de todo el mundo, de tal manera que se va a corregir todo lo que el hombre no pudo corregir en la tierra (es una restauración), no hay todavía un reposo final. Ahí vemos que el Señor levanta a los muertos para reinar en el milenio, o sea que Juan vio como ponían los tronos y se sentaban los que iban a juzgar, ya el Señor había venido a la tierra: Apocalipsis 19:11 Y vi el cielo abierto; y he aquí un caballo blanco, y el que estaba sentado sobre él, era llamado Fiel y Verdadero, el cual con justicia juzga y pelea. Ya el Señor había descendido con todo su poder, pero les puso tronos a los doce discípulos y ellos van a gobernar a Israel, y seguramente van a juzgar otros allí, a la par del Señor van a juzgar a toda la tierra que va a ingresar a la última prueba. Apocalipsis 20:2 Y prendió al dragón, aquella serpiente antigua, que es el Diablo y Satanás, y le ató por mil años; Apocalipsis 20:3 Y arrojólo al abismo, y le encerró, y selló sobre él, porque no engañe más a las naciones, hasta que mil años sean cumplidos: y después de esto es necesario que sea desatado un poco de tiempo. La prueba será en donde el Señor va a mostrar a los hombres, que no caen sólo porque el diablo los

DESARROLLO: Apocalipsis 20:6 Bienaventurado y santo el que tiene parte en la primera resurrección; la segunda muerte no tiene potestad en éstos; antes serán sacerdotes de Dios y de Cristo, y reinarán con él mil

1

invita, sino que ahí va a probar que la maldad está en el hombre, ahí va a probar que si le quitan al diablo y no activan los demonios, de todas maneras el hombre necesita vara de hierro. Porque la contextura humana, está contaminada de tal manera que tiende a rebelarse; es por eso que insistimos tanto, en que lo más importante es tratar el alma rebelde, tratar el alma endurecida, tratar el alma llena de áreas que se consienten, porque no hay una sola persona en todo el ambiente, que respire aire, que no tenga áreas que rendir, porque todos tenemos áreas que rendir. Yo me quedé asombrado al hacer cuentas del tiempo, porque el Señor se tardó en hacer el mundo seis días, y todavía se tomó su día de reposo; y dijo que todo era bueno, y resultó otra vez la subversión del alma humana. El Señor había condenado a los caídos de antes de Adán, los eliminó el Señor, y no les dio ninguna esperanza, los tenía marginados. Y ahora inaugura una nueva creación con almas humanas, y éstas resultaron con rebelión también. Y ahí está el alma humana rebelada, y el alma rebelada del hombre, tarda siete mil años en ser restaurada. En seis días hace todo, crea todo, y en siete mil años lo restaura, entonces es más difícil restaurar. Eso sí, lo restaura de tal manera, que vamos a parecer cristos (ungidos) ¿Cómo sería el Señor viviendo hoy? ¿Qué oiría, que miraría, que haría, sin áreas de reserva? Con salud divina, con inteligencia a toda plenitud, al grado superlativo de cada cosa. ¿Cómo viviría el Señor ahora? Es algo inimaginable; pues haga caso (y lo digo con seguridad), que ese Cristo, se ha comprometido a que todo su cuerpo místico, será semejante a El, porque dice que cuando El regrese, será uno entre hermanos: Hebreos 2:11 Porque el que santifica y los que son santificados, de uno son todos: por lo cual no se avergüenza de llamarlos hermanos. Ahí no se va a necesitar ley, no se van a necesitar policías, no se van a necesitar ni puertas, y todos podrán tomar de todo, y siempre habrá. Pero para eso tienen que transformarnos, y por eso levantan los cuerpos de aquellos decapitados de la tribulación, y por eso levanta a los mártires que clamaban: Apocalipsis 6:10 Y clamaban en alta voz diciendo: ¿Hasta cuándo, Señor, santo y verdadero, no juzgas y vengas nuestra sangre de los que moran en la tierra? Apocalipsis 6:11 Y les fueron dadas sendas ropas blancas, y fuéles dicho que reposasen todavía un poco de tiempo, hasta que se completaran sus consiervos y sus hermanos, que también habían de ser muertos como ellos. O sea que hay un descanso previo, aún de los muertos, y van a entrar al verdadero descanso en el milenio, luego en el reino eterno, y van a levantar esos cuerpos con esas almas, y van a entrar al reino milenial a gobernar por mil años, y en ese milenio restaurará todo. Hechos 3:21 Al cual de cierto es menester que el cielo tenga hasta los tiempos de la restauración de todas las cosas, que habló Dios por boca de sus santos profetas que han sido desde el siglo. También dice que el Cielo lo retiene como rey, hasta que todo sea restaurado, porque el Padre no quiere que Cristo venga a gobernar o a reinar con sublevados. Me quiero traer una figura monumental, la figura de David: David es Cristo restaurándolo todo, por eso se le asemejaba tanto al Señor, y por eso alababa con tanta libertad al Padre, y era conforme al corazón de Dios el rey. Sin embargo, no tenía paz en su reino, y tenía una

