Read 10CUARTODEESTUDIO.pdf text version

cuarto de estudio

el fondo importa

Spota: 25 en el paraíso

La mejor obra literaria de Luis Spota transita del periodismo a la realidad política, en años de autoritarismo y censura oficial. Sin embargo, la crítica especializada le ha negado atención debido a su éxito masivo, dice el autor del siguiente ensayo, a 25 años de la muerte del novelista. texto: juan josé rodríguez

veinticinco años de su muerte física, ¿cuál es el lugar de Luis Spota? ¿Es necesario buscarle o darle un sitio a un escritor que, durante varias décadas, fue el autor más conocido y reconocido ante gran parte de la variopinta sociedad mexicana? Su obra, afincada en el periodismo y la realidad política, se sostiene al paso del tiempo y, tal como le sucedió en vida, continúa sin atención de la crítica especializada... Polémica en su momento, admirada y objeto de crítica para propios y extraños, su obra merece una atenta relectura, no necesariamente a partir de la circunstancia cronológica que hoy es inminente: A Spota hay que leerlo cualquier día en cualquiera de los años en los que prevalezca la noción de literatura mexicana. Como todo autor de obra de éxito masivo, sus registros son variados y a veces dispares. No es lo mismo la prosa de Murieron a mitad del río ­en deliberado estilo de reportaje­ que la complejidad de una novela como Las cajas, la

A

ilustración: arturo ruelas

menos mencionada, incluso por sus lectores más fieles, y que, según le contó a Ignacio Trejo Fuentes, la realizó como un tour de force para demostrar que también sabía hacer novelas de estructuras difíciles. Pero Spota, gracias a eso y a pesar de lo mismo, logró consolidarse como un autor que agotaba ediciones masivas y mantenía un grupo cautivo de lectores no sólo fieles, si no también devotos de la mayoría de sus propuestas. El éxito en cualquier lugar es un bono: en México nunca ha dejado de ser motivo de sospecha, reconcomio y suspicacia. Luis Mario Cayetano Spota Saavedra Ruotti Castañares nació en la Ciudad de México el 13 de julio de 1925. Como muchos escritores ­y la mayoría de los hombres comunes de su tiempo­, desempeñó los más diversos oficios en su juventud, los cuales sin lugar a dudas nutrieron los diversos espacios de su obra creativa. Vendía enciclopedias en los tiempos en los que la gente compraba enciclopedias y navajas de rasurar en un tiempo

14 día siete

490

donde todos los baños tenían una chaira junto al espejo para mantenerles el filo. Trabajó como mesero en El Regis. Antes que García Márquez volviera legendarias a las abuelas latinoamericanas, él ya citaba las leyendas que le contaba una nana de origen otomí. Y es en los años cincuenta y sesenta ­época en que García Márquez comienza a vivir en México y Carlos Fuentes publica La región más transparente­ cuando Spota se posiciona como un escritor reconocido por la gente común y da a conocer la que algunos consideran la primera novela urbana de México: Casi el paraíso. En Casi al paraíso (1956) vemos al ya clásico personaje de Ugo Conti, el estafador que se hace pasar por un noble italiano en el marco de la gran sociedad mexicana. Carlos Monsiváis sostiene que está inspirado en Joachim Von Bloch, un reputado homosexual que en Cuernavaca afirmaba ser miembro de la más rancia aristocracia germánica. Un año antes de su muerte, con la continuación de esta historia, Paraíso 25, Luis Spota ganaría el Premio Mazatlán de Literatura, en 1984; Octavio Paz y Fernando del Paso lo obtendrían en las siguientes ediciones inmediatas. El periodista Don Luis Spota se mantuvo básicamente en el periodismo escrito, con audaces incursiones en la narrativa, radio, televisión y cine. Nunca fue del grupo de "Poesía en voz alta" de J. J. Arreola, allá en la Casa del Lago (en el DF), ni se sentó a hablar de la nouveau roman francesa con Juan García Ponce. Mientras otros armaban cofradías en torno a Luis Buñuel o abarrotaban los café cantantes de la Zona Rosa, Spota martillaba una máquina de escribir en salas de redacción espesas por el humo del cigarrillo o el tableteo de los telex con noticias de Praga, Berlín o el sureste de Asia. Tampoco lo imaginemos en las minas de sal del periodismo heroico, sino que fue gran editor, jefe de