espada, e hizo el reino a sangre. David vencía a los gigantes, David hacía la obra de sangre, hasta que doblegó a todos los enemigos de Israel, y entregó el reino a Salomón. Por eso el reino milenial está dentro del reinado de David, y por eso en el reino milenial habrá que vencer enemigos que retarán al más grande de todos: Nuestro Señor Jesucristo, y nosotros vendremos detrás de El, y ahí estará la esposa. En Apocalipsis 19:13 Y estaba vestido de una ropa teñida en sangre: y su nombre es llamado EL VERBO DE DIOS. Apocalipsis 19:14 Y los ejércitos que están en el cielo le seguían en caballos blancos, vestidos de lino finísimo, blanco y limpio. Dice que viene con todos los suyos y trae a los que han de gobernar el universo en su verdadera contextura, en su posición, en su estructura eterna inmortal; y los trae a todos, para venir a la tierra, al monte de Sión. En el monte de Sión nos vamos a juntar todos los heredados, y nos vamos a ver; y allí van a estar los del reino, y nos van a ver a nosotros, porque ellos son de última hora que están recibiendo al Mesías. En cambio nosotros tenemos tanto tiempo de saber quien es el Mesías, pero a ellos el Señor no les ha declarado ese misterio, los tiene todavía bajo ceguera; entonces no nos conocen a nosotros, y creen que nosotros somos un montón de herejes, porque el judío ahora cegado, cree que la Iglesia es basura. 2 Corintios 4:4 En los cuales el dios de este siglo cegó los entendimientos de los incrédulos, para que no les resplandezca la lumbre del evangelio de la gloria de Cristo, el cual es la imagen de Dios. Así veían a Séfora, la esposa gentil de Moisés, que tipifica a la Iglesia extraída del mundo; y la veían como cualquier cosa y hasta leprosa se volvió María la hermana de Moisés, por estar murmurando contra Séfora. Pues cuando nos reunamos en el monte de Sión, en los albores ya del reino, Israel va a decir: Cantares 3:6 ¿Quién es ésta que sube del desierto como columnita de humo, Sahumada de mirra y de incienso, Y de todos polvos aromáticos? Y allí vamos a estar nosotros alabando con todas nuestras fuerzas al Señor; y va a decir el Señor: (Parafraseando): "Estos son los que me nacieron en el tiempo que ustedes me despreciaron, estos son mis otros hijos, estos son los que sin ver creyeron; estos son la esposa del Cordero". Pero para eso nos tienen que quitar toda la suciedad, nos tiene que lavar, estropajear, cepillar, nos tiene que dejar planchaditos, porque no nos puede presentar así como estamos ahora. Por eso lo primero que va a hacer el Señor, es levantar a todos sus muertos, de entre los muertos; los va a levantar en sus turnos, los va a levantar en sus momentos de rango; porque así dice: 1 Corintios 15:23 Mas cada uno en su orden: Cristo las primicias; luego los que son de Cristo, en su venida. Serán todos levantados (refiriéndose a los salvos), pero cada uno en su turno. En las versiones nuevas dice: "Cada uno en su turno"; y también dice y es verdad: "Cada uno en su rango". Porque unos van a ser para ir más arriba, otros son para ir más abajo, otros más bajo, y otros bien abajo. Y el Señor mismo va a hacer rangos al revés con los perdidos, y va a hundir más a los de más alto rango satánico; o sea que hay grados en el infierno, como hay grados en el cielo. En el cielo es fácil probarlo; en el cielo dice claramente, que cada uno va a estar en su lugar, según sus obras de galardón, y dice claramente: Dos abajo, y dos arriba, tres abajo y tres arriba, parecido a lo que trabajamos acá; estamos hablando de galardonamiento, no estoy hablando de

2

salvación, porque la salvación no es por pedacitos. Mateo 11:23 Y tú, Capernaum, que eres levantada hasta el cielo, hasta los infiernos serás abajada; porque si en los de Sodoma fueran hechas las maravillas que han sido hechas en ti, hubieran quedado hasta el día de hoy. Mateo 11:24 Por tanto os digo, que a la tierra de los de Sodoma será más tolerable el castigo en el día del juicio, que a ti. Lucas 10:12 Y os digo que los de Sodoma tendrán más remisión aquel día, que aquella ciudad. Lucas 10:13 ¡Ay de ti, Corazín! ¡Ay de ti, Bethsaida! que si en Tiro y en Sidón hubieran sido hechas las maravillas que se han hecho en vosotras, ya días ha que, sentados en cilicio y ceniza, se habrían arrepentido. Lucas 10:14 Por tanto, Tiro y Sidón tendrán más remisión que vosotras en el juicio. Allá en el infierno dice: Más tolerable será el castigo que a los de Sodoma, que a los de Corazín y Betsaida; y dice será más tolerable el castigo a los de Nínive, que a los tales otros, o sea que hay grados. Esto es serio, es una cosa tremenda, pero dibuja que grados hay. En los capítulos de Apocalipsis antes del 20, cae el enemigo: El anticristo, cae el falso profeta, y caen todos los que tienen que caer: Apocalipsis 20:1 Y vi un ángel descender del cielo, que tenía la llave del abismo, y una grande cadena en su mano. Apocalipsis 20:2 Y prendió al dragón, aquella serpiente antigua, que es el Diablo y Satanás, y le ató por mil años; El diablo se tambalea, y lo coge un ángel cuando va a entrarse al reino del Hijo, y lo amarra, y lo lanza al abismo, y deja en paz la tierra. Y aquella tierra en paz relativa, la gobierna el Señor para que saque el hombre todo lo que tiene que ser sacado. Eso es en el reino del Hijo, pero nosotros ya estamos en el reino del amado Hijo, entonces ahora tenemos que sacar todo lo que no sirve; a ellos les va a tocar sacarlo allá, y les va a tocar rendirse allá, como en la tribulación, que les va a tocar a muchos rendirse, rindiendo su vida, y les va a tocar a muchos consagrarse, bajo el fuego del anticristo y del falso profeta; pero a nosotros nos toca ahora, hoy. Y no como unas personas que dicen que se van a consagrar en la tribulación. Entonces amados hermanos, el Señor quiere que sus santos se consagren, porque dice en la Escritura que el que desprecia esto, no desprecia palabra humana, sino desprecia a Dios: Marcos 8:38 Porque el que se avergonzare de mí y de mis palabras en esta generación adulterina y pecadora, el Hijo del hombre se avergonzará también de él, cuando vendrá en la gloria de su Padre con los santos ángeles: Así que cualquiera que quiera vivir su propia vida, que la viva y que la pruebe, pero lo van a pasar a que la viva más, en la tribulación. El Señor trata la suciedad, y la basura de nuestro ser (estoy hablando de cristianos); porque acordémonos que la ciudad de Jerusalén es tipo de la ciudad de Dios, sin embargo, tiene una puerta llamada puerta de la basura, eso quiere decir que solo la ciudad celeste, la nueva Jerusalén, no tiene puerta de la basura. Pero la puerta de la basura, es para estar sacando diariamente al torrente del Cedrón, todo lo que es inservible, y cuanta cosa inservible nos entra por los sentidos, sobre todo cuando nosotros lo provocamos y entra suciedad, y entra tanta cosa. Entonces el Señor tiene que barrer todo eso, antes de entrar al reino eterno, porque no puede entrar allí nada inmundo; y el Señor va a tomar esa tarea, y la está tomando ahora. Por eso, cuando Moisés va a Egipto (que es tipo de Cristo), y lleva a Séfora (que es

tipo de la Novia que se casa), la limpia en la posada, no la limpia en Egipto, no la consagra en Egipto, no la consagra bajo los juicios de la tribulación de Egipto, sino la consagra en el camino, porque le tiene que acompañar. Y la lava con su sangre, y va con la esposa, blanca, pura, vestida de lino fino, porque es ahora cuando la está limpiando. Exodo 4:24 Y aconteció en el camino, que en una posada le salió al encuentro Jehová, y quiso matarlo. Exodo 4:25 Entonces Séphora cogió un afilado pedernal, y cortó el prepucio de su hijo, y echólo a sus pies, diciendo: A la verdad tú me eres un esposo de sangre. Exodo 4:26 Así le dejó luego ir. Y ella dijo: Esposo de sangre, a causa de la circuncisión. Entonces hablemos de la preparación para entrar en el reino del Hijo: Nosotros vamos a ir ya puros, justificados, a la par del Señor como Séfora (salvados) Y tenemos que ir como gersonitas, porque Gerson es el hijo primogénito de Moisés, y lo purifican circuncidándolo, porque se llama el que es peregrino y pasajero. O sea que Gerson, se fue fuera de Egipto como pasajero (peregrino), pero no fue a vivir a Egipto. Igual nosotros, no hemos sido preparados para vivir en el mundo, porque si nosotros nos vamos al mundo, el mundo para nosotros se volverá un imposible, se volverá una pocilga entera. Porque Gerson fue circuncidado para que el pacto le alcanzara, para que el pacto de Abraham lo tomara. Y el pacto de Abraham lo escapó de los juicios en Egipto (no lo escapó en los juicios de Egipto, sino de los juicios)

3

LA HERENCIA REPARTIDA 31/07/88 INTRODUCCIÓN: Hoy vamos hablar de algo bien futuro, pero que eminentemente va a venir, porque está establecido que los hombres mueran, y después vendrá el Juicio, y no habrá quien escape a juicio, sea en el tribunal de Cristo, sea en el juzgamiento de los hijos del reino, sea los que van a entrar a la eternidad, y los que van a ser eliminados, no importa quiénes, y no importa de que hayan muerto, está establecido que mueran, y después serán juzgados: Hebreos 9:27 Y de la manera que está establecido a los hombres que mueran una vez, y después el juicio. No vamos a hablar del Juicio, pero vamos hablar de la restauración de todo, atravesando ese tribunal; y quiero decirles que el Señor levantará a todos los muertos absolutamente, para el juzgamiento, pero también dejará vivos, así que va a haber gente que nunca conoció la muerte, y es un misterio revelado por el apóstol Pablo: 1 Corintios 15:51 He aquí, os digo un misterio: Todos ciertamente no dormiremos, mas todos seremos transformados. "No todos van a morir". Y desde los días de Cristo se dijo: Marcos 9:1 También les dijo: De cierto os digo que hay algunos de los que están aquí, que no gustarán la muerte hasta que hayan visto el reino de Dios que viene con potencia. O sea que habrá quienes verán el reino venir con poder, sin ver muerte. Notemos eso, y vamos a ver los rangos de todos los salvos, porque a unos les dice: "Me comprometo a resucitarlos en el día postrero" (esos estarán muertos), y a otros les dice: "Ustedes no verán muerte jamás" (esos son los que no van a morir)

son herederos, son desheredados. En esa base, nosotros vemos que el Señor tendrá tiempos de restaurarlo todo (y ya lo estamos viviendo); por supuesto, que el Señor Jesucristo, será el autor de esa restauración, mediante la operación del Espíritu Santo, y mediante el respaldo del Padre. 1 Corintios 15:21 Porque por cuanto la muerte entró por un hombre, también por un hombre la resurrección de los muertos. 1 Corintios 15:22: Porque así como en Adam todos mueren, así también en Cristo todos serán vivificados. 1 Corintios 15:23 Mas cada uno en su orden: Cristo las primicias; luego los que son de Cristo, en su venida. Vendrán todos los hijos de Sión (todos los salvos), en sus turnos, o sea, unos antes, otros después; otros después todavía, pero eso sí, nadie se quedará en la tumba, no importa que esté desintegrado, no importa que lo hayan hecho cenizas, así que se levantarán en sus respectivos turnos, porque van a ser heredados, claro, ya para ese entonces, conquistó el Señor el reino, ya conquistó la tierra, y el anticristo ya está en manos de El; ya ha doblegado a todos los enemigos, ya tiene a la muerte, ya tiene las llaves del infierno, y de las mansiones de los muertos en sus manos. Entonces lo que falta es redención del cuerpo, porque los cuerpos de los redimidos estarán desintegrados en la mayoría, y en las tumbas. Entonces ahora es restauración de cuerpos. Se supone que lo primero que restauró (para que haya salvos), fue el espíritu; entonces se apoderó del espíritu, porque el Espíritu de Jesús, el Espíritu de Cristo, se hace uno con el espíritu del hombre para salvarlo, y ya está redimido el espíritu. Pero el espíritu no es solo, entonces tiene que haber una toma de posesión del alma, y eso se va a llevar el tiempo que viva cada uno de los salvos, porque en unos es más rápido, y en otros más despacio, para entregar nuestra alma a redención. Y nuestra alma va a ser justificada, porque si no hay justificación en el espíritu, no hay salvación. Cristo llega, se hace un espíritu con nosotros, le da vida, y ya el espíritu está justificado. Pero no puede estar justificada el alma (justificada de pecado), porque todavía hay pecado. Entonces como ya se acerca la redención total, nos va a pedir que le entreguemos el alma (esa es la ministración del alma); eso es progresivo, eso es gradual, eso va de acuerdo a la consagración y santificación. Y cuando llegue el momento de la redención del cuerpo (porque el cuerpo está allí corruptible), entonces va a haber una inundación del espíritu redimido, y del alma redimida, y entonces invade el cuerpo, y el cuerpo tiene que ser glorificado, o transformado. Si es vivo, no va a ver muerte y se transforma, porque fue justificado ya en espíritu y alma, y tiene que ser justificado en el cuerpo. Cristo fue así, el Espíritu dio testimonio, levantando su espíritu, levantando su alma y levantando su cuerpo de la muerte, pero como va a haber un sector de los redimidos de todos los tiempos que no van a ver muerte, los tienen que transformar, para enfrentar la eternidad. Quiere decir que muchos de ellos, que todavía están vivos, pero que todavía no están glorificados, serán glorificados por transformación. No sé cuántos irán a ser, pero ya podemos contar a Enoc y a Elías, y a saber cuántos más, porque en el arrebatamiento de la novia, van a haber muchos levantados, transformados sin