16 día siete

490

información y coordinador de suplementos culturales. Spota llegó a monopolizar la primera plana del periódico Excélsior con encabezados a ocho columnas durante 43 días consecutivos, además de publicar diez notas propias un mismo día en dicha primera plana. Durante su gestión como director de La Extra el tiraje se incrementó de 30 mil a 92 mil ejemplares. Su primer trabajo fue como fotógrafo cubriendo un evento del que ganó la exclusiva: el arribo de los primeros refugiados españoles, tema que le interesó el resto de su vida. Su muerte le impidió concluir el texto Los que volvieron, dedicado al exilio peninsular que tanta vida cultural dio a México y que Jaime Labastida intenta concluir, según relató su esposa, la escritora y artista de cine Elda Peralta. Quizás su exclusiva más recordada fue cuando dio a conocer la elusiva personalidad del mítico B. Traven, huidizo personaje cuyas novelas y adaptaciones fílmicas parecieron anticipar el éxito que más tarde alcanzaría el propio Spota. La anécdota de cómo interceptó la correspondencia del representante Hal Croves para ligarla con la del propio autor de The treasure of Sierra Madre forma parte de los grandes momentos del periodismo investigativo de México: revisando el registro migratorio en Acapulco encontró el nombre de Berick Traven Torsvan, a quien localizó en un pequeño restaurante como "Hal Croves", el presunto representante, a quien enfrentaría luego con un cheque de autor hecho a nombre de Traven. "Croves" negó ser el autor de las novelas y luego desapareció misteriosamente. Debemos añadir que el propio Spota, años después y al volverse un novelista consumado, se declaró arrepentido de esa intromisión en la vida personal de un artista. Spota fue un novelista político en los años del autoritarismo y la autocensura. Su serie "La costumbre del poder" enfrenta temas que

hoy son tocados y retocados todos los días, pero que en su momento se comentaban sólo a sotto voce y en los altos círculos del control político. La serie incluye las novelas Retrato hablado, Palabras mayores, Sobre la marcha, El primer día y La víspera del trueno, aunque algunos incluyen La plaza, que en el temprano 1971 tocó el tema del 68. Éxito y defecto Hay autores que acumulan tal caudal de lectores y reediciones cuya popularidad se vuelve defecto. Algunos de esos autores sobreviven y son reevalorados con éxito, como los humoristas españoles Julio Camba y Enrique Jardiel Poncela. Otros, como el colombiano Vargas Vilas, autor de un centenar de libros y un éxito continental, ha sido encasillado por los críticos como un grafómano sólo recordado en una página socarrona de Alfonso Reyes. En lengua inglesa Sommerset Maugham fue popularísimo y algunos como Sinclair Lewis y Pearl S. Buck fueron olvidados a pesar de sus Nobel... Hoy debemos concebir como un episodio oracular el hecho de qué, a la muerte de Luis Spota en 1985, sólo José Emilio Pacheco le dedicara un emotivo homenaje escrito. Hace 25 años, se publicó una esquela con estas frases: "Luis Spota falleció ayer en armonía de Dios, con sus semejantes y consigo mismo, en la fe de la Iglesia Católica, Apostólica y Romana, y con bendición papal. Su esposa, hijas, nietas, yerno y amigos lo participan a Usted". Fiel a si mismo, el propio escritor había redactado su propio obituario con la sencillez de quienes saben que su mayor patrimonio fueron su familia y sus creencias. · Juan José RodRíguez

Mazatlán, 1970. Escritor. Es autor de El gran invento del siglo xx (Joaquín Mortiz), Mi nombre es Casablanca (Mondadori) y La casa de las lobas (Plaza y Janés).

Information

2 pages

Report File (DMCA)

Our content is added by our users. We aim to remove reported files within 1 working day. Please use this link to notify us:

Report this file as copyright or inappropriate

44693


Notice: fwrite(): send of 208 bytes failed with errno=104 Connection reset by peer in /home/readbag.com/web/sphinxapi.php on line 531