DESARROLLO: Apocalipsis 21:5 Y el que estaba sentado en el trono dijo: He aquí, yo hago nuevas todas las cosas. Y me dijo: Escribe; porque estas palabras son fieles y verdaderas. Nuevo, no es nueva creación, en el sentido neto, es restauración, o sea nuevo de nuevos, hago de nuevo lo que está viejo; no es una nueva creación, en el sentido absoluto, porque entonces tendría que ser otra creación ya de otra era. Esto es restaurar totalmente lo que estaba sin restauración, o lo que se estaba restaurando. Vamos a leer también en Hechos 3:20 Y enviará a Jesucristo, que os fue antes anunciado: Hechos 3:21 Al cual de cierto es menester que el cielo tenga hasta los tiempos de la restauración de todas las cosas, que habló Dios por boca de sus santos profetas que han sido desde el siglo. El cielo ha de retener a nuestro Señor Jesucristo, hasta los tiempos de restauración, en que todo será restaurado. Digamos que cuando el Señor Jesús aparece en la visión apocalíptica, recibiendo el rollo del libro, está recibiendo el testamento que le garantiza la herencia a compartir, y El la va a compartir con los suyos, pero resulta que los suyos a esas alturas (una gran mayoría) están muertos y los va a resucitar. Otros estarán vivos y los va a transformar, otros serán enemigos, y los va a levantar de todas maneras para eliminarlos, porque no

1

morir; entonces a saber cuantos van a ser, pero van a ser cambiados de todo. Porque estarán con carne y con sangre a esas alturas, si están vivos, y si están muertos, pues murieron con carne y sangre, aunque ya no haya restos. Entonces el Señor lo que va a hacer, es levantar a sus muertos, preparados con carne y huesos; muertos que se van a levantar sin sangre, esa es la resurrección de los muertos en Cristo. Y luego viene la transformación de los vivos que tendrán sangre, y esa transformación permitirá el traslado a la otra dimensión. Es el mismo proceso que siguió el Señor, porque antes de la cruz, era de carne y sangre, y al salir de la tumba vencedor, victorioso, era de otra dimensión, carne y huesos, sin sangre: Juan 20:27 Luego dice á Tomás: Mete tu dedo aquí, y ve mis manos: y alarga acá tu mano, y métela en mi costado: y no seas incrédulo, sino fiel.

TRIBUNALES: Romanos 14:10 Mas tú ¿por qué juzgas a tu hermano? ó tú también, ¿por qué menosprecias a tu hermano? porque todos hemos de estar ante el tribunal de Cristo. Todo ésto nos va a llevar a la herencia, porque es una herencia eterna, es una herencia que no termina, entonces esa transformación, según los rangos, va a permitir llevarnos a tribunales; a lo menos ahí está el tribunal de Cristo para la Iglesia. Ahí está el tribunal donde hay tronos para juzgar a los del reino: Apocalipsis 20:4 Y vi tronos, y se sentaron sobre ellos, y les fue dado juicio; y vi las almas de los degollados por el testimonio de Jesús, y por la palabra de Dios, y que no habían adorado la bestia, ni á su imagen, y que no recibieron la señal en sus frentes, ni en sus manos, y vivieron y reinaron con Cristo mil años. Y luego el gran trono, para juzgar a los infieles y a los impíos pecadores: Apocalipsis 20:11 Y vi un gran trono blanco y al que estaba sentado sobre él, de delante del cual huyó la tierra y el cielo; y no fue hallado el lugar de ellos. Y eso será de acuerdo a la luz que tuvieron cada uno en sus rangos, porque sabemos que ha habido pactos, convenios, tratos especiales, y Dios tiene todo anotado; entonces tendrá que examinarlos de acuerdo a la luz que tuvieron, porque no le va a demandar lo mismo al de un rango que a otro de otro rango, por eso los va a enfrentar a distintos tribunales. El tribunal de Cristo para la Iglesia es un tribunal de obras para galardonamientos, porque ya los de la Iglesia fueron juzgados en la cruz. Ahora para los otros, es una colocación especial, para Eternidad también unos para el reino (mil años de gobierno restaurador), y luego todos los que entraremos a la eternidad en distintas posiciones. Santiago 5:7 Pues, hermanos, tened paciencia hasta la venida del Señor. Mirad cómo el labrador espera el precioso fruto de la tierra, aguardando con paciencia, hasta que reciba la lluvia temprana y tardía. El Señor primero, va a operar para que ésto suceda, dando lluvia de Espíritu, porque nosotros

sabemos que si el Espíritu Santo no aplica en nosotros la vida de Cristo, nosotros no podemos realizar nada, no podemos ser agradables a Dios, porque andaríamos en la carne, estaríamos en función de carne, y eso desagrada a Dios, y no nos podría hacer herederos. Entonces viene la lluvia primera del Espíritu, y esa lluvia es la que va a preparar lo primero que va a tomar el Señor, para herencia, que son las primicias de Cristo, esa lluvia se llama: "lluvia primera". En la lluvia primera, el Espíritu Santo vendrá a preparar a los que van a enfrentar los problemas del principio de dolores; diríamos que sería ahora, que el Señor ya empezó a preparar gente de todo color, de todo tamaño, de toda latitud, preparándolos para enfrentar a los poderes espirituales, que están luchando ahora mismo, contra los que el Señor quiere levantar. Y dice la Escritura que eso se extiende hasta más allá de la tierra, porque dice también que ha examinado a las estrellas y no las encontró puras, o sea que no encuentra pureza ni en las estrellas: Job 25:5 He aquí que ni aun la misma luna será resplandeciente, Ni las estrellas son limpias delante de sus ojos. Eso quiere decir, que hay seres que le han fallado a Dios en las estrellas, por eso es que hay seres que fueron gloriosos en un tiempo, que fueron alabados inclusive, por su perfección, que fueron colocados en reinos que no conocemos, y cayeron, pero todavía se les llama glorias, pero son glorias que ahora caídas, son hostiles al hombre y a Dios. Por eso dice que el arcángel Miguel, no se atrevió a decir nada contra esas glorias: Judas 1:9 Pero cuando el arcángel Miguel contendía con el diablo, disputando sobre el cuerpo de Moisés, no se atrevió a usar de juicio de maldición contra él, sino que dijo: El Señor te reprenda. Entonces el Señor le llama gloria al caído y se trataba de Satanás, y Miguel nada mas le dijo: "Que el Señor te reprenda", porque era una gloria caída (pero gloria), o sea que hay glorias caídas y glorias que se han mantenido (o gloriosos), pero hasta en los gloriosos, hay quienes han fallado, y por eso se ve en Apocalipsis 12:7 Y fue hecha una grande batalla en el cielo: Miguel y sus ángeles lidiaban contra el dragón; y lidiaba el dragón y sus ángeles. Están combatiendo y vemos como Miguel combate contra esa que fue gloria y lo derriba de los aires, y los ángeles que sigan a esa que fue gloria, caen sobre la tierra. O sea que esas glorias, no son sencillamente ángeles nada mas, sino jerarquías sobre ángeles, que de alguna manera nosotros tenemos noticias de ellos, por la Palabra, pero no a fondo. Pero el Señor va a recoger esas glorias también y las va a juzgar, y la prueba es que va a ser juzgado Satanás y los ángeles caídos. Hebreos 2:6 Testificó empero uno en cierto lugar, diciendo: ¿Qué es el hombre, que te acuerdas de él? ¿O el hijo del hombre, que le visitas? Hebreos 2:7 Tú le hiciste un poco menor que los ángeles, coronástele de gloria y de honra, Y pusístele sobre las obras de tus manos; Hebreos 2:10 Porque convenía que aquel por cuya causa son todas las cosas, y por el cual todas las cosas subsisten, habiendo de llevar a la gloria a muchos hijos, hiciese consumado por aflicciones al autor de la salud de ellos. Y también, aparte de las glorias, serán los gloriosos, los que El levantará como primicias después de cristo, y ese levantar de esa gente, será preparado

2

por una lluvia intensa del Espíritu, que se llama la lluvia primera. Por eso ahora el hombre de Dios, el cristiano, debiera estar personalmente interesado en que le caiga la lluvia primera, preparándose para ser levantado de los primeros para recibir la herencia, porque es el vencedor el que heredará todo. Y esa Lluvia empapará de tal manera, que hará que haya más que vencedores, en una época que ya estamos casi viviendo de apretura, de persecuciones, de incomprensión, de desadaptación, en que esa lluvia primera, hará que enloquezcan: "Del vino celestial" los que empape esa lluvia. Y claro, el mundo los va a ver a ellos extraños; por eso los más que vencedores que se van a ir al primer encuentro con el Señor, no va a ser gente sobria, normal y corriente, sino van a ser locos del Espíritu. Ahora, si usted quiere ser cuerdo, no va a poder estar allí, si usted quiere ser sobrio, no va a estar allí, porque ellos van a ser locos del Espíritu, y una muestra la tenemos en el día del Pentecostés, en la primera reunión de la Iglesia en el aposento alto: Hechos 2:12 Y estaban todos atónitos y perplejos, diciendo los unos a los otros: ¿Qué quiere ser esto? Hechos 2:13 Mas otros burlándose, decían: Que están llenos de mosto. Hechos 2:14 Entonces Pedro, poniéndose en pie con los once, alzó su voz, y hablóles diciendo: Varones Judíos, y todos los que habitáis en Jerusalem, esto os sea notorio, y oíd mis palabras. Hechos 2:15 Porque éstos no están borrachos, como vosotros pensáis, siendo la hora tercia del día; Hechos 2:16 Mas esto es lo que fue dicho por el profeta Joel. Pero ahora se va a repetir a grado mayor, va a haber una reunión de los empapados de esa lluvia (no van a ser muchos), porque no va a ser un avivamiento global, mundial, sino va a ser lluvia dirigida, como si dijéramos a grandes ministerios, a grandes líderes, a grandes personajes, que al consagrarse, el Señor los quiere preparar, para que en un grado de exaltación máxima, puedan enfrentar los poderes espirituales hostiles. Las glorias de Satanás vendrán a ser frente a eso, planes diabólicos totalmente respaldados por poderes que se van a ver, y van a avalar el error. Y así como Satanás va a preparar a todas sus glorias, el Señor preparará a sus gloriosos, porque el diablo copia eso. Y cuando vea que el Señor estará preparando a sus gloriosos (todavía antes que la novia), entonces el diablo preparará a sus gloriosos. Y nosotros sabemos que el Señor tiene gloriosos repartidos en todo el universo, y los traerá. Así también el diablo tiene a sus aliados y los traerá, y el mundo los verá, porque el mundo va a ver un enfrentamiento de poderes gloriosos (y no estoy hablando todavía de la Iglesia), va a haber una batalla, y por eso los espíritus de Dios (los vencedores), son los primeros que tienen que ser del Señor. Y esa escena va a culminar en la aparición del Señor, para levantar a sus muertos (que van a ser glorificados y vistos por los gloriosos), y transformar a sus vivos, que son la novia, que es lo primero. Porque notemos que entre el imperio de la muerte, en donde Cristo entró también y resucitó, lo primero que presentaron fue una espiga, y ese es Cristo (la primera espiga), levantada de la muerte. Pero luego presentarán un manojo de espigas, esos son los muertos del Señor, que son las primicias de El, y al presentar a esos muertos, también se presentará a los vivos transformados (gloriosos ya), y seguirá la batalla del

Espíritu, pero la tremenda lluvia primera estará cayendo. Se estará dando de beber del vino de última hora, pero que se va a dar antes a unos, para darse después a todos (se anticipará), y va a haber borracheras espirituales, y van a haber exaltaciones a tal grado, que el enemigo se va a enfrentar con sus ángeles caídos y con los demonios, tirándolos a la batalla. Se va a enfrentar con seres que ya no van a parecer humanos, sino van a estar llenos del Espíritu de Dios, llenos de poder. Ahora ellos van a ser levantados porque va a empezar la otra batalla, que es la batalla del Espíritu, y al culminar esa batalla del Espíritu, el Señor levanta a su gente escogida vencedora, o más que vencedora, y la recoge en los aires. Y esa es la lluvia primera. Y empieza la otra batalla, pero para esta otra batalla, que es de humanos (del pueblo de Dios), de Sión entrando a la tribulación, enfrentando a las dos bestias; para que esa batalla tenga éxito para Dios, tiene que haber otra lluvia, porque va a haber después la cosecha, y esta es la lluvia temprana, porque el Espíritu Santo va a empezar a caer sobre los que se quedaron a la tribulación, pero son marcados para el Señor. Entonces el Espíritu Santo va a venir en auxilio de ellos, y va a estar haciéndolos vencedores, aunque la mayoría de ellos van a morir. Pero van a vencer y van a ser resucitados también, para llevarlos a los tronos que están en Apocalipsis 20:4 Y vi tronos, y se sentaron sobre ellos, y les fue dado juicio; y vi las almas de los degollados por el testimonio de Jesús, y por la palabra de Dios, y que no habían adorado la bestia, ni a su imagen, y que no recibieron la señal en sus frentes, ni en sus manos, y vivieron y reinaron con Cristo mil años. Pero todavía faltan otros salvos que van a ser recogidos para el reino, y ese levantamiento de esos otros salvos, va a ser precedido por la lluvia tardía (otra vez el Espíritu Santo), para que ya no haya más lluvia, y todos los hijos de Sión al final reunidos en torno al descendimiento del Señor, desde el cielo: Apocalipsis 19:11 Y vi el cielo abierto; y he aquí un caballo blanco, y el que estaba sentado sobre él, era llamado Fiel y Verdadero, el cual con justicia juzga y pelea. Y ahí está ya toda la gente que va a heredar, solo que unos van a heredar como novia, otros van a heredar como hijos del reino, otros van a heredar como gloriosos, otros van a heredar como siervos, otros van a heredar de mil maneras. Unos de Israel, otros de la gentilidad, otros entre la gentilidad de las naciones, cada uno en su rango. Pero todos serán hijos de Sión, hijos del reino de Dios, y todos estarán bajo la lluvia del Espíritu Santo, porque nadie que no nazca de agua y del Espíritu, entra en el reino de Dios. O sea que al final, el Espíritu de Dios, estará en todos, pero guardando los rangos. Por eso, es acá, donde nosotros debemos entender que es lo que el Señor quiere, y por eso hay tiempos de restauración, tiempos de restaurar la Iglesia, restaurar a los que están enfriados, restaurar a los del reino, restaurar la tierra, restaurar a los muertos, restaurar espíritus, restaurar almas, restaurar cuerpos, todo tiene que ser restaurado, la tierra va a ser restaurada, y los cielos restaurados: 2Pedro 3:13 Bien que esperamos cielos nuevos y tierra nueva, según sus promesas, en los cuales mora la justicia. No va a caber ninguno que no sea restaurado. Entonces por eso, levantan a los

3

restaurados de cualquier manera que sea, al tribunal de Cristo, o a los tronos del Capítulo 20:4 de Apocalipsis, porque los demás perdidos, sin esperanza, que no encontraron salvación en la sangre de Cristo, porque la rechazaron, serán llevados al trono blanco, al final del milenio: Apocalipsis 20:11 Y vi un gran trono blanco y al que estaba sentado sobre él, de delante del cual huyó la tierra y el cielo; y no fue hallado el lugar de ellos. Apocalipsis 20:12 Y vi los muertos, grandes y pequeños, que estaban delante de Dios; y los libros fueron abiertos: y otro libro fue abierto, el cual es de la vida: y fueron juzgados los muertos por las cosas que estaban escritas en los libros, según sus obras. Porque para heredar el reino eterno, tiene que ser eliminada toda la gente pecadora, porque todo el problema fue que se le llenó el mundo al Señor, por contaminación, por envidia de Satanás, por caída del hombre, se le llenó de pecadores. Y entonces toda la tarea en sus rangos y en sus turnos, es darle su respectivo lugar a cada uno, según la batalla, según los convenios, según los pactos, según los tratos que tuvo, y según la luz conque fue alumbrado; porque no va a ser juzgado lo mismo, uno de los días de Noé, o de los días de Sodoma, o de los días de los reyes de Israel, con los de hoy. Veamos un ejemplo: Mateo 11:21 ¡Ay de ti, Corazín! ¡Ay de ti, Bethsaida! porque si en Tiro y en Sidón fueran hechas las maravillas que han sido hechas en vosotras, en otro tiempo se hubieran arrepentido en saco y en ceniza. Mateo 11:22 Por tanto os digo, que a Tiro y a Sidón será más tolerable el castigo en el día del juicio, que a vosotras. El Hijo de Dios la visitó, hizo milagros, hizo maravillas (tiempos de la visitación de Cristo), y no quisieron al Señor, a pesar que le dieron la oportunidad hasta el cielo, y hasta los infiernos fue bajada: Mateo 11:23 Y tú, Capernaum, que eres levantada hasta el cielo, hasta los infiernos serás abajada; porque si en los de Sodoma fueran hechas las maravillas que han sido hechas en ti, hubieran quedado hasta el día de hoy. Entonces hay juicios mayores para unos, por oportunidades mayores, juicios menos a otros, por oportunidades menores. Dice también: Mateo 12:42 La reina del Austro se levantará en el juicio con esta generación, y la condenará; porque vino de los fines de la tierra para oír la sabiduría de Salomón: y he aquí más que Salomón en este lugar. O sea que hubo luz para esa generación de otra cantidad, de otro tamaño, y hubo luz para éstos de otra clase; por eso, es que van a haber distintos rangos. Por eso no nos metamos a juzgar cómo trató Dios, por ejemplo con Salomón, o con David, porque eran de otros rangos, de otros tratos. Por eso no podemos hacer todo lo que ellos hicieron, a él lo van a juzgar de acuerdo a su luz, y a su trato, y a su pacto, y a usted y a mí nos van a juzgar de acuerdo al nuevo pacto; por eso dice: Romanos 2:16 En el día que juzgará el Señor lo encubierto de los hombres, conforme a mi evangelio, por Jesucristo. Pero cuando Pablo habla aquí, está hablando de rangos, de posiciones, aún dentro del mismo evangelio. Por eso, notemos que todo el pueblo que va a salir a recibir la herencia, sean muertos, o sean vivos, pero todos transformados, estaremos recibiendo la parte que nos corresponde; justamente es el Josué, que llega al

final de las batallas de la tierra prometida (ese es Jesús), es comparable. Cuando el Señor está recibiendo el rollo, así va a ser el Señor al final, va a venir el grupo de rango, y le dan su herencia; y ya viene el otro grupo y también le dan su herencia, y los que trabajaron al 30%, al 60%; y al 100%; recibirán según sus obras. Por eso es que a veces se hace énfasis que no hay necesidad de obras, de que las obras son como que el Evangelio se pagara, y hay quienes dicen que no importa como hagas, de todas maneras estás asegurado. Pero distingamos, porque es cierto que no nos van a pedir obras, no nos van a decir: "A ver que hiciste, para ver si te salvamos o no", sino que ya estamos salvados por la Obra de Cristo: Tito: 5 No por obras de justicia que nosotros habíamos hecho, mas por su misericordia nos salvó, por el lavacro de la regeneración, y de la renovación del Espíritu Santo; pero después de la salvación que Cristo regala, van a ver nuestras obras, de acuerdo a los convenios con Dios, para colocarnos en la herencia, para darnos la herencia eterna. Por eso dijo alguien: "Si nosotros supiéramos lo que vale acá, y luego allá, lo que hagamos, haríamos más acá, para tener más allá". Pero muchas veces creemos que estamos laborando sólo para acá, y cuando está alguien haciendo una cosa muy humilde y sencilla en la Iglesia, cree que lo está haciendo para Dios o para el hombre, pero si lo está haciendo para Dios es un gran privilegio, pero si lo está haciendo para el hombre, ese no es ningún privilegio, sea en lo grande o en lo pequeño. Quiere decir que el Señor sí te está mirando para ver que haces, como lo haces, por qué lo haces, dónde lo haces, porque en este tiempo de: "restauración de todas las cosas"; El Señor descenderá y habrá clasificado a toda su gente, sean vivos o sean muertos. Y es por eso, que ahora el Señor nos está pidiendo que nos entreguemos totalmente. Entonces para que podamos anhelar a no ver muerte, ahora en este tiempo, tiene que haberle dado testimonio el Espíritu Santo antes del final, que nosotros agradamos a Dios. O sea, que nos justificó de pecado, nuestra alma. Nos va a ver como está nuestra alma, porque el espíritu ya es de El. Pero nos va a ver si nuestra alma está entregada, limpia, no escondiendo pecados, consagrada, y esa consagración, le va a permitir al alma, que le justifiquen de pecado: Romanos 6:6 Sabiendo esto, que nuestro viejo hombre juntamente fue crucificado con él, para que el cuerpo del pecado sea deshecho, a fin de que no sirvamos más al pecado. Romanos 6:7 Porque el que es muerto, justificado es del pecado. Leamos el capítulo 6 de Romanos completo, porque ahí vamos a ver que dice que si nosotros morimos en nuestra alma para el mundo, vamos a resucitar para vida nueva, y somos justificados de pecado; y los que no mueren, no están justificados de pecado en el alma, o sea que el alma, guarda áreas que no pueden heredar el reino; entonces tienen que trabajarlas todavía, tienen que seguir adelante, porque es respecto a la herencia, no respecto a la salvación, porque la salvación está garantizada por la sangre de Cristo. Pero respecto a la herencia, el que heredará todas las cosas es el vencedor. Entonces cuando el mundo haya sido restaurado en el milenio (mil años de restauración final), ahí serán sacados todos los que van a oponerse de último a los planes divinos; porque Dios va a permitir que toda su

4

familia (en donde vamos a estar todos, totalmente), no pensemos en novia, en Iglesia, en Israel, no pensemos más que en sólo los santos (todos los santos); cuando el Hijo se va a preparar ese reino, sujetarlo al Padre, y va a entregar a toda la familia, entonces van a estar en la ciudad santa, en la Jerusalén, en el campamento de los santos. Entonces Dios va a colocar todo: Apocalipsis 20:9 Y subieron sobre la anchura de la tierra, y circundaron el campo de los santos, y la ciudad amada: y de Dios descendió fuego del cielo, y los devoró. Ahí es donde se va a concentrar toda la gente salva de Dios, el campamento de los santos y la ciudad amada; ahí vamos a encontrar a los de la novia, a los de la Iglesia, a los del reino, etc., todos estarán allí sin distingos (no queremos decir que se borraron todos los rangos), pero allí va a estar toda la familia, como familia. Inmediatamente Dios va a reunir a toda la familia de los hijos del diablo y sus huestes, entonces no sólo saldrá él de las entrañas de la tierra, sino que Dios va a permitir que el diablo saque a todos sus ejércitos; y bajara ejércitos de los confines del universo, y bajaran a la tierra, y subirán sobre la faz de la tierra, y tratarán de engañar a las naciones otra vez, tratarán de hacer el último intento de apoderarse desesperadamente del mundo; y ahí estarán entonces las dos simientes: simiente de Dios total; simiente satánica total. Los unos rodeando a la simiente de Dios; y en ese momento preciso, dice: Apocalipsis 20:8 Y saldrá para engañar las naciones que están sobre los cuatro ángulos de la tierra, a Gog y a Magog, a fin de congregarlos para la batalla; el número de los cuales es como la arena del mar. Apocalipsis 20:9 Y subieron sobre la anchura de la tierra, y circundaron el campo de los santos, y la ciudad amada: y de Dios descendió fuego del cielo, y los devoró. Y consume a toda la simiente satánica, se acabó la familia de Satanás, se acabaron y no quedó nada. Y ahora el Señor, inmediatamente después de eso, mete a los suyos a la herencia, libres ya de todas aquellas huestes. Antes de la creación del hombre, había un mundo lleno de glorias de Dios, hijos de Dios gloriosos; son las glorias que Dios delegó como potestades, y ellos hicieron mundos, hicieron civilizaciones, y estaban diseminados en todo el universo. Sabemos de la caída de ese mundo de Luzbel, y fueron echados de la tierra; y a saber cuántos cayeron en otras esferas, y a saber cuántos no cayeron en otras esferas (estoy hablando de no humanos todavía, porque el hombre no está todavía) Y cuándo fueron expulsados, porque nosotros sabemos por la Escritura que andaban por los aires, la mayoría de los ángeles, o quizás todos los ángeles que cayeron con Luzbel, fueron encerrados en prisiones eternas. Quiere decir que esos no andan por acá ahora, sino son otros, y esos que se fueron a prisiones eternas allí están todavía; pero ahora vemos a través de la historia Bíblica, que cuando el hombre fue creado invadió la tierra, con permiso de Dios, y también invadió Satanás y los demonios, pero lo que es más tremendo, es que invadieron seres extraños de esas estirpes caídas de antes (glorias), y quisieron corromper la tierra: Génesis 6:1 Y acaeció que, cuando comenzaron los hombres a multiplicarse sobre la faz de la tierra, y les nacieron hijas, Génesis 6:2 Viendo los hijos de Dios que las

hijas de los hombres eran hermosas, tomáronse mujeres, escogiendo entre todas. Génesis 6:3 Y dijo Jehová: No contenderá mi espíritu con el hombre para siempre, porque ciertamente él es carne: mas serán sus días ciento y veinte años. Génesis 6:4 Había gigantes en la tierra en aquellos días, y también después que entraron los hijos de Dios a las hijas de los hombres, y les engendraron hijos: éstos fueron los valientes que desde la antigüedad fueron varones de nombre. Estos quisieron corromper la tierra, hicieron incursiones después en Israel, crearon razas híbridas de gigantes, que eran extrañísimos en la tierra; o sea que el diablo ha intentado asaltar la tierra con sus nuevos caídos. Y por eso vemos en Apocalipsis que Dios empieza a botar potestades estelares (diabólicas) sobre la tierra, y empiezan a caer: uno que parece una montaña, y cae otro que parece una estrella, y empiezan a caer. Y después destapan el pozo del abismo y empiezan a salir de las entrañas de la tierra, invadiendo el mundo para querer apoderarse de los hombres y de la tierra otra vez. Y esa es la batalla final, y los que estén en la tribulación en esos días, mirarán a esos monstruos. Por supuesto, gracias a Dios, que El no permitirá que la tierra caiga en manos de esos seres. Por eso ahora hay mucha propaganda en libros, y hasta vídeo tapes, de invasiones "benéficas" sobre la tierra, de seres fuera del globo; y todo ese es un plan para confundir a los hombres, como que hubiera otra manera de escapar, como que hubiera otro plan substituto del plan de Dios, para salvar a todo este pueblo que va a tener en el campamento y en la ciudad santa. Pero acordémonos que Pablo se paró desde hace dos mil años, y dijo: Gálatas 1:8 Mas aun si nosotros ó un ángel del cielo os anunciare otro evangelio del que os hemos anunciado, sea anatema. Gálatas 1:9 Como antes hemos dicho, también ahora decimos otra vez: Si alguno os anunciare otro evangelio del que habéis recibido, sea anatema. Quiere decir que a través de toda la historia, nosotros sabemos que ángeles caídos, han intentado bajar a enseñar otros evangelios; quizás ellos son los padres de las religiones. Y así como han ayudado a las civilizaciones de la Prehistoria del hombre, así también han metido cizaña, han metido religiones falsas, evangelios falsos, herejías, y la gran operación que están montando ahora, es que no hay necesidad de todo esto de la Biblia, sino que ellos van a venir a salvar. Dicen que el hombre o los seres creados en las estrellas, vendrán a salvar a los hombres en la tierra, y es el embuste más grande y mejor arreglado de toda la historia de la humanidad, porque no podrá salvar el hombre al hombre, sino tiene que venir el Hijo de Dios, nuestro Señor Jesucristo. Pero ahora nosotros tenemos el panorama general, que si invadirán extraños la tierra porque dice en Isaías 13:4 Murmullo de multitud en los montes, como de mucho pueblo; murmullo de ruido de reinos, de gentes reunidas: Jehová de los ejércitos ordena las tropas de la batalla. Isaías 13:5 Vienen de lejana tierra, de lo postrero de los cielos, Jehová y los instrumentos de su furor, para destruir toda la tierra. Van a venir los instrumentos que van a querer destruir la tierra, van a querer invadirla, pero el Señor a su vez, los va a destruir a ellos. Cuando eso haya sucedido, toda la familia de Dios, será llevada a los

5

nuevos cielos, y a la nueva tierra, después del tribunal del juicio final; cuando hayan sido despachados totalmente los pecadores impenitentes al lago de fuego, en donde se consumirán en la muerte eterna, y en donde el Señor a su vez, apartará a todo su pueblo, según sus posiciones y los colocará en el reino que no tiene fin. En donde el Hijo será el Rey Eterno, y estará sujeto únicamente al Padre: 1 Corintios 15:24 Luego el fin; cuando entregará el reino a Dios y al Padre, cuando habrá quitado todo imperio, y toda potencia y potestad.

6

Information

Serie de Estudio El Apocalipsis - Transcripciones de Estudios Impartidos por el Apóstol Dr. Othoniel Rios Paredes

67 pages

Report File (DMCA)

Our content is added by our users. We aim to remove reported files within 1 working day. Please use this link to notify us:

Report this file as copyright or inappropriate

37800


Notice: fwrite(): send of 208 bytes failed with errno=104 Connection reset by peer in /home/readbag.com/web/sphinxapi.php on line 